Eliminar el problema del doble acento o doble tilde


En ocasiones, nos encontramos con la desagradable sorpresa que no podemos poner acentos (tildes) cuando necesitamos, pero en su lugar, aparece un doble acento:

Ejemplo: Cami´´on


Hay varias razones que pueden hacer que suceda eso, pero principalmente son 2:

1: Tenemos desconfigurado el idioma del teclado.
2:Tenemos un keyloger

Para solucionar el primero, lo que debemos hacer es revisar nuestra configuración de idioma. En Windows XP es en:

Inicio > Panel de control-Opciones regionales, de idioma, y de fecha y hora-Configuración regional y de idioma-idiomas-detalles

Allí deberemos configurar de acuerdo al teclado que tengamos instalado. En Windows vista ya hay un tutorial al respecto, pueden verlo en este link:

Configurar el idioma del teclado en Windows Vista

Si con eso hemos podido solucionar el doble acento, no tenemos nada más que hacer. Sin embargo, a veces pasa que el problema es que tenemos un keyloger, es decir, un programa que detecta lo que escribimos con el teclado y envía esta información fuera.

Para solucionar esto, hay varias formas de hacerlo. Recomiendo intentar una a una en el orden que aparece, ya que las siguientes opciones pueden ser muy agresivas para el sistema.

Intento 1:

Hacemos un escaneo a fondo con el *** Anti-Malware. Hay un manual de uso en este link:

*** Anti-Malware: Instalación, configuración y uso

Tenemos que eliminar todo lo que encuentre. Si esto no funciona, procedemos al siguiente paso:


tutoriales de windows vista [megapost]

tutoriales

Evitar que el ordenador se reinicie sólo


Los reinicios del sistema automáticos son quizás una de las cosas que más irritaciones provocan en la mayoría de los usuarios. Actualizaciones, instaladores de programas o el mismísimo Windows se toman de vez en cuando la libertad de reiniciar el ordenador sin consentimiento, pero…¿cómo evitar que el ordenador se reinicie sólo

Windows

Ver como los iconos van desapareciendo y las ventanas se cierran solas, es el síntoma de que algún componente ha decidido reiniciar el ordenador automáticamente, y para evitar que esto pase, existe un programa que actúa como guardián, es decir, su función es bloquear los reinicios automáticos o apagados del PC, impidiendo que éstos puedan afectar a aplicaciones activas en plena sesión de trabajo.

Para evitar que el ordenador se reinicie sólo, lo primero que haremos es descargar Shu***Guard, un programa gratuito y traducido al español que nos quitará un gran peso de encima


http://www.configurarequipos.com/descargar-shu***guard.html

Vista


Instalar Windows Vista desde un USB


A.- Ventajas de instalación de Windows Vista desde un dispositivo USB.

B.- Material necesario.

C.- Preparación del dispositivo USB.

D.- Copia de Sistema Operativo Windows Vista en USB.

E.- Selección de dispositivo USB en el arranque del PC.


NOTA SOBRE ESTE TUTORIAL: Muchas placas antiguas, no soportan el arranque desde un dispositivo USB.


A.- VENTAJAS DE INSTALACIÓN DE WINDOWS VISTA DESDE UN DISPOSITIVO USB:

Tanto un CD, como un DVD o un Pendrive, son soportes de almacenamiento de datos. Cada uno, posee unas características que aportan ventajas e inconvenientes sobre los otros.


de

Como vemos en la gráfica, la instalación de Windows Vista desde un Pendrive, además de ser más rápida, también nos libra de fallos de lectura de datos a causa de imperfecciones físicas del soporte como arañazos. Es por eso, que hemos decidido hacer este tutorial

MATERIAL NECESARIO:

Lo único que necesitamos para instalar Windows Vista desde un dispositivo USB, es eso, una memoria USB como puede ser un Pendrive (Se supone que debe de tener la capacidad adecuada al requerimiento del sistema operativo).

Decir aquí, que lo suyo es adquirir un Pendrive USB de alta velocidad 2.0, ya que como hemos mencionado, la diferencia de realizar la instalación de Windows Vista con un USB, a realizarla desde un CD/DVD reside mayormente en la velocidad de transferencia y lectura del PC.

C.- PREPARACIÓN DEL DISPOSITIVO USB:

1.- Formatear el dispositivo USB: Para esto, en el menú ejecutar de Windows, tecleamos CMD.EXE. Esto nos abrirá una ventana e MS-dos.


tutoriales de windows vista [megapost]

2.- Una vez en la ventana de MS-DOS, tecleamos:

Diskpart: Aplicación de Windows para crear particiones.

list disk: Este comando, nos lista los dispositivos de almacenamiento conectados al PC.


tutoriales

Comprobamos con el tamaño que nos muestra el listado de discos, que número de disco corresponde a nuestro Pendrive (en mi caso es Disk 5).

3.- Una vez que nos hemos asegurado de que las acciones a realizar afectarán sólo a nuestro dispositivo USB, tecleamos:

Select Disk: Aquí seleccionamos el número de disco.


Windows

4.- Tecleamos lo siguiente para eliminar el contenido del dispositivo USB:

Clean: Esta comando sirve para eliminar contenidos del Pendrive.

5.- Una vez vacio el Pendrive, creamos una partición tecleando:

create partition primary: Crea la partición.

select partition 1: Selecciona la partición creada.

format fs=fat32: Formatea la partición con sistema de archivo FAT32.

assing: Escribimos el comando y a continuación el nombre que queramos dar a la partición.

exit: Comando para salir de Diskpart.

D.- COPIA DEL WINDOWS VISTA EN EL PENDRIVE:

Una vez listo nuestro Pendrive (memoria USB), tenemos que copiar la imagen de disco del Sistema Operativo Windows Vista al Pendrive USB. Para ello, desde la ventana de MS-DOS, tecleamos


Vista

Una vez acabada la transferencia del sistema operativo de una unidad a otra, ya tenemos listo nuestro dispositivo USB, para instalar Windows Vista.

E.- SELECCIÓN DE DISPOSITIVO USB EN EL ARRANQUE DEL PC:

Para que podamos instalar Windows Vista desde un USB, antes hay que indicar al ordenador, que priorice la lectura de datos de nuestro USB, antes que la del disco duro. Para ello:

1.- Con el Pendrive conectado al equipo, reseteamos éste.

2.- Al inicio del test de hardware, pulsamos la tecla suprimir para entrar en la BIOS.

3.- Nos dirigimos a BOOT, y seleccionamos como primera unidad USB.

4.- Guardamos cambios y salimos.

El equipo se reiniciará de nuevo y leerá en primer caso el dispositivo USB dónde tenemos instalado el Sistema Operativo Windows Vista. A partir de aquí, el proceso es idénticamente igual a como se realiza mediante un CD/DVD, sólo que éste tardará más de la mitad en hacerlo.


de

Es recomendable instalar Windows Vista


tutoriales de windows vista [megapost]

Esta pregunta es la que se hacen muchos últimamente, ¿vale la pena instalar Windows Vista? Depende. Si tienes una computadora de 2 años para arriba, podría valer la pena. Pero ahora viene lo más complicado y la pregunta que se hacen muchos: ¿Windows Vista funciona “bien” en ordenadores con 512 MB de RAM? Esto depende de la versión. Yo en mi computadora estoy usando Windows Vista en mi computadora con 512 MB de RAM, y la verdad es que funciona muy bien Windows Vista Home Basic en ese tipo de ordenadores. Si tenéis 512 MB de RAM en vuestro ordenador, la versión a instalar sería Home Basic.

Pero ahora viene otra pregunta: tengo una computadora con 512 MB de RAM, pero Home Basic no cumple todos mis requisitos para trabajar, ¿podría instalar una versión superior de Windows Vista? Si se quiere instalar una versión superior de Windows Vista se debería ampliar la RAM a 3 o 4 GB si quieres instalar Home Premium, Business o Ultimate, aunque hay que fijarse en que si tu computadora tiene suficiente procesador para ejecutar Windows Vista, y tarjeta de vídeo si quieres tener Windows Aero. Mi computadora tiene ya ¡5 AÑOS!, y utilizo Windows Vista en ella.

Otro paso importantísimo que hay que tomar antes de actualizar a Windows Vista o instalarlo, ASEGURARSE DE QUE TODOS TUS PROGRAMAS Y COMPONENTES DE TU ORDENADOR SOPORTAN WINDOWS VISTA. Busca todos los drivers para Windows Vista de tus componentes de tu ordenador, o instala el programa Asesor de actualizaciones de Windows Vista para comprobar que todos tus programas son compatibles.

Si tienes un ordenador ya antiguo pásalo por una tienda de ordenadores y que te hagan una mejora de RAM y tarjeta de vídeo.

Ahora voy a explicar lo que lleva cada versión de Windows Vista:

1. Windows Vista Starter: Lo más básico de lo básico. Una de las grandes limitaciones de esta versión es que sólo se pueden ejecutar tres programas a la vez. Esta versión sólo se vende en mercados emergentes.

2. Windows Vista Home Basic: Más de lo mismo. Versión diseñada para gente que no tiene ni idea de qué es un ordenador, o para hogares con necesidades informáticas básicas. El precio es 109 euros la actualización y 209 euros la versión completa

3. Windows Vista Home Premium: Probablemente la versión más adecuada para los hogares y la más vendida. Incluye todo lo que lleva Home Basic más Windows Aero con Flip 3D y Windows Media Center para poder ver vídeos, escuchar música y ver la TDT. El precio son 139 euros la actualización y 249 euros la versión completa

4. Windows Vista Business: Es la edición de Windows Vista para las pequeñas y medianas empresas. Lleva todo lo que tiene Windows Vista Home Premium quitando las opciones multimedia y añadiendo copias de seguridad avanzadas y recursos de red avanzados. El precio son 309 euros la actualización y 329 euros la versión completa.

5. Windows Vista Ultimate: Es la edición que contiene todo de Windows Vista. El precio es 329 euros la actualización y 349 euros la versión completa.

6. Windows Vista Enterprise: Es una edición especial para profesionales de TI y grandes empresas. Se vende a los suscriptores de Software Assurance a través de licencias por volumen y no se vende en tiendas.
Si tienes un ordenador con Windows 2000, NO es recomendable instalar Windows Vista.

A la hora de instalar Windows Vista puedes optar por dos tipos de instalación: Actualización y Personalizada (Avanzada).
En una actualización se conservan todos los datos, programas y configuraciones. En pocas palabras, sustituye tu Windows 2000 o XP actual por Windows Vista.

En Personalizada (Avanzada), se instala una copia limpia de Windows Vista. En este caso NO se conserva ningún dato, programa o configuración.

Para terminar, pensad muy bien la versión que queréis comprar. ¿Para qué comprar un Ultimate si con un Home Premium tienes suficiente? Además, la diferencia de precio entre estas dos versiones (Home Premium cuesta 139 euros en actualización y Ultimate en misma versión 329 euros) está más que justificada.

También existen las ediciones N de Windows Vista: Home Basic N y Business N. Estas versiones no incluyen los contenidos multimedia. No merece la pena comprarse estas versiones, ya que valen lo mismo que Home Basic normal y Business normal


tutoriales

Opinión sobre Windows Vista


Windows

Por casi todas partes leo y escucho opiniones en contra de Windows Vista, algunas fundadas y otras, justo es decirlo, sin ninguna base.

Muchas de estas críticas vienen de personas que se compran un ordenador por primera vez y que ni tan siquiera se han molestado en ver a fondo como es Windows Vista o cuales son sus prestaciones, basándose exclusivamente en opiniones de terceros. Otras veces son críticas en Windows instalados en máquinas que ni de lejos cumplen con los requisitos mínimos, otras muchas, por qué no decirlo bien claro, opiniones de Windows Vista de algo más que dudosa procedencia, pero desde luego totalmente ilegales y en otras ocasiones, opiniones puramente interesadas, no se sabe por qué motivo, en desprestigiar a esta versión de Windows. Cosa curiosa, muchos de estos últimos se han volcado en alabanzas al nuevo Windows 7, cuando este último es una versión Beta que aun está por ver el rendimiento que va a dar.

Pero también hay críticas totalmente reales, algunas de las cuales se están solucionando poco a poco, y otras es de esperar que, al menos en parte, solucionen el parte al menos el anunciado SP2 de Windows Vista.

Es por esto por lo que he decidido hacer este tutorial, basándome exclusivamente en mi experiencia. He de advertir que no se trata ni de un examen a fondo de Windows Vista ni una prueba exhaustiva del mismo, sino tan solo, como ya dice el título, una opinión personal, nacida de su utilización a diario desde prácticamente su salida al mercado.

Ante todo, voy a dar los datos técnicos, tanto de mi equipo como de la versión de Windows Vista que tengo:

Ordenador:

- AMD Athlon X2 5200+
- Placa base Asus M2N-E
- 4GB RAM DDR2-800 Kingston
- Disco duro Seagate Barracuda 7200.10 SATA2 (2 discos)
- Tarjeta gráfica nVidia GeForce 8500 GT 256 MB

Software:

- Windows Vista Ultimate, actualizado en su momento a SP1, y con todas las actualizaciones importantes cargadas.
- Avast! Antivirus Home Edition.

Windows no tiene nada deshabilitado, y carga bastantes programas y servicios en el arranque, ya que me hacen falta.

También trabajo normalmente con otro ordenador con Windows XP y tengo instalado en otro Windows XP, Windows Vista y Windows 7, en este caso con solo 2GB de RAM.

Aclaro esto para dejar bien claro que no es el único SO que utilizo habitualmente.

Vamos ya, vistos estos puntos, a entrar de lleno en el tema que nos ocupa, y es mi opinión sobre Windows Vista:

Como veis, el ordenador es potente, pero ni mucho menos es lo más potente del mercado en la actualidad, y además tiene ya unos años a cuestas (dos, pero ser exactos), y digo esto para incidir en un tema que ha dado mucho que hablar, y es la compatibilidad de Windows Vista.

Lo primero que hay que aclarar es que en el mercado no hay prácticamente software que trabaje exclusivamente con Windows Vista, por lo que no hay ningún motivo que fuerce a actualizar a Windows Vista un ordenador que funciona perfecta mente con Windows XP.

Además, es lógico que cualquiera que desarrolle un software, ya sea un sistema operativo o cualquier tipo de programa, lo haga pensando en el hardware disponible y en el que es previsible en fechas cercanas, pero no lo es tanto que se desarrolle un software pensando en el hardware que había hace cinco o seis años, lo que realmente supondría unas fuertes limitaciones en el avance y desarrollo. De hecho, si los diseñadores de software pensaran así, muy probablemente estaríamos aun trabajando con MS-DOS.

Es cierto que hay incompatibilidades con bastante hardware antiguo y Windows Vista (sobre todo con tarjetas gráficas y escáneres), pero también es cierto que pasó algo similar, aunque en menor medida, cuando salió al mercado Windows 98 y, esta vez en mayor medida, cuando salió Windows XP, y algo similar se puede decir del software, y en este caso, sobre todo con el cambio de Windows 98 a Windows XP. Además, este problema no es de Windows en sí, sino más bien de algunos fabricantes, que han aprovechado este tema para dejar algunos de sus productos (en muchos casos, los que menos éxito comercial han tenido) totalmente obsoletos, obligando al usuario a la compra de nuevos productos.
Seamos claros, la investigación y desarrollo cuesta dinero y los fabricantes ni son ni tienen por qué ser hermanitas de la caridad, pero a muchos de los que entendemos algo de este tema no deja de extrañarnos que unos fabricantes sí que pueden desarrollar drivers para una serie de productos, mientras que otros no pueden hacerlo para productos prácticamente idénticos, y esto es aun más incomprensible cuando se produce con productos de una misma compañía.

Por otra parte, he leído críticas tan peregrinas como que Windows Vista no era compatible con un determinado periférico, cuando para éste ni tan siquiera había controladores oficiales para Windows XP, lo que de entrada implica que tiene una antigüedad superior al año 2001 - 2002

Un punto bastante bueno que le encuentro es la rapidez en el inicio. Sinceramente, no sé lo que esperan algunos, pero con todo lo que cargo en el inicio (entre otras cosas, hasta 68 servicios), tener Windows cargado en 53.24 segundos no está nada mal, lo mismo que un tiempo de apagado de 28.69 segundos en iguales circunstancias tampoco es despreciable. Evidentemente, con menos carga de programas y servicios se aligera el arranque, llegando (en el otro equipo en el que lo tengo instalado, en este caso la versión Home Premium, y en un ordenador con 2GB de RAM e igual procesador), pero sin nada instalado, salvo el programa de la gráfica, el de sonido y el adaptador Wifi USB, el tiempo de encendido se queda en 44.22 segundos (incluida la conexión Wifi totalmente operativa). Sinceramente, para un sistema operativo que carga la cantidad de servicios y demás (incluido SideBar) que carga Windows Vista, no son tiempos para nada malos. Tiempos superiores a estos en equipos similares no son ya achacables a Windows Vista, sino al mantenimiento que cada cual le haga a su ordenador o a problemas con otro software instalado, incluido posibles problemas de virus, y esto afecta a cualquier sistema operativo.

A mi parecer es un sistema bastante estable (no he tenido en este tiempo ningún problema serio de cuelgues, e incluso en alguna ocasión en la que se me ha quedado colgado algún programa, nunca he tenido que reiniciar Windows para solucionarlo, y menos aun reiniciarlo desde el botón de Reset o apagando la torre, cosa que con Windows XP sí que pasaba (y a pesar del SP3, sigue pasando, aunque en bastante menor medida).

Tampoco he visto las temidas pantallas Azul Windows, tan habituales en versiones anteriores de Windows. La verdad es que no dejan de asombrarme algunas afirmaciones sobre la gran estabilidad de Windows XP (estaría bueno, después de casi 7 años en el mercado y 3 Service Packs), cuando, hasta hace bien poco tiempo, si hay algo de lo que no podía presumir Windows XP era precisamente de estabilidad.

Si tenemos en cuenta la seguridad, se ha avanzado enormemente, y aunque para muchos es un incordio el sistema de UAC (el control de cuentas de usuarios), lo cierto es que es un buen sistema, que evita muchos quebraderos de cabeza posteriores, y que tampoco es que esté saltando cada dos por tres. De hecho yo hay días en los que ni siquiera lo veo, y eso que trabajo una media de 12 horas diarias con el ordenador (trabajo, no me dedico a hacer cosas raras). La seguridad en la red también ha avanzado de forma sustancial, y las dificultades que a veces surgen para conectar con un dispositivo no son otra cosa que el resultado de las medidas de seguridad, que por otra parte son bastante fáciles de configurar.

Una de las cuestiones a este respecto que no dejó de sorprenderme fue la rápida respuesta de Microsoft, relativa al reconocimiento de los problemas que esta función ocasionaba, pero esto ya lo comentaré más ampliamente el resumen, ya que es una cuestión que tiene varias lecturas.

Una función que trabaja bastante bien con muchos dispositivos es el reconocimiento de estos (la carga de sus drivers) a través de Internet, con la opción correspondiente. Esto es cierto que no funciona para todas las marcas, pero llegados a ese punto ya no es algo imputable a Windows Vista, ni tan siquiera a Microsoft, sino a los fabricantes de hardware. Vamos por partes. Ya sabemos todos que es muy cómodo que un sistema operativo reconozca de forma automática la mayor cantidad posible de hardware instalado, pero es que esta no es la cuestión, la cuestión es que los diferentes fabricantes de hardware son los responsables de sus propios drivers y de desarrollar y facilitar el uso de los mismos para cualquier sistema operativo. Al fin y al cabo, también son muchas las quejas sobre el deficiente soporte de ATI para Linux, y, que yo sepa, a nadie se le ocurre echarle la culpa a Ubuntu por este tema.

Un punto que realmente siempre he visto muy flojo en Windows Vista (aunque Windows XP tampoco es que sea una maravilla en este aspecto) es la dificultad que a veces se tiene a la hora de localizar el acceso a algunas funciones y configuraciones. Esto parte de una gran diseminación de las mismas, así como de una poco clara e intuitiva interfaz a la hora de saber donde se encuentra cada configuración. Esto mismo ocurre también en Windows XP, lo que ocurre es que Windows XP, después de casi 7 años en el mercado, es bastante conocido, mientras que Windows Vista tan solo lleva 2 años entre nosotros. Afortunadamente parece ser que los ingenieros de Microsoft se han percatado del problema y han decidido agrupar estas funciones de forma bastante más lógica y accesible en el nuevo Windows 7.

El uso de recursos (a mí no me gusta llamarle consumo) es cierto que es algo alto, bastante más que en Windows XP, pero una cosa es lo que se use y otra muy distinta como se use, y la gestión de recursos es otro avance en Windows Vista. Es cierto que usa más recursos, pero también es cierto que los gestiona mejor, y sobre todo, que nos da más cosas a cambio, y conste que no quiero decir con esto que no sea este un capítulo en el que Microsoft tiene que avanzar hasta al menos ponerse a los niveles de otros desarrolladores de sistemas operativos, que para funciones muy parecidas necesitan unos requerimientos inferiores, aunque no mucho (milagros no hace nadie). Además, vamos a no engañarnos. Pasado un nivel de funciones, TODOS los sistemas operativos necesitan una máquina con buenas prestaciones para funcionar correctamente. Es cierto que esto es más evidente en los sistemas operativos de Microsoft que en otros sistemas operativos, pero es igualmente aplicable a todos ellos. Como ya comenté en otro tutorial, es falso decir, por ejemplo, que Linux corre bien en cualquier máquina por poco potente que sea, mientras que no se especifique a qué versión o distro nos estamos refiriendo exactamente y a qué nivel de complementos lo haga. Si a expresarnos de forma tan inexacta vamos, también Windows corre en un 80286 con 8 Mb de RAM (otra cosa es que se trate de Windows 3.11, pero es Windows al fin y al cabo).

Algo que nunca me ha gustado de Windows Vista (y que, por cierto, nunca he comprendido) es el uso excesivo de disco para hacer las copias de restauración del sistema. Y digo que nunca me ha gustado ni comprendido porque este uso se cifra en un 15% del espacio disponible en la unidad correspondiente, con un mínimo de 300 MB, sin posibilidades de configurarlo por parte del usuario. Es cierto que, al parecer, este punto ha sido corregido en Windows 7, pero es que ya estaba corregido en Windows XP, sistema en el que sí que se puede configurar el espacio en disco reservado para hacer las copias de restauración.

También me defraudó algo en su momento los pocos cambios que habían en los programas que Windows incorpora (Bloc de notas, WMP, Wordpad o Paint, por ejemplo), ya que salvo la nueva versión de Windows Media Player y algunos ligeros retoques en Paint, no hay ningún cambio significativo con respecto a Windows XP. Este tema sí que ha experimentado un gran cambio en el nuevo Windows 7.

Muy bueno por otra parte, aunque quizás algo falto de originalidad (léase Mac), y mejorable, como posteriormente se ha visto en Windows 7, es lo relacionado con Aero, y en especial con Flip3D. Es un sistema muy cómodo (aunque poco desarrollado en Windows Vista) para aquellos que solemos trabajar con varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo, o incluso con la misma aplicación abierta varias veces.

También es muy interesante y de agradecer la posibilidad de gestionar las particiones directamente desde Windows, aunque se echa de menos más flexibilidad en este sentido. En concreto, no solo se echa en falta una mayor flexibilidad en cuanto a determinar el tamaño de las particiones (es cierto que se pueden reducir, pero dentro de unos límites bastante restrictivos), sino que, y sobre todo, se echa de menos la posibilidad de mover las particiones (al menos las secundarias) dentro del disco duro. Esto es algo que se puede hacer sin mayores problemas con otros gestores de discos, como es el caso de GeParted.

Y ya que estamos hablando de unidades, es también muy útil e interesante el sistema de detección y reparación de errores en unidades externas (conectadas a USB). He de reconocer que esta utilidad me ha salvado el pellejo en más de una ocasión, al tener que recuperar unidades de Windows 98 que fallaban en el arranque, y que se han reparado de forma automática con tan solo conectarlas por USB y ejecutar el reparador.

Un poco lioso al principio para los que estábamos acostumbrados a Windows XP es el cambio de denominaciones de algunos apartados en el Menú Inicio, así como en otros apartados. Son los mismos perros con distintos collares, pero en un primer momento se hace cuando menos extraño.

En cuanto a la compatibilidad de software, tan solo he tenido problemas con uno muy específico, que no lo tengo actualizado por motivos más que nada laborales. Con el resto que utilizo habitualmente no he tenido mayores problemas, si bien es cierto que en ese aspecto suelo utilizar las últimas versiones, o al menos las compatibles. Cierto que esto supone una buena inversión, pero es que el ordenador, en mi caso, es básicamente para trabajar.

Por último, comentar que un punto nada favorable fue en su momento el precio excesivamente alto al que salió al mercado, aunque con la salida del SP1 bajó bastante (un 40% para ser exactos), así como en parte la diversificación de versiones. 4 versiones pueden ser demasiadas en un mercado en el que prima sobre todo, a nivel doméstico, el uso multimedia. Por otra parte, el negar la venta en ciertos mercados de la versión Starter ha impedido de entrada el poder actualizar a Windows Vista (cosa que ya digo que bajo ningún punto es imprescindible) ordenadores con una cierta falta de potencia. Una versión Starter con menos limitaciones, pero con los mismos requerimientos de hardware, habría solucionado en parte este punto, o bien una versión Home Basic algo más ligera.

RESUMEN:

Para mí al menos, Windows Vista no es ni de lejos el mal sistema operativo del que muchos hablan, y he de reconocer que a veces pienso que no se trata del mismo sistema operativo.

Para mí se trata de un sistema operativo bastante bueno (mejor en muchos aspectos que su predecesor, Windows XP), con los defectos propios de un sistema recien sacado al mercado, muchos de los cuales (compatibilidades sobre todo) se han ido solucionando con el paso del tiempo.

Respecto a su implantación en equipos antiguos, me reitero en lo ya dicho. Después de todo, cuando salió al mercado Windows Xp, también fueron muchos los equipos que trabajaban bajo Windows 98 y que no era posible actualizarlos a XP exactamente por los mismos motivos por los que ahora hay equipos que no se pueden actualizar a Windows Vista, y aun sigue habiendo un importante parque de ordenadores que trabajan con Windows 98 o, como mucho, con Windows 2000, que no es posible actualizar ni tan siquiera a Windows XP.

Como ya comenté en un punto anterior, no dejó de sorprenderme la rápida aceptación de los problemas atribuidos a Windows Vista por parte de Microsoft, pero este punto me ha resultado más comprensible ante la rápida salida al mercado de Windows 7. A la espera de la gestión comercial que Microsoft piense ofrecer al público, lo cierto es que muchos de los problemas o defectos que plantea Windows Vista se podrían arreglar con un simple Service Pack, como ya pasó en su momento con el SP2 de Windows XP, pero la cuestión es que un Service Pack NO se cobra (se considera una actualización), punto que cambia sustancialmente al tratarse de una versión completamente nueva de sistema operativo.

Ante esta situación, tal y como he leído en algún sitio, con Windows Vista y Windows 7 da la impresión no de que este último sea un arreglo del primero (que ciertamente no lo es), sino de que Windows Vista ha sido una especie de Beta cobrada (y muy bien, por cierto) de Windows 7, y esto, salvo que Microsoft ponga los medios para remediarlo, sí que se le puede convertir en un auténtico problema para Microsoft, y los medios pasan simplemente por una forma bastante económica de migrar de Windows Vista a Windows 7.


Vista

Desinstalar actualizaciones en Windows Vista


l proceso de desinstalación de una actualización en Windows Vista es muy sencillo.

Vamos en primer lugar a Inicio --> Todos los programas y buscamos Windows Update.


de

Hacemos clic en el enlace y pasamos a la ventana correspondiente

tutoriales de windows vista [megapost]

En esta ventana vemos en el panel de la izquierda un enlace a Ver historial de
actualizaciones


tutoriales

En esta ventana podemos ver un historial de todas las actualizaciones que hayamos instalado (OJO: En este historial se van a mostrar todas las actualizaciones que hayamos instalado, estén instaladas actualmente o no)

Aunque no es imprescindible, como veremos a continuación, pasar por esta ventana para desinstalar una actualización, sí que es conveniente, ya que si pulsamos sobre la actualización con el botón auxiliar del ratón (botón derecho), vemos una serie de opciones, entre las que se encuentra Ver detalles, que nos muestra una descripción completa de esta actualización, como podemos ver en la siguiente imagen


Windows

esta información nos puede servir para localizar exactamente la actualización que queremos desinstalar.

También tenemos en la ventana del Historial de actualizaciones un acceso a Actualizaciones instaladas, desde donde es posible realizar la desinstalación.

En un principio, siempre es interesante que cuando vayamos a desinstalar una actualización anotemos su número (KB957321 en este caso) por si posteriormente necesitamos o queremos volverla a instalar


Vista

la ventana de Actualizaciones instaladas se accede también de forma directa a través de la de Windows Update, como podemos ver en la imagen superior

de

[iBien, ya estamos en la ventana de Actualizaciones instaladas Al posicionar el puntero del ratón sobre una actualización y marcarla se activa la opción Desinstalar, a la que también se accede haciendo clic sobre la actualización con el botón auxiliar del ratón.

Pulsamos sobre la opción y se nos muestra la siguiente ventana]
[/i]

tutoriales de windows vista [megapost]

En ella se nos pide que confirmemos que deseamos desinstalar la actualización. Pulsamos Sí y continuamos.

En este punto, si tenemos activado el Control de cuentas de usuarios (UAC) de Windows Vista nos pedirá los permisos pertinentes. Los damos y continuamos con la desinstalación.


tutoriales

a siguiente ventana nos muestra un progreso de la desinstalación y nos advierte de que debemos esperar. También nos muestra un botón para cancelar la desinstalación en curso. Yo no recomiendo hacerlo, es preferible volver a instalar la actualización

Windows

Una vez terminada la operación se nos va a mostrar una ventana indicándonos que debemos reiniciar para aplicar los cambios. Aunque nos da la posibilidad de reiniciar posteriormente es más que recomendable hacerlo en ese mismo momento.

Bien, con esto ya se ha desinstalado la actualización elegida


Vista

Como podemos ver, ya no aparece en la lista de Actualizaciones instaladas (recordad que hemos desinstalado la actualización KB957321).

de

Si vamos a Windows Update vemos que de nuevo se nos muestra esta actualización como disponible

tutoriales de windows vista [megapost]

Si realmente no la queremos instalar la desmarcamos y, si deseamos que no se nos siga mostrando, hacemos clic sobre ella con el botón derecho del ratón y vamos a la opción Ocultar actualización (necesita permisos de administrador), con lo que estas actualizaciones no estarán activas.

Si en algún momento queremos ver las actualizaciones que tenemos ocultas lo podemos hacer haciendo clic en el enlace del panel izquierdo de la ventana de Windows Update que indica Restaurar actualizaciones ocultas, marcado en violeta en la segunda imagen de este tutorial


tutoriales

Vemos en la ventana que se nos muestra las actualizaciones que hayamos ocultado. Para recuperarlas las marcamos y hacemos clic en Restaurar (que, evidentemente, también requiere de permisos de administrador, como indica el escudito que aparece), con lo que volverán a mostrarse en la lista de actualizaciones de Windows Update.

Hay que advertir que en algunos casos, aunque desinstalemos la actualización, es muy posible que los efectos que ésta causa no desaparezcan, como ocurre con las actualizaciones de WGA y de OGA (Windows Genuine Advantage y Office Genuine Advantage), en las que, una vez instalada la actualización, los archivos de validación de software original permanecen en el equipo aunque la desinstalemos.

También es muy importante que para realizar este tipo de operaciones conservemos los archivos (normalmente ocultos y/o del sistema) que se nos creen cuando instalamos una actualización.

Las actualizaciones de tipo igual o superior a Importante no debemos desinstalarlas, a no ser que sea porque nos estén causando algún problema



comenten