OPORTUNISTAS

Estás operando mal
y todo el mundo lo nota,
tu pulso está al tiempo lento
de un cuentagotas.
Estás apelando mal,
seguís sumando falacias
y a tu cliente le facilitás
la desgracia.

Unas cuantas leyes de Murphy te siguen por doquier
y ahora soñás con brujerías, gatos negros
que te quieren morder.

Son los oportunistas
de la desesperanza
mientras más le das
menos les alcanza.

Juegan con un fuego que a ellos no les quema
y de repente tu entusiasmo tiene precio.

Estás afinando mal,
no aguanta más la garganta,
te finge la laringe
y no sale bien el sostén.
Sos el mejor arquitecto
con un grandísimo disco duro,
no sale un puto laburo
pues nadie es perfecto.

Vas por la vida con vasos de agua, incienso salvador,
controla tu vida una bola de cristal, pero igual
te hace sentir mejor.

Son los oportunistas...

Adornan tu suerte con velas, tu naipe va a ganar,
pero esa carta ya está marcada bien de entrada
cuando te ven gagá.

Porque son los oportunistas...

TANTAS ESCALERAS

Tantas escaleras, y nunca aprendí a bajarme
sin que me dieras el voto de confianza;
no tengo más biberón, y el chupete
quedó en otro lado.
¿No ves que me caigo? Agarrame la mano.
Cualquier cosa puede ser más inoportuna
que vos al teléfono de mi inconstancia,
por mucho que nos conste.
Si una bola no gira no sirve pa' nada
porque está atascada, mi amor.
Sigo siendo eso que siempre buscaste
hasta que lo tuviste, y hoy lo querés tanto
que te encanta tenerlo.
Y hoy estoy tan canábico, corazón,
que no le encuentro el pelo
al huevo que tengo delante de mi vista.
¿Quién te dijo que nadie llegaba
después de estos dos que golpearon la puerta
y no saben a qué fiesta vinieron?
Ves que es bola y no gira, no sirve pa' nada
porque está atascada, mi amor.
No todo orgasmo acaba bien, amor,
no todo lo que brilla es oro,
no quedó ni el loro en esta habitación
que nunca alquilamos.
Nos equivocamos de subte y terminamos
en cualquier lado: destino taimado,
y siempre le hacemos caso.
Tanto beso suicidándose por ahí,
en el rincón de una boca
que no lo sepulta pero sabe de tierra.
Insisto, si no gira no es bola:
es bola atascada y no sirve pa' nada, mi amor.

ENANO

No se quema con basura,
siempre algo hay en su galera,
vive loco en su cordura
y siente más que cualquiera.

Su droga es vivir a pleno,
se pica con humildad,
fuma consejos ajenos
y aspira sinceridad.

La vida lo educó a los bastonazos
y a veces la muerte también,
tuvo como profesor a un diablo bien pirata que
le enseñó que la vida no siempre es ganar.
El lo aprendió, lo masticó y por fin
supo llorar...

Y un bobo muerde el anzuelo,
ese que te hace olvidar
con un dolor por consuelo
y cree que muerde caviar.

Pero este enano demente
sabe que la papa está
en no preguntar por el morfi
sino en comer y disfrutar.

La vida lo educó a los bastonazos
y a veces la muerte también,
tuvo como profesor a su ángel de la guarda que
le enseñó que un fracaso no siempre es perder.
El lo aprendió, lo masticó y por fin
supo reír...

Y hoy el diablo y aquel ángel
ven al pequeño saltamontes
romper paredes con el bocho una vez más.
Van a brindar, por lo que fue su mayor creación de integridad.

POR COLECTORA

Creés saber que está a tu alcance, y no lo está.
Se muestra infiel, espera su oportunidad.
Si pinta bien, del suelo empiezan a brotar.
Si pinta mal, se pierden en la oscuridad.

Te dicen ser quienes te vienen a salvar,
Quieren morder, temen que puedas escapar,
Van a comer de tu plato hasta reventar,
Tus venas van a darles algo que tomar.

Y a vos te duelen más los tres metros al vallado,
Que si en la cuenta hay más o menos que el mes pasado.
Creyéndote campeón, los buitres buscan el pique.
¡La tribu la pongo yo, a ver quién es el cacique!

Ahí están, quieren ganar sin laburar.
Así les va, siguen buscando a quien cagar.

Y vos querés zafar de tanta baba en tu asado.
El que ofendido está, mañana estará enojado.
Si sos honesto y fiel la gente se te enamora.
¡Si supieras cómo es, vendrías por colectora!

Y a vos te duelen más, los tres metros al vallado...

HISTORIAS

A un cadete acostumbrado a las corridas
la vergüenza ya le pisa los talones,
lamentando el precio de sus confesiones
va esquivando ejecutivos por Florida.
Mientras cruza sin mirar las avenidas
se martilla la cabeza sin piedad,
vuelve con los ojos llenos de perdón.
Pero es demasiado tarde
y ella le da un beso de esos
que humillan a la soledad.

Por el centro todos conocen la historia
del más pillo y la más bella del condado,
y aunque tiene momentos de poca gloria
es un cuento que merece ser contado.
Cuando el amor se tomó unas vacaciones
la vida le dio milonga y el bailó,
nunca le dijo que no a otros rocanroles.

Pero Steve Ray Voughan fue testigo
de esa magia que los condenó
a vivir eternamente
entre el tedio y la pasión,
el instinto y la razón,
entre la perseverancia
y la cruel resignación.
Esa magia que no los va a dejar ser
dos amantes del montón.

Ahora ella va a dos mil por hora por la vida
pisa el freno sólo para sus dos críos,
él supo hacerse más compañero del frío
ese que le hacía sangrar por la herida.
Si hoy la describo, digo profeta Mahoma,
una vez hecho un trato ya lo consiguió,
y él adquirió una gran filosofía de goma
y zapatos baratos, eso no cambió.
Ninguno de los dos creía en el destino
y este se vengó. Para hacerse notar
les va poniendo más piedras en el camino.

Pero yo les juro fui el testigo
de esa magia que ellos seguirán
compartiendo eternamente
entre el tedio y la pasión,
el instinto y la razón,
entre la perseverancia
y la cruel resignación.
Esa magia que no los va a dejar ser,
nunca los va a dejar ser,
dos amantes del montón.

OTRA VUELTA DE TUERCA

Ahora sí, estoy como quiero,
en un presente a puro sentimiento
sin vivir al compás del minutero
perdiendo al fin la noción del tiempo.

Se deja ver mi tesoro
aunque sea tan sólo para mí
pero me deja tranquilo
y vos sentís esa historia al fin.

Y queda una vuelta de tuerca más,
puede que un tanto lo efímero
sea cuestión de practicar
efímero para mí lo que para otro un sueño.

Un trucazo el 21 por el piso,
un abrazo el disparo de largada,
sólo así será feliz mi yo más mío
feliz de ver sonar esta zapada.

Y morirá así mi querido mister Hyde
y triunfará Sherlock Holmes,
metiéndome la desgracia donde
Papillón guardaba plata.

Siento que el viento me sopla de nuevo
al oído la frase ideal.
Caigo parado más de la cuenta
y si tropiezo ya no es fatal,
porque yo sé que queda
una vuelta de tuerca más...

Tener de amigos a mis hermanos,
tener de hermanos a mis amigos,
saber que el pasado nunca es en vano
y que nunca me faltó un ombligo.

"Haberme" querido ir al norte
y toparme con el cielo,
encontrarle el sabor a la derrota,
que se hayan inventado
"Las Pastillas del Abuelo",
y por supuesto "la 20" que explota.
Y así morirá de una vez
mi querido mister Hyde
y triunfará Sherlock Holmes,
metiéndome la desgracia donde
Papillón guardaba plata.

No sé muy bien cómo patear fuerte al medio
y no sé cuándo tirar a colocar,
Pero -eso sí- no va a cambiar:
voy a ser yo siempre el primero en patear.

Romper esquemas de los que siempre callan
gritar aunque sea una sola verdad,
y desafiar a Lucifer de visitante
aunque tenga las de perder.

Siento que el viento me sopla de nuevo
al oído la frase ideal...

VIEJO

Quien diga que soy ateo
que no creo en lo perfecto
que yo siempre en todo veo
algún mínimo defecto
está muy equivocado.

Porque yo no creo en dios
pero soy el portavoz
de un ser humano criado
en la calle, en la pobreza,
en pos de corazón sano,
poca comida en la mesa, otra cabeza
y los abuelos de Lugano.

En su escala de valores
él pone siempre primero
sobre todo la importancia
de un corazón entero.
Bien parado o en la lona
hay que ser buena persona,
dice aquel que a mí me guía
noche a noche y dia a dia.
Noche a noche y día a día.

Quien diga que soy ateo
está muy equivocado.
Como ya les he contado
hay alguien en quien yo creo,
suerte de mitología humana
se hace presente ante a mí.
Y en eso, así como así,
embellece mis mañanas.

Gracias al que nació en un conventillo
Al que creció en un potrero
Y si creen que exagero
Conózcanlo, pero antes sáquense el sombrero.

En su escala de valores
él pone siempre primero
sobre todo la importancia
de un corazón entero.
Bien parado o en la lona
hay que ser buena persona,
dice aquel que a mí me guía
noche a noche y dia a dia.

A él la vida le dio todo
y él le devolvió el doble,
de movida ofrece el codo
y un corazón puro y noble.

Lo juro por mi pellejo:
para mí dios es mi viejo.
Para mí dios es mi viejo.

SABINA Y PIAZZOLLA

Ella buscaba en su armario
porque había perdido la razón,
yo exprimía diccionarios
para poder hacer una canción.

No me acuerdo muy bien
cuántos besos dejamos en cada esquina,
pero imposible olvidarme
de aquel cuarto donde aquella noche subió
la adrenalina.

Y se juntaron Rosario y la Capital,
se juntaron el bien y el mal,
se juntaron dos almas en una sola
se juntaron Sabina y Piazzolla.

Se juntó una religión que era puro corazón
con otra que nunca existió,
se juntaron dos camas y no alcanzaban
para tanto fuego, tanta acción,
tanto descontrol.

Elegimos el colchón más chico
y pareció de dos plazas,
cuando el colchón terminó bienvenido fue el piso
del comedor de su casa.

A cada beso caía una estrella,
cada arañazo calmaba el dolor,
cuando me acuerdo de ella
levanto mi vaso y brindo
adonde quiera que estés
por nuestra canción.

Se juntaron Rosario y la Capital...

OSCARCITO

Hola amigo, qué tal, soy Oscar
tengo nueve añitos
una casa por algún lugar
y siete hermanitos.
Le cuento que me gusta jugar
pero juego poquito.
En la calle que hoy es mi hogar
comen más los mosquitos.
No se asuste señor, por favor,
no se asuste, no muerdo, no ladro...
aunque a veces mi panza me dice:
"Oscarcito tenemos que masticar algo".
Lo que traigo en la mano es pa' usté...
me dijeron que éste es un santito.
Récele, a ver si usté tiene suerte
y si no le molesta le pido un pesito.

Ay Oscarcito, cómo brillan tus ojitos
Ay Oscarcito, siempre sucias las manitos.
Dónde hay un cacho de sol
para poder calentar
a tu dulce corazón
que no se quiere apagar.

Casi siempre que entro a algún bar
los mozos me sacan a patadas,
pero uno se vuelve más pillo
y puede rescatar algún par de tostadas.
Que después, se comparten señor...
se comparten con algún amigo.
Y si no hay ni una miga
"jalamos" para que el estómago
no haga más ruido.
También tengo un hermano mayor
pero a ese mucho no lo veo
aparece muy de vez en cuando
si la policía no lo anda buscando.
De papá ni noticias señor,
mamá cuenta que nos parecemos.
Se fue un día a buscar el futuro que según nos dicen
todos merecemos.

Ay Oscarcito...
Esta noche es en Constitución
otras tantas aguanto en Retiro
yo prefiero no tener colchón
a que un cura se pase de vivo conmigo.
Y ahora me voy para otro vagón;
la otra vez me comí una paliza
por colgarme con una señora
que no tenía plata y me dio su sonrisa...

Ay Oscarcito...

ay Oscarcito, vení a jugar un poquito
ay Oscarcito, como un duende chiquitito
de estación en estación
vas buscando calentar a tu dulce corazón
que no se quiere apagar...

CALIPSO (SKALIPSO)

Una vez más siento la necesidad
De respirarte en los ambientes más oscuros
De desafiar las leyes de la gravedad
Falsa alegría cambiada por tu cianuro.

Necesidad de unirme al ghetto
De los que apelan a besarte
En escondites bien secretos
Con la locura como estandarte.

No te permito que me saques todo el hambre
Que me acostumbres a atar todo con alambre
Me das mil canciones de buena madera.

Cualquier estación para mi es primavera con vos
Pero cuando te vas...
Me dejás con la más dulce pena matándome adentro
Y un otoño vacío en el centro que sólo se llena
Con un poco más
De tu esencia en las venas.

Me pongo goma, me pongo parlanchín
Voy rebotando de Argentina hasta Japón
Me cuelgo con historias que no tienen fin
Y me preocupo por problemas sin solución.

Voy escuchando Dancing Mood
La sonrisa de oreja a oreja
Es un problema de actitud
Y ahora los dejo pensando con esta moraleja.

Ponete bien si no hay quien salte y no hay un cobre
Que de esta miel mejor que falte y no que sobre
Te da mil canciones de buena madera.

Cualquier estación para mi es primavera con vos
Pero cuando te vas...
Me dejás con la más dulce pena matándome adentro
Y un otoño vacío en el centro que sólo se llena
Con un poco más
De tu esencia en las venas.

Que algo tan lindo me haga mal es una pena
Me hace poner una de cal, veinte de arena
Me da mil canciones de buena madera.
Cualquier estación para mi es primavera con vos
Pero cuando te vas...
Me dejás...
Me dejás...

CANDOMBE

Una guitarra por demás desafinada
Un frío alquimista que todo transforma en hielo
Una canción que de movida está arruinada
Y un autoestima ya muy adherido al suelo.

Las esperanzas guardadas en un cajón
No tienen pilas, yo qué más le puedo hacer
Por Dios qué difícil que se hace componer
Cuando me falta tu calor.

Y me resulta imposible sacarla de mi cabeza
Un camino de ida y vuelta que termina en la cerveza
En la cerveza.

Y ruego a Dios que esto termine para poder ser el de antes
Que no llora por mujeres y tiene siempre una amante
Siempre una amante.

Ideas que vuelan pero que nunca aterrizan
Metáforas como cuentos sin moraleja
Del quinto piso está chistándome una vieja
Que como yo ya se olvidó de las sonrisas.

Un verso triste que me acaban de vender
Y los zapatos que me aprietan el talón
Disculpen que sea tan triste mi canción
Es que no la volveré a ver.

Y tengo miedo a equivocarme, a sufrir, ser lastimado,
Equivocarme es algo humano pero amarte es un pecado
Es un pecado.

Y ruego a Dios que esto termine para poder ser el de antes
Que no llora por mujeres y tiene siempre una amante
Siempre una amante.

Porque conozco yo el calibre de tus besos
Ya no me dejo asesinar por esa boca
No pongo un pleno más por vos, no tengo un peso,
Mejor le cedo a otro el turno que me toca
Que me toca.

Y ruego a Dios que esto termine para poder ser el de antes
Que no llora por mujeres y tiene siempre una amante
Siempre una amante.

Y me resulta imposible sacarla de mi cabeza
Un camino de ida y vuelta que termina en la cerveza
En la cerveza.

Y tengo miedo a equivocarme, a sufrir, ser lastimado
Equivocarme es algo humano pero amarte es un pecado
Es un pecado.

PELDAÑO (POR UN PESO CINCUENTA - REGGAE II)

Peldaño por peldaño voy hacia la cima
Confiado de poder llegar
Sangrando tinta dejo la vida en una rima
Contando historias en plural.

Por cierto me gustan los laureles
Les tengo que agradecer
Me dan lo que quiero comer
Pero yo quiero volar más alto
Me tienen que entender
Para dormir tengo un sommier.

Parece que hoy en día ya no tiene ningún valor
Transpirar la casaca como hace unos años atrás
Por un peso cincuenta te transformo en un ganador
Vos rei, llorá, mentí, vestite así
Y no preguntes más.

Lástima que no importe un carajo
Meter huevo y corazón
Para cumplir un sueño
En estos tiempos salir de abajo
No está de moda, campeón,
Nunca serás tu dueño.

Mientras tanto en un subte me hace llorar un bandoneón
Y en el cielo Piazzolla conversa con Discepolín
Y se ponen de acuerdo en que les duele el corazón
De saber que lo que era su vida
hoy cuelga de un piolín.

Parece que hoy en día ...

Mientras tanto en un subte ...

ALMAFUERTE

Yo sé que fieros y hambrientos
dos ojos en ti clavados
siguiendo van tus cuidados
miradas y movimientos.

Por más que sigan atentos
los giros de tu pasión
podrá ser que la ocasión
sin aprovechar se quede.
Pues vigilarte no pueden
las telas del corazón.

Yo sé que el labio de un hombre
por tu amor capaz de todo
recoge a montones lodo
para volcarlo en mi nombre.

Me callo sin que me asombre
la bajeza de su acción
de su vil difamación,
si queda rastro, que quede.
Yo sé que manchar no puede
mi nombre en tu corazón.

De ojos, mano y labio impío,
apostados en acecho
para robarte del pecho
tu corazón todo mío.

Lucharán en el vacío
sin lograr su pretensión
hasta que de mi pasión
liberada por Dios quedes
Porque ni tú misma puedes
mandar en tu corazón.

NOTA: Este poema fue compuesto por el poeta argentino Pedro B. Palacios (1854-1917), que publicó su obra con el seudónimo de "Almafuerte".
Es autor del conocido poema "Avanti", que comienza:

Si te postran diez veces, te levantas
otras diez, otras cien, otras quinientas:
no han de ser tus caídas tan violentas
ni tampoco, por ley, han de ser tantas.
[...]
No te des por vencido, ni aun vencido,
no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya malherido.

LO MÁS FINO

Nunca vio la luz
no sintió el calor
no sufrió el dolor
no vivió el morir
muy grande la cruz
muy chico el honor
enana actitud
de vivir mejor.

Si encontrás algo más fino
que el filo de tu silencio
sólo entonces te amaré.

Rebuscada tu respuesta
tanto como tu cabeza
tenía que ser mujer.

Yo sólo quería unos mimos
un suspiro de tu ombligo
una sopa con sabor.

Eras un rompecabezas
disfrazado de princesa
eras puro rocanrol.

de este amor que
nunca vio la luz...

Ya había encallado mi barco
En medio de tu pollera
Nunca fui buen capitán.

Aunque a veces digo basta
en las noches de subasta
me la juego hasta ganar.

Como toda señorita
eras bien histeriquita
eras una ola en el mar.

Siempre cinco para el peso
siempre abrazo, nunca un beso,
y ahora ni torta ni pan.

Ni este amor que
nunca vio la luz...

sólo me quedan recuerdos
de ese sueño momentáneo
viejos tiempos de adicción.

A planteos poco cuerdos
al placer del desengaño
a la dulce confusión.

Sólo me queda el consuelo
de saberme muy tranquilo
yo ya sé que la peleé.

Me pensaba que era el ciego
me pensaba que era el pueblo
que era el tuerto y que era el rey.

de este amor que
nunca vio la luz...
nunca vio la luz...

LA CERVEZA

Cuando la cerveza se calienta demasiado,
el cenicero esta lleno y el paquete vacío,
pierdo la cabeza y me siento un desgraciado,
como quien tiene por hobby al vino del estío.

Traté de que el corazón
no me diera explicación
para no derramar
lágrimas en tu honor.

Traté de que la razón
me llevara al buen camino,
ella me presentó al vino
al que agradecido estoy.

Y hoy resulta que ayer
la princesa se hizo reina,
aquel cepillo sin dientes
hoy es el que mejor peina.

Ya no deshace el sommier
aquel amor tan fugaz,
que en ese cuarto de hotel
se declaraba inmortal.

Cuando las estrellas iluminan mi pasado
puedo verte de rodillas pidiéndome que vuelva,
hoy en mi ventana veo llover sobre mojado,
me siento un niño indefenso en medio de la selva.

Traté de que mis ojos
no te vieran tan lejos,
pero siempre sera así
mi triste porvenir.

Traté de que mi pasión
se perdiera entre el montón,
pero sienpre será igual,
siempre se volverá al primer amor.

LA CHACARERA

Hoy las voy a contar
un poco mi forma de ser,
la terrible facilidad
que tengo yo para perder.
Pierdo la ropa y pierdo apuestas,
en pocas copas pierdo lo que llevo a cuestas,
pierdo vergüenza cuando estoy con mis amigos,
cundo canto pierdo el hilo
de lo que debo cantar,
perdí el pudor, perdí mil noches frente al mar.

Perdí alegria, y tambien perdí inocencia,
refugiándome en los libros
me sirvió para entender
que a mucha gente no le importa la miseria,
que solamente les interesa el poder.
Perdí la fe en la democracia
cuando ya no me dio gracia
ver que manejan los hilos de la nación
los que tienen un dolar como corazón.

Perdí tiempo y dinero
perdí el celo, perdí el fuego
perdí el vuelo, perdí el arte de soñar,
algunas noches pierdo un recuerdo,
pierdo la cuenta ya de todo lo que pierdo.
Pierdo la voz de la conciencia
entonces quedo hablando solo
me pierdo de polo a polo en encontrar
alguien con quien
poder reir, poder llorar.

Y tengo suerte
de no haber perdido un diente,
refugiado en aguardiente
nunca sé cuando parar,
pierdo la vida en una vuelta de ruleta,
pierdo la bocha por hacer una de más,
y me hundo en el primer surco profundo
perdiendo de nuevo el rumbo
del caballero que fui,
y ella perdió los dientes que yo no perdí.

Pero una noche,
de esas que creí perdidas,
jugando a las escondidas
con el amor me encontré,
y así fue que me robaron algo valioso,
estoy agonizando y le quiero pedir
por dios que usted busque por mí
a la mujer que me robó
de una mirada mi sensible corazón,
no puedo ir yo
porque perdí su dirección.

LA CASADA

Ella ganaba bien, como telefonista,
yo laburaba mal, y ganaba peor.
Yo tenía el primer papel, y ella el de protagonista,
de la historia más triste de todas las de amor.

La fiché desde lejos, moviendo su cintura,
y al ritmo de su cuerpo mi mirada bailó
se rompían los espejos reflejando su hermosura
se rompían los esquemas de mi pobre corazón.

Dichoso si es que existe el dueño de esta perla,
de esta obra de arte, de esta boca de miel,
le dije y ahí nomás a pesar que existía
ni papel ni biromes: derechito al hotel.

Supe que era casada con problemas de pareja
y que no soportaba gente de mal humor,
supe que enloquecía con los besos en la oreja
que en la cama y desnuda baila mucho mejor.

Ella le caía bien a todos mis sentidos,
salvo cuando el marido era el tema de hablar,
cuando su confesión lastimó mis oídos
me dije no la escuches, no te ahogues en su mar.

Yo abrí de par en par las puertas de mi alma
y dejé que saliera mi secreto peor,
disimulando lo triste y conservando la calma
le dije "aunque no creas, estoy buscando amor".

Nos rendimos los dos a fingir como tontos
que yo era su marido y que ella era mi mujer
pero al cabo de un tiempo yo no quería ser su esposo,
ella quiso volver a ser la dama infiel.

Ahora ella está feliz, volvió con el idiota,
yo recorro las calles buscando otra mujer,
y aprendí que mentirse tiene patas muy cortas
que siempre la costumbre va a matar al placer,
va a matar al placer.

CLÁSICA Y MODERNA

No tanto como su pasado
pero aun así la noche estaba oscura,
reinaba en el ambiente la locura
y la suerte no estaba de mi lado.

Me decidí por fin
a esperarte a la salida del Luna Park,
si no entré al camarín
voy a seguirte en un taxi hasta que entres en un bar.

Después de un largo paseo por toda la Capital
decidiste ir a "Clásica y Moderna",
el taxi me costó diez pesos, de eso no me olvido más,
y el trago más barato costaba una pierna.

Pero yo estaba contento porque pude entrar,
y apenas lo hice me senté en mi silla,
se acercó el mozo, me dijo: "Señor, ¿qué va a tomar?",
le dije: "Gracias, muy amable, agua de la canilla".

Esa noche mi objetivo era
cumplir dos de mis sueños más deseados,
pedirte un cigarrillo aunque tuyo no fuera,
pero no tenías y quedé muy mal parado.

Sin conformarme con el cuarto fracaso
quise ir en busca del segundo sueño (fui al segundo sueño que buscaba)
pensé palabra por palabra en cada paso
temiendo tartamudear llegado el momento (tartamudear es lo único que me faltaba).

Te dije: "Felicitaciones por el recital
quisiera pedirte algo con el corazón
que me regales una frase, si no te parece mal,
porque con ella quiero hacer una canción".

Me dijiste "Qué pensás, que hago frases por el camino",
y te fuiste con mi frase en tu boca
cumpliendo así mi quinto fracaso consecutivo.
Me pedí un vaso más, pero esta vez de vodka.

Mucha metáfora no le encontré a la frase
pero igual me sirvió para hacer el tema,
tiene un estilo a blues tan triste que da pena
y guste o no lo canto porque está tu frase.

En cuanto a aquella noche, terminé en mi casa
abrazando a una linda caderona,
el vodka fue un regalo de la casa
y el cigarrillo me lo dio Pancho Varona.

CANDOMBE LOCO (SABER CUANDO PARAR)

No sé cuantas cosas se pueden encontrar
en el ojo izquierdo de una persona, pero sé
que en tus labios yo pude encontrar
amor sin fin, y me hizo enloquecer.

No sé cuantas rosas te habrán regalado ya,
pero tengo todavía la esperanza de saber
que de todas esas rosas que te dieron
ninguna fue de papel.

Y te condena mi celoso corazón
cuando le contás tu historia,
nunca conocio la gloria
en cuestiones del amor.

Y sé que nunca se me va a olvidar tu voz
aunque pierda la memoria,
con acercarse a la victoria
se conforma un perdedor.

Y te tendré que dejar escapar,
sé que lo voy a lamentar,
pero te digo, amor,
hay que saber cuando parar.

No te pongas triste, corazón,
que el sol no va a brillar,
quedate tranquila que va a haber
tiempo para bailar.

No sé cuantos ángeles te quieren ayudar
pero tengo la esperanza que ninguno va a poder
desnudarte, no de cuerpo sino de alma,
disfrutar ese placer.

Y la verdad no sé bien a qué tengo miedo,
nunca fui mucho de apostar,
una corazonada me dice
que es hora de pagar.

Y lo peor es que estos días ando seco,
no tengo un peso para dar,
las lágrimas quiero guardarlas
para mi juicio final.

Y cuando tu cigarro se consuma sin parar
siempre mi voz vas a escuchar,
y ahí te vas a decir
que hay que saber cuando parar.

No te pongas triste, corazón...

EL COWBOY

Parado con su "45", su gorro cowboy y su reloj
mira la hora a lo malo, el ceño fruncido, todo un señor.
Se comenta en el pueblo, tenía más vidas que un gato siamés,
nunca se encuentra en problemas, acompañado de su amiga fiel.

Las muchachas del pueblo sueñan con robarle el corazón,
y a él, que tanto le cuesta, siempre aprovecha la ocasión;
montado a su pingo cabalga la senda de la oscuridad,
del faso, el alcohol, las mujeres, y sobre todo del azar.

y suele jugarse la vida al póker con la muerte, partida y revancha,
no necesita el bueno, siempre la gana con esperanza,
y con la calidad del buen jugador ganaba dandole changüí,
y con las chirolas ajenas recorria los bares de por ahí.

Nunca supo bien lo que era respetar la mujer del prójimo,
y si alguien se retobaba, de toque sabía que era el próximo.
Hasta que un día un tío se enfadó, y el cargador le vació,
por supuesto fue de espaldas, nadie era más rápido que el señor.

No se recomienda caminar por la calle principal
del pueblo de valientes vaqueros, donde él solía habitar,
porque no se sabe si su alma enfadada aún ronda por ahí,
lo que sí se sabe es que a él y su sombra nadie podrá combatir.

Porque solía jugarse la vida al póker con la muerte, partido y revancha...

LO MÁS LINDO

Lo más lindo del mar
es cuando por completo
lo moja la hermosura
de tu pelo.

Lo gracioso del sol
es cuando no ve nada,
le encandila los ojos
la luz de tu mirada.

Lo lindo de la noche y las estrellas
es que tu rostro habita en todas ellas,
lo lindo de mi vida es el saber
que la gobierna tu ser.

Lo lindo de tocarte es que me mata,
no me das tiempo ni de entrar en coma,
lo más lindo del viento es cuando intenta
ir de la mano junto con tu aroma.

Pero eres para mí como la luna,
que podría contemplarte hasta ser viejo,
radiante y más hermosa que ninguna
pero siempre tan lejos.

ME HAN DICHO

Me han dicho que hay un lugar
donde el sol del mediodía no quema,
donde las noches de luna llena
no te hacen llorar.

Me han dicho que en ese lugar
te la pasas recostada en la arena,
poniendo avisos, mujer
condena al que la haga sudar.

No sé por qué esa necesidad
de viajar tan lejos de la realidad,
poniéndote una caretas en el corazón
pretendes olvidar.

El pasacalle en Campichuelo
aquellas noches que bajo un pañuelo
me decías "Mi amor,
yo nunca te voy a cambiar".

Prefiero naufragar en este mar
de corcheas locas de atar
hasta tus besos olvidar.

Prefiero perder el tiempo
tomando unas copas de bar en bar
y nunca nunca despertar.

Tendría que haberle hecho caso a Joaquín
cuando dijo lo que dijo esa vez
cuando esa mujer
se iba dándole la espalda.

Tendría que haberle hecho caso,
y así saber bien
cómo era en realidad
tu frente, tu lengua y tu falda.

Por suerte me subí a un tranvía
justo cuando me iba a atar a las vías,
que me dijo "Campeón,
puedo ayudarte en tu elección".

Pero te advierto que este tren consejero,
que no sabe lo que es mirar atrás,
me ha dicho que en tu estación no va a parar.

Prefiero...