Leyendas griegas

Hola comunidad de T! es otro de mis post pero este es de leyendas griegas espero que les guste (Informacion sacada de wikipedia, comenten,dejen puntos, siganme, e.t.c)



El laberinto del minotauro ( leyenda larga )



Existen varias versiones acerca de la afrenta que ocasionó que la esposa de Minos, Pasífae, tuviera la necesidad de unirse al toro de Creta. La versión más extendida dice que Minos, hijo de Zeus y de Europa, pidió a Poseidón apoyo para suceder al rey Asterión de Creta frente a sus hermanos Radamantis y Sarpedón y ser reconocido como tal por los cretenses. Poseidón lo escuchó e hizo salir de los mares un hermoso toro blanco, al cual Minos prometió sacrificar en su nombre.Sin embargo, al quedar Minos maravillado por las cualidades del hermoso toro blanco, lo ocultó entre su rebaño y sacrificó a otro toro en su lugar esperando que el dios del océano no se diera cuenta del cambio. Al saber esto Poseidón, se llenó de ira, y para vengarse, inspiró en Pasífae un deseo tan insólito como incontenible por el hermoso toro que Minos guardó para sí.



El castigo de Poseidón continuaba. El Minotauro sólo comía carne humana, y conforme crecía se volvía más salvaje. Cuando la criatura se hizo incontrolable, Minos ordenó a Dédalo construir una jaula gigantesca de la cual el Minotauro no pudiera escapar. Dédalo entonces construyó el laberinto, una estructura gigantesca compuesta por cantidades incontables de pasillos que iban en distintas direcciones, entrecruzándose entre ellos, de los cuales sólo uno conducía al centro de la estructura, donde el Minotauro fue abandonado

A la par que el laberinto encerraba al Minotauro, uno de los hijos de Minos, Androgeo, fue asesinado en Atenas después de una competición olímpica donde quedó campeón. El rey de Creta declaró la guerra a los atenienses. Minos atacó el territorio ateniense y, ayudado por la peste que azotó a los asediados, conquistó Megara e hizo rendir a Atenas. La victoria de Minos imponía varias condiciones por la rendición, y se dice que el oráculo de Delfos fue quien aconsejó a los atenienses a ofrecer un tributo a Creta. Así, una de las condiciones emergentes era entregar a siete jóvenes y siete doncellas como sacrificio para el Minotauro. Existen dos versiones conocidas acerca de la frecuencia de este tributo. Según una historia, las catorce vírgenes eran enviadas anualmente; en cambio, otra versión dice que los siete muchachos y siete doncellas eran llevados cada nueve años. Los catorce jóvenes eran internados en el laberinto, donde vagaban perdidos durante días hasta encontrarse con la bestia, sirviéndole de alimento.



Años después de impuesto el castigo a los atenienses, Teseo, hijo de Egeo, se dispuso a matar al Minotauro y así liberar a su patria de Minos y su condena. Se cuentan dos cosas acerca de cómo llegó Teseo a introducirse en el laberinto de Creta. Unos dicen que después de ayudar a Egeo contra los Palántidas, Teseo se enteró del sacrificio de los jóvenes y decidió él mismo ser parte de la ofrenda para enfrentarse a la bestia. Otra narración dice que era el propio Minos quien elegía a los jóvenes que servirían de alimento al Minotauro, y, enterado del aprecio que sentía Egeo por Teseo, quiso que éste fuera devorado en el laberinto. Era la tercera vez que catorce jóvenes atenienses, siete muchachos y siete muchachas, iban a ser sacrificados en favor de la bestia antropófaga cuando Teseo llegó a Creta, 27 años después de iniciado el terror del Minotauro.

Al llegar a Creta, los jóvenes fueron presentados a Minos. Teseo conoció entonces a Ariadna, hija del rey, quien se enamoró de él. La princesa rogó a Teseo que se abstuviera de luchar con el Minotauro, pues eso le llevaría a una muerte segura, pero Teseo la convenció de que él podía vencerlo. Ariadna, viendo la valentía del joven, se dispuso a ayudarlo, e ideó un plan que ayudara a Teseo a encontrar la salida del laberinto en caso de que derrotara a la bestia. En realidad ese plan fué solicitado por parte de Ariadna a Dédalo quien se las habia ingeniado para construir el laberinto de tal manera que la única salida era usar un ovillo de hilo que Ariadna le entregó para que, una vez que haya ingresado en el laberinto, ate un cabo de dicho ovillo a la entrada, y a medida que penetrara en el laberinto el hilo le mostraría el camino que iba recorriendo para que, una vez que haya matado al Minotauro, lo enrolle y asi encuentre el camino hacia la salida.




Medusa ( Medusa VS Perseo ) ( Leyenda corta )

Había una vez un monstruo con figura de mujer, llamado Medusa. Que vivía en lo alto de una roca, junto al mar. Sus cabellos eran serpientes vivas, y todos aquellos que la miraban quedaba convertidos en piedra. Muchos habían intentado matarla, y muchos habían perecido en el intento. Habían tantas estatuas de piedra alrededor del peñasco donde vivía la medusa… Un joven llamado Perseo decidió acabar con ella. Sus amigos querían disuadirlo.
- Ya saber lo que ha pasado con todos los que quisieron luchar contra ella le decían.
Pero él contestaba:
- Yo tengo mis planes.
Perseo subió hasta la roca, y cuando apareció el horrible monstruo, en vez de mirarlo y empujar la espada, sacó un espejo. La Medusa al verse en él, quedó convertida inmediatamente en estatua de piedra. Desde entonces los marineros contaban la hazaña de Perseo cada vez que sus naves pasaba junto a la roca de la Medusa.



Hercules sobre un poderoso Leon casi invencible. ( leyenda corta )


Hace mucho tiempo en una región llamada Nemea, existió un león muy feroz. Otros animales huían al verle, y todos los habitantes de los alrededores estaban asustados: creían que ese terrible león había bajado de la luna y que era inmortal. Lo cierto era que ante el temor de todos, la fiera hacía cada vez más destrozos.

También por aquellos lugares vivía Hércules, un gigante notable por su enorme, quien, al enterarse de los estragos realizados por el león, se dirigió al bosque en su búsqueda.
Después de mucho caminar logró verlo, y ocultándose para no ser descubierto por la bestia, le disparó una flecha. Grande fue su sorpresa al ver que rebotaban en la durísima piel del león, y mas creció su asombro al descubrir que los mismo sucedía con las demás flechas que le disparaban.

El león, ya furiosos, se lanzo sobre Hércules, pero éste le dio un golpe tan terrible con su famosa maza, que el animal cayo al suelo aturdido, y antes de que pudiera levantarse lo cogió entre sus brazos y comenzó a apretarle el cuello hasta que los ahorco.

Cuando fue a quitarle al piel, se dio cuenta de que no podía atravesarla con su espada y tuvo que arrancarla con las mismas garras de la fiera y al ver que la piel de aquel león era tan dura se hizo con ella, una vez curtida, una coraza para protegerse en los combates.



La leyenda de Orfeo ( Media larga )

Orfeo es hijo de Apolo y la musa Caliope, reconocido por su gran don en la música y la poesia, todos los habitantes del bosque quedaban maravillados con la música producida por la lira de Orfeo, las bestias se tranquilizaban, los pajaros cantaban y los hombres se acercaban para calmar su alma.
Un dia, Orfeo conoce en el bosque a la bella Eurídice y se enamoran. Pero un dia, paseando en el bosque, una serpiente muerde a Eurídice y ella muere
Orfeo devastado, toca canciones tan tristes que hacen llorar a los dioses, y las ninfas le aconsejan que baje al inframundo por su amada. En las puertas del inframundo se encuentra con Cerbero pero logra domarlo con una dulce melodia, entonces Orfeo se adentra en el inframundo y llega con Hades, Orfeo le pide que le regrese a Eurídice, pero este se niega, Orfeo entonces toca una de sus melodias lo cual conmueve a Perséfone y convence a Hades que le regrese a Eurídice, pero con una condicion: Orfeo tendra que regresar al mundo y Eurídice lo seguirá pero Orfeo no podrá verla hasta que lleguen al mundo, entonces Orfeo se va de regreso, y al llegar a la puerta hacia el mundo, le entra la duda, "¿y si Hades me mintió y Eurídice no me esta siguiendo?, no podre regresar por ella jamas" pensó Orfeo, en su desesperación se voltea y logra ver como su amada Eurídice desaparece.

Existen diferentes versiones de la historia, ya que es una leyenda y tienden a variar.
Algunas dicen que Orfeo no quiso volver a tocar nunca mas y un dia en el bosque, unas ninfas le piden que toque, este se niega y las ninfas lo matan (algo cruel...)

Otras dicen que Orfeo llego a un pueblo y los habitantes le pidieron que tocara, este estrello su lira contra una piedra provocando un sonido horrible asi que el pueblo lo mato para que se detuviera



Leyenda de Narciso ( Bien corta o.o )

Narciso era in joven hermoso, todo ser se enamoraba de el, hombres y mujeres por igual pero el rechasaba a todos por no ser tan hermosos como el, un dia caminando por el bosque, le dio sed y se detuvo a beber en un arroyo, al verse reflejado en este, se enamoro de el mismo y no podia dejar de verse en el reflejo por lo que termino cayendo al agua y se ahogo, en ese lugar crecio una hermosa flor llamada en memoria de Narciso


El cofre de pandora ( larga pero interesante )

A pesar de haberse vengado de Prometeo de una manera muy cruel, Zeus aún le guardaba odio por haberle enseñado a los humanos el secreto del fuego. También estaba preocupado porque si los seres humanos se hacían más poderosos, podían quitarle su trono en el Olimpo, por lo que ideó un plan: en parte para vengarse aún más de Prometeo y en parte para resguardar su posición.

Por voluntad de Zeus, su hija Nefesto modeló a una muchacha con una mezcla de arcilla y agua. Atenea le infundió el soplo de la vida y la instruyó en las artes femeninas de la costura y la cocina; Hermes, el dios alado, le enseñó la astucia y el engaño, y Afrodita le mostró como conseguir que todos los hombres la desearan. Otras diosas la vistieron de plata y le ciñeron la cabeza con una guirnalda de flores, luego la llevaron a la presencia de Zeus.

-Toma este cofrecito-le dijo, entregándole una cajita de cobre bruñido-. Es tuyo, llévalo siempre contigo, pero no lo abras por nada del mundo. No me preguntes la razón y sé feliz, pues los dioses te han dado todo lo que las mujeres desean.

Pandora, que así se llamaba la muchacha, sonrió. Pensaba que el cofrecito estaba lleno de piedras preciosas.

-Ahora tenemos que encontrarte un marido que te ame, y yo conozco al hombre adecuado. Epimeteo. El te hará feliz.

Epimeteo era hermano de Prometeo, pero le faltaba toda la prudencia de su hermano. Prometeo le había advertido a su hermano que no aceptara ningún regalo de Zeus, pero él, un poco halagado y quizás temeroso de rechazarle, aceptó a Pandora como esposa. Hermes acompañó a la muchacha a la casa del flamante marido en el mundo de los hombres.

-Bueno, amigo Epimeteo-le dijo-. No olvides que Pandora tiene un estuche que no debe abrir por ningún concepto.

Epimeteo tomó el estuche y lo colocó en sitio seguro. Al principio, Pandora fue feliz viviendo con él y olvidó el estuche, pero más tarde empezó a reconcomerla el gusanillo de la curiosidad. "¿Por qué no podemos ver al menos que contiene"? se preguntaba.

Luego, mientras Epimeteo dormida, abrió el cofrecito, y rápidos como el viento, salieron todos los males que desde entonces nos afligen: el cansancio, la pobreza, la vejez, la enfermedad, los celos, el vicio, las pasiones, la suspicacia... Desesperada, Pandora intentó cerrar el cofrecito, pero ya era demasiado tarde. La venganza de Zeus se había realizado: la raza humana no podía ser tan noble como había querido Prometeo. La vida sería una lucha constante contra dificultades de todo género. Había pocas probabilidades de que el hombre pudiera aspirar al trono de Zeus.

Pero el triunfo del rey sobre los dioses no era completo. Una cosita de nada había quedado en el fondo del estuche y Pandora consiguió encerrarla. Era la esperanza. Con ella el género humano había encontrado la manera de sobrevivir en este mundo hostil. La esperanza daba una razón para seguir viviendo.



Faetón ( bien larga o.o )

Faetón era un joven orgulloso. Esto se comprobó cuando su madre le hizo saber que su padre era Apolo, dios que diariamente cruzaba nuestro mundo en un carro deslumbrante de sol. Pero los compañeros del muchacho se mofaban de él cuando se enorgullecía de tan alto nacimiento; entonces por orden de su madre buscó a su celestial padre para pedirle un favor a través del cual todos conocerían su nacimiento divino.

Antes del alba llegó al divino palacio de Febo, donde un dios con manto púrpura estaba sentado en su trono de marfil, en medio de un brillante arco iris de joyas. Alrededor de él estaban sus ministros y guardaespaldas, las Horas, los Días, los Meses y las Estaciones. Faetón no dudó en acercarse al trono.

Su padre le recibió y le preguntó qué hacía allí. Faetón se quejó de que los hombres no le creyeran hijo de Apolo, a menos que su padre le diera una garantía de su nacimiento que pudiese ser vista por todo el mundo.

Su padre le preguntó qué deseaba y Faetón le pidió que le dejase conducir su carro del Sol. Apolo inmediatamente le contestó que eso que le pedía era imposible, ya que el único dios que podía manejar correctamente ese carro era Apolo (ni siquiera el mismo Zeus podría conducirlo). Apolo le intentó persuadir de su idea, pero Faetón seguía intentándolo. Por fin, Apolo, no sin gran miedo, aceptó y condujo a su hijo a la obra maestra de Hefesto, el carro dorado adornado con gemas chispeantes. Apolo no dejaba de dar consejos a su hijo, pero éste, impaciente, apenas le oía.

Apolo le advirtió de que no bajase demasiado rápido, para que la Tierra no tocase el fuego, y que no subiese demasiado alto para no abrasar la cara del cielo. También le dijo que evitase el látigo y sujetase fuertemente las riendas para que los caballos volasen y todo el trabajo lo hiciesen ellos.

Faetón subió al carro y audaz,ente incitó al brioso tiro a través de la bruma del alba, con el viento del Este siguiéndole en la soberbia carrera. Pero pronto la velocidad le cortó la respiración mientras que, debido a su poco peso, el carro se tambaleaba y balanceaba como una quilla sin lastre, hasta que su cabeza empezó a moverse y demasiado pronto los fieros corceles se dieron cuenta que sus riendas etaban en una mano novata. Se encabritaron y se echaron a un lado, abandonando el camino acostumbrado; luego toda la tierra se asombró al ver el glorioso carro del Sol corriendo torcido encima de sus cabezas como un relámpago.

A los caballos no les importaba ya su novata mano, y tomaron su propio camino en el aire, saltando acá y allá. El carro cayó sobre la Tierra. La hierba se marchitó, las cosechas se abrasaron, los bosques se incendiaron, los ríos se secaron y los lagos empezaron a hervir. Desde entonces una parte de nuestra tierra se convirtió en un desierto arenoso, donde ni hombres ni bestias podían vivir.

El desdichado Faetón había abandonado la esperanza de enderezar su triste marcha. Cegado por el terror y la luminosidad, dondequiera que fuese, quemado por el calor hasta que no pudo permanecer en el brillante carro, tiró las inútiles riendas cayendo de rodillas pidiendo ayuda a su padre. Pero su oración no fue oída por los gritos de toda la Tierra, pididendo al señor de los cielos que salvase a la humanidad de la destrucción.

Oyendo estos gritos, el todopoderoso Zeus, que estaba durmiendo al mediodía, rápidamente se despertó y levantó su cabeza viendo todo lo ocurrido. Cogió al vuelto un trueno y, una vez en su mano, lo lanzó al humeante aire tirando al insensato Faetón del carro, que no podía controlar. Bajó el joven deprisa con los mechones quemados, rápido como una estrella fugaz, para apagarse como una tea en el río Eridano. Entonces los caballos del Sol agitaron sus yugos y, sueltos, fueron a buscar su establo en el cielo.

Así pues, en este terrible día terminó el hijo vanaglorioso de Apolo, que escondía su rostro de su padre por vergüenza.
Meleagro y Atalanta.

En Calidón, país de Etolia, el rey Eneo y su esposa, Altea, tuvieron un hijo llamado Meleagro. Cuando el bebé no tenía ni una semana, llegaron a la casa las Parcas, que mirando al recién nacido profetizaron así:

- "Será un hombre bueno como su padre".

- "Será un héroe reconocido en todo el mundo".

- "Vivirá hasta que se consuma la tea del hogar".

El oído de su ansiosa madre captó estas palabras y, no antes de que las misteriosas hermanas se fueran, se levantó de su cama para coger la tea, la apagó en agua y la escondió entre los mayores tesoros secretos.

Meleagro fue uno de los héroes que se dirigió con jasón a buscar el vellocino de oro, y cuando volvía a casa otra hazaña le estaba esperando, matar al jabalí de calidón.

En ausencia de su hijo, el rey Eneo se había ganado la ira de una diosa. para agradecer un año próspero en frutos, ofreció en el altar de Démeter maíz, a Dioniso vino y a Atenea aceite; pero se olvidó de Artemisa, por lo que esta altiva doncella se vengó del mortal que no la había honrado. Ella envió a su país un monstruoso jabalí de ojos brillantes y dientes espumosos, sus cerdas fuertes y afiladas como puntas de espada, sus colmillos largos como los de un elefante, su respiración tan fiera como la de un hombre sobresaltado, y la bestia rompía en estruendos a través de los bosques. Dondequiera que estuviera todo lo destrozaba: las cosechas pisoteadas, los rebaños dispersos con sus estampidas, los pastores huían de sus rebaños y los agricultores no se arriesgaban a salir para recoger el fruto de sus viñas y olivos, dejándolos colgados en el aire.

Así que cuando Meleagro fue a casa de Colco, se encontró la tierra de su padre devastada por el terror del monstruo. En seguida reunió a un grupo de cazadores y sabuesos para rastrear en su guarida como ningún hombre había hecho.

Entre los cazadores había un mujer, Atalanta, de quien se contaban historias extrañas. Su padre también era rey y había esperado un hijo como Meleagro para que fuese su heredero, así que cuando nació su hija en su enfado abandonó a la niña en una montaña salvaje para que muriese; pero la niña fue amamantada por una osa y creció como un chico fuerte hábil en el manejo del arco y de la lanza. Pocos jóvenes podían superarla en fuerza o en coraje.

Cuando encontraron al jabalí, todos se lanzaron a por él con redes y perros, pero la primera lanza que alcanzó al jabalí fue la de Atalanta. El jabalí se precipitó sobre ellos como un trueno, pero cuando parecia que los hombres iban a perder la batalla ente su embestida, una flecha de Atalanta dio en el jabalí que otra vez se paró desválido por el dolor, y el resto de los hombres, avergonzados de ser vencidos por una mujer, en seguida se centraron en el ataque.

El monstruo se echó a tierra a causa de las heridas que tenía y murió cuando Meleagro le clavó su espada hasta la empuñadura. Cortaron la cabeza del jabalí y quitaron las cerdas, y Meleagro dio estos trofeos a Atalanta, ya que era la única que se lo merecía al dar el fatal golpe. Pero algunos cazadores no estaban de acuerdo con ésto, entre ellos los dos hermanos de Altea y tíos de Meleagro. Éstos se pelearon con Meleagro y acabaron muertos a los pies de su sobrino.

Cuando las noticias de la muerte del jabalí llegaron a Altea, ésta salió al templo para dar gracias, pero en el camino se encontró con el séquito morturio que llevaba a sus dos queridos hermanos a su pira funeraria. Cuando supo que su hijo los había matado, lo maldijo y sacó la tea apagada que llevó al altar donde estaba el fuego del sacrificio y la arrojó a la llama. Cuando vio la consecuencia de su delirio vengativo, la desconsolada madre no vio nada mejor que terminar sus propios días muriendo con sus hermanos.

Meleagro murió cuando regresaba a casa trayendo el triunfo y el botín de la gran caza. Así se cumplió el decreo de aquellas hermanas fatales que vieron su nacimiento.

Atalanta regresó a sus lugares salvajes, cuidando de no unirse con hombres desde que murió aquel que había conmovido su corazón. Pero su padre se enteró de esta promesa y procuró conseguirla un hombre que fuese el heredero de su reino, ya que aún no había encontrado a tal heredero.

Había muchos pretendientes que querían casarse con esa bella mujer, pero ella insistía en que no quería casarse. Por fin accedió ante las presiones de su padre, pero con una condición: el pretendiente tendría que ganarla a una carrera, si no ganaba, éste moriría. El pretendiente debía correr desnudo y sin armas, pero la doncella llevaba una lanza para matarlos si no ganaban la carrera.

Hipomenes era uno de tantos pretendientes, pero antes de participar en el concurso, imploró el favor de Afrodita y la diosa le dio tres manzanas de oro para que las llevara en sus manos cuando corriese, y lo que tenía que hacer con ellas dependía del conocimiento del corazón de la mujer más que del ingenio del hombre.

La carrera comenzó, y antes de que Atalanta lograse alcanzar a Hipomenes, éste tiró una manzana de oro para entorpecer la carrera de aquella. Tentada por la curiosidad, Atalanta se paró para recoger la manzana, mientras que Hipomenes avanzó un poco más. Cuando ella le volvió a alcanzar, Hipomenes volvió a tirar otra manzana y ella se volvió a parar a recogerla. Lo mismo ocurrió con la tercera manzana. De esta forma ganó Hipomenes la carrera cuyo premio era casarse con Atalanta. Pero poco duró la fortuna del joven, ya que se olvidó de agradecer a Afrodita su ayuda. Afrodita condujo la ofensa contra Rea, la poderosa madre de los dioses, que transformó al corredor y a su novia en un par de leones, enganchados a su carro cuando ella lo cogía en medio de un estruendo de cuernos y platillos.



Midas ( larga )



Midas, rey de Frigia, era el más rico de todos los hombres del mundo, y como los que tienen mucho, su corazón quería más y más. Una vez tuvo la oportunidad de hacer un servicio a un dios, cuano en un jardín se encontró al anciano Sileno, que se había perdido de la comitiva de su patrón dioniso; se había parado aquí para dormir la borrachera. Midas amablemente rodeó al borracho errante con rosas y le obsequió con comida y bebida. Luego le envió con el dios del vino. Dioniso estaba tan agradecido que le ofreció al rey elegir cualquier recompensa que quisiera. Midas pidió al dios que le diese el don de que todo lo que tocase lo convirtiese en oro. El dios se lo concedió.

Impaciente por probar su nuevo poder, Midas fue al bosque, y al tocar una ramita con el pie, ésta se convirtió en oro. Todo lo que tocaba se convertía en oro. Quiso regresar a su casa con su caballo, pero éste se convirtió en oro, incluso cuando llegó a su palacio los pilares, las puertas, se convirtieron en oro. Fatigado por su viaje, Midas pidió comida, pero justo cuando ésta tocaba sus labios se convertía en oro y por tanto no se lo podía comer. Lo mismo ocurría con la bebida.

Atormentado por el hambre y la sed, se levantó de este burlón banquete, envidiando al chico más pobre de su palacio. No le reconformtaba visitar su gran tesoro, y el hecho de ver todo de oro le empezó a enfermar. Si él abrazaba a su hijos, si golpeaba a sus esclavos, al instante sus cuerpos se convertían en estatuas de oro. Todo alrededor lucía un odioso amarillo ante sus ojos.

Ante tal desesperación recurrió a Dioniso a quien suplicó que le retirase ese regalo. El dios le dijo que buscase la fuente de Pactolo y se bañase en su puras aguas, para así deshacerse del hechizo. Cuando Midas llegó y se tiró al agua, éste se convirtió en oro. Sólo desapareció el hechizo cuando metió su cabeza bajo el agua.

Este rey no fue siempre tan afortunado en su trato con los dioses. Curado de su codicia por el oro, no tenía más deseos en su mente; un día estaba vagando por los bosques verdes y se encontró a Pan luchando con Apolo. Pan presumía de su flauta contra el laúd de Apolo. Para decidir cuál de los dos instrumentos emitía la más dulce música, eligieron como árbitro a Midas, y éste, un poco duro de oído, eligió como vencedor a Pan. Entonces Apolo se enfadó con él y le castigó adornando su cabeza con orejas de burro. Desde ese día el rey se escondía de todos por tener esas orejas, y cubrió su cabeza con un turbante. La única persona que sabía lo de sus orejas era su barbero. Pero éste temiendo su ira bajó a la solitaria orilla del río y excavó un agujero y susurró en él: "Midas tiene orejas de burro", esperando que ningún hombre pudiera oírle. Pero donde hizo el agujero creció una mata de cañas, que, tan pronto como el viento las movía, murmuraban: "Midas tiene orejas de burro".

Con eso terminamos comenten y puntuen porfavor

Lista de algunos heroes de la mitologia griega:


# Hércules, el héroe nacional griego. Era la encarnación del valor, de la fuerza física y de la bondad de carácter. Fue el autor de sus celebérrimos doce trabajos.
# Teseo, héroe de Ática, fue quien concluyó con el poderío de los cretenses matando al Minotauro, monstruo que anualmente devoraba en su laberíntico palacio a los jóvenes más distinguidos de Atenas.
# Después estaba Belerofonte, héroe de Corinto y dueño del caballo alado llamado Pegaso. Fue quien dio muerte a la Quimera, monstruo con cabeza de león y cuerpo de cabra.
# Perseo era el héroe de la Argólida. Se lucio matando a la Medusa, monstruo cuyos cabellos eran finas serpientes y cuya mirada convertía a los hombres en piedra. Usando un espejo, pudo cortar la cabeza al monstruo y luego se sirvió de ella en contra de sus enemigos.
# Por supuesto, no podía faltar el famoso Edipo, nefasto héroe tebano. Su trágica existencia provocó involuntariamente la muerte de sus padres, y la desgracia de toda su familia.
# Y por último, entre los más famosos estaban los argonautas. Era un grupo de héroes helenos comandados por Jasón quien a bordo del navío Argos se apoderaron del vellocino de oro, el que era guardado por un dragón en las montañas del Cáucaso.

Puntuen

comenten

puntuen

oomenten

puntuen

comenten

puntuen

Comenten y puntuen!!!!!!!!!!!!!!!! plis plis plis

12 comentarios - Leyendas griegas

@gualeguay
esta bueno el post, para postear imagenes es muy facil, con el google busca las imagenes, yo tengo como browser de internet el programa safari, pero me imagino que el mozilla o el internet explorer tambien deben tenerlo, le das la imagen con el derecho del mousse, y elegis "copiar dirección de imagen" luego vas a la pantalla del post y donde tenés el simbolito de la ventanita (como el que ves aca arriba de los comentarios el que está al lado del youtube) le das click y la pegas. Ya está ya tenes tu post con imagenes,
@argel_619
Me Salvaste Men Es Mi tareaa +10
@lautty__l
gracias a vos termine mi tarea sin hacer 50 hojas!!!!! el mejor el de medusa! (el mas corto ) jajajajaja tenes mis +10!