El Suicidio en el Mundo y mucho más

Hola, Taringueros! Este es un post que se trata del suicidio en
el mundo, pero quería aclarar que las intenciónes de este post NO son crear disturbio, ni
proclamar el suicidio, sino que las intenciones de este post son informar a la gente acerca de
estas ocurrencias. No es algo que nos debería gustar, sino que deberíamos informarnos acerca de esto.
Además, quien no se preguntó alguna vez, cuanta gente se quita la vida en X país,
si son más mujeres u hombres, y esas cosas. Así que, vamos directo al post;


El Suicidio en el Mundo y mucho más


Primero que nada, el índice que muestra todas las partes del Post, el cuál consta de 12 partes.

Índice

¿Qué es el suicidio?
La tasa de Suicidio de todo el Mundo
Factores provocantes del suicidio
Los estados del suicidio
El suicidio y las edades
Prevención
El suicidio en los niños
Tratamiento y prevención
Suicidio adolescente
10º Alarmante ola de suicidios
11º Alarmantes suicidios en China y parte de Asia
12º Cuba tiene una alarmante Taza de suicidios.

¿Qué es el suicidio?

El suicidio es un acto en el cual deliberadamente se quita la propia vida. El comportamiento suicida es cualquier acción intencionada con consecuencias potencialmente graves en la que se pone en riesgo la vida, como tomar una sobredosis de drogas o estrellar un automóvil intencionalmente.

Las conductas suicidas a menudo ocurren como respuesta a una situación que la persona ve como abrumadora, tales como el aislamiento social, la muerte de un ser querido, un trauma emocional, enfermedades físicas graves, el envejecimiento, el desempleo o los problemas económicos, los sentimientos de culpa, y la dependencia de las drogas o el alcohol.

En los Estados Unidos, el suicidio es responsable de cerca del 1% de todas las muertes cada año. La tasa más elevada está entre las personas ancianas, pero ha habido un aumento continuo entre adolescentes. El suicidio es ahora la tercera causa importante de muerte en jóvenes de 15 a 19 años, después de los accidentes y el homicidio.

Los intentos de suicidio que no resultan en muerte sobrepasan por mucho a los suicidios verdaderos. Muchos intentos de suicidio no exitosos se llevan a cabo en una forma en que el rescate sea posible, lo cual a menudo representa una grito desesperado buscando ayuda.

Los métodos de intento de suicidio varían desde los relativamente no violentos (como envenenamiento o sobredosis) hasta los violentos (como dispararse a sí mismo con un arma). Los hombres tienen mayor probabilidad de escoger métodos violentos, lo cual puede explicar el hecho de que los intentos de suicidio en hombres tengan más éxito.

Los intentos de suicidio siempre deben tomarse en serio y se debe hacer una consulta siquiátrica inmediatamente. No hacerles caso y verlos como un acto para llamar la atención puede tener consecuencias devastadoras.

Los parientes de las personas que han cometido un intento de suicidio fallido o exitoso, a menudo se culpan o se enojan mucho ya que ven el intento o el acto como una actitud egoísta. Sin embargo, cuando las personas tienen una conducta suicida, con frecuencia piensan erróneamente que les están haciendo un favor a sus amigos y parientes al irse de este mundo y esta creencia irracional los lleva a tener este comportamiento.
[/u]

Cuba


La Tasa de Suicidio de todo el Mundo

La siguiente es una lista de países por su tasa de suicidio, según datos de la Organización Mundial de la Salud en la cual la fila de un país es determinada por el total de suicidios. Los datos de suicidio de mujeres y hombres representan la población total, respectivamente (p.ej población de hombres en total dividida en el número total de suicidios de hombres). El total de suicidios está basado en el número total de suicidios divididos en la población total más bien que simplemente el promedio de los suicidio masculinos y femeninos, en algunos países no representa proporción 1:1. Finalmente "año" se refiere al año los datos disponibles más recientes del país.

Suicidios cada 100.000 personas

Niños

suicidio

Mundo

matar

prevencion


graficos


Factores provocantes del suicidio

Varios factores se consideran implicados en el suicidio:

1. Sociales
El estilo de vida moderno, cultura "light", consumismo exagerado, falta de autoridad, manipulación, fácil, falta de valores y referencias, desarraigos graves, disolución familiar, tecnicismo avasallador, ausencia de significatividad religiosa, sexualidad deshumanizada, alto grado de agresividad. Algunos autores hablan del suicidio anómico (el que tiene lugar después de una ruptura social importante), el altruista (para salvar el honor familiar o personal o para que otros no se hagan cargo de su persona) y el egoísta (los que nunca estuvieron integrados en la sociedad y que no pertenecen a ella).

2. Factores psicológicos
Personalidad impulsiva y con baja tolerancia al fracaso, dependientes y con expectativas excesivamente ambiciosas o irreales.

3. Factores patológicos
Trastornos del ánimo (depresión, enfermedad bipolar, distimia), trastornos psicóticos, obsesivo-compulsivos, trastorno limítrofe.

4. Factores biológicos
Trastorno neuroquímico.

5. Factores clínicos
Enfermedad terminal, cirugía reciente sin éxito, dolor no controlado, tumores (especialmente craneales), deformaciones (especialmente faciales), amputaciones graves e invalidantes.

6. Factores demográficos
(a) Edad: Aumenta con la edad: mayor riesgo en los mayores de 65 años; 70% de los intentos en menores de 40 años.

(b) Sexo: Más frecuente en mujeres pero más efectivo en hombres.

(c) Estado civil: Variable, puede ser más frecuente en solteros, viudos o separados.

(d) Ocupación: Variable, en desempleados y trabajos de mucha responsabilidad y estrés.

(e) Razas: Más frecuente en raza blanca, presencia de fenómenos de contaminación cultural; para 1996 UNICEF-, el mayor índice de suicidio fue en países como Finlandia, Lituania, Nueva Zelanda, Federación Rusa y Eslovenia.

(f) Grupos sociales: Variable según el país; los países más desarrollados tienen los índices más altos de suicido: Suecia, Japón, Suiza, USA.

(g) Religión: Una vida espiritual sana y consecuente parece ser un factor protector.

(h) Zona geográfica: Variable según el país.

(i) Período del año: Variable, parecen existir ciclos, más frecuentes en primavera y otoño y los días lunes.

7. Antecedentes familiares
Mayor riesgo cuando hay antecedentes por posible contaminación psicológica y/o historia de enfermedad psiquiátrica (enfermedad bipolar). Se destacan mala comunicación, alcoholismo, lazos familiares rotos.

8. Factores etiológicos agudos
Depresión grave, desesperación, pérdida significativa (muerte, separación, pérdida económica, etc.), interrupción de medicación, intoxicación por alcohol o drogas.

9. Triángulo letal de Schneiderman
Síntomas característicos que acompañan a la persona cuando está a punto de cometer suicidio:

a) Baja auto-estima.

b) Agitación extrema en la cual la persona se encuentra muy pensionada y no discierne claramente; las decisiones intelectuales se transforman en decisiones impulsivas de orden afectivo: ¨El dolor de ellos es más superable que el que yo tengo ahora¨.

c) "Visión en túnel" ("no se ve otra cosa que la muerte como salida" o limitación en las posibilidades intelectuales que determinan que el sujeto no puede discernir serenamente más allá de la situación inmediata.

Taza


Los estados del suicidio

Primer Estado
Fase sintomática disfórica (malestar), surge la primera idea de suicidio, si bien la reacción inicial es de oposición.

Segundo Estado
La idea va tomando cuerpo. No ve otra salida. El 40% lo comunica al médico, psicólogo o sacerdote y el 80% a familiares y conocidos.

Tercer Estado
Tranquilidad y calma antes de la tormenta. Ya está decidido el cómo, el cuándo y el dónde.

Argentina


El suicidio y las edades

1. Niños
Problemas severos de incomunicación, huida de la agresión física o sexual, fracaso o humillación en el colegio, antecedentes de suicidio en la familia o en un amigo, muerte reciente de un familiar, padres separados con relaciones conflictivas (70% mayor de incidencia), traslados de domicilio, pérdidas de amigos, incapacidad de adaptación a nuevos estilos de vida, experiencias tempranas traumáticas.

2. Adolescentes
Padres divorciados, alcohólicos o depresivos, embarazos no deseados, pérdida de autoestima (por discusión familiar, humillación, fracaso escolar, homosexualidad, inadaptación y rechazos sociales, etc.), abuso de alcohol o drogas, trastorno de la conducta, fracaso del noviazgo, contacto con familiares o sobrevivientes de suicidio (alto grado de contaminación), traslados de domicilio, pérdidas de amigos, incapacidad de adaptación a nuevos estilos de vida, carencia de estructura o límites familiares, amputación del futuro ("ya nada me ilusiona", deseo fantasiosos de castigar o manipular a los seres queridos.

3. Estudiantes universitarios
Presión para el éxito, fracaso académico.

4. Adultos
Depresión o trastorno de la personalidad, desempleo o inestabilidad laboral, duelo (reunificación mágica, urgencia de sustraerse al dolor), infidelidad y problemas sexuales, divorcio, violencia familiar, abortos, prisión.

5. Ancianos
Depresión, soledad, aislamiento social, problemas económicos, pérdida de autonomía e independencia, problemas de salud, nido vacío, insomnio, maltrato.

adolescente


Prevención

Muchas de las personas que intentan suicidarse hablan de ello con anterioridad. Con frecuencia, la capacidad de hablar con alguien compasivo, que sepa escuchar sin hacer juicios es suficiente para evitar que la persona cometa suicidio. Por esto, los centros de prevención de suicidio tienen servicios de "línea directa" telefónica. De nuevo, nunca se debe ignorar una amenaza o intento de suicidio.

En diferentes estudios se encontró que es mayor el porcentaje de suicidios en hombres que en mujeres en una proporción 2 a 1.

A nivel mundial, se observa un importante aumento de suicidios en población joven. Países como Suecia, Finlandia, Hungría, Dinamarca tienen tasas de mortalidad superiores al 20 por 100.000. Japón es otro país con alto porcentaje de suicidio.

En la Argentina, en el período 1991-2000 la mortalidad por suicidio aumentó de1.5% a 6.1%, incrementándose notablemente en el grupo de 15 a 24 años.

suicidarse


El suicidio en los niños

Como factor de riesgo conocido, es difícil decidir el momento adecuado para hablarle a un niño sobre el suicidio. El mejor momento para hacerlo parece ser el de la muerte misma, antes de que los conflictos e inquietudes hayan adoptado la forma de síntomas o problemas de comportamiento y antes de que otros niños lo comenten. Los niños comprenden mejor el asesinato que el suicidio, porque conocen y están familiarizados con sus sentimientos agresivos. Si el padre superviviente opta por mantener el secreto o deformar la realidad de los hechos (comunicación distorsionada), el niño se dará cuenta de que hay algo que se le oculta o es incongruente con la realidad que aprecia, lo cual levantará una barrera en la comunicación entre padre e hijo, precisamente en un momento en que el niño necesita expresar sus ambivalentes y conflictivas emociones.

Cuatro aspectos de carácter general, y relacionados con el suicidio, permiten estudiar las consideraciones comunes y generales de las reacciones de los niños al suicidio paterno:

(1) Cada suicidio posee características únicas;

(2) Las circunstancias familiares en el marco del suicidio son únicas;

(3) La estructura de la personalidad del niño y su nivel de desarrollo en el momento del suicidio hacen que la reacción sea absolutamente individualizada en cada caso;

(4) En muchos casos, antes del suicidio, ya existían problemas de desarrollo en los niños.

Además de ello, los niños están frecuentemente involucrados en algunos aspectos del acto mismo del suicidio. El sentimiento dominante originado por el suicidio de uno de sus padres es el de culpabilidad; su origen es diverso:

a. Dado que la forma de pensar de los niños es eminentemente concreta y caracterizada por un concepto deformado de causalidad, egocentrismo y pensamiento mágico al interpretar las realidades psíquicas, muchos niños creen que determinados incidentes inmediatamente anteriores al suicidio -sobre todo quejas de sus padres por su mala conducta- son la causa directa de aquel.

b. En muchos casos el padre deprimido ha hecho sentirse culpables y parcialmente responsables de su desesperación a los miembros de la familia, por lo que éstos se sienten aún más culpables al producirse el suicidio.

c. Dadas las características de los trastornos que habitualmente se asocian a conductas autolíticas, se advierte reiteradamente al niño de que tenga cuidado de no indisponer o preocupar a uno de ellos, con lo cual se deposita la responsabilidad de su bienestar psicológico sobre el crío.

El sentimiento de culpabilidad del niño se suele concentrar también en el propio acto de suicidio y es matizado por cuestionamientos del tipo "¿Cómo pudo, cómo debió evitarlo"? Este sentimiento de culpa es intenso y agobiante, y sus efectos son claramente visibles en el niño: declaraciones insistentes y directas de culpabilidad y auto-reproche, depresión, comportamiento provocativo, auto-castigo, conducta obsesiva, pensamientos cargados de culpabilidad y esfuerzos desesperados para defenderse demostrando que es absolutamente bueno, que no hace daño a nadie y que no es malo ni peligroso.

Las implicaciones del suicidio paterno, y sus graves consecuencias a largo plazo sobre la estructura psíquica del niño, exigen una cuidadosa y continuada vigilancia a todo lo largo del duelo desde una perspectiva multidimensional y multidisciplinaria


tasa


Tratamiento

Si estás deprimido y piensas en el suicidio...

- Ten en cuenta lo siguiente:

1. La mayoría de los suicidios ocurren durante los primeros tres episodios depresivos. Después, estas personas suelen darse cuenta de que los pensamientos suicidas son siempre transitorios. Cuando aprenden, por su propia experiencia, que cualquiera de estos episodios acaba pasando, la probabilidad de llegar a suicidarse disminuye.

2. Tú no tienes la culpa de sentirte así. Si pudieras animarte lo harías. Ten presente que lo que tienes es una depresión, y eso es algo que se puede tratar.

3. Evita las drogas y el alcohol. La mayoría de las muertes por suicidio son debidas a un impulso repentino. Las drogas y el alcohol contribuyen a que se produzcan dichos impulsos.

4. Incluso si ya has recibido tratamiento, recuerda que hay distintos tipos de terapia. A veces hacen falta varios intentos hasta encontrar el tratamiento adecuado para cada persona.

5. El hecho de que no puedas pensar en otra solución que no sea el suicidio no significa que no exista. Tu depresión está alterando tu capacidad para pensar. Amigos, familiares y terapeutas pueden ayudarte a encontrarla.

- Haz una lista con las cinco personas a las que podrías recurrir.

- Prométete a ti mismo que si piensas en suicidarte dejarás de lado momentáneamente esas ideas y llamarás a la primera persona de la lista y que si esa persona no te toma en serio o no te da el apoyo que necesitas llamarás a otra.

- Busca un psicólogo o psiquiatra y pide cita inmediatamente.

- Escribe tus síntomas depresivos y tus pensamientos suicidas.

- Escribe acerca de tus metas, tus esperanzas y deseos para el futuro y sobre las personas que valoras en tu vida. Léelo cada vez que necesites recordar por qué tu vida es importante.

- Habla con las personas que son importantes para ti y cuéntales lo que te pasa, de forma que puedan estar preparados si aparece una crisis suicida.

- Reconoce los síntomas que pueden llevarte a una crisis suicida. Indican que es momento para mimarte y cuidarte, no para enfadarte contigo mismo.


El Suicidio en el Mundo y mucho más


Suicidio adolescente

Cuba


El 11% de todos los adolescentes pensaron o intentaron quitarse la vida

Niños


suicidio

Mundo


Alarmante ola de suicidios

La enfermedad, la soledad , la depresión y los problemas familiares, han inducido al suicidio en algunas personas entre los 25 a 85 años de edad; de lo que va del año, suman ya 21 casos en esta región del Istmo.

El pasado 24 de este mes y año en curso, en Ixtepec, Víctor Ojeda, de 82 años de edad, vecino de la Primera Sección de dicha ciudad, fue hallado sin vida colgado de una soga en un árbol en el patio de su domicilio.

Se presume que fue la soledad o la enfermedad lo a orilló a quitarse la vida.

El 23 de mayo de este año y mes, en una habitación ubicada sobre la avenida Santo Domingo sin número, esquina con Allende de la comunidad de San Pedro Zanatepec, fue descubierto el cuerpo de Rosylin Aice Blasi, de 17 años de edad, originaria de esta población quien falleció por asfixia por ahorcamiento.

Se desconocen las causas del suicidio de la infortunada adolecente quien no dejó carta póstuma.

El pasado 20 de mayo de este mismo año, en esta localidad, una decepción amorosa, llevó al suicidio al joven Agustín González Santiago, de 19 años de edad, quien presumiblemente, días anteriores, había terminado su relación de noviazgo con la quien fuera su pareja.

El hoy occiso, domiciliado en la calle Ramón Nonato de la colonia popular Gustavo Pineda de la Cruz de esta ciudad, era originario de Villanueva, Santiago Ixtayutla, Jamiltepec; sus familiares, al descubrir el macabro hallazgo, trataron de reanimarlo, sin embargo sus esfuerzos fueron en vano, según la carpeta de investigación número 508/JU/2010.

El pasado miércoles 19 del presente mes y año, en la población del El Espinal, fue encontrado sin vida en el interior de una vivienda, el cuerpo del abogado Jenner Castillo Mijangos de 31 años de edad; respecto a los hechos, se presume que el infortunado abogado, no soportó la ruptura entre su pareja sentimental y fue que presumiblemente, alcoholizado, se armó de valor para tomar de su ropero dos corbatas que ató un fierro incrustado a la pared de su habitación para después colgarse.

El hallazgo, fue descubierto cerca de las 10:15 horas de esa mañana cuando vecinos de la calle Porfirio Díaz de la Segunda Sección de dicha comunidad.

El ahora occiso se desempeñaba como Jefe de Asistencia Educativa del CBTa en la población de Santo Domingo Ingenio; el cuerpo fue identificado por su padre Rubén Castillejos Cueto.

El pasado 17 del mes presente y año, en el interior de una vivienda en la comunidad de San Francisco Ixhuatán, fue hallado pendiendo de una soga en el cuello el cuerpo de Edgar Toledo, de 22 años de edad, originario de Reforma de Pineda.

Los motivos que llevaron al joven para atentar con su propia vida fue que meses anteriores, le habían informado que era portador de una enfermedad incurable, asustado por la condena, presuntamente decidió quitarse la vida ahorcándose en el interior de su vivienda.

De acuerdo al reporte de la subprocuraduría Regional del Istmo, de lo que va de este año, han sumado 21 casos de suicidios, en su mayaría personas del sexo masculino entre los 25 a 85 años de edad.


matar


Alarmantes suicidios en China y parte de Asia

( Publicado en Revista Creces, Junio 1997 )

Las mujeres Chinas se están suicidando a un ritmo alarmante. Las causas no están claras y parecen ser diferentes a las observadas en el mundo occidental.
En China y otras partes de Asia, el número de suicidios parece excesivamente elevado. Se estima que desde 1990 a la fecha, se han suicidado 2 millones de personas, lo que es equivalente a casi la mitad de la población de Santiago (New Scientist, Marzo 22, 1997).

La verdad es que no se conocen exactamente las tasas de suicidio en China, pero el análisis de las estadísticas demuestran que las causas son diferentes a las que provocan el suicidio en Occidente. La última estimación confiable con los datos de suicidios en todo el mundo sólo llegan hasta el año 1990. Allí aparece China, que teniendo el 22 % de la población mundial, aporta el 40% de suicidios de todo el mundo.

Del análisis de estas cifras, saltan a la vista situaciones muy particulares. Mientras en el mundo Occidental se suicidan preferentemente hombres, en proporción de 4 a 1, en China la mayoría de los suicidios corresponden a mujeres. Más aún, en las mujeres chinas con edades que fluctúan entre 15 y 44 años, una de cada cuatro causas de muerte corresponden a suicidio.

Otra diferencia curiosa es que en el mundo Occidental la mayor frecuencia se observa en las poblaciones urbanas. En China, en cambio, los suicidios se observaron preferentemente en poblaciones rurales, de modo que allí son tres veces más elevados que en poblaciones urbanas. Finalmente, en el mundo Occidental, la mayor parte de los suicidios están asociados a depresiones graves y otras enfermedades mentales. No hay razones para pensar que en China sean más frecuentes que en otras partes del mundo, las enfermedades mentales que conducen al suicidio, por lo que necesariamente hay que buscar otras causas.


El cinturón de suicidio

Es cierto que, de acuerdo a los datos de 1990, la tasa de suicidios en China es alta, pero también lo es en otros países de Asia, como son los casos de Sri Lanka, Hong Kong y Taiwán. Tanto es así que la región se ha ganado el nombre de "cinturón de suicidios”.

El peor lugar de todos es Sri Lanka, con 36 suicidios por cada 100.000 habitantes y por año. Las cifras absolutas son menores que las de China, dado quo este país tiene solo 18 millones de habitantes, mientras que China sobrepasa los mil doscientos millones de habitantes. En China la tasa es de 30 por cada 100.000 habitantes. Estas tasas son muy diferentes a las observadas, por ejemplo, en Inglaterra, Estados Unidos o Australia, que oscilan entre 8 a 12 suicidios por 100.000 habitantes. El promedio en América Latina es de 5.1 suicidio por 100.000 habitantes y en Africa de 3.1 suicidios por 100.000 habitantes.

Con todo, hay que dejar en claro que no es fácil contar con cifras exactas de las verdaderas tasas de suicidios en los diferentes países. Rachel Jenkins, psiquiatra del Instituto de Psiquiatría de Londres, afirma que: "hay cifras oficiales, que son diferentes de las no oficiales. En algunos países las cifras oficiales aparecen como menores, porque el suicidio es ilegal, o porque se oculta, ya que en alguna forma el suicidio es un estigma”. Es así como los investigadores Chris Murray y sus colaboradores de la Universidad de Harvard estiman que las cifras reales de China, son un tercio superiores a las que se entregan oficialmente.

Estas cifras no dejan de ser alarmantes, y sin duda que significan un grave problema interno. En todos los países, el suicidio es el accidente terminal, pero detrás de ello hay un número mucho mayor de suicidios frustrados. Así, por ejemplo, en Inglaterra, por cada 5.500 muertes por suicidios, se calcula que hay 100.000 casos que terminan frustrados.


¿Dónde están las causas?

Los numerosos estudios realizados en los países occidentales, han demostrado que el 90% de las personas que cometen suicidio sufren de serios trastornos psicológicos, especialmente depresiones graves o desórdenes afectivos bipolares (depresión maniaca). Según Jenkins, “el suicidio racional y pensado de una persona normal, es prácticamente inexistente”.

Entre los jóvenes y adolescentes, también los suicidios se deben a otros factores, como el abuso de drogas o desequilibrios de la personalidad. Tampoco se puede negar que hay otros factores predisponentes de orden social. Así, por ejemplo, aumentan los suicidios cuando aumentan las tasas de desempleo o cuando aumentan las separaciones matrimoniales. Otros, expertos en suicidios, señalan que la mayor parte de los suicidios ocurren en las ciudades.

Estas son todas características que no se dan en China, donde los suicidios parecen seguir otros patrones: son más las mujeres que los hombres que se suicidan; son más los suicidios en zonas rurales que en zonas urbanas (tres veces más altos en zonas rurales) y, finalmente, nada hace pensar que allí exista una mayor frecuencia de enfermedades mentales que condicionen el suicidio.


Familias infelices

Según especulaciones de Michael Phillips, un psiquiatra canadiense con base en el hospital Hui Long Guan de Beijing, las familias de la China rural viven en circunstancias muy diferentes a las familias rurales del Occidente. Una de ellas es la existencia de muchos matrimonios infelices, por la presencia constante de una suegra crítica que vive en el mismo hogar o por las muy precarias condiciones económicas que las afligen, ya sea por los bajos ingresos o por el juego, que es muy popular en las zonas rurales. También para las madres es difícil, par el arduo trabajo agrícola que tienen que realizar diariamente. A ella hay que agregar la distorsión que se ha producido en la familia, al exigir el Estado que tengan un solo hijo. Sólo como un dato, en China están naciendo más varones que niñas, lo que se estima que se debe a que, ante la obligación de tener un solo hijo, parece que se abortan o matan algunas de las niñas recién nacidas.

Pero tal vez podrían también ser otras las razones de las altas tasas de suicidios en China. Tal vez sea debido a la alta aceptabilidad del suicidio en la sociedad china. Así, por ejemplo, el país tiene una larga y frondosa historia de suicidios honorables, al menos en los estamentos militares. También en algunas interpretaciones del confusionismo, en que con frecuencia se afirma que una muerte honorable es mejor que vivir sin honor.

Tal vez la explicación de los suicidios rurales es más simple. El método más común de suicidarse es ingiriendo insecticidas, que se encuentran en casi todos los hogares rurales o son fácilmente accesibles para ellos. Tal vez también la atención médica no es oportuna, lo que podría explicar que muchos intentos de suicidios, que en otras partes podrían recuperarse, en China terminen falleciendo. En todo caso, un problema tan importante requiere de mayor estudio, para conocer las causas e implementar medidas para prevenir tanta muerte inútil y dolorosa.


prevencion


Cuba tiene una alarmante Taza de suicidios.

graficos
Escapar de Cuba: en julio de 2003, un grupo de cubanos intentó alcanzar la costa de EE.UU. en un camión balsa

CIUDAD DE MEXICO.– En los últimos 25 años, los cubanos, carentes de medios autónomos de comunicación y de recursos económicos, políticos e ideológicos para oponerse al gobierno de Fidel Castro, han aprendido a transmitir su incertidumbre y su angustia de otras maneras. Casi dos millones se han marchado del país como han podido –en balsas, camiones flotantes, cajas de correo aéreo, trenes de aterrizaje– y alrededor de 70.000 se han suicidado, también de las más diversas formas: incinerados, ahorcados, desangrados, apuñalados, atropellados en la carretera, precipitados al vacío o, simplemente, de un tiro en la sien. En el último medio siglo, 100.000 cubanos podrían haberse quitado la vida.
A principios de los años 80, el Ministerio de Salud Pública de la isla dio a conocer que la tasa de suicidios en Cuba había rebasado los 20 por cada 100.000 habitantes. Aquellas cifras revelaban que, en menos de una década, el índice de muertes por esa causa se había duplicado –en 1969 sólo morían así 8 entre 100.000- y que Cuba no era uno de los países latinoamericanos donde más personas se mataban al año, sino la nación con más suicidios per cápita del hemisferio occidental. Los cubanos, según esa estadística infernal, se mataban más que los norteamericanos y que la mayoría de los europeos, los asiáticos y los africanos. La isla caribeña se acercaba a las tasas de suicidio de países nórdicos como Dinamarca, Finlandia y Suecia, y de algunos de sus aliados en Europa del Este, como Hungría, Rusia y las repúblicas del Báltico.
Un estudio realizado a mediados de los noventa en Miami, por Maida Donate y Zoila Macías, dos antiguas investigadoras del Ministerio de Salud Pública, cuestionaba las estadísticas dadas a conocer por la Organización Mundial de la Salud, en 1995 y 1996, según las cuales el gobierno cubano había logrado contener aquella tendencia creciente con tasas de alrededor de 2000 suicidas al año. Según las especialistas, a mediados de la década pasada el índice de suicidios debió estar cercano a los 30 por cada 100.000; esta cifra mantenía a Cuba entre las cinco naciones más suicidas del mundo.
Donate y Macías, sin embargo, demostraban que esa tendencia, acentuada entre los habitantes de la isla, también caracterizaba a los cubanos de Miami, cuyas tasas de suicidio eran superiores a las de otras comunidades hispanas en Estados Unidos.
El tema ha llamado la atención de novelistas, historiadores y sociólogos. Guillermo Cabrera Infante le dedicó uno de los mejores ensayos de su libro "Mea Cuba" (1993), titulado "Entre la Historia y la Nada", y publicado originalmente en la revista Escandalar.
Allí se contaba la historia de los grandes suicidios políticos del siglo XX cubano: desde los de personalidades de la vida pública republicana, como el alcalde habanero Manuel Fernández Supervielle, el líder populista Eduardo Chibás, el ex presidente Carlos Prío Socarrás o el director de la revista Bohemia, Miguel Angel Quevedo, hasta los de importantes dirigentes de la Revolución, como la heroína Haydée Santamaría, el magistrado Osvaldo Dorticós y varios ministros revolucionarios: Augusto Martínez Sánchez, Alberto Mora, Rodrigo García...
Otro novelista, Eliseo Alberto, en una de las crónicas de su libro "Dos cubalibres" (2005), habla de escritores y artistas suicidas más recientes, como los poetas Raúl Hernández Novás y Angel Escobar, los narradores Guillermo Rosales y Miguel Collazo, la pintora Belkis Ayón y la historiadora Raquel Mendieta.
Al lector europeo o norteamericano puede resultarle tediosa o extravagante, por trivial o desconocida, tan larga lista de trasnochados románticos y tropicales, nacidos en las Antillas de fines del siglo XX y, a pesar de ello, resueltos a quitarse la vida ante el infortunio de la historia. Pero, en todos los casos, se trata de protagonistas de la vida cultural cubana, precisamente en sus décadas de mayor apogeo utópico y aclamación occidental. El último libro del más laborioso historiador de temas cubanos, el profesor Louis A. Pérez Jr., de la Universidad de North Carolina, en Chapel Hill, se titula "To Die in Cuba. Suicide and Society" (2005) y versa sobre la vocación suicida de los habitantes de la isla.
Experiencia trágica
La investigación de Pérez viene a confirmar algo que ya se desprendía del estudio de Donate y Macías y que desarrolla también Damián Fernández en su ensayo "Cuba and the Politics of Passion" (2000): a saber, que, entre cubanos, ese impulso de aniquilación no es atribuible únicamente al establecimiento de un orden comunista en el Caribe, sino a una experiencia traumática de la historia y a un ejercicio patológicamente afectivo de la vida social y política.
Desde fines del siglo XIX y, sobre todo, desde las primeras décadas del XX, ya los índices de suicidio en Cuba estaban por encima de los de la mayoría de los países latinoamericanos. En 1907, por ejemplo, el médico legal Jorge Le Roy Cassá publicó un estudio, titulado "Qou Tendimus?", en el que daba a conocer que entre 1890 y los primeros años de la república, es decir, en poco más de una década, se habían matado 764 hombres y 355 mujeres.
Entonces, la población insular, cercana a los dos millones de habitantes, acababa de sufrir una guerra en dos actos, la de los cubanos por su independencia y la de los Estados Unidos contra España, y un nacimiento como nación moderna constantemente alterado por tensiones raciales y guerra civiles.
Un siglo después, la proporción de muertes por suicidio en Cuba parece confirmar esa tendencia a la automutilación de una ciudadanía capaz de soportar la más larga dictadura de la historia occidental, pero incapaz de hacerlo sin dejar un testimonio perturbador. Psiquiatras, filósofos y escritores piensan que un acto tan misterioso como el suicidio es inexplicable.
Inexplicable, piensan algunos, como la locura y el amor, los milagros y las alucinaciones. El estudio de un historiador tan autorizado como Louis Pérez demuestra que, en el caso cubano, esa inveterada disposición al suicidio tiene que ver con la historia o, más específicamente, con el devenir político de la isla. Toda experiencia autoritaria, como la que se vivió en Cuba antes de 1959, y toda experiencia totalitaria, como la que ha tenido que soportar la población cubana desde 1959, es transmisora de esa "sombra" de muerte que, al decir de Eugenio Trías, deja a su paso cualquier gobierno tiránico.
Las fantasías occidentales establecen a Cuba como una isla caribeña, con fuertes tradiciones de alegría y comunitarismo, capaces de movilizarse contra la racionalidad moderna. La vocación suicida de los cubanos, sin embargo, describe a una ciudadanía atormentada, incapaz de liberar frustraciones históricas, reacia a superar traumas nacionales y demasiado proclive a la experiencia afectiva de los conflictos políticos. No hay estadística más reveladora del carácter sombrío del socialismo cubano que esos 100.000 suicidas en medio siglo.
El autor es escritor y ensayista cubano, codirector de la revista Encuentro.
Temor por un periodista
MIAMI (AP).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) responsabilizó a las autoridades de Cuba por el deterioro de la salud de Víctor Rolando Arroyo, en huelga de hambre en la Prisión Provincial de Guantánamo, uno de los centros carcelarios del país en los que 25 periodistas independientes cumplen sentencias.
Arroyo, condenado a 26 años de cárcel el 4 de abril de 2004, inició hace 15 días su huelga de hambre en la Prisión Provincial de Guantánamo, en el sudeste de la isla, en protesta y rechazo por el maltrato de las autoridades penitenciarias, en especial el capitán Armesto, asignado como su carcelero.
"Responsabilizamos a las autoridades cubanas por la integridad física de Arroyo. Lamentamos que además de condenar por más de dos décadas a un periodista por el delito de escribir, los carceleros sumen el maltrato a la injusta sanción del gobierno", expresó Gonzalo Marroquín, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información.
Según la agencia Nueva Prensa Cubana, Arroyo, de 53 años, fue hospitalizado el 17 de septiembre en estado crítico y se rehúsa a ser alimentado a la fuerza. El periodista dirigía la Unión de Periodistas y Escritores Cubanos Independientes (Upeci) y también una de las bibliotecas independientes de Cuba.
Otro prisionero, el opositor Félix Navarro Rodríguez, condenado a 25 años, también se sumó a la huelga de hambre.[/font]

Taza


Hasta aquí llega mi post, espero que sepan apreciar mi trabajo, pero lo que más espero, es que lo disfruten. Saludos!!

Argentina


PD: Cualquier crítica pasífica, duda, o recomendación será bienvenida.

13 comentarios - El Suicidio en el Mundo y mucho más

@carlos31623
LA VERDAD NI ENTENDI A LAS TABLAS
@mecharaptor
¿Es una moda el suicidio en bielorusia?
@jose_echeverria
ni
proclamar el suicidio

Lo haces al hablar de ello. informate
@Hades46 -1
che me voy a pegar un tiro...
@Vermiliongirl
Esta´muy competo....sería genial si investigaras sobre las posibilidades del suicidio en la gente bipolar....estoy hiendo al squiatra, hay una buena posibilidad de q me diagnostiquen transtorno bipolar y te digo q a como uno puede pensar q jamás lo haría en un bajonazo la idea suena muy razonable y di es como una bomba de tiempo :-/
@fdfernandez
Vermiliongirl dijo:Esta´muy competo....sería genial si investigaras sobre las posibilidades del suicidio en la gente bipolar....estoy hiendo al squiatra, hay una buena posibilidad de q me diagnostiquen transtorno bipolar y te digo q a como uno puede pensar q jamás lo haría en un bajonazo la idea suena muy razonable y di es como una bomba de tiempo :-/


Dejá de etiquetarte solo de algo... y estás haciendo todo lo posible para suicidarte, no para estár mejor. El post es sobre información, si lo encarás para el lado de meterte un tiro cuando estés bajón.. sos vos el problema, no "el suicidio colectivo"
@Vermiliongirl +1
fdfernandez dijo:
Vermiliongirl dijo:Esta´muy competo....sería genial si investigaras sobre las posibilidades del suicidio en la gente bipolar....estoy hiendo al squiatra, hay una buena posibilidad de q me diagnostiquen transtorno bipolar y te digo q a como uno puede pensar q jamás lo haría en un bajonazo la idea suena muy razonable y di es como una bomba de tiempo :-/


Dejá de etiquetarte solo de algo... y estás haciendo todo lo posible para suicidarte, no para estár mejor. El post es sobre información, si lo encarás para el lado de meterte un tiro cuando estés bajón.. sos vos el problema, no "el suicidio colectivo"

Como hay gente q haba sin saber...como si yo hubiera elegido ser así...ese trastorno corre en mi familia, y no es fácil...la gente que no sabe o no conoce gente así, dice exactamente eso impulsados por los esteriotipos.

Yo no me quiero morir, dije q en el momento la idea suena muy razonable, esa es la enfermedad! media hora despues estoy dando brincos por la casa, gracias a dios tengo familia que me quiere y me entiende. Y yo soy fuerte y no pienso ceder a los impulsos.

Y tranquilo yo se q yo soy el problema, si no, no estaría buscando ayuda...ojalá no le tener un ser querido en mi situacion.
@RBarclay
esta interesante , pero como ya debes saber, en este tema , sin fuentes de donde sacaste la info.
Esta no sirve para nada, pueden ser datos inventados ,sin ofender
@zamuel5
Buen post

Reco, fab y follow
@Joodaryo
Escribir un comentario...
@rodrigocodini
nadie va a leeeeeeer todo eso. da paja leeeeeeer todo eso maaan