La corriente vampiro o consumo en Stand By

La mayoría de los hogares tienen una pérdida de energía, un sangrado. Una electricidad que nadie utiliza, que nadie aprovecha, que es desperdiciada. Es la llamada corriente vampiro, o corriente en espera, Stand-By.



Este tipo de derroche de electricidad es el que hacen los aparatos eléctricos de la casa, casi todos, cuando permanecen enchufados a la corriente eléctrica. Por ejemplo los televisores, DVD, equipo de música, etc cuando están en stand-by, o sea con esa lucecita roja encendida y listos para que nosotros presionemos un botón del control remoto y se enciendan. Bueno, mientras están en ese estado de espera están consumiendo, y mucho.
También sucede cuando dejamos enchufados los cargadores de teléfonos celulares, cámaras de fotos, mp3, notebooks, etc.

Este consumo eléctrico, que la gente suele despreciar pensando que al estar en espera no puede ser mucho, representa entre el 5 y el 16 por ciento del consumo general del hogar. En Argentina pueden llegar a ser unos 250 pesos despilfarrados por año, más o menos unos 50 euros.

Para que se hagan una idea de lo que consume cada uno de estos vampiros, vamos a hacer una lista. Para que comparen, una lámpara de bajo consumo, suele usar unos 7 a 15 vatios para darnos luz.


Aire Acondicionado: a no ser que se desenchufe, sigue consumiendo casi 1 watt.

Cargador del teléfono celular: Cuando está cargando consume entre 2 y 3 vatios, pero cuando se lo deja enchufado sin que cargue nada, sigue consumiendo 0,26 vatios.

Radio reloj: consume 2 vatios.

Monitor de la computadora: Si es CRT consume 65 vatios cuando está encendido, mientras permanece en stand by, o sea cuando se “apaga” automáticamente sigue consumiendo 12 vatios, y estando apagado y enchufado gasta 0,8 vatios. Los LCD consumen 28 vatios encendidos, 1,38 cuando están en espera, y 1,13 apagados y enchufados.

Computadora de escritorio: Mientras está en uso consume 74 vatios. Cuando está en espera 21 vatios, y estando apagada pero todavía enchufada usa 2,84 vatios.

Computadora Notebook: Totalmente cargada y funcionando usa unos 30 vatios. En uso y cargándose usa 44 vatios. En espera, 15 vatios. Apagada y enchufada, sigue consumiendo 8,9 vatios. El cargador solo si está enchufado consume 4,42 vatios.

Fax: Si es a chorro de tinta consume 5,31 vatios cuando está apagado, y 6,22 cuando está encendido. En cambio uno laser no consume nada estando apagado, y 6 encendido.

Estufa eléctrica: encendidas suelen consumir 340 vatios, pero apagadas y enchufadas siguen consumiendo 4,21 vatios.

Modem: Uno de DSL, funcionando, consume 5,37 vatios. Apagado y enchufado sigue usando 1,37 vatios. El modem de cable usa 6,25 vatios cuando está en funcionamiento y 3,84 estando apagado y enchufado.

Escáner: En uso consume 9,6 vatios, pero si sigue enchufado cuando se deja de usar continúa consumiendo 2,48 vatios.

Parlantes de la computadora: Mientras están encendidos, sin sonido, consumen 4,12 vatios. Apagados pero enchufados, 1,79.

Equipo de música:
Mientras funciona con un CD consume 6,8 vatios, con la radio 3,3 vatios. Encendido pero sin tocar música consume 4,11 vatios. Apagado en espera 1,66.

Televisión: Si es una pantalla común, en funcionamiento consume 186 vatios. En espera usa 3,06 vatios. Apagado pero todavía enchufado, sigue gastando 2,88 vatios.

Cafetera: aunque esté apagada, si sigue enchufada consume 1,14 vatios.

DVD, reproductor:
mientras funciona consume 9,91 vatios, encendido pero sin pasar DVD usa 7,54 vatios. Apagado pero enchufado, 1,55.

Horno de microondas: Cocinando consume 1433 vatios. Si no está desenchufado, consume 3,08 vatios, pero si se olvidó la puerta abierta y sigue enchufado, consume 25,79 vatios.

La moraleja de la historia no es que desenchufe todo en su casa. Lo ideal es que tenga zapatillas o enchufes con interruptor de encendido y apagado, entonces cada noche antes de irse a dormir los apaga. Si quiere ser más extremo, sólo los enciende cuando los usa.

Fuente: Lawrence Berkeley National Laboratory

http://www.sustentator.org/blog/2009/07/la-corriente-vampiro-o-consumo-en-stand-by/