Derechos Del Consumidor En Argentina

• Derechos del Consumidor

La normativa de Defensa del Consumidor está integrada por la ley 24.240 de Defensa del Consumidor, la Ley 22.802 de Lealtad Comercial, la Ley 19.511 de Metrología Legal y la Ley 25.065 de Tarjetas de Crédito. Estas normas protegen los derechos de los consumidores o usuarios. La Ley 24.240 de Defensa del Consumidor define en su artículo 1º el concepto de consumidor.

¿Quiénes son Consumidores?

Aquellas personas físicas o jurídicas (empresas, asociaciones, sociedades, organizaciones) que contratan a título oneroso (no gratuito) para su consumo final o beneficio propio o de su familia, las siguientes actividades:

Adquisición (compra) o locación (alquiler) de cosas muebles.
Prestación de servicios.

Adquisición de inmuebles destinados a vivienda.

No serán considerados consumidores o usuario quienes adquieran, almacenen o utilicen bienes o servicios para integrarlos a procesos de producción, transformación o comercialización.

Los servicios profesionales liberales que requieran, para su ejercicio, título universitario (ej.: abogados, médicos, arquitectos, etc.), no están comprendidos dentro de los servicios de los que se ocupa la ley de defensa del consumidor. Sin embargo la publicidad que éstos realicen para ofrecer sus servicios profesionales sí se encuentran comprendidos en las disposiciones de la ley mencionada.

Interpretación a favor del consumidor

En caso de duda acerca de la aplicación de una disposición de la normativa de defensa del consumidor, se decidirá siempre la interpretación que sea mas favorable para el consumidor.
Derecho a la Información

El consumidor o usuario tendrá derecho a estar informado de manera cierta y objetiva sobre las características esenciales de las cosas o servicios que obtenga.

En los productos alimenticios es importante leer todo lo que dicen las etiquetas al igual que en las telas y artículos de confección. Pedir manuales de uso, catálogos e instrucciones al vendedor. Consultar sistemas de pago, interés o recargos en las compras a crédito y procurar en todos los casos que queden por escrito.
Seguridad

La protección del consumidor significa que las cosas o servicios deben ser sumistrados de manera tal que, utilizados en condiciones normales de uso, no presenten peligro alguno para la salud o integridad física.

Vender productos defectuosos o en mal estado se encuentra penado por la ley de Defensa del Consumidor: algunas reglas para verificar la seguridad de los productos:

Los productos y servicios adquiridos y utilizados normalmente no deben presentar peligro para los consumidores.

En los casos de servicios o cosas riesgosas, cuya utilización pueda suponer un riesgo de los consumidores o usuarios, deben llevar un manual en idioma nacional sobre su uso y mantenimiento, brindando un asesoramiento adecuado.

Si se da cuenta que ha comprado productos dañados o en mal estado, deberá informarlo a la autoridad competente, con el objeto de evitar daños a los demás consumidores o usuarios.

Si el consumidor sufre un daño como consecuencia de las fallas de un producto o de la prestación de un servicio, serán responsables: el proveedor, el vendedor y quien haya puesto su marca en el producto o servicio.
Garantías de los productos

Al adquirir productos durables (electrodomésticos, muebles, ropa, etc.) el consumidor goza de una garantía legal por cualquier defecto que impida que el producto sea utilizable.

La garantía legal tendrá vigencia por tres meses a partir de la entrega al comprador.

En caso de que el producto requiera reparaciones, el transporte al taller o fábrica deberá ser realizado por el responsable de la garantías y los gastos de flete y seguro se encontrarán también a su cargo.

El tiempo que dure la reparación deberá agregarse a la duración de la garantía original, a fin de que el consumidor goce de 3 meses de garantía del producto a partir de que se encuentre en posesión de él.

Los fabricantes, importadores y vendedores de productos durables, deben asegurar un servicio técnico adecuado y el suministro de los repuestos y partes del producto.

Si la reparación no resulta satisfactoria porque el producto reparado no quedó en las condiciones óptimas para su uso normal, el consumidor puede:

Pedir que le cambien el producto por uno igual en buen estado.

Devolver el producto en el estado en que se encuentre, a cambio de la devolución del dinero.

Obtener una reducción proporcional del precio.
Publicidad

Los anuncios publicitarios obligan al vendedor a cumplir con lo que expresan y forman parte del contrato con el consumidor. Por eso es muy importante conservar los folletos de ofertas o promociones de los servicios que se contratan.
Oferta

Cualquier oferta o promoción dirigida a los consumidores, debe ser cumplida por quien la emite, durante el tiempo que dure ésta.
Factura

La factura de compra debe contener:

La descripción y especificación del producto.

El nombre y domicilio del vendedor.

Las características de la garantía que brinde el vendedor.

Los plazos y condiciones de entrega.

El precio y las condiciones de pago.

Debe estar en español.

Debe ser completa, clara y fácilmente legible.

Debe ser entregado un ejemplar al comprador.

Es importante pedir y conservar la factura de compra o de servicio ya que es el documento que acredita nuestro vínculo de consumo con la empresa en caso de que necesitemos hacer un reclamo.
Incumplimiento del vendedor o proveedor

Si no cumple con el contrato o con la oferta, el consumidor puede:

Exigir que se cumpla con lo pactado siempre que sea posible.

Aceptar un producto o servicio equivalente.

Rescindir el contrato y pedir la devolución de lo pagado.

Se le puede aceptar, en algunos casos, en lugar de la devolución del dinero, una nota de crédito para ser utilizada en el comercio.

Todo lo anterior es posible, sin exclusión de iniciar acciones de daños y perjuicios.

Para que estos derechos puedan ser exigidos es muy importante que el consumidor exija siempre el contrato o la oferta por escrito y lo conserve.
No podrá realizar reclamos en determinadas circunstancias

El consumidor no podrá efectuar una queja si:

Se encontraba advertido por el proveedor, vendedor o fabricante de fallas en los productos de segunda selección.

Si el consumidor dañó el producto a causa de un uso indebido.

Si cometió un error al comprar un artículo equivocado, por ejemplo: modelos, talles, etc.

Si posterior a la compra cambió de opinión acerca del artículo.

¿Qué son las cláusulas abusivas?

Hay determinadas acciones que se realizan a través de contratos de adhesión, esto significa que el contrato fue realizado por el prestador, y el consumidor o usuario adhieren al servicio que se ofrece. Ej: abrir una cuenta en un banco, obtener una tarjeta de crédito, contratar servicios de medicina prepaga, comprar telefonía celular, participar en planes de ahorro para la adquisición de un auto, etc. Aquellos contratos en los que el consumidor no discute su contenido ni negocia las clásusulas, sólo se limita a aceptar los términos propuestos.

Estos contratos, en muchas ocasiones, suelen contener cláusulas abusivas, que son aquellas que implican una ampliación de los derechos a favor del proveedor o una restricción de los derechos del consumidor.

Existen criterios que permiten determinar la abusividad de las cláusulas, fijados por la Ley de Defensa del Consumidor. Ellos son:

Las cláusulas que tiendan a limitar la responsabilidad por daños. Ej.: no asumir el riesgo de los daños que le pueden generar a un auto en el estacionamiento.

Las cláusulas que impliquen una renuncia o restricción de los derechos del consumidor o amplíen los derechos del proovedor.

Las cláusulas que tiendan a invertir la carga de la prueba contra el consumidor.

Si el consumidor considera que una cláusula es abusiva y eso le impide realizar la contratación, puede comunicarse con la Dirección de Defensa del Consumidor para obtener un asesoramiento adecuado.

El Juez y la Dirección de Defensa del Consumidor serán competentes en materia de determinar si una cláusula es jurídicamente abusiva.
Servicios

Libre elección

El prestador de un servicio debe entregarle un presupuesto a la persona interesada, el cual deberá contener:

Nombre, domicilio y otros datos del prestador del servicio.

El trabajo a realizar, descripto.

La descripción detallada de los materiales necesarios.

Los precios, diferenciando el costo de los materiales de la mano de obra.

La duración del trabajo.

Expresar en caso de otorgar o no una garantía voluntaria, y de ser afirmativo, las características y su duración.

Plazo de aceptación del presupuesto.

Datos de inscripción en la AFIP.
Prestación del Servicio

Si existiere algún costo adicional necesario para la prestación, y no hubiere sido incluido en el presupuesto, será necesario comunicarlo al consumidor antes de su utilización o realización.

Los servicios prestados por profesionales universitarios que requieran matrícula habilitante no se encuentran regidos por la normativa de defensa del consumidor.
Defectos en el trabajo realizado

Si concluido el trabajo, aparecen defectos dentro de los 30 días siguientes a la culminación, el prestador se encuentra obligado a corregir todos los defectos sin costo adicional de ninguna especie para el consumidor.
Garantía del servicio

En la garantía del servicio deberá constar, por escrito:

La correcta identificación del trabajo realizado;

El tiempo de vigencia de la garantía, la fecha de iniciación de dicho período y las condiciones de validez de la misma;

La correcta identificación de la empresa que la hará efectiva.
¿Cómo realizar un reclamo?

Recordar los hechos claramente.

Regresar al comercio lo antes posible.

Llevar el recibo o la factura de compra y nunca entregarlo en el comercio.

Explicar el problema, expresar los que se desea y determinar un límite de tiempo.

Intentar siempre dejar el reclamo por escrito y conservar una copia.

Es conveniente, en muchos casos, no dejar de realizar los pagos estipulados, aunque no se encuentre resuelto el problema.

Guardar las copias de todas las cartas enviadas y recibidas, en caso de haberlas.

Agotar la instancia de reclamo ante el proveedor, vendedor o prestador antes de dirigirse a la autoridad competente.
En caso de realizar reclamos por teléfono, es preciso tener en cuenta:

Solicitar número de reclamo.

Mantener un registro de todas las llamadas telefónicas.

Tener en mano los recibos, facturas y demás documentos.

Pedir el nombre de todas las personas con las que habla.

Anotar la fecha y la hora de las llamadas y las cosas mas importantes de la conversación.
En caso de realizar un reclamo por escrito, es conveniente que el mismo contenga:

La descripción del producto o servicio.

El detalle de la fecha y lugar donde fue adquirido el producto o contratado y realizado el servicio.

El detalle del costo de la compra o trabajo.

Expresar claramente las fallas o defectos y la actitud tomada por el consumidor ante ellas.

Describir con quién habló y lo ocurrido a partir del reclamo.

Expresar lo que quiere que se realice para la resolución del problema: Ej.: reparación, reemplazo del producto, reembolso del dinero, reducción del precio, etc.

Guardar las copias de todas las cartas enviadas.

No enviar documentos originales: Ej.: facturas, recibos, contratos, certificados, garantías, etc. Enviar las copias.

Si entrega la carta en el lugar, solicitar que le firmen una copia de lo entregado.

Si el consumidor o usuario ha realizado el reclamo ante la empresa sin una respuesta satisfactoria o viable dispone de las siguientes instancias:

Reclamo ante el organismo de Defensa del Consumidor:

Si el consumidor presenta una denuncia contra el proveedor, tendrá acceso a una instancia de conciliación que le permitirá lograr un acuerdo definitivo sobre el asunto.

En una primera etapa este organismo facilita una conciliación entre las partes.

Si la conciliación no tiene éxito, se continuará con un proceso para aplicar, si correspondieren, sanciones a la empresa y de esta manera el consumidor podrá recurrir a la justicia para obtener un resarcimiento efectivo.
Sistema Nacional de Arbitraje de Consumo:

El arbitraje es un medio de resolución de conflictos rápido eficaz y gratuito, que no se tramitará ante un juez sino ante un tribunal arbitral.

Las partes se someten voluntariamente y lo decidido es inapelable.

El tribunal estará conformado por tres árbitros: uno representará a las asociaciones de consumidores, otro representará al sector empresario y el tercero se denomina árbitro institucional, en representación del Estado.

En esta instancia, no es necesario para ninguna de las partes contar con el patrocinio de un abogado.

Si el reclamo es inferior a los $ 500, el tribunal estará conformado sólo por el árbitro institucional (representante del Estado).

En un primer momento, las partes expondrán su caso. Luego se las invitará a conciliar, si ellas no pueden hacerlo, los árbitros serán quienes tomen la decisión.

Las partes gozan de todas las garantías para ser escuchadas, ofrecer pruebas y defender sus derechos.

Este sistema arbitral es voluntario.

Existe un Registro en el cual se encuentran las empresas que adhieren a este sistema, comprometiéndose a presentarse ante cualquier reclamo de un consumidor.

Si el problema de un consumidor se relaciona con una empresa que no se encuentra en este registro, igualmente podrá presentar su reclamo y el tribunal se contactará con la empresa. Si ésta no acepta someterse al arbitraje de consumo, su trámite se derivará para que sea tratado como una denuncia.

Reclamo ante alguna Asociación de Consumidores

Estas tomarán el reclamo y contactarán a la empresa para resolver el problema. Si la gestión no resulta exitosa, remitirán el caso a un organismo de Defensa del Consumidor.
Poder Judicial:

Es necesaria la asistencia legal de un abogado.
Asociaciones de consumidores

Son asociaciones civiles que se ocupan de velar por el cumplimiento de los derechos de los consumidores. Investigan la seguridad y la calidad de los productos y brindan información y orientación a los consumidores.

Son asociaciones que tienden a generar una mayor participación del ciudadano en el intercambio de productos y servicios.

También están legitimadas para actuar ante la justicia o la autoridad administrativa en nombre de los consumidores.

Reclamos por Servicios Públicos Domiciliarios

Los servicios públicos cuentan con una regulación específica emanada de los respectivos Entes Reguladores, quienes son, además quienes deben velar por el cumplimiento de la misma. Sin embargo, existen una serie de productos y servicios ofrecidos por las empresas prestatarias de los mismos que no están regulados por los Entes Reguladores. En esos caso, es de aplicación la Ley de Defensa del Consumidor.

Son competencia de esta Subsecretaría de Defensa de la Competencia y Defensa del Consumidor (autoridad de aplicación de la 24.240) los siguientes casos:

aquellos en los que no hay legislación específica que regule el caso planteado (art. 25, 3° párrafo, ley 24.240);

los planes comerciales;

los cargos adicionales a la tarifa regulada de los servicios adicionales no regulados (memobox, línea control, plan domingo libre, etc.);

la venta de equipos;

la publicidad;

el incumplimiento de oferta.

Para reclamar sobre estos aspectos de los servicios públicos, usted debe dirigirse a la Subsecretaría de Defensa del Consumidor de la Nación.

Los aspectos vinculados con :

la medición de consumos

el control de calidad

las tarifas reguladas

Deben reclamarse ante las empresas prestadoras y en los respectivos entes reguladores.












Ley 26.361 (Modificación de la Ley Nº 24.240. Disposiciones complementarias.)

ARTICULO 3º — Sustitúyese el texto del artículo 3º de la Ley Nº 24.240 de Defensa del Consumidor, por el siguiente:

Artículo 3º: Relación de consumo. Integración normativa. Preeminencia.

Relación de consumo es el vínculo jurídico entre el proveedor y el consumidor o usuario.

Las disposiciones de esta ley se integran con las normas generales y especiales aplicables a las relaciones de consumo, en particular la Ley Nº 25.156 de Defensa de la Competencia y la Ley Nº 22.802 de Lealtad Comercial o las que en el futuro las reemplacen. En caso de duda sobre la interpretación de los principios que establece esta ley prevalecerá la más favorable al consumidor.

Las relaciones de consumo se rigen por el régimen establecido en esta ley y sus reglamentaciones sin perjuicio de que el proveedor, por la actividad que desarrolle, esté alcanzado asimismo por otra normativa específica.



mas sobre esta ley : http://www.infoleg.gov.ar/infolegInternet/anexos/135000-139999/139252/norma.html







Funete: www.mecon.gov.ar

5 comentarios - Derechos Del Consumidor En Argentina

@Vilaluz
ESTA MAL, TE FALTA LA 26361 QUE MODIFICA A LA 24.240 E INCORPORA ARTICULOS IMPORTANTISIMOS COMO EL 3º. QUE EQUIPARA A QUIENES ESTAN EXPUESTOS A RELACIONES DE CONSUMO CON USUARIOS Y CONSUMIDORES

MODIFICALO ASI SIRVE LA INFO
@nico_tombino
gracias, aca en Argentinalandia es incríble como te cagan...