La frustración

(analizado desde la psicología)


La frustración


Definición:

Se entiende por frustración el estado de decepción creado emocionalmente cuando alguien espera realizar su deseo y se ve impedido de hacerlo. La importancia de la frustración ha sido puesta de manifiesto prácticamente por todas las ciencias del espíritu: la Psicología experimental, la Psicología evolutiva, la Psicopatología evolutiva, la Psicopatología, el Psicoanálisis, la Historia, etc., también en el campo de la Psicología animal se han hecho estudios sobre las consecuencias de la frustración.

Tipos de frustraciones:

Existen distintos tipos de procesos frustrativos: la frustración por barrera (cuando existe un obstáculo que impide alcanzar el objetivo), la frustración por incompatibilidad de dos objetivos positivos (existe la posibilidad de alcanzar dos objetivos, pero estos son incompatibles entre sí), la frustración por conflicto evitación-evitación (la huida ante dos situaciones negativas) y la frustración por conflicto aproximación-aproximación (la indecisión ante una situación que provoca resultados positivos y negativos en igual medida).

Manifestaciones:

Cuando una persona no logra realizar un deseo, puede elaborar su frustración de formas diversas. Unas veces caerá en un estado de tristeza o depresión, cuya intensidad dependerá de la intensidad de la frustración; otras reaccionará agrediendo activamente a la persona o situación causantes de su frustración. Las formas posibles de elaborar una frustración son muy variadas; este punto ha sido estudiado detenidamente por el Psicoanálisis. No todas las frustraciones son conscientes; muchas de ellas, especialmente las que tuvieron lugar en la infancia, son reprimidas y permanecen inconscientes. Cuando estas frustraciones implican una intensa descarga emocional pueden convertirse en causa de neurosis, o por lo menos en factor desencadenante de la misma. Cuando la frustración se plantea en el plano consciente, normalmente es aceptada y no constituye un elemento distorsionante de la personalidad. El Psicoanálisis ha acentuado la importancia de las frustraciones debidas a la temática planteadas por el complejo de Edipo.

efectos


Una frustración crea un estado vivencial de fijación a la situación frustrante. La persona frustrada será sumamente sensible a todo planteamiento que la recuerde su frustración; sentirá angustia al ponerse en las mismas circunstanciasen las cuales fracasó y pensará ver repetida por doquier la misma situación frustrante, lo cual la conducirá, en último término, a llevar una existencia introvertida y poco arriesgada, con objeto de no repetir la misma vivencia decepcionante.
Pero, de otra parte, la persona frustrada siente la necesidad imperiosa de superar su frustración, por lo cual, de una forma ambivalente, se siente atraída y angustiada ante la temática frustrante. Se encuentra fijada a su frustración porque desea superarla. Cuando las frustraciones son violentas y pertenecen a la vida infantil no se logran superar por este mecanismo. El resultado final es una neurosis, que puede requerir el tratamiento de una persona especializada en Psicoterapia.La neurosis, en esta dimensión, es una elaboración defensiva de las situaciones frustrantes y de un modo simbólico intenta compensar a la persona de este deseo que no logró realizar.

tipos


La frustración puede ser sufrida por un grupo, una sociedad o una nación. Lo mismo que el individuo, reaccionarán diversamente. Frustraciones vividas por grupos sociales, en una época determinada, han condicionado su actuación sucesiva. Al igual que en el individuo, es difícil evitar los efectos de la frustración en un grupo social. También una nación que pierde una batalla, puede desarrollar un sentimiento de frustración que la conduzca al mismo planteamiento para lograr el triunfo.

Principales reacciones ante una situación frustrante:

Las reacciones ante algo que nos está provocando una frustración, se utilizan principalmente para cambiar o terminar con aquellos que nos produce la frustración.
Hay tres tipos:
1. Una respuesta de ataque y agresión, consistente en agredir a aquello que nos está produciendo es estado de frustración (el objeto de frustración), aunque no es una solución válida, ya que no desaparece.
2. Respuesta de Huida. No se trata tampoco de la mejor de las soluciones, ya que solo consiste en huir de la frustración, intentar evitarla, pero no se resuelve.
3. Respuesta de sustitución. Es la única de las tres reacciones que es apropiada para enfrentarse a la frustración. Se trata en sustituir la situación que nos está incomodando por otra que no produzca estos sentimientos.

manifestaciones


Los mecanismos de defensa no nos ayudan a solucionar o eliminar la situación que produce frustración, si no que consisten en defenderse de la ansiedad provocada por ella. Se trata de estrategias de tipo inconsciente.:

Freud determinó los mecanismos de defensa, como las técnicas del inconsciente, encargadas de minimizar las consecuencias de eventos demasiado intenso, para que el individuo pueda continuar con sus funciones. Dichos mecanismos de defensa, permiten el mantenimiento del balance psicológico.
1. Desplazamiento: es un mecanismo de defensa que consiste en trasladar los sentimientos negativos que nos provoca la frustración hacia una persona que nada tiene que ver.
2. Otro mecanismo de defensa es la fantasía, que consiste en negar la realidad, entonces la persona imagina soluciones o actuaciones, para solucionar esa situación frustrante, el problemas es que siempre se trata de soluciones imposibles de realizar en la realidad.
3. También nos encontramos con la proyección como otro mecanismo de defensa. La proyección consiste en atribuir nuestros sentimientos negativos y nuestros pensamientos, a otra persona.
4. La negación de la realidad, de forma inconsciente, sobre la situación que nos produce la frustración, es otro método que se puede usar para intentar encontrar solución.
5. Cuando la persona actúa ante la frustración de forma contraria a como se debería actuar, se le denomina reacción.
6. Otro mecanismo de defensa es el de la regresión, en el que se actúa con pautas de conductas típicas de una edad evolutiva inferior a la que se tiene.
7. Dentro de los mecanismos de defensa también se encuentra la sustitución, consistente en cambiar la situación frustrante por otra que no lo sea.
8. La racionalización consiste en buscar de forma inconsciente, una justificación para esa situación frustrante, el único problema es que la justificación siempre suele ser falsa.
9. Cuando asimilamos una conducta realizada por otra persona y la tomamos como la conducta ideal para nosotros, se le llama introyección.
10. La represión como su nombre indica, consiste en reprimir un sentimiento de vergüenza que nos produce la situación frustrante, para así poder sobrellevarla.

Efectos:

La Psicología experimental ha estudiado los efectos producidos por las frustraciones; por ejemplo, el caso de los obreros de una fábrica que esperan recibir una gratificación, el ama de casa que se encuentra que los alimentos están en malas condiciones, la fiesta de sociedad a la que no asiste ninguno de los invitados, etc. Existen incluso test para medir el nivel o el coeficiente de frustración de cada persona. Muy empleado entre los niños es el test de medida de la frustración por medio de dibujos de Rosenzweig. En esta prueba se le presentan al niño una serie de dibujos, que representan otras tantas situaciones frustrantes. La forma en que cada niño lo elabora depende precisamente de las experiencias vitales propias.

reacciones

Test de frustración de Rosenzweig para adultos


¿Cómo superar la frustración?

Algunas recomendaciones que estimo efectivas para prevenir o superar la tendencia a sentirnos frustrados, son:

1- Obtenga mayor información antes de tomar decisiones o actuar en algo importante que pueda tener consecuencias de peso.
2- Tenga un plan B por si acaso su deseo no se cumple como lo esperaba.
3- Desarrolle una visión sistémica, y no analice las situaciones de manera simple o lineal. Esfuércese por ver todos los elementos implicados.
4- Reduzca sus expectativas acerca de la actuación de otros, incluyendo pareja, amigos o parientes. Si espera menos sufrirá menos.
5- Acostúmbrese a aceptar resultados adversos, pues muchas veces lo que sucede termina siendo mejor que lo que deseábamos que sucediera.
6- Detecte posible patrones autosaboteadores en su comportamiento y deshágase de ellos desplegando conductas nuevas y más sensatas y adecuadas.
7- Póngase objetivos realistas, y se evitará desengaños.
8- Realice planes de acción. No actúe de manera impulsiva n por consejos de otros que desconocen sus necesidades y potencialidades verdaderas.
9- Dispóngase a aprender de sus errores, con la humildad que pueda.
10- Tenga intereses variados. No se quede encerrado en “una sola calle”.
11- Recuerde que toda valoración es relativa. Usted da el significado.
12- Recuerde que todo es impermanente y transitorio. Un poco de desapego no le hará mal.





Fuentes:
http://sicolog.com
http://definicion.de/frustracion
http://psicologia.costasur.com
http://www.pulevasalud.com
http://www.apuntesdepsicologia.com/psicoanalisis/mecanismos-de-defensa.php