7 mitos sobre el coma diabetico

dijo:
Existen varios mitos en relación al coma diabético. Las creencias populares acerca de esta peligrosa complicación te pueden hacer pensar que solamente las personas que tienen niveles de azúcar elevados en la sangre pueden estar en riesgo.


Mito 1: El coma diabético sólo afecta a los pacientes con niveles de azúcar elevados en la sangre

Falso. Habitualmente el coma diabético se asocia con las personas diabéticas que tienen el azúcar elevado en la sangre. Lo que muchas veces se desconoce es que un estado de coma también puede afectar a los hipoglucémicos, es decir a aquellas personas que tienen un nivel de azúcar en la sangre bajo causado por los tumores del páncreas que producen insulina o la insuficiencia de las glándulas suprarrenales, entre otros. Estos últimos no son diabéticos.

Mito 2: El coma diabético no es tan grave como lo pintan

Falso. Un coma diabético es una complicación muy peligrosa; es una emergencia médica que requiere tratamiento de inmediato. ¿Por qué es tan importante actuar rápidamente? Básicamente por que esta complicación causa inconciencia. Las personas en coma diabético difícilmente pueden reaccionar a los estímulos visuales o auditivos. Pero no sólo esto es importante. El coma diabético puede ser mortal. Frecuentemente si tú conoces los señales de alerta puedes prevenir y controlar una posible situación de coma diabético.

Mito 3: Un coma diabético es inminente; no existe ningún tipo de síntoma que permita tomar acciones a tiempo.

Falso. Existe una gran variedad de síntomas que te pueden ayudar a tomar las acciones necesarias para saber cómo prevenir un coma diabético. Los síntomas no son los mismos para los diabéticos con hiperglucemia (azúcar elevada) que para los que tienen hipoglucemia (azúcar baja). Cuando sube el azúcar puede aumentar la sed, así como la frecuencia para ir a orinar, lo que puede causar deshidratación. En estos casos la persona también pueden sentir náuseas, vómito, cansancio, dolor de estómago y un aliento con olor a frutas.

Por su parte, cuando se tiene una disminución significativa en los niveles de azúcar, los hipoglucémicos tienden a sentirse nerviosos, cansados, irritables, hostiles y hasta agresivos. También, pueden notar temblor, sudoración y cambios en el ritmo de los latidos del corazón. Muchos pacientes dicen que sienten mucha hambre. En etapas avanzadas tanto los hiperglucémicos como los hipoglucémicos pueden desarrollar confusión y/o convulsiones.

Mito 4: La falta del control del azúcar por una mala dieta es el único factor de riesgo que puede llevar a un coma diabético hiperglucémico.

Falso. El coma diabético puede deberse a varias causas. Una úlcera que sangra, algunas medicinas como los diuréticos que hacen que se pierda líquido, el uso de esteroides, son otras de las causas que pueden precipitar un coma diabético. También debes estar atento a situaciones como el haber tenido algún tipo de infección, insuficiencia (falla) de los riñones, e inclusive hasta un infarto cardiaco.

Mito 5: El coma diabético no está relacionado con el consumo de alcohol, únicamente con el consumo de azúcar

Falso. Existen dos factores importantes que deben considerarse principalmente en el caso del coma hipoglucémico. Si bien es cierto, para los hipoglucémicos que el coma puede ser causado por el exceso de insulina o por la falta de alimento, las situaciones como el consumo de alcohol, e inclusive el hacer mucho ejercicio pueden producir los mismos resultados.

Mito 6: Sólo los diabéticos de tipo 1 son susceptibles a un coma diabético

Falso. Todos los pacientes con cualquier tipo de diabetes (de tipo 1 o 2) o con hipoglucemia son susceptibles a un coma diabético. Sin embargo aquellas personas con diabetes de tipo 1 están en mayor riesgo de sufrir un coma diabético especialmente si es causado por cetoacidosis.

Mito 7: Un coma diabético no puede prevenirse

Falso. Lo ideal es prevenir el coma diabético. Tú puedes encontrar alternativas que te ayuden a controlar el desarrollo de un coma diabético, en la mayoría de los casos. Revisa tus niveles de azúcar en la sangre con regularidad. Cuando te sientas mal debes tener aún más cuidado. Revisa los niveles de azúcar en tu sangre regularmente de acuerdo con las indicaciones que te da tu médico. Un coma diabético también puede prevenirse con la dieta adecuada, comiendo en los horarios correctos, y tomando los medicamentos y/o aplicándote insulina, si es necesaria. El aprender a controlar y manejar el estrés también ayuda notablemente.

Fuente

0 comentarios - 7 mitos sobre el coma diabetico