Quedan prohibidas las corridas de toros

Adiós a fiesta brava en Cataluña

MADRID - La Cataluña taurina ha pasado a la historia después de que su Parlamento aprobara este miércoles la abolición de las corridas de toros en la región, un adiós a siglos de historia y arraigo en una Comunidad que en otros tiempos fue cuna y referencia mundial de "la Fiesta" de los toros.

Decisión apretada

El parlamento catalán prohibió este miércoles en una apretada votación la prohibición de las corridas de toros en esta próspera región del noreste de España a partir de 2012, en un duro golpe para la tauromaquia en España y una victoria de los defensores de los animales.

Los legisladores catalanes aprobaron este miércoles con 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones la ampliación de la ley catalana de protección de los animales para prohibir las corridas de toros.

El parlamento regional catalán decidió aprobar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), avalada por 180,000 firmas y presentada en julio de 2009 por los opositores a la tauromaquia, convirtiéndose en la segunda región española que prohíbe la Fiesta después que en 1991 ya lo hicieran las islas Canarias.

ya era hora carajo!!

"Escuchen el grito de una sociedad que se replantea sus propias tradiciones", afirmó este miércoles ante los diputados catalanes la portavoz de la plataforma "Prou! (¡Basta! en catalán)", promotora de la ILP, Anna Mulà.

"Ahora es el momento de lanzar un mensaje de compasión y progreso a la humanidad", añadió Mulà en el pleno del Parlamento, en cuyas inmediaciones se habían congregado decenas de manifestantes a favor y en contra de las corridas de toros.
Opiniones encontradas

Los aficionados a la Fiesta pedían "libertad", mientras que los adversarios reclamaban el fin de la "tortura" de los animales.

"Las corridas son un espectáculo de la tortura", afirmó durante su intervención el portavoz del grupo verde Iniciativa Per Catalunya-Els Verds (ICV-EUIA), Francesc Pané.

ICV, junto a los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), ya habían anunciado que votarían a favor de la prohibición de la Fiesta en la región.

Frente a ellos, los legisladores conservadores del Partido Popular (PP) y del partido Ciutadans habían anunciado que votarían en contra de la ILP por lo que la decisión final quedó en manos de los 37 diputados del Partido Socialista de Cataluña (PSC) y de los 45 del nacionalista Convergencia i Unió (CiU).

Tanto el PSC, que junto a ERC y ICV forman el tripartito de gobierno en Cataluña, como CiU habían dado libertad de voto a sus diputados, por lo que la mayoría de los legisladores de CiU votaron a favor de la prohibición y la mayoría de socialistas en contra.

Aunque el PP intentó presentar esta votación como un nuevo enfrentamiento entre Cataluña y el resto de España, el presidente regional catalán, José Montilla, quien votó contra la prohibición, se apresuró a asegurar que "se equivocan" los que quieren usar esta decisión como un "termómetro de las relaciones entre Cataluña y España".

fuente Univision.com