Prisión de Alcatraz - Historia, curiosidades y fotos

La prisión de Alcatraz, situada en la Isla de Alcatraz, junto a la bahía de San Francisco (California) era una de las prisiones más seguras y famosas de los Estados Unidos y en la que importantes gángsters fueron encarcelados. Tal es el caso de Al Capone, por ejemplo, y del llamado "Hombre pájaro de Alcatraz".

Alcatraz fue primero un fuerte y una prisión militar. Entre 1934 y 1963 fue una penitenciaría de máxima seguridad.

Coloquialmente, también se le ha dado el nombre de "La Roca", con el que también se le denomina en la película del mismo nombre protagonizada por Sean Connery y Nicolas Cage.

La fama de la seguridad de Alcatraz le viene por el hecho de encontrarse en una isla y que todo el que quisiera fugarse tuviera que nadar por las frías aguas de la bahía, expuesto a sufrir una hipotermia o un ataque por parte de tiburones. Sin embargo, el nadador español David Meca consiguió cubrir a nado y con grilletes en los pies la distancia que separa la isla de la bahía de San Francisco.

La prisión dejó de utilizarse como tal en 1963 y se conserva como elemento turístico.

Prisión de Alcatraz - Historia, curiosidades y fotos
prision
alcatraz
Prisión de Alcatraz - Historia, curiosidades y fotos
prision
alcatraz
Prisión de Alcatraz - Historia, curiosidades y fotos
prision
alcatraz


En verando de 1934 comenzaron a llegar los primeros internos destinados a Alcatraz. Desde el primer día, se aplicó el criterio de que al superpenal no fuera enviado directamente ningún recluso. Éstos habían de proceder de otras cárceles, en razón de la especial peligrosidad de cada uno. Así, en los demás establecimientos, constaba la advertencia de que el organizar motines, promover fugas, causar agresiones y demás enredos, traía consigo el castigo de ser trasladado a Alcatraz, perspectiva verdaderamente aterradora. El más célebre de los internos fue Al Capone, el cual llegó dentro de una expedición de cincuenta y tres penados que habían estado en Atlanta y fueron transportados en trenes especiales con precauciones alucinantes. Se los podría denominar la primera promoción del penal.

Alcatraz había nacido de la obsesión por la seguridad y la angustia porque no escapase jamás ningún preso con éxito. Cada día del año se efectuaban trece recuentos individuales, más otros seis de conjunto, aparte los que se ordenasen de modo casual e imprevisto. Además de estos enfadosos controles, el rigor y la monotónia del horario -que abarcaba desde las 6.30 de la mañana hasta las 21.30, con comidas a las 7, las 11.40 y a las 16.25- ayudaban a que surgiesen tensiones entre los presos. Quedará como un misterio impenetrable de Alcatraz el de si se infligieron allí castigos muy poderosos, además del temible confinamiento en las celdas especiales cuyos detalles han quedado también en las sombras. Consta solamente que en algunas celdas los presos estaban encadenados al techo, rareza ésta que no se debía a ningún refinamiento sádico, sino a que ciertas paredes no eran suficientemente sólidas para clavar hierros.

La comida era el único capitulo gratp de la vida en Alcatraz, junto con la exquisita higiene y limpieza. Incluso durante la guerra, se mantuvo un nivel extraordinario de cocina, y se permitia que los presos escogieran los platos dentro de un menú. Lo que estaba severamente prohibido es que se dejaran la comida en el plato. Si lo hacían, se les privaba de la comida siguiente.

Al Capone y su historia en Alcatraz

Como cabe suponer, Al Capone quedó muy sorprendido de estas normas , y de todas las demás, cuando llegó a Alcatraz. En su primera comparecencia ante el alcaide Jhonston, Al Capone planteó mil exigencias y tuvo que oír cómo le contestaban que él seguiría el mismo régimen de todo el mundo, cosa que no había ocurrido ni de lejos en sus anteriores encarcelamientos, en los que disfrutaba de alfombras, teléfonos, amiguitas, oficinas propias, música , radio y toda clase de comodidades.

La prisión de Al Capone iba a servir de prueba de fuego para Alcatraz; corría el rumor, además, de que su banda se esforzaría en libertarlo. Nada de esto ocurrió. Al Capone fue destinado a trabajar en la lavandería y, cuando se advirtió que despertaba allí demasiada expectación, se le trasladó a la limpieza de los baños. Algunos reclusos se metieron a veces con él, quiza para poder presumir de haberse peleado con figura tan relevante, y uno le hirió con unas tijeras, produciéndole lesiones leves.

Nada leves fueron, en cambio, los estragos que en el organismo de Al Capone fue causando una sífilisis como una casa. Al principio de serle diagnosticada, desdeñó el aviso y el tratamiento, pero el 5 de febrero de 1938 dio muestras de confusión mental y dificultades nerviosas de todo tipo. La prensa sensacionalista acusó al régimen de Alcatraz de haberle enloquecido, y acaso esa misma prensa se dejó sobornar para promover un ambiente general de clemencia para con el célebre gángster. Se reseñaron entonces sus indudables desvelos caritativos y benéficos, surgidos de la emoción que le producía evocar su triste infancia de inmigrado en Brooklyn. Por lo demás, no había sido condenado por otra cosa que por evadir impuestos. Al Capone fue trasladado a la enfermería y de ésta pasó a otros hospitales. A medida que se fue acercando su final, el régimen de tales estancias fue más libre y acabó permitiéndosele morir en su casa de miami el 25 de enero de 1947.

Robert Stroud - "El hombre pájaro"

No quedó nunca claro que Al Capone tuviera interés en fugarse de Alcatraz, puesto que temía por su vida si llegaba a la calle. Ya en otras ocasiones de su carrera, había procurado ser recluido para quedar amparado contra las bandas enemigas. El otro preso de Alcatraz que le sigue en celebridad tampoco manifestó nunca ningún empeño en escapar de allí. Me refiero, como se supone, al "hombre de los pájaros", Robert Stroud, el cual pasó en la cárcel más de cincuenta años de su vida. Y con toda justicia, dicho sea de paso, porque su "curriculum" delictivo era impresionante: comprendía el asesinato de un guardián de la cárcel, además del homicidio que le había llevado a ésta, robos y atracos en profusión, sazonados con ribetes sádicos y de componente sexual desviado, de agravantes de toda clase y del uso del alcohol y drogas , que siguió consumiendo entre rejas durante muchos años.

La cría de pájaros en su celda comenzó en la prisión de Leawenworth, donde le cedieron otras dos vecinas para ir ampliando sus instalaciones. En ellas llegó a tener trescientos pájaros, con los cuales comerciaba. La dirección de la prisión se disgustó con Stroud porque éste abusaba de la tolerancia con que se miró su aficion, pasando cartas al exterior disimuladas en las jaulas de los pájarosl Por si fuera poco, se había montado en la celda toda una instalación destiladora de alcohol.

Cuando llegó a Alcatraz, Stroud había pasado de la afición a la cría de pájaros a considerarse un experto en ornitología. Leía y anotaba libros científicos, y hacia 1955 escribió una autobiografía que tuvo mucho éxito y que dio pie a una pelicula rosada y benévola , donde sólo se mostraban los aspectos gratos de su persona y se exageraba considerablemente su conocimiento científico de los pájaros. Éste no rebasaba de los niveles técnicos de un hombre práctico y cuidados aplicado a la crianza de aquéllos. Aun así, Stroud llevó a término la redacción de un libro sobre enfermedades de los canários y otro sobre las de los pájaros en general que se han vendido bien y que son de utilidad.

Stroud murió en el año 1963, tras haber sido trasladado a otros hospitales penitenciarios. Robert Kennedy era el fiscal general y, al atender las peticiones que se le hacían de condederle la libertad para que muriese en su casa , contestó: "¡ Pero si su casa es la cárcel!".

Intentos de Fuga

Ya hemos repetido que Alcatraz era una especie de monumento a la pretensión de no permitir fuga ninguna. Sus planos y reglamentos estaban inspirados por este criterio fundamental. Aun así, se reigistraron en sus anales catorce intentos de fuga, de los cuales el décimotercero fue probablemente el único afortunado. Los otros terminaron con la captura de los fugitivos o la práctica evidencia de sus cadáveres. Además del intento número 13- que detallaremos algo más-, queda en pie, como un fantasma indefinido, la citada leyenda de que en momentos de crispación algunos de los reclusos recibieran tratos tan malos que les excitaban a emprender la ominosa tentativa de fuga.

La prensa norteamericana recibió diversas denuncias de tales atropellos, a veces muy detalladas: éste se pasó seis semanas en los calabozos, aquél fue apaleado, el de más allá fue rociado con gases, el otro está loco y encerrado en una jaula. No son muy de fiar estas informaciones porque, en definitiva, proceden de los presos mismos y éstos a menudo, tendián a distorsionarlas.

Algunos estaban convencidos de que la suprema autoridad sobre ellos era la de España, porque la fortaleza donde se encontraban perteneciá de derecho a nuestro país. Con fundamentos de esta clase, cabía esperar de muchos de los presos la conducta más extraña. Con todo, los mencionados rumores fueron objeto de investigación hacia 1939.

Dentro de los intentos de evasión, hay varios de estilo alocado y desesperado, como lo fue el primero que hubo, el de Joseph Bowers, el 27 de abril de 1936. Cumplía este preso una condena de veinticinco años por un robo de 16,63 dólares. Había tenido Bowers el desacierto de atracar una tiendecita de pueblo donde atendián tambien el servicio de correos, razón por la que el delito adquirio gravedad. El día de la fuga, Bowers escaló una alta alambrada, le avisaron, le dispararon y cayó desde veinte metros de altura.

En el segundo intento, registrado el 16 de diciembre de 1937, los dos fugitivos desaparecieron sin que se haya sabido nada de ellos. Eran Ralph Roe y Theodore Cole, dos peligrosos delincuentes condenados a penas de larga duración. Aprovecharón un dia de niebla y probablemente llegaron al mar. Con todo, las mareas muy fuertes, las aguas heladas y las corrientes vigorosas de aquel día, inclinan a pensar que perecieron ahogados. Otros intentos de fuga fueron abortados en el curso de tiroteos donde murieron algunos guardias y los fugitivos fueron muertos o heridos, cuando no se rindieron y fueron objeto de nuevas sentencias. Al ser juzgados de nuevo por los delitos implicados en sus intentos de fuga, los acusados se defendieron incriminando las condiciones de vida de Alcatraz. Hacia 1939 se procedió a alguna reforma en las dependencias de aislamiento.

El intento de fuga más sangriento fue el décimo, ocurrido el 2 de mayo de 1946. Fue obra de seis reclusos, tres de los cuales resultaron muertos, al igual que dos guardianes. Fueron heridos además otros diecisiete guardianes y un preso. Los dos restantes fueron ejecutados luego por su participación en aquellas muertes. En el transcurso de su tentativa, los fugitivos sotaron a cuantos presos pudieron y éstos se hicieron fuertes en determinadas dependencias del penal, con tanto ahínco que hubo que llamar al ejército y a los marines, ademas de guardias de otras prisiones, para reducirles. Con este fin fueron utilizados gases, granadas anticarro y cargas de demolición. La llamada con toda justicia "batalla de Alcatraz" dio argumentos a los críticos del penal y demostró que el mecanismos del centro podía ser colapsado por los presos, en contra de todas las premisas barajadas en su organización y funcionamiento.

El decimotercer intento, del 11 de junio de 1962, es el que dió fundamento a una pelicula relativamente reciente, la cual especula con las suerte que corrieron los tres fugitivosl Aunque la tesis oficial es que perecieron en las aguas, consta que éstas no estaban tan adversas como en el intento fracasado que antes hemos reseñado: el mar estaba a doce grados y la corriente era moderada. Los protagonistas fueron Frank Lee Morris y los hermanos John y Clarence Anglin, ladrones de bancos. El relato cinematográfico saca simpático partido del ingenioso artificio de la fuga. Los presos trabajaban en el taller artístico de Alcatraz y eran hábiles pintores. Además de sustituir con unos cartones pintados las rejas de los conductos de ventilación por donde se fugaron, aquellos artistas fabricarón tres cabezas de pasta, les dieron color y les pusieron cabello auténtico, recogido de la barberia de Alcatraz. Las cabezas, colodadas en sus respectivas camas, daban la impresión de que seguían en las mismas cuando se efectuaron los recuentos. En el curso de esta evasión , los presos sacaron partido de una serie de errores, descuidos y torpezas de los guardianes y consta que llegaron hasta el mar Días después, en el otro lado de la bahía, se encontró una cartera con fotos familiares que se relacionó con uno de los fugitivos. Nada más se ha sabido luego de ellos.

Esta evasión , más el intento fallido que se produciriá el 14 de diciembre de 1962 -y que fue el último-, reavivó la polémica sobre Alcatraz. Si además de propicio a los jaleos, decián sus enemigos, resulta que el penal es vulnerable,¿para qué sirve?. Para colmo de males, ocurría que la salinidad del aire corroía las estructruras metálicas y hasta el propio cemento, de fomra que hubiera obligado a una costosa reconstrucción. El vecindario de la bahía protestaba también de que Alcatraz fuera una fuente de residuos que desembocaban en el agua. En suma, durante la gestión de Robert Kennedy en la fiscalía general de los Estados Unidos, se adoptó la decisión de cerrar el penal. Era el año de 1963. Más tarde recobraría cierta notoriedad cuando se apoderó de él un grupo de ecologistas y de valedores de los pieles rojas. En el momento presente, se ha convertido en centro de curiosidad turística. Allí se venden los materiales informativos que hemos resumido en esta miscelanea. El último preso, Frank Watherman, al abandonar aquel lugar el día 21 de marzo de 1963, comentó sentencioso: " Alcatraz nunca hizo ningún bien a nadie".


http://es.wikipedia.org

Fuentes de Información - Prisión de Alcatraz - Historia, curiosidades y fotos

Tags: prision | alcatraz

Dar puntos
52 Puntos
Votos: 8 - T!score: 6.5/10
  • 1 Seguidores
  • 125.402 Visitas
  • 3 Favoritos

8 comentarios - Prisión de Alcatraz - Historia, curiosidades y fotos

@MarianoSL Hace más de 7 años
muuuy buen post che, q trabajo t mandaste

si pudiera t daria algunos puntos
@8714rafa Hace más de 7 años
muy buena la info loco

@josefinlay91 Hace más de 7 años
yo tambien escape jeje



es igual que el mapa del tony hawks 4 exacto
@briankpo2007 Hace más de 7 años
muy bueno, te dejo puntos en el otro post asi estas mas cerca de ser full.
@babasonico Hace más de 7 años +1
la mejor...

Prisión de Alcatraz - Historia, curiosidades y fotos
@sebascangri Hace más de 5 años -2
y fotos

Cri cri
@karencita_love Hace más de 10 meses
Fotos!