Los asesinos seriales más sangrientos

¿Cuales han sido los asesinos seriales más perversos, sangrientos y despiadados? Bajo mi criterio he escogido tres aunque desconozco a todos los que ha habido, así que no puedo elaborar una lista muy objetiva. Sin embargo, creo que se trata de un trabajo interesante, con personajes tan despiadados como Edward Gein, que hacía cinturones con los pezones de sus víctimas.

El primer lugar, no lo puede ocupar nadie más, sino Edward Gein, mejor conocido como Ed Gein. ¿Por qué el primer lugar? Aunque solo se le pudieron probar dos asesinatos, fue lo que encontraron en su casa lo que lo pone en este lugar. Colgado en el techo de su casa, se encontraba un cuerpo decapitado de mujer con un agujero en el estómago y abierto en canal desde el pecho hasta la base del abdomen, las viseras habían sido extraídas. Excremento humano, basura, sangre, se encontraban tiradas en el piso. Era imposible entrar a la casa por el terrible olor. En la cocina había partes humanas, cráneos e incluso huesos que servían de utensilios. Mascaras de piel humana, cinturones de pezones, muebles forrados con piel humana, fueron los horrores encontrados en su casa. Todo esto causado gracias a su perturbada y controladora madre.

Como dato curioso, la película La Masacre de Texas esta basada en este interesante personaje.

John Wayne Gacy, mejor conocido como el Payaso Asesino, violó y mató a 33 personas. El más joven tenía apenas 9 años, y el más grande 20. Enterró a la mayoría de sus victimas bajo su casa (28) y las 5 restantes las aventó al rió Des Plaines. No expreso remordimiento por los homicidios cometidos, pues antes de ser ejecutado con la inyección letal dijo; “Bésame el culo. Nunca encontrarán a los demás”. No se sabe el porque de su conducta, pero se cree que fue debido a su padre alcohólico. Su apodo viene, porque alguna vez hizo labor comunitaria como un payaso llamado Pogo. Como dato curioso, se dice que “Eso” de Stephen King esta basado en él.

Terminamos con Henry Lee Lucas, asesino a quien Nick Cave dedicó una canción. Creo que en el caso de Henry, es necesario dedicar un buen texto, pues es uno de los asesinos más emblemáticos que ha existido.

Empecemos por su problemática infancia. Su madre era la prostituta del pueblo, su padre era un alcohólico sin piernas, por lo que andaba en silla de ruedas. Era maltratado por su madre: obligándole a vestirse de mujer e ir a la escuela de esa manera (solo llegó hasta quinto de primaria), lo golpeaba terriblemente, una vez lo dejo inconsciente por tres días. E incluso lo obligaba a ver como ejercía su trabajo de prostituta. El padre era humillado por su esposa, hasta que un día decidió terminar con todo y se suicidó.

Henry, con apenas 13 años, empezó a violar perros y ovejas, pero al eyacular, degollaba a los animales.

En 1950 abandona su casa, llevando una vida delictiva. En la cárcel tiene sexo con humanos por primera vez. En 1959 regresa a su casa, donde después de una discusión mata a su madre con una navaja. Regresó a la cárcel por el asesinato de su madre y después fue llevado 5 años un hospital psiquiátrico donde se le declaró como psicópata suicida, sádico y con desviaciones sexuales.

Fue puesto en libertad condicional en 1970 hospedándose con su hermana. Años más tarde se casa con una amiga de su hermana, la cual tenía dos hijas (Cindy de 8 años y Kathy de 9). Fue el paraíso para Henry. Mientras su esposa se iba a trabajar, el se quedaba a cuidar a las niñas. Violaba a Kathy, la mayor, tanto como podía y obligaba a Cindy a verlos. Aunque después de un tiempo se aburrió de la situación y se fue sin dar aviso.

Tiempo después encontró a su inseparable amigo, Ottis, declarado como pirómano, homosexual, aspirante a transexual, caníbal, asesino y con ligero retraso mental.

Ottis empezó a tener relaciones sexuales con su hermana a los once. Luego tuvo relaciones con un vecino gay. Al ser pirómano, le gustaba incendiar casas y luego masturbarse mientras veía como ardía. A los 13 ofrecía sexo oral gratis a los borrachos de su barrio. Estuvo muchas veces en el reformatorio y en la cárcel.

En una ocasión, Henry y Ottis incendiaron la casa de un anciano, y disfrutaron mientras veían como el viejo moría quemado. Ottis se masturbo ahí mismo para terminar el espectáculo.

Henry y Ottis eran la pareja perfecta. Henry no era muy fuerte pero sí muy inteligente, y Ottis podía tirar a cualquiera de un golpe, y al tener retraso mental, veía a Henry como el iluminado.

Mientras Ottis trabajaba, Henry se quedaba solo. Un día encontró a una chica en el estacionamiento de su casa, la invito a su casa y esta acepto, ignorando los peligros que Henry representaba.

Henry comprobó que no podía llegar a la eyaculación con una persona viva, así que la acuchilló, la volvió a penetrar y tras tener un orgasmo le clavó una navaja en el ano. “Para mí una mujer viva, no es nada, el sexo con una mujer muerta lo es todo…” diría alguna vez.

A principios de los ochenta tuvo una relación con la hermana de 15 años de Ottis, aunque esta se comportaba como si tuviera 10, puesto que tenía retraso mental moderado. También ayudaba en los crímenes de Ottis y Henry. Ella tocaba en la puerta de una casa, los habitantes de esta abrían la puerta sin sospechar nada, y luego Henry y Ottis entraban violentamente. Aunque la relación entre ella y Henry trajo problemas entre la amistad con Ottis.

Henry y Becky se dirigían a Florida para ver a su familia, pero en el camino tuvieron una fuerte discusión y Henry terminó todo clavándole un cuchillo en el corazón, para después tener sexo con el cadáver. “El mejor faje que jamás tuve con Becky” dijo Henry.

Sin ningún motivo asesinó, acuchillándola, a Kate Rich, una anciana con la que él y Becky trabajaron algún tiempo. Gracias a eso, los policías lograron relacionar todo, y poco tiempo después lo arrestaron. Aunque esto no le importo a Lucas, pues ya había matado suficientes y ahora solo le quedaba recordar. Confesó los asesinatos de Becky, Kate Rich y muchísimos otros de los que no era ni siquiera sospechoso. Ottis también fue arrestado.

El 13 de marzo del 2001, Henry Lee muere en su celda de un paro cardíaco.

Nadie sabe a cuantos mato, pero se cree que en total fueron unos 360 asesinatos, aunque alguna vez confeso haber matado a 902 personas.