El caso del niño tortuga.


Un muchacho apodado el niño tortuga por sus compañeros está comenzando una nueva vida después de que una concha gigante de piel dura fue extirpada de su espalda.

Maimaiti Hali, de ocho años, se sometió a una milagrosa operación de dos horas para eliminar de su espalda un enorme crecimiento de piel anormal.

El padre de Maimaiti Musai dijo: “Nos dijeron que la cirugía no era posible cuando era muy joven así que esperamos. Pero el crecimiento se hizo cada vez más grande y más duro y se convirtió en algo parecido a un caparazón de tortuga.

“La gente lo intimidaba y estábamos decididos a ponerle fin a este problema. Él es un chico tan bueno y valiente y nunca se quejó. Estamos muy felices de que ahora esté en vías de recuperación.”

Médicos del Hospital General Militar de Urumqi dicen que han removido el crecimiento y la han reemplazado con injertos de piel del cuero cabelludo y de las piernas de Hali.

Jefe de cirugía Ye Xiangpo dijo: “La piel que quitamos era tan gruesa como un cuero de toro.”

“Utilizamos cuero cabelludo para el injerto, ya que vuelve a crecer rápidamente. Esperamos que le permitía tener una recuperación completa.”

Hali, de Heping, el norte de China, agregó: “Fue un poco doloroso, pero no voy a preocuparme por que otros niños se rían de mí nunca más.”

“Tengo muchas ganas de salir al sol sin camisa e ir a nadar con mis amigos.”