Profecía del Pastor Benny Hinn,

en Córdoba, Argentina el 02-12-2000



Profecía del Pastor Benny Hinn, en Córdoba, Argentina
La Argentina en el fuego de Dios


En los próximos tres años una lluvia fina caerá sobre la Argentina. Habrá lluvia fina sobre la Argentina.
No estoy hablando de la lluvia natural, sino espiritual.
Vendrá este tiempo de lluvia, primero un chaparrón y luego resistencia y luego chaparrón y luego más resistencia, y así sucesivamente, por estos tres próximos años. No será una etapa fácil, pero las lluvias finas caerán. Aunque la economía sufrirá en estos tres años, las familas se verán apretadas por estos tres años, Dios permitirá que esto suceda para poder establecer un compromiso más profundo de oración de la iglesia.

Han tenido un tiempo de crecimiento importante, han tenido un tiempo de abundancia, pero ahora por estos tres años el Señor permitirá este período, no será tan abundante como en el pasado, porque en este período el Señor hará que ustedes vayan y se postren, que inclinen sus rostros delante de Él.

Dios, a veces, permite tiempos de escasez para que la iglesia pueda orar. ¡Y orará! Profundizará su compromiso con el cielo, y ese compromiso más profundo producirá dentro de tres años, lo repito: dentro de tres años a partir de ahora –aún el Señor me da el mes– será en el mes de marzo dentro de tres años. No les puedo decir el día, pero les puedo decir el mes. Estamos al final del año 2000, sería en marzo dento de tres años.

Ese compromiso profundo de la iglesia con el Señor traerá un tiempo de bendición, de unción, de pasión, un compromiso que abrirá surcos de unidad en la iglesia de la Argentina y Dios establecerá una base dentro de la iglesia, dentro de los líderes, el pueblo se aumentará en fuerza más que en número, en sustancia y en fuerza crecerán, y luego iglesia: ¡El cielo se abrirá! Más grande que nunca, más grande que nunca, más grande que nunca. Veo una gran catarata como las cataratas del Niágara, o del Iguazú, y veo cómo el Señor destraba los cielos y veo cómo un torrente de aguas poderosas caen. ¡La Argentina, literalmente, estará en el fuego de Dios!

El instante que deje caer este torrente, el aluvión, el Señor me dice que se manifestará a través de una experiencia de alabanza. Un grupo de alabanza vendrá a la Argentina, cantantes, jóvenes. Un grupo de ciento cincuenta, no más de doscientas personas. Veo que andan por todo el país. No son de los Estados Unidos, no son europeos. Veo que son rostros oscuros, son medio marrones, algunos parecen como africanos, son de América y quizás de algún lugar de Europa, van a viajar a través de la Argentina y por medio de esa experiencia de alabanza la iglesia captará ese espíritu de alabanza y Dios va a usar a ese grupo. Y cuando vengan a la Argentina ustedes lo van a saber y ellos viajarán. Pero ellos no van a traer el avivamiento, el torrente de Dios. Este grupo les va a dar nuevas canciones a la Argentina. Vendrá una nueva unción de alabanza a todas las iglesias de toda la Tierra, vendrán nuevas canciones a la iglesia y cuando las nuevas canciones empiecen a fluir...¡Toda oposición satánica quedará rota aquí en la Argentina!, aleluya. Esta erupción de alabanza traerá ese derramamiento del Espíritu Santo, golpeará las iglesias de la Argentina.

En el proceso, yo veo en el espíritu, no es muy claro, pero veo una mujer muy influyente, no sé si en el presente o en el pasado. Veo que hay gente que la adora. Una mujer es adorada. No sé si vive o no, pero ese culto Dios va a romperlo. Es como que ha tomado la mente de la gente. Ella es de estatura mediana una mujer de cara redonda y pelo rojo. No sé quién es. Es todo lo que les puedo decir. El diablo seguirá usándola hasta que comience ese mover de Dios, que barrerá a la Argentina. Damas y caballeros, por los últimos quince años Satanás ha planeado destrucción para que venga a este país y el Todopoderoso me acaba de decir a mí que todo el plan de Satanás será cancelado en tres años. Amén.

Por Benny Hinn




esa mujer de pelo rojo y cabeza redonda para mi es
pastor









analizen la profecia bien








FUENTE!