que es el amor para los cientificos

La pregunta que durante siglos ha traído de cabeza a poetas, cantantes y enamorados a secasfue analizada por los expertos del Museo de Ciencias de Londres que revelaron las cinco claves sobre la atracción y desterraron mitos sobre la fidelidad y el compromiso. Seguir leyendo el arículo
La monogamia está en las hormonas

Uno de los descubrimientos clave que señalaron los expertos ingleses es que los ratones de campo se diferencian de otros roedores por ser fieles a sus parejas y que el motivo está en la segregación de dos hormonas que afianzan la monogamia.

Los científicos revelaron además que si se introducían estas sustancias en los cerebros de otros ratones, éstos también se volvían monógamos y que en los seres humanos la oxitocina, una hormona que se segrega durante el sexo pero que también está ligada a la maternidad y a la lactancia, cumple esta función.

El olor "nos defiende"

Con respecto a la extendida creencia de que el olor está íntimamente relacionado con la sexualidad, los expertos explicaron que la nariz cumple una función muy importante en la reproducción. En este sentido los olores ayuda a que los seres humanos capten y se sientan atraídos hacia parejas que tengan sistemas inmunológicos diferentes al propio, lo que garantiza la continuidad de la especie.

La evolución está en los opuestos La extendida idea romántica de que los opuestos se atraen podría tener una base científica, ya que los expertos ingleses citaron un estudio australiano que reveló que los seres humanos se sienten atraídos hacia personas de facciones diferentes a las propias, ya que esto asegura una variabilidad genética y protege a las potenciales crías de las infecciones.

¿La homosexualidad es genética?

Sobre si la orientación sexual nace o se hace, los expertos londinenses afirmaron que si bien hay factores genéticos que influyen, la cultura y el medio también juegan un papel importante. Los científicos citaron un estudio sobre el origen de la homosexualidad realizado en 2008 a parejas de gemelos, que concluyó que la genética determina a un 35% de los hombres y a un 18% de las mujeres.

¿Hay cura para la infidelidad?

Por último, los científicos advierten que no se puede generalizar y que tanto la sexualidad como el enamoramiento son procesos cerebrales muy complejos que no se pueden reducir a una sustancia, ya que son multifactoriales.

"Creo que muchos de nosotros queremos que exista una fórmula perfecta para definir quién nos atrae y para quién estamos destinados. Sin embargo, todos los estudios sobre el amor y la atracción muestran que éste es un proceso muy complejo y que no está comprendido en su totalidad. Aunque los científicos puedan haber descubierto patrones simples para la atracción entre roedores, nosotros como seres humanos somos más complejos", concluyó la experta Holly Cave.