La Pornografia Infantil


Se denomina pornografía infantil a toda representación de menores de edad de cualquier sexo en conductas sexualmente explícitas. Puede tratarse de representaciones visuales, descriptivas (por ejemplo en ficción) o incluso sonoras

El acceso a contenidos pornográficos en general ha evolucionado según han evolucionado los distintos medios; literatura, fotografía, video, cine, DVD, dibujos de animación y en los últimos años Internet. Internet ha permitido detectar y perseguir a productores y distribuidores de contenidos ilegales que durante décadas habían operado impunemente, pero también ha facilitado enormemente el acceso a este tipo de pornografía.

[No Pornografia Infantil]


En los últimos años la población general ha tenido un mayor acceso a la pornografía debido al crecimiento de Internet. Ayudado por el creciente número de noticias en los diarios sobre escándalos relacionados con el descubrimiento de redes de pornografía infantil y pederastia en internet, se ha producido alarma en ciertos sectores de la población y preocupación respecto a la seguridad y riesgos de los menores de edad cuando navegan por internet. La tendencia de la sociedad es de adoptar mayores restricciones, siendo la pornografía infantil y la pedofilia temas que generan reacciones tan viscerales que mucha gente se muestra dispuesta a sacrificar sus propias libertades civiles en función de mayores controles que eviten la proliferación de material y permitan la detección y desmantelamiento de sus redes.

Las leyes varían bastante según el país donde uno se encuentre. Por lo general la tendencia de endurecer las restricciones en países como Estados Unidos ha llevado a que sea ilegal su posesión y distribución además de la producción o facilitación de ésta, e incluso según algunas interpretaciones, la mera visión de tales imágenes puede constituir un delito. Por el contrario, en los propios Estados Unidos se considera legal el poder fotografiar a menores desnudos si se cuenta con la autorización paterna.

A pesar de que comúnmente se cree que la pornografía infantil es producida por bandas del crimen organizado que secuestran a niños y niñas para su producción, estos casos suelen ser excepciones y poco frecuentes pero que alcanzan gran notoriedad y espectacularidad en las publicaciones de noticias y tienen un alto impacto en la población.



¿Que Podemos Hacer?


La Convención sobre los Derechos del Niño, en sus artículos 34 y 35, complementada con el Protocolo Facultativo de la Convención relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía recogen que se debe proteger a los niños y niñas de todas las formas de explotación y abusos sexuales y tomar medidas para asegurar que no se les secuestra, se les vende o se trafica con ellos. De hecho, se trata de delitos que, independientemente de dónde se hayan producido, pueden ser perseguidos también en el país de origen de la persona que los realiza.
Por todo ello [La otra agenda] se suma también a la campaña contra la pornografía infantil que ya secundamos más de 530 blogs (a fecha de hoy).

El 20 de noviembre, Día Universal del Niño cientos de blogs y otras páginas webs diremos “Pornografía infantil NO” y publicaremos algo al respecto para acaparar la atención de los buscadores de Internet y denunciar estos actos criminales.
Recuerda, detrás de cada fotografía o vídeo pornográfico de un niño o una niña existe una situación de explotación que va a marcar su futuro.
Por eso, si en alguna ocasión te encuentras con pornografía infantil en la Red puedes denunciarlo por teléfono a la Policía (902 102 112), por e-mail a la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional o a través de la web de la Guardia Civil para delitos telemáticos.

maradona