Barcos aparecidos a la deriva, sin tripulación ni explicación de su ausencia... Son los llamados barcos "fantasma". En algunos casos, hasta unos años después no se sabe ciertamente qué ha ocurrido, en otros, no se sabe nunca.

Hoy, que es la noche de Halloween, y para que tengaís alguna historia terrorifica que contar, propongo tres de los casos, uno antiguo y dos modernos, más sonados de barcos "fantasma":

Mary Celeste

Quizás el más famoso de los barcos fantasma reales (otro día veremos casos de barcos fantasma que se aparecen a otros buques en alta mar) sea el "Mary Celeste", un buque que fue encontrado abandonado entre Portugal (continental) y el archipiélago de las Azores en 1872. Carecía de toda la tripulación, pero estaba completamente intacto.

Aunque la historia sobre este buque de While Arthur Conan Doyle's, "J. Habakuk Jephson's Statement", ha añadido algunos fenómenos extraños (por ejemplo, que el té en el comedor aún estaba caliente), el hecho es que la última entrada en el registro fue 11 días antes del descubrimiento de la nave.

Botado en 1860 bajo el nombre de "Amazonas", el "Mary Celeste" comenzó su desafortunada travesía. En los 10 años anteriores a que tomase el nombre de "Mary Celeste", el barco estuvo involucrado en varios accidentes y pasó por varios propietarios. Fue subastado por la Oficina de salvamento de Nueva York, y comprado por 3.000 dólares. Después de algunas reparaciones, fue rebautizado como "María Celeste".

El nuevo capitán Benjamin Briggs, su esposa y su hija pequeña, junto con 8 miembros de la tripulación, partieron de Nueva York el 7 de noviembre 1872 con destino a Génova, Italia. El cargamento consistía de 1.700 barriles de alcohol industrial americano.

El día 5 de diciembre de 1872, el buque "Dei Gratia" se encontró al "Mary Celeste" a la deriva en el mar. El capitán del "Dei Gratia", que conocía al capitán Briggs, se sorprendió al ver el barco abandonado ya que Briggs tenía una reputación como un excelente capitán. Los hombres del "Dei Gratia" abordaron el abandonado "Mary Celeste" para determinar lo que estaba pasando.

El barco fue encontrado en buenas condiciones de navegabilidad. Parecía como si la tripulación le hubiera abandonado a toda prisa. También descubrieron que el cronómetro y el sextante habian desaparecido. Había agua entre las cubiertas, la cocina estaba en mal estado, la estufa fuera de su sitio y los utensilios de cocina esparcidos alrededor. Tampoco había botes salvavidas a bordo del buque y todo estaba empapado. Una soga fue encontrada colgando sobre el costado del buque hasta el agua.

La tripulación del "Dei Gratia" logró conducir al Mary Celeste a puerto. Cuando se revisó la carga, se encontraron 9 de los barriles de alcohol vacíos...



Piratas, hundimientos, accidentes, tormentas y desapariciones misteriosas son los elementos clave de estos 10 protagonistas del misterio de los mares.


El Mary Celeste
Sin duda, el más famoso de todos los buques fantasmas es el Mary Celeste. Tal vez porque es una historia verídica registrada y documentada. Un barco mercante que se encuentró a la deriva en el Océano Atlántico en el año 1872. El barco navegaba normalmente siguiendo el rumbo del viento cuando fue encontrado, sin embargo no hallaron rastros del capitán ni de su tripulación. No había señales de lucha, ni objetos personales. La carga de más de 1500 barriles de alcohol estaba intacta, por lo que se descartó la posibilidad de la piratería como una explicación.
En todos estos años han surgido algunas teorías para explicar el extraño descubrimiento del Mary Celeste, estos incluyen que sus pasajeros fueron asesinados por un tornado, que la tripulación se rebeló, o incluso que los pasajeros comieron harina contaminada con hongos o cual los llevó a alucinar y volverse locos. La teoría más probable es que una posible tormenta o algún tipo de problemas técnicos hicieran necesaria la evacuación prematura de la tripulación en botes salvavidas, y que más tarde los mismos murieran en el mar. Sin embargo, el misterio que rodea el Mary Celeste ha creado mucha especulación salvaje, y otros han sugerido desde monstruos marinos y fantasmas hasta abducciones de extraterrestres. En este contexto, cualquiera podría ser la verdadera explicación.


El Holandés Errante
El folclore marítimo tiene su barco fantasma preferido y éste es el holandés errante. Un barco que ha inspirado pinturas, historias de terror, películas, e incluso una ópera. El barco fue mencionado por primera vez a finales de 1700 en un libro de George Barrington y desde ese momento la leyenda continúa creciendo, gracias a una serie de apariciones que han relatado algunos pescadores y marineros a lo largo y ancho del planeta. El Holandés Errante es un barco que salió de Amsterdam capitaneado por un hombre llamado Van der Decken con dirección a las Indias Orientales. Al enfrentarse con una peligrosa tormenta cerca del Cabo de Buena Esperanza, Van der Decken, tom la decición de seguir adelante, matando a su primer oficial que se oponía, y profesando que “iba a cruzar el Cabo, incluso si Dios lo castigaba haciendolo navegar hasta el Día del Juicio!” A pesar de los esfuerzos, el barco se hundió en una tormenta, y la leyenda cuenta que desde ese momento el fantasma de Van der Decken fue condenado a navegar por los mares para siempre.

Señora Lovibond
Inglaterra tiene una larga tradición en leyendas sobre el barco fantasma, y la Señora Lovibond es probablemente la más famosa de ellas. Según la historia, el capitán de la Señora Lovibond, Simon Peel, acababa de casarse, y decidió celebrarlo realizando un crucero en éste barco. Él 13 de febrero de 1748, trajo a su flamante novia, pese a la creencia de que llevar a una mujer a bordo del barco era de mala suerte. Por obra del destino, o tal vez por la mala suerte, el primer oficial del barco entabla una fugaz relación con la reciente mujer de Peel despues de las celebraciones, Enojado y abrumado por los celos, Pel dirige el barco intencionalmente hacia un banco de arena. Tras el impacto, el Barco se hunde matando a todos los pasajeros. La leyenda indica que éste barco aun puede ser visto en las proximidades de aquel lugar cada 50 años. En los años 1798, 1848 y 1998, se documentaron varios testimonios de avistamientos de éste barco fantasma.

La Joyita
La Joyita era un barco pescador y fue encontrado abandonado en el Pacífico Sur en 1955. El barco con sus 25 pasajeros y tripulantes, se dirigía a las Islas Tokelau cuando algo misterioso le sucedió, y no fue hasta horas más tarde que los mensajes de rescate fueron oidos y se pusieron en marcha los esfuerzos de rescate. Una búsqueda aérea masiva fue llavada a cabo, pero no pudieron encontrar el barco perdido, y no fue hasta cinco semanas que dieron con el a la deriva a unas 600 millas de su curso original. Tampoco encontraron rastros de su tripulación, ni de sus pasajeros, y tampoco de su carga. El barco estaba gravemente dañado, especialmente de uno de sus lados. El detenido examen que realizaron las autoridades del lugar solo arrojó datos triviales. La radio del buque estaba sintonizada en la señal de socorro universal SOS, y en la cubierta se encontró el maletín de un médico con algunas vendas ensangrentadas. Nunca se supo nada más sobre los pasajeros o la tripulación y el misterio de lo sucedido no ha sido revelado. La teoría más popular es que los piratas mataron a los pasajeros y arrojaron sus cuerpos al mar.

Octavio
La historia de Octavio es el clásico relato de un barco fantasma. Aunque actualmente se lo considera una simple leyenda no deja de ser realmente atractiva y singular. La historia se remonta al año 1775, cuando se dice que un ballenero llamado el Herald se tropezó con Octavio flotando sin rumbo frente a las costas de Groenlandia. Los tripulantes del Herald, abordaron al Octavio, donde encontraron los cuerpos de la tripulación y de los pasajeros congelados el frío del ártico. De manera prominente, la tripulación también encontró al capitán del buque, quien todavía estaba sentado en su escritorio, y a su lado la bitácora cuyo último registro era del año 1762, lo que significa que Octavio había estado flotando durante 13 años.
Según la leyenda, con el tiempo y gracias a la bitácora descubierta se descubrió que el capitán había arriesgado a hacer un rápido retorno a Inglaterra desde el Oriente a través del Paso del Noroeste, pero que el barco había quedado atrapado en el hielo. De ser cierta la leyenda, esto significaría que Octavio había completado parte del viaje por el Atlántico como un barco fantasma.

El Baychimo
Uno de los casos más fascinantes de barcos fantasmas de verdad concierne al Baychimo, un carguero que fue abandonado y dejado a la deriva en el mar cerca de Alaska durante casi 40 años. El barco era propiedad de la Hudson Bay Company, y fue botado a principios de los años 20 y fue usado para el comercio de pieles y cueros con los Inuits del norte de Canadá. Pero en 1931, el Baychimo se quedó atrapado en el hielo cerca de Alaska y después de muchos intentos de liberarse del hielo, su tripulación fue trasladada por aire del área para su seguridad. Después de una gran ventisca, el barco liberarse del hielo, pero estaba grávemente dañado y fue abandonado por la Hudson Bay Company, quien asumió que no pasaría el siguiente invierno. De forma increible, el Baychimo logró mantenerse a flote por los siguientes 38 años, y siguió a la deriva por las aguas de Alaska. El barco se convirtió en una leyenda local, y fue frecuentemente avistado sin rumbo cerca de los icebergs por esquimales y otras embarcaciones. Se abordó varias veces, pero las condiciones climatológicas impidieron salvarlo.
La última vez que se vio el Baychimo fue en 1969, otra vez congelado en el hielo de Alaska, pero desde entonces desapareció. Se cree que el barco se hundió, pero recientemente varias expediciones se han puesto en marcha para encontrar al barco fantasma de casi 80 años.

Carroll A. Deering
Quizás el barco fantasma más famoso de la costa este sea el Carroll A. Deering, una goleta que encalló cerca del cabo Hatteras, Carolina del Norte en 1921. El barco acababa de volver de un viaje comercial para entregar carbón en sudamérica, y había sido visto por última vez al sur de Hatteras por un faro cerca del lago Lookout. Encalló en el banco de arena de Diamond, un área famosa por causar naufragios, y se quedó allí varios días antes de que llegara cualquier ayuda. Cuando llegó, la guardia costera encontró la nave completamente abandonada. El equipo de navegación y el diario de navegación estaban perdidos, y había dos botes salvavidas, pero por otra parte no había señales de ningún tipo de trampa. Una investigación más profunda realizada por el gobierno de Estados Unidos descubrió que muchos otros barcos habían desaparecido bajo las mismas circunstancias por las mismas fechas.
Hubo varias teorías rechazadas, pero la más popular sigue siendo que el barco fue víctima de los piratas o contrabandista de alcohol. Otras sugieren que el motín podría haber sido la causa, ya que se decía que el primer oficial del Deering tenía cierta animadversión hacia su capitán, pero no se ha descubierto ninguna prueba definitiva. El misterio que rodea al barco fantasma ha avivado los rumores, y muchos han propuesto que podría haber sido responsable alguna actividad paranormal, alegan que el barco pasó a través del triángulo de las Bermudas como prueba de que podría ser posible algún fenómeno de otro mundo.

Ourang Medan
La historia del Ourang Medan empieza en 1947, cuando dos barcos americanos recibieron una llamada de socorro mientras navegaban por el estrecho de Malaca, frente a la costa de Malasia. La persona que llamó se identificó a si mismo como un miembro de la tripulación del Ourang Medan, un buque holandés, y supuestamente afirmaba que el capitán y la tripulación estaban todos muertos o muriéndose. Los mensajes empezaron a distorsionarse antes de perderse la señal terminando con las palabras: “yo muero”. El barco rápidamente se dirigió al lugar para ayudar. Cuando llegaron, encontraron al Ourang Medan intacto, pero que toda la tripulación, incluso el perro, estaban muertos, sus cuerpos y caras estaban agarrotados con terroríficas posturas y expresiones, y muchos apuntan que algo no estaba allí. Antes de que los rescatadores pudieran investigar más a fondo, el barco se incendió misteriosamente, y tuvieron que evacuar.
Poco después, se dice que explotó y se hundió. Si bien los detalles y la veracidad general de la historia del Medang Ourang siguen siendo ampliamente discutidos, ha habido una serie de teorías que podrían haber causado la muerte de la tripulación. La más popular de estas teorías es que el barco transportaba ilegalmente nitroglicerina o algún tipo de agente nervioso que no fue apropiadamente asegurado y que se filtró a través del aire. Otros, por su parte, han afirmado que el barco fue víctima de un OVNI o algún otro tipo de fenómeno paranormal.

SS Valencia
El SS Valencia fue un barco de vapor que se hundió frente a la costa de Vancouver, en la Columbia británica en 1906. El barco se encontró con el mal tiempo cerca del cabo Mendocino, y después de irse a la deriva, golpeó un arrecife y fue cuando empezó a entrar agua.
La tripulación comenzó a bajar a los botes salvavidas, quedandose 108 pasajeros en el barco, pero algunos zozobraron y otros simplemente desaparecieron. El Valencia se hundió finalmente, y solo 37 de los aproximadamente 180 pasajeros a bordo sobrevivieron. Cinco meses después, un pescador encontró un bote salvavidas con 8 esqueletos en una cueva cercana. La búsqueda se puso en marcha, pero no se encontró nada. Gracias a su dramático final, el Valencia se convirtió en la fuente de numerosas historias de barcos fantasma. A veces los marineros afirman a veces que pueden ver el espectro de vapor al a deriva cerca del arrecife en Pachena Point, y hasta el día de hoy, el barco es la fuente de descabelladas teorías y avistamientos de barcos fantasmas.
En un raro revés, 27 años después del hundimiento del Valencia, uno de los botes salvavidas fue encontrado flotando pacíficamente en las inmediaciones de Barkley Sound. Se decía que “barca fantasma” estaba en una condición notable, e incluso conservaba la mayor parte de la estructura original de la pintura.

El Caleuche
Una de las historias más conocidas de la mitología chilota del sur de Chile es la del Caleuche, un barco fantasma que aparece todas las noches cerca de la isla de Chiloé. De acuerdo con la leyenda local, el barco es un tipo de ser consciente que navega por las aguas de ese área, llevándose con él las almas de toda la gente que se ha ahogado en el mar. Cuando aparece, se dice que el Caleuche es sorprendentemente bello y brillante, y siempre acompañado por el sonido de música festiva y gente riéndose. Al rato, desaparece o se sumerge a si mismo en el agua. De acuerdo con la mitología Chilota, el espíritu de los ahogados es invocado al barco por la sirena Chilota, la Pincoya, y los Picoy, tres “espíritus del agua” Chilota quien se parecen a las sirenas. Una vez a bordo del barco fantasma, al ahogado se le permite reanudar la vida que había tenido antes de morir.