En su libro "Operación Masacre", el periodista Rodolfo Walsh, que en 1977 sería asesinado por la dictadura militar, desnuda la trama de lo sucedido en los basurales de José León Suárez en una investigación periodística gracias a un testigo (Carlos Livraga - "el fusilado que no fue"
Walsh asi demostró que esos fusilamientos ocurrieron antes de que se decretase la ley marcial.
La explicación oficial fue el intento de fuga de los presos."Operación Masacre" describe con sumo rigor documental la verdadera historia de los hechos, que nunca fueron juzgados oficialmente.
Operación Masacre - Contexto Histórico
CONTEXTO HISTORICO (años 1955-1956)
El 16 de setiembre de 1955 estalló en Córdoba un levantamiento militar comandado por el general Eduardo Lombardi que contó con el apoyo de la Marina de Guerra al mando del Contraalmirante Isaac Rojas.
Su objetivo principal era derrocar al Presidente Constitucional de la República, General Juan Domingo Perón.

Perón presentó su renuncia como Presidente y al carecer de toda garantía, el 20 de setiembre embarcó rumbo a Paraguay. Asumió el gobierno el general Eduardo Lombardi.

Todos los sectores sociales que apoyaron el golpe militar de 1995 estaban de acuerdo en caracterizar al gobierno peronista como una dictadura totalitaria o una "tiranía". Por esta razón se sintieron identificados con el nombre de "Revolución Libertadora"
Este gobierno estuvo basado en dos acuerdos mínimos: la necesidad de "desperonizar" (prohibición de la palabra Peron) a la sociedad argentina y cumplir una etapa de reorganización polìtica conducida por las Fuerzas Armadas que debía concluir una llamado a elecciones que restableciera el régimen democrático. Esta unidad comenzó a resquebrajarse cuando el gobierno de facto comenzó a tomar decisiones para enfrentar los problemas económicos y políticos.

Surgieron enfrentamientos en el interior de la alianza golpista. El general Lonardi había declarado que en la Argentina posperonista "no hay vencedores ni vencidos" y sostenía que la desperonización se lograría a través de "un proceso de reeducación de las masas peronistas en los principios liberales y democráticos". Esta posición no era compartida por los grandes capitalistas que habían apoyado al golpe ni contaba con el apoyo de otros jefes. En noviembre de ´55, Lonardi fue obligado a renunciar y lo reemplazó el general Pedro Eugenio Aramburu.

Así, la "revolución libertadora" profundizó su antiperonismo disolvió el partido peronista e intervino la CGT. Este gobierno aplicó una fuerte devaluación y congeló los salarios. Como resultado, entre 1955 y 1958 se registró un estancamiento del sector industrial. Se inhabilitaron a todos los dirigentes políticos y gremiales que hubieran participado en el gobierno de Perón y muchos de ellos fueron encarcelados.

Así lo que se denominó "Revolución libertadora" pasó a ser "revolución fusiladora" dados los hechos que comenzaron a sucederse. El odio encegueció a los circunstanciales vencedores. El país perdió totalmente la seguridad social, creciendo las villas miserias. Larga fue la nómina de exiliados por carecer en Argentina de las mínimas garantías de vida y nació la denominada clase de los "gorilas".

Las medidas represivas y la prohibición de mencionar los nombres de Eva y Perón provocaron la reacción de los peronistas. Muchos comenzaron a organizar comandos de resistencia, con el fin de oponerse al gobierno y lograr el retorno de su líder.

Así llegamos a la noche del 9 de junio y la masacre ocurrida en José León Suárez. Hubo levantamientos en distintos puntos del país y todos ellos fueron detenidos por la policía y los militares, ocurriendo la muerte de 31 personas entre asesinatos y fusilamientos.
Entre ellos el general Valle (militar insurrecto que quizo derrocar a Aramburu, Derrocar la dictadura con dictadura), lo que dio por terminada este incipiente levantamiento popular.

"El tipito tiene el enojo del prisionero con el culo domado a bastonazos y parece condenado a la violencia por falta de placer. Ha alborotado bajo la suela de una bota, frenéticamente hasta quedar sin aliento, inerte como una bolsa."

CONEXION CON LA OBRA " OPERACION MASACRE - RODOLFO WALSH"

Cuando se produjeron los fusilamientos de José León Suárez, Walsh estaba trabajando en la compilación de cuentos de la editorial Hachette. Una tarde de 1956, jugando al ajedrez en un bar de La Plata escuchó la frase "Hay un fusilado que vive". Nunca se le fue de la mente. A fines de ese año, comenzó a investigar el caso con la ayuda de la periodista Enriqueta Muñiz, y se encontró con un gigantesco crimen organizado y ocultado por el estado. Walsh decidió recluirse en una alejada isla del Tigre con el seudónimo de Francisco Freyre y con la única compañía de un revólver. El 23 de diciembre Leonidas Barletta, director de propósitos, denunció, a pedido de Walsh, la masacre de José León Suárez y la existencia de un sobreviviente, Juan Carlos Livraga.
Rodolfo Walsh
Fusilamientos del 3 de mayo en Madrid - Goya - Posterior Tapa del Libro "Operacion Masacre"


Juan Carlos livraga fue uno de los sobrevivientes entre otros, que fue detenido, y "ejecutado"
Horas más tarde, en los basurales de José León Súarez, la policía bonaerense, a cargo del Teniente Coronel Súarez le ordena al jefe de la Regional San Martín, Comisario Moreno, que ejecute, con armas cortas,conocido como tiro de gracia a 12 civiles, lo que realiza en los basurales de José León Suárez, en el partido de San Martín, Provincia de Buenos Aires, Argentina. De ellos cinco mueren y siete logran huir y uno de estos, Juan Carlos Livraga, será el "fusilado que vive" (afortunadamente el tiro de gracia le perforo la cara a la altura de la mandíbula) que permite a Walsh reconstruir la historia.

"Las balas traen mala suerte. No era así como nosotros te queríamos. Ha sido una noche muy larga. ¡Mejorá esa cara! por favor, danos esa ventaja..."

RODOLFO WALSH
nació en 1927 en la localidad de Choele-Choel, en la provincia de Rio Negro. Su nombre integra desde el 25 de marzo de 1977 la larga lista de desaparecidos durante la dictadura militar iniciada en 1976. LA CARTA ABIERTA DE UN ESCRITOR A LA JUNTA MILITAR - ejemplo del periodismo de la investigación y de denuncia - incluida como apéndice en este libro (fechada un dia antes de su desaparición) fue su ultima palabra publica, palabra que no pudo ser silenciada con su secuestro ni con su probable muerte.