Es recomendable hacer una lista con los puntos que debes tener en cuenta antes de realizar la compra del auto.

Qué hacer antes de comprar un auto usado

Es muy importante convencernos y asegurarnos que el auto usado que vamos a comprar está en buenas condiciones, y revisar antes de comprarlo, que no presente problemas de motor, transmisión, chapa o algún otro detalle, o de lo contrario negociar ese tipo de detalles con el vendedor.
Te recomendamos llevar tú lista con los puntos más importantes que debes tener en cuenta antes de comprar el auto, tómate el tiempo necesario para revisarlo, no te quedes con dudas, observa si el dueño del auto contesta con rapidez y analiza las respuestas que te da. No corras riesgos y trata de ser lo más precavido posible.
A continuación te damos la lista que te será de gran utilidad al momento de revisar el auto usado que quieres comprar:


- Kilometraje: El promedio anual es de 20.000 kms., si excede esta cifra no es muy recomendable la compra, o bien tendrás que verlo con mayor detalle.

- Pintura: En este aspecto la observación es fundamental. Mirá los laterales del auto, tanto de adelante como de atrás en busca de diferencias en la tonalidad, que denoten su repintado. Otro punto en donde podés determinar si un auto ha sido repintado es el interior de los burles (ya que estos generalmente no son retirados para pintar), aqui te podés encontrar con diferencia de tonos, líneas de terminación, restos de cinta, etc.

- Chapa: Observá y tocá molduras, paragolpes, parrilla, interior de baúl y carrocería para identificar si tuvo algún daño ó está mal reparado.

- Pérdidas: Revisá debajo del auto, que no haya marca de nafta, aceite, anticongelante, agua, etc.

- Neumáticos: Revisá la presión de cada neumático y el desgaste de la banda de rodamiento, para saber si requieren alineación, además de ver si es tiempo su recambio.

- Corrosión: Revisá alrededor y debajo del auto cualquier señal de corrosión, si encuentrás alguna tené en cuenta que no existe ninguna solución para detenerla, a menos que reemplaces esa parte.

- Interiores: Revisá que el tapizado no esté muy desgastado, quemado o roto. Levanta lss alfombras y buscá evidencia de pérdidas de agua u óxido. Revisá que no tenga partes soldadas como las manijas de las puertas, espejos, botones de control o algún otro accesorio.

- Sistema eléctrico: Recordá que las reparaciones de este sistema no son fáciles de identificar y en ocasiones son caras de arreglar. Revisá el funcionamiento de las luces y señales, el equipo de audio, aire acondicionado, levantavidrios y tené en mente que en partes eléctricas nunca hay garantía.

- Mangueras y correas: Revisá cada una de ellas buscando desgaste, perforaciones o resecamiento.

- Radiador/Anticongelante: Buscá corrosión u oxidación alrededor del radiador, si existe suciedad en el anticongelante o bien si hay escurrimiento del líquido.

- Bujías y Cables: Identificá si hay grietas, puntos quemados o desgaste. Un motor en buenas condiciones tendrá bujías con la punta de un color bronce o grisáceo.

- Nivel de Aceite: Revisá que no haya agua en el aceite (monoblock agrietado), aceite extremadamente espeso (se usa para disminuir el ruido del motor), o aceite sucio y delgado con olor a nafta (lo cual denota problemas internos en el motor).

- Transmisión automática: Retira la varilla del nivel de la transmisión automática con el motor encendido, este debe estar lleno y el fluido rojo brillante, si su color es oscuro o huele a quemado, son señales de que la transmisión requiere reparación.

- Escape: Revisa el color del humo; si es azul indica anillos desgastados, el humo quemado puede indicar válvulas desgastadas o que requiere afinación.

Al momento de manejar el auto, revisa lo siguiente:

- Comportamiento del Motor: Debe ser estable tanto frío como caliente, con suficiente potencia y buen arranque, y debe responder suavemente a través de todas las velocidades.

Frenos: Deben proveer paradas firmes, rápidas, sin señales de ruidos, tironeos o que el pedal pierda fuerza.

- Dirección: Debe mostrar control seguro sin cargarse a un lado, sin que se sienta floja, presente ruido o vibración.

- Embrague, transmisión manual: Debe dar respuesta rápida y suave con facilidad en el cambio de velocidades.

- Transmisión automática: Debe cambiar velocidad rápido y suavemente sin golpeteos y sin ruidos.

- Diferencial: No debe presentar ruidos o golpeteos.

- Suspensión: Si el auto rebota tiene amortiguadores débiles.

- Estructura o marco: Mojá las cubiertas y maneja en línea recta sobre cemento, las huellas deben mostrar dos líneas rectas, no cuatro.