Los fantasmas de Tarawa
República de Kiribati


Tarawa es un atolón remoto, perdido en el Océano Pacífico, durante años antes de la Segunda Guerra Mundial, tan sólo una tranquila colonia británica, aunque sin demasiado valor estratégico. Tarawa suma unos 24 islotes hoy pertenecientes a la República de Kiribati, un paraíso perdido con lagunas azules, playas idílicas y palmeras.

Fantasmas
Tarawa ayer, hoy República de Kiribati


Pero entre tanta belleza, parecen desencajados los restos de la guerra, recuerdos de una batalla que dejó impunemente las evidencias de un infierno a cielo abierto, cual fantasmas a plena luz del día obligando a hacer historia con la mente más allá de lo idílico del lugar.

Segunda Guerra Mundial

Tanques de guerra semi sumergidos en la arena de la playa, cañones de defensa oxidados, búnkeres de hormigón, fortines en ruinas, escenografía de una de las más sangrientas batallas de la Segunda Guerra Mundial en el año 1943, que nadie se ocupó de desmontar. De hecho, la batalla de Tarawa fue uno de los pocos campos de enfrentamiento en el Pacífico que se mantuvo sin cambios durante más de cincuenta años.

atolon

Sobre la cronología de la Batalla de Tarawa, pueden encontrar un post en Taringa, de eso no me voy a ocupar. El objetivo del post es traerles aquellos mudos testigos que abandonados en su lugar original de la batalla, nos devuelven una imagen real de lo que fué el infierno. Al final de la muestra, encontraran mi conclusión con respecto de los hechos históricos.

kiribati


Ahora sí, vamos a los bifes...




TarawaLos fantasmas de Tarawa

Fantasmas

Segunda Guerra Mundialatolon



kiribati
Restos de hélice y fuselaje de B-24 en el borde de la playa.


Tarawa
Un arma de doble uso, tambien conocida como torreta de armas gemelas, señala hacia el mar de la playa sur en Betio, Tarawa. Su estructura metálica y su base de cemento sucumbieron a la erosión, pero su silueta sigue en pié.


Los fantasmas de Tarawa
Tanque Sherman M3A en la "Red Beach 2", mirando hacia el este, al embarcadero de Betio.


Fantasmas
Más en detalle.


Segunda Guerra Mundial
Otra vista del Sherman M3A.


atolon
Vista de frente, hacia el océano, en estas cuatro tomas, con la marea baja.


kiribati
El mismo Sherman M3A asomándose ahora un poco con la marea alta.


Tarawa
Aquí lo vemos en el momento histórico, con dos marines descansando después de la masacre.


Los fantasmas de Tarawa
Motores de B-24 dispersados en la playa del sur de Betio, donde aterrizaron después de un accidente.


Fantasmas
Bunker japonés, donde encontraron el suicidio como solución a la derrota casi todos los soldados sobrevivientres nipones.


Segunda Guerra Mundial
Un tanque ligero japonés Type 95 HA-GO en la playa del sur de Betio. Había catorce de estos tanques en la isla.


atolon
Otro tanque ligero japonés Type 95 HA-GO en Red Beach 2 está casi totalmente corroído, debido al lavado dos veces al día de la marea de agua salada.


kiribati
Esta torreta del Type 95 HA-GO yace en el pasto, en el inerior de la isla, mejor conservada.


Tarawa
Aquí vemos al Type 95 HA-GO , destruído en la invasión del atolón. De fondo vemos tres LVT-1 Anfibios caídos durante la sangrienta batalla.


Los fantasmas de Tarawa
Restos del chasis de un LCVP americano de desembarco, en Red Beach 2.


Fantasmas
Un LCVP rumbo al desembarco en Betio, Tarawa.


Segunda Guerra Mundial
Cañon de defensa japonés de 8 pulgadas.


atolon
Visto desde otro ángulo.


kiribati
Bunker de municiones, impactado.


Tarawa
Restos de motores de aeronaves japoneses.


Los fantasmas de Tarawa
Lo que queda de una hélice, sobre un arrecife.


Fantasmas
Artillería antiaérea nipon en posicion de defensa.


Segunda Guerra Mundial
El esqueleto de otro LCVP descansa en Red Beach 2.


atolon
La torreta de este cañon de 8 pulgadas recibió un golpe directo de una bomba durante el asalto, haciendo partir la mitad de su longitud.


kiribati
Un rompeolas de bolsas de arena de concreto fue erigido para prevenir la erosión de la marea adelante de la base de esta defensa de 8 pulgadas, ahora vista desde otro ángulo.


Tarawa
Montura de un cañon de 8 pulgadas, su torreta paraece haber volado por completo.


Los fantasmas de Tarawa
Una placa Marston (tablón de acero perforado o PSP) todavía está en el uso en todas partes del Océano Pacífico hoy, aunque no con su objetivo intencionado original. No fue usado para las pistas de aterrizaje de Tarawa porque el coral comprimido y humedo proporcionó una superficie relativamente dura. Las toneladas de este material traídos fueron usados para las tiendas de mantenimiento, aceras entre tiendas de campaña, y como el cercado. Estas secciones sirven hoy en Betio como un corral.


Fantasmas
Un cañon solitario de doble uso se vuelve hacia el Jardín Conmemorativo Japonés y Coreano en Betio, al sur del embarcadero original. El área cercada, con monumentos a los miles de defensores que murieron a la isla, es mantenida por residentes y visitada periódicamente por parientes de Japón y Corea. Los contenedores de embarque con el color de la herrumbre son apilados en la instalación del puerto en el fondo.


Segunda Guerra Mundial
Cadáver de un LVT-1 anfibio, usado para el desembarco. Observen como un cerdo duerme plácido junto a él...


atolon
Los restos de otro LVT-1 Anfibio en Green Beach, probablemente por una mina duarnte el desembarco. Un cañon de 8 pulgadas se aprecia en el fondo.


kiribati
Dos anfibios están donde se pararon en la unión de playas Red Beach 1 y 2, con su parte delantera hacia el fondo. El LVT-2 a la izquierda y un LVT-1 a la derecha son identificados por sus orugas.


Tarawa
LVT-1 Anfibio, destruido en combate, quizás sea, el de la foto anterior...


Los fantasmas de Tarawa
Motor de un B-24en las arenas de la laguna fuera de Betio.


Fantasmas
Restos de una defensa en Green Beach.


Segunda Guerra Mundial
El pesado cañon de 8 pulgadasapostado al oeste de Betio fué brutalmente dañado durante el asalto. La torreta finalmente se cayó de sus montura y ahora descansa en la arena.


atolon
Acá vemos la torreta del cañon de 8 pulgadas tirada en la arena, deteriorada por el salitre.


kiribati
Esta "cajita de píldoras" de acero se apoya en el lado sur de Betio, cerca de los dos cañones de 8 pulgadas. La arena de coral fue embalada entre hojas interiores y externas de acero.


Tarawa
En esta imagen de archivo, vemos una "cajita de píldoras" alcanzada por el bombardeo.


Los fantasmas de Tarawa
El cañon de 8 pulgadas oriental en la playa sur de Betio señala hacia el sur, como al acercamiento de asalto asumido más probable.


Fantasmas
Naufragio en laguna de Betio.


Segunda Guerra Mundial
Vista posterior del nufragio.


atolon
Restos de un B-24 Liberator en el fondo de la laguna fuera de Betio.


kiribati
Casco de un marine.


Tarawa
Pistola japonesa Nambul


Los fantasmas de Tarawa
Modelo similar al hallado.



Fantasmas


Acerca de la batalla de Tarawa.


Segunda Guerra Mundial
El atolón de Betio, Tarawa, devastado despues de la batalla.


El asalto sobre Tarawa resultó una caja de sorpresas: tras el bombardeos aéreo y naval, las mareas impedían los desembarcos, sumado al inconveniente de los arrecifes que estancaba a los marines a 460 metros de la costa. El primer desembarco fue un fracaso, con pérdidas de vidas elevadas y apenas algunos marines que tocaron tierra para quedar inmovilizados en la playa. Los intentos de desembarcar tanques también resultaron de una complejidad imprevista: la arena y las minas terminaron con muchos de ellos.

atolon
Los puntos negros sobre el mar, son los LVT's destruidos.


Hubo varios errores por parte de loas americanos. El primero, la prepotencia de los mandos de la Marina y su falta de experiencia en el apoyo a operaciones anfibias. La Marina era reacia a concentrar durante mucho tiempo a sus grandes unidades navales en un objetivo pequeño, y no quería hacer bombardeos de preparación que durasen más de unas pocas horas.

kiribati
Pat Didlake (dizquierda, levantando una Cerveza Lucky Lager) y amigos luce tres nuevos cachorros delante de cámara. Estos cachorros son probablemente antepasados de muchos perros que corren sueltos en Betio hoy. Los tanques acuáticos en el fondo fueron erigidos por el Seabees.


Además el apoyo aéreo también dejaba mucho que desear. Los pilotos de los portaaviones de escolta no tenían entrenamiento en ataques a objetivos terrestres. A eso se le sumaron los errores en el desembarco. Se calculó mal el nivel de las mareas y la profundidad mínima del cinturón de arrecifes que bordeaba la costa de Betio. Las lanchas de desembarco convencionales se quedaron atascadas en los arrecifes, y había pocos vehículos de asalto anfibios para alcanzar las playas. Tenían que pasar los hombres, las armas y los suministros a los vehículos anfibios en medio de los arrecifes, o peor aún, los marines estaban obligados a llegar a la orilla a pie bajo el fuego enemigo.

Tarawa
Los infantes de marina heridos durante el aterrizaje en Tarawa son remolcados en barcos de goma por sus compañeros a buques más grandes que los llevarán a hospitales para la mejor asistencia médica. Noviembre de 1943.


Los nipones también se llevaron la peor parte. Si bien estaban altamente preparados y mentalizados para el combate cuerpo a cuerpo, no contaban con subfusiles de asalto, y en su lugar blandían su espada en la "carga banzai". Los estadounidenses aprendieron rápido de sus errores. En los desembarcos en las Marshall orientales los bombardeos navales de preparación a los desembarcos pasaron a durar días en lugar de horas.

Los fantasmas de Tarawa
Debatiendo estrategias en un alto el fuego.


La captura de Tarawa derribó la puerta de entrada a las defensas japonesas en el Pacífico Central, pero sobre todo, brindó una lección y una experiencia invalorable sobre el modo de actuar en los siguientes ataques.

Fantasmas



Segunda Guerra Mundial


Saludos Taringas!



Fuente
Fuente II
Fuente III



atolon


kiribati