Aca una info de un jugador que dejo la vida por la camiseta de San Lorenzo:
Jacobo Urso nació el 17 de abril de 1899 en Dolores, Provincia de Buenos Aires. Sus padres fueron Jaboco Urso, italiano y Rosa Florio, italiana, tuvo 11 hermanos.


Morir por la camiseta: Jacobo Urso

Se incorporó al Club Atlético San Lorenzo de Almagro en 1914 comenzando en al categoría sexta. Luego paso a la tercera en el año 1915.


Tuvo el honor de integrar el equipo que inauguró el Viejo Gasómetro en el año 1916, y que venció 2 a 1 a Club Estudiantes de La Plata.


Fue el primer jugador de San Lorenzo que fue citado para la Selección Argentina.


El 30 de julio de 1922 en la 13° fecha del torneo organizado por la Asociación Amateurs de Football enfrenta al Club Atlético Estudiantes de Buenos Aires en cancha del Club Palermo. A los diez minutos del segundo tiempo, con el marcado cero a cero, Jacobo Urso fue a disputar una pelota en el medio campo contra dos rivales Comolli y Van Kammenade. Al buscar la pelota choca contra los jugadores. El choque fue brutal. Jacobo demoró en reincorporarse, se tomaba el costado y escupió sangre. Dos costillas de Urso se fracturaron y respiraba con dificultad.


Al rato se arrimó donde estaba parte del plantel que no le tocó jugar para tomar agua (como no había cambios no existía el banco de suplentes), El entrenador le pidió que dejara el campo, pero el quería la victoria. Aceptó sólo un grueso pañuelo que mordía fuertemente para soportar mejor el dolor y siguió jugando.


A la media hora del segundo tiempo llegó hasta fondo de la cancha, el pañuelo en su boca estaba completamente rojo y con lo último, alcanzó a meter el centro del gol que le dio el triunfo a San Lorenzo por 1 a 0.


Su equipo ganaba y a él lo abandonaban las fuerzas, quedó en el suelo y se desmayó. Fue internado en el Hospital Ramos Mejía. Operado en dos oportunidades. Fallece el 6 de agosto de 1922 a las 18:05 horas. Su féretro en forma honrosa fue transportado por el Viejo Gasómetro por los integrantes del equipo de San Lorenzo de Almagro y de la Selección de Checoslovaquia.


Fue velado en su domicilio de calle Beauchef 811, una procesión de 7000 simpatizantes acompañaron su cuerpo hasta el cementerio del Oeste (actual cementerio de la Chacarita).


Texto recopilado del libro "San Lorenzo! toda su gloria, toda su historia."


"Poner todo en la cancha", "Dejar la vida en el campo"... siempre fueron metáforas en el lenguaje deportivo más apasionado. Imágenes cuyo significado nos remite a un equipo que dio lo máximo que podía dar sin debilidades o “arrugues”.


San Lorenzo estaba en plena época amateur, una etapa brillante que dejó como saldo a favor tres títulos, en los años 1923, 1924 y 1927. Nadie pensaba que aquel 30 de Julio de 1922 cuando se enfrentaba con Estudiantes de Buenos Aires, alguien haría realidad ese principio de morir por la camiseta . Jacobo Urso, el mismo jugador del plantel que estrenó el Viejo Gasómetro, chocó contra dos jugadores rivales y se fracturó un par de costillas. La medida lógica era abandonar, dejar el campo. Sus compañeros insistieron inútilmente para que se retirara de la cancha. Urso se sintió capaz de continuar, aunque una de las costillas le
había perforado el riñón. A ese hecho desafortunado le siguió una semana de agonía en el
Hospital Ramos Mejía, donde murió el 6 de Agosto, con 23 años.


El chico nacido en Dolores tuvo los honores que se les rinden a los grandes: su féretro desfiló por el Gasómetro, su campo de batalla final, donde miles de hinchas dijeron presente y lo acompañaron hasta Chacarita.


La Sala de Trofeos del Club, ubicada actualmente en el primer piso de la Platea Norte del estado Pedro Bidegain, lleva su nombre y la Sub Comisión del Hincha del CASLA, otorga anualmente a los deportistas del club el Premio Jacobo Urso
.