6º El triangulo de las bermudas

Cosas extrañas que hay en el mundo parte II
El de diciembre de 1945, cinco bombarderos despegaron de Fort Lauderdale, Florida, en un ejercicio de navegación aérea de 650 kilómetros, identificado como vuelo 19. Los aviones, considerados en perfectas condiciones operacionales en el momento del despegue, eran tripulados por pilotos experimentados, como el teniente Charles Carroll Taylor entre otros 14 pilotos y tripulaciones.

La ruta debería llevarles hacia el Este, luego al Norte, sobre la isla de la Gran Bahama, antes de dirigirse hacia el Sudoeste, rumbo a la base. todo esto dentro del área conocida como Triángulo de las Bermudas. En cambio, las maniobras resultaron en un vuelo de cinco horas hacia ninguna parte.

Ya hacia las dos horas de vuelo Taylor comunico que ambas brújulas se encontraban inexplicablemente defectuosas; no señalaban ni dónde estaban ni hacia donde iban. Ellos, por alguna razón desconocida, supusieron que se hallaban en algún lugar sobre los cayos de Florida, a unos 300 kilómetro fuera de la trayectoria prescrita.

Durante tres horas las hondas de radio no captaron más que mensajes confusos y fragmentarios, hasta que Taylor anunció que intentarían aterrizar los aviones en el agua, ya que corrían el riesgo de quedarse sin combustible.

A pesar de los cinco días de búsqueda intensa, cubriendo un área de 550.000 kilómetros, durante los cuales un avión de rescate Martin Mariner, con 15 tripulantes, también desapareció, jamás se encontró el menor rastro de los cinco bombarderos. Es posible que los aviadores no pudieran escapar antes de que los aviones se hundieran pero ni siquiera las 400 páginas de informe naval respondieron a todas las preguntas acerca de las extrañas circunstancias que llevaron a la desaparición del hombre.

desde el 5 de diciembre de 1945, cientos de aviones, grandes y pequeños, han desaparecido en el Triángulo de las Bermudas sin dejar rastros, de los cuales el 20% desapareció a principios de diciembre y casi siempre el día 5. Pero el mes de diciembre no se incluye en la temporada de los huracanes.

7º Una piramide Extraterrestre en china

susto
En la orilla de uno de los dos Lagos de los Amantes (uno de agua dulce y otro de agua salada), ubicado en la falda del monte Baigong en la provincia china de Qinghai y a 40 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Delingha, se levanta una pirámide de unos 50 metros de altura, conectada mediante varios tubos metálicos al lago salado.

En la parte frontal de la pirámide, hay tres cuevas con entradas de forma triangular. De las tres entradas, la del medio es la más grande y la única accesible, puesto que las dos de los laterales, los huecos de entrada son mas pequeños y están derrumbados.
La cueva central tiene aproximadamente seis metros de profundidad y dentro de ella hay un tubo de aproximadamente 40 centímetros de diámetro que se adentra en el interior de la pirámide, siendo visible únicamente la parte superior de este.

En la entrada de la cueva hay una docena de tubos de distintos diámetros (de 10 a 40 centímetros) que se dirigen hacia el interior del monte. Todos los tubos son rojos parduscos, del mismo color que las de rocas circundantes.

Aproximadamente a unos 80 metros de las cuevas, sobre la arena de la orilla sur del lago salado, hay un gran número de restos de metal oxidado, piedras y restos de tubos de diversos diámetros (de 2 a 4'5 centímetros) distribuidos de forma extraña y orientados en dirección este-oeste, habiendo inclusive, algun tubo tan fino como un mondadientes, siendo extraño también que, despues de tanto tiempo junto a la arena del lago, ninguno de ellos esté obstruido o taponado.
Más extraño es, que también algunos de estos tubos se internen en el agua del lago desde la orilla, desconociendo por ahora la profundidad alcanzada por estos y su finalidad.

Según Qin Jianwen, jefe del departamento de publicidad del gobierno de Delingha, se recogieron muestras de los tubos para realizar un análisis sobre su composición.
El resultado muestra que los tubos están compuestos de un 30 % de óxido de hierro, un alto porcentaje de dióxido de silicio así como de óxido de calcio. Pero lo más curioso de este analisis realizado a los tubos, es que el 8% del contenido no podía ser identificado, es decir, el tubo está compuesto de un material que no existe en la Tierra.
El que los tubos contengan gran catidad de dióxido de silicio y óxido de calcio es el resultado de una larga interacción entre el hierro y la arena de la orilla del lago, con lo que se deduce que los tubos deben ser muy antiguos, dijo Liu Shaolin, el ingeniero que realizó el análisis. Liu Shaolin dató la edad de los tubos en unos 5.000 años de antigüedad, algo excepcional si, como sabemos, el hombre empezó a trabajar con aleaciones de metal tan sólo hace 2.000 años.

El resultado de los análisis, el hecho de que el entorno sea inhóspito y desierto, no halla industria moderna en todo el área y que las únicas personas que pasan por la zona sean unos pastores migratorios del norte de las montañas, hacen este descubrimiento aun más misterioso.

El área de la pirámide está situada a 2.200 metros de altitud, con un aire fino y transparente, ideal para la astronomía.
De hecho, la Academia de Ciencias de China construyó el Observatorio de la Montaña Púrpura a menos de 70 kilómetros de la zona.

Proximamente se realizará una nueva expedición a la zona para estudiar los restos más en profundidad, y que estará compuesta por un equipo de diez expertos, diez periodistas, y un equipo de rodaje de CCTV (televisión del gobierno chino).

8º Cocodrilos de las alcantarillas

misterio

Se cuenta por ahí, quizá ya lo hayas oído, que las alcantarillas de algunas ciudades americanas están habitadas por un gran número de animales exóticos, reptiles en su gran mayoría. Cocodrilos, caimanes y serpientes pueblan de tal forma los conductos de agua subterráneos, que los encargados de su mantenimiento, además de herramientas y útiles de limpieza, también van provistos de armas para defenderse de ellos.

La historia tiene una explicación que pretende ser verosímil:

Algunos habitantes de estas ciudades, amantes de los animales curiosos pero poco constantes con sus aficiones, después de comprarse un cocodrilito pequeño y muy mono, se dan cuenta de que el bichejo va creciendo y que ya no lo quieren en casa. ¿Qué hacen? Tirarlo por el water.

Se supone que la mayoría mueren en el viaje pero los que sobreviven se reproducen y crían en el alcantarillado.

Esta historia es tan común que también se dice lo mismo de otras grandes ciudades europeas: Londres, París... e incluso Madrid...

¿Mirarás las tapas de las alcantarillas de forma distinta?

9º Ataudes colgantes de longhu

miedo

Expertos chinos, surcoreanos y de EEUU trabajan en la montaña sagrada de Longhu, al sur del río Yangtsé, para intentar resolver uno de los enigmas arqueológicos del país: la presencia de miles de ataúdes colgantes en cuevas de toda China.

En las últimas dos semanas, el grupo de expertos viajó a la montaña taoísta, situada en la provincia china de Jiangxi, para analizar este fenómeno, y encontraron 10 féretros hasta ahora desconocidos que según los expertos pueden tener 2.600 años y ser los más antiguos del país. Uno de los expertos que participaron en la investigación, Liu Shizhong (del Museo Provincial de Jiangxi) reconoció que los expertos todavía no saben demasiados detalles sobre esta peculiar costumbre funeraria, casi única en el mundo.

Según Liu, hay miles de ataúdes de este tipo en toda China, pero sobre todo en el sur del país, donde muchos antiguos pueblos que vivían en la zona (tanto chinos de la mayoría Han como de otras etnias) optaron por enterrar "en el aire" a los jefes de sus tribus.

"Los antiguos pensaban que el fallecido estaba así más cerca del cielo y podía subir rápidamente al paraíso, protegiendo de esta forma a sus familiares y dándoles buena suerte", destacó el arqueólogo.

Sin embargo, añadió, otras teorías afirman que la razón es más práctica que religiosa, ya que algunas tribus consideraban que, en el húmedo sur de China, propenso a inundaciones y corrimientos de tierra, colgar ataúdes era la forma más segura de que los muertos descansaran en paz.

¿Cómo suben hasta allí?

La mayoría de estos ataúdes se encuentran en cuevas situadas en escarpados acantilados fluviales o marítimos, lo que plantea un nuevo enigma: ¿Cómo pudieron los antiguos chinos subir y colgar en lugares tan inaccesibles féretros de hasta 500 kilos de peso?

"No se sabe cómo pudieron llegar tan alto", reconoció el experto, quien añadió que hay ataúdes colgantes de casi todas las épocas históricas, desde el período de la Primavera y el Otoño (siglo VII a.C) hasta la reciente República de China (1911-1949).

El de los ataúdes colgantes es uno de los muchos enigmas arqueológicos que tiene China, junto a misterios como el lugar donde está la tumba de Gengis Khan o qué hay en el interior del todavía no abierto sepulcro del Primer Emperador, Qin Shihuang (el monarca que ordenó ser enterrado junto a miles de guerreros de terracota).

Existen ataúdes colgantes también en Filipinas (los de las cuevas de Sagada), aunque mientras los filipinos aparecen apilados en grandes cantidades, apoyados en paredes de las cavernas, los chinos suelen estar más aislados y se sostienen mediante estacas o cuerdas.

descubiertos en la década de los setenta

Los ataúdes de la montaña taoísta Longhu no fueron descubiertos hasta los años 70, cuando las puertas de madera que sellaban las cavernas cedieron por el paso de los años y permitieron la entrada a las criptas naturales.

Los lugareños de la zona nunca habían podido subir a esas cuevas, debido al difícil lugar en el que se encontraban, e inventaron leyendas asegurando que en ellas había encerrados "libros divinos sin palabras" y tesoros incalculables, según relató esta semana la agencia oficial Xinhua.

Los 200 féretros colgantes de la montaña tienen forma de casa antigua o de barco, están confeccionados con maderas toscas y fueron llevados allí por miembros de la etnia Baiyue, según los arqueólogos.

En marzo de 2003, expertos chinos descubrieron en la provincia central china de Guizhou más de mil ataúdes en una sima sepulcral, colgados a diferentes alturas que seguían un orden genealógico, con las generaciones más antiguas encima y las más jóvenes debajo.

Se trataba de la mayor concentración de ataúdes colgantes de toda China, superando a los 300 hallados en Gongxian (provincia suroccidental de Sichuan), pertenecientes a la enigmática etnia de los Bo.

No menos inquietantes son los ataúdes de Bawuxia, situados en la orilla del río Yangtsé, en la región de las Tres Gargantas, ya que muchos de ellos encierran en su interior a una pareja, por lo que se cree que cuando uno de los hombres de la localidad moría se mataba a una mujer para que le hiciera compañía en el más allá.

10º (Ultimo) El joven que no pudieron ahorcar

terror

El joven Will Purvis fue juzgado por el asesinato de un granjero en Columbia, Mississippi, y aunque insistió durante todo el juicio que era inocente, los doce jurados lo encontraron culpable. A continuación fue sentenciado a la horca y se le sacó de la sala del tribunal:

Purvis les gritó a los jurados:

-Viviré para ver como muere el último de vosotros.

El 7 de febrero de 1894, Purvis se hallaba en el patíbulo, con un recio nudo corredizo en torno al cuello. Pero en vez de quedar colgando y con el cuello roto al abrirse la trampilla, Purvis cayó recto por la trampilla. De manera misteriosa, el nudo corredizo se había desanudado y, por lo tanto, el lazo se deslizó por la cabeza del condenado. los agentes volvieron a atar el nudo corredizo y se preparó por segunda vez la ejecución. Sin embargo, la multitud que se había congregado en el lugar tenía una opinión diferente. Para ellos, la salvación de Purvis era un milagro y, obviamente, no se le debía ahorcar. Gritando, cantando y chillando alabanzas a Dios, los espectadores tuvieron la suficiente influencia como para que se pospusiera la ejecución. Se rechazaron varias apelaciones presentadas por el abogado de Purvis y se volvió a fijar el ahorcamiento para el 12 de diciembre de 1895, a pesar de hecho de que Purvis era ahora una figura popular.

Unas cuantas noches antes de la segunda ejecución programada, un pequeño número de admiradores sacó a Purvis de la cárcel y éste se ocultó en espera de la llegada del mandato de un nuevo gobernador que mostrase más simpatía por su apuro. No obstante, en 1896 se entregó y la sentencia se le conmutó por cadena perpetua.

En 1898, una serie de cartas y una opinión pública favorable dio finalmente sus frutos. Purvis fue indultado y liberado de la prisión. Pero no fue hasta 1917 cuando quedó vindicado. En su lecho de muerte, un hombre llamado Joseph Beard confesó ser el asesino por el que Purvis estuvo a punto de ser ejecutado.

Para coronar su curioso caso, Purvis murió el 13 de octubre de 1938, tres días después del fallecimiento del último jurado superviviente del juicio. tal y como había prometido, Purvis los sobrevivió a todos ellos.

FIN
Gracias por entrar

Link de la parte I: http://www.taringa.net/posts/info/8095332/Cosas-extranas-que-hay-en-el-mundo-parte-I.html