Sociedades comerciales

Sociedades comerciales - conceptos básicos

Concepto: Habrá sociedad comercial cuando dos o más personas en forma organizada, conforme a uno de los tipos previstos en la Ley de Sociedades Comerciales, se obliguen a realizar aportes para aplicarlos a la producción o intercambio de bienes o servicios, participando de los beneficios y soportando las pérdidas.

Elementos: Pluralidad de las partes, tipicidad (lo cual implica establecer un marco de normas jurídicas que las sociedades deben adoptar en su conjunto), existencia de aportes patrimoniales, poseer como objeto la actividad empresaria y que haya participación en las ganancias y las pérdidas.

Naturaleza Jurídica: La naturaleza jurídica de las sociedades comerciales es contractual.

Instrumento constitutivo: El Art. 4 de la Ley de Sociedades Comerciales establece la necesaria forma escrita del contrato constitutivo y sus modificaciones, otorgandole a las partes la facultad de elegir que sea por medio de un instrumento privado, con certificación de firmas por escribano público o por otro funcionario competente, o por instrumento público.
En el caso de las sociedades por acciones necesariamente debe realizarse por escribanía pública.
El contrato constitutivo o modificatorio, según sea el caso, debe inscribirse en el Registro Público de Comercio del domicilio social, en el término de quince días de la fecha de su otorgamiento.

Personalidad: La sociedad es un sujeto de derecho con el alcance fijado en la Ley de Sociedades Comerciales.
La personalidad jurídica "es el recurso técnico legal que posibilita considerar al ente como una unidad, distinta de cada uno de los socios que la componen, y que cuenta con un sistema adecuado a fin de desarrollar su actividad o finalidad".

Sociedades no regularizadas: Dentro de esta categoría encontramos a las sociedades irregulares (que son las que nacen con intención de ser regulares pero en las cales por algún motivo se rompe el "íter constitutivo" y las sociedades de hecho (que son las uniones que no tienen contrato escrito).
Estas sociedades reciben un tratamiento desfavorable por parte de la ley ya que solo las reconoce, admite su existencia.
Estas sociedades son sujeto de derecho pero su personalidad es precaria (debido a que están expuestas a desaparecer en cualquier momento y a pedido de cualquier socio) y limitada (ya que la ley no reconoce el principio de patrimonio propio sino en forma parcial e insuficiente).

Socios: Son las personas físicas o jurídicas que forman parte de una sociedad, por haber: 1) participado en su constitución; 2) ingresado con posterioridad, y 3) por adquirir la parte de otro socio o suscribir un aumento de capital.

Patrimonio: El patrimonio de una persona es la universalidad jurídica de sus derechos reales y de sus derechos personales, bajo la relación de un valor pecuniario.

Capital social: Es una cifra numérica o cuantitativa expresada en moneda corriente que se establece en el momento de la constitución de la sociedad comercial en el contrato o estatuto social que resulta del total de los aportes sociales. Éste es invariable e intangible.

Dominio y sede social: Se entiende por dominio social el que figura en el contrato social, rigiendose por sus leyes la constitución, tipo, desarrollo, liquidación, quiebra del ente societario, y por sede el lugar donde se toman las decisiones de los órganos de administración y gobierno.

Nombre: Toda sociedad comercial debe contar con un nombre e identificación que le es atributo propio en razón de su personalidad jurídica.
La razón social se integra única y exclusivamente con el nombre de alguno o algunos de los socios y el aditamento del tipo social de que se trate. Es normalmente indicativo de responsabilidad subsidiaria, limitada y solidaria.
La denominación social se conforma con cualquier nombre, incluso de "fantasía" con el aditamento del tipo social a que corresponda o su abreviatura.

sociedades