XXV Encuentro Nacional de Mujeres

Paraná - Entre Ríos - 9 , 10 y11 de Octubre de 2010


XXV Encuentro Nacional de Mujeres, Paraná, 9 10 y 11 Octubr XXV Encuentro Nacional de Mujeres



9, 10 y 11 de Octubre
¡Paraná, Entre Ríos, el Encuentro somos todas!



entre rios





Paraná, año 2010

Queridas compañeras, mujeres del país:

Al cierre del XXIV Encuentro Nacional de Mujeres en Tucumán se eligió a nuestra ciudad como Sede del XXV Encuentro, que tendrá lugar los días 9, 10 y 11 de octubre. Las entrerrianas estamos trabajando para esperarlas; estamos poniendo todo nuestro esfuerzo para garantizar este espacio que venimos construyendo a lo largo de veinticinco años. Muchas nos encontramos cada año para hacer un balance de nuestras luchas, de nuestras conquistas, de nuestros avances. Queremos lograrlo este año para ustedes y enriquecerlo aún más, brindando lo mejor para todas las Encuentreras. Seguimos apostando a los Encuentros. Sostenemos su autonomía, su pluralidad, su horizontalidad, su democracia y su autofinanciamiento, porque esos fueron los motores de este gran movimiento de mujeres en nuestro país. Argentina es el único país del mundo donde han perdurado experiencias de este tipo, fortaleciéndose año a año gracias a miles de mujeres que día a día luchan contra las injusticias sufridas. Este Encuentro estará atravesado, sin dudas, por la difícil situación que vive nuestra sociedad y que castiga con más dureza a las mujeres, agravada por la crisis mundial. También estará signado por nuestra historia. En el año del Bicentenario de la Revolución de Mayo, los procesos de liberación se ponen en discusión con mucha fuerza. Las mujeres tenemos una responsabilidad histórica, política y social y por esta razón es que nuestra participación en el espacio que constituye el Encuentro adquiere tanta importancia. Los debates y las propuestas que quedan después de compartir estas jornadas nos renuevan, generando estrategias para enfrentar los diversos modos de opresión que sufrimos. Los Encuentros nos dejan tareas y experiencias que compartimos y que nos fortalecen en la lucha por nuestros derechos, para avanzar en la visibilización y solución de nuestros problemas: violencia familiar, femicidios, trata de personas, pobreza, derechos sexuales, derechos reproductivos, despenalización y legalización del aborto, discriminación laboral, además de la impunidad y los abusos que nos golpean diariamente. Para encontrarnos miles de mujeres con padecimientos similares; para fortalecernos con experiencias heroicas que nos alumbran el camino; para contagiarnos de ganas de luchar y transformar esta realidad: les abrimos las puertas para que el Encuentro seamos todas. ¡LAS ESPERAMOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS! COMISION ORGANIZADORA DEL XXV ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES


parana



Qué son los Encuentros?


Los Encuentros Nacionales de Mujeres empezaron en 1986 y continúan hasta hoy. Año tras año las mujeres de todo el país nos reunimos para lograr que las voces de miles sean escuchadas a través de una modalidad horizontal, abierta, democrática y participativa. Son la expresión más importante de las luchas que venimos desarrollando desde nuestros lugares de inserción: fábricas, talleres, casas, barrios, escuelas, hospitales, universidades, ciudades. En ellos intercambiamos las experiencias entre todas las mujeres de un punto a otro del país. Los Encuentros Nacionales de Mujeres empezaron en 1986 y continúan hasta hoy. Año tras año las mujeres de todo el país nos reunimos para lograr que las voces de miles sean escuchadas a través de una modalidad horizontal, abierta, democrática y participativa. Son la expresión más importante de las luchas que venimos desarrollando desde nuestros lugares de inserción: fábricas, talleres, casas, barrios, escuelas, hospitales, universidades, ciudades. En ellos intercambiamos las experiencias entre todas las mujeres de un a otro del país. Somos miles las que vamos visualizando que la situación de opresión en nuestras vidas cotidianas no es un destino. Y lo hacemos a través de un práctica que contradice la práctica social impuesta a las mujeres y es en los talleres de los Encuentros donde se recuperan las voces acalladas. En diferentes lugares del país las mujeres nos organizamos y trabajamos para poder participar de estos Encuentros. Para eso realizamos diferentes tareas con el fin de solventar parte de los gastos, (traslado, comida, difusión), y realizar actividades tendientes al debate y difusión de estos Encuentros, organizando a su vez Encuentros Regionales, paneles, cursos o talleres sobre problemáticas específicas. Esta modalidad permite que las mujeres trabajadoras de los más diversos sectores, de zonas rurales, pueblos originarios y sectores más humildes sean protagonistas principales del cambio que les compete como mujeres en la sociedad actual. Los Encuentros Nacionales a pesar de ser autofinanciados (a partir del cobro de una inscripción de muy bajo costo para que esté al alcance de todas las participantes) necesitan de la colaboración de organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, de las instituciones, comercios, empresas, cooperativas, gremios, de los organismos oficiales nacionales, provinciales y municipales y de todos los ciudadanos, sin que eso implique ningún tipo de condicionamiento.


mujeres




Que son los Talleres?


Los talleres son el corazón de los Encuentros, rompen con las habituales estructuras donde algunas tienen la palabra y otras escuchan en silencio, sino que todas participan. Estos talleres son soberanos, lo que se discute y las conclusiones a las que se llega pertenecen sólo a las mujeres que participan de ellos. Tienen como modalidad el consenso y no se vota, se reflejan todas las opiniones y posturas. Algunos de los temas que debatimos en los talleres son: familia, sexualidad, salud, violencia hacia las mujeres, anticoncepción, aborto, desocupación, crisis social, educación, organizaciones barriales, ecología, impunidad, pueblos originarios y muchos más. En los talleres dejamos de ser “la mujer” para convertirnos en mujeres que padecemos una doble opresión de clase y de género, que vivimos en una realidad que nos afecta particularmente. Una realidad que queremos cambiar partiendo de las coincidencias que tenemos y respetando nuestras diferencias. Así hemos logrado acordar medidas coordinadas de lucha por nuestras reivindicaciones. Cada taller cuenta con una coordinadora que ordena el debate, y secretarias que registran los debates y las propuestas que surgen. Habitualmente se recomienda, para optimizar la participación de todas, que el número de las integrantes no supere las 35 personas (en tal caso se subdividirá). Del intercambio de ideas se redactan conclusiones que consignarán las diferentes opiniones de cada tema, aún las individuales. Una copia de dicho documento se entrega a la Comisión Organizadora. Terminado el Encuentro, la Comisión Organizadora edita las Conclusiones de los talleres en un libro que es entregado a quienes han participado.