Como invocar fantasmas.

Muerte




pentagrama

La Iglesia acepta el exorcismo a personas poseídas pero son casos aislalados. El tema de estos casos preocupa a la población que no está acontumbrada a ver hechos raros en la vida diaria. La polémica ya está.

Elena, de 17 años, está en secundaria en el turno de la tarde, después de clases junto con un grupo de compañeros suele ir a un cementerio o a la casa de uno de sus amigos del grupo para jugar ouija. No me da miedodice la joven y añade que ella tiene santos en su cuarto y que saben que la protegen porque constantemente les pone velas.

Así como ella, muchos otros jóvenes juegan ouija en la ciudad. Sin embargo, alguno de ellos, luego de la experiencia se sienten afectados psicológicamente.

Entendidos espirituales consultados por El Nuevo Día, coinciden en señalar que el juego de la ouija es peligroso, y que incluso las personas que la practican pueden sufrir trastornos psicológicos, aunque no todos.

El sacerdote Rogelio Fernández, de la Mansión, explica que la persona al jugar la ouija puede entrar en contacto con malos espíritus, lo cual podría afectarle. Por eso, aconsejó a los jóvenes y adultos que realizan este tipo de prácticas, a buscar orientación moral y espiritual para no dar pasos equivocados.

Según el sacerdote, esta orientación moral debe enfatizarse incluso en los colegios católicos, porque actualmente la orientación que se imparte a los estudiantes es deficiente y fría. Los jóvenes están saturados de materias y no tienen un tiempo para crecer en Cristorecalcó.

Ya el padre Wálter, uno de los sacerdotes más populares de la Mansión afirmó que ocasionalmente escucha que hay jóvenes que practican dicho juego, y que luego llegan con sus padres a la Mansión para pedir liberación porque están muy asustados. Son perturbaciones, trastornos psicológicos, y muy raros son los casos de personas poseídas, comentó el religioso.

Para el pastor evangélico Melitón Rosales, la ouija es un arma del diablo para atraer a los jóvenes. El indica que a los adolescentes les llama la atención invocar a los espíritus pero algunos que no están fortalecidos espiritualmente se trastornan. Para Rosales, el problema radica en el alma, y es inadvertido porque el juego parece inofensivo, pero es peligroso.

Para Elizabeth, una fanática del Fen Shui dice que existen espíritus buenos y malos que deambulan en la tierra porque les faltó cumplir una etapa en su vida terrenal. Estos son factores externos que no se pueden ver, son parte del ocultismo y tienen poder, deprimen a los jóvenes, explicó la mujer.


DESPUES DE INVOCAR SOLA MENTE DIBUJEN ESTO EN CADA PARTE DE LA CASA! es para que los espiritus se alejen.


de