Soñar con perros es algo muy frecuente y que puede tener muchos y variados significados que podemos desvelar teniendo el sueño en cuestión presente y consultando al tarot sobre diversos aspectos de nuestra vida con el fin de encontrar el significado apropiado…

Soñar con un perro amistoso puede querer decir que contamos con muy buenas amistades y que conseguiremos otras nuevas. Si el perro de nuestro sueño es de color blanco y se acerca a nosotros de manera amistosa, puede significar que muy pronto alcanzaremos ese éxito que andamos buscando, ya sea en los negocios, en el trabajo o en el amor.

Si el perro es de color negro, suele sugerir que contamos con enemigos encubiertos, que desconocemos como tal, y que intentan perjudicarnos.

Si soñamos que tenemos un perro y que éste es inteligente, que sabe hacer trucos, puede significar que se acerca prosperidad en nuestra vida, que podría repercutir a nuestra economía de forma muy favorable.

Soñar con un perro de caza o con un ’sabueso’ o perro policía que nos está persiguiendo significa que tenemos relaciones ilícitas o peligrosas. La ley nos vigila.

Soñar con varios perros pequeños y juguetones puede querer decir que andamos actuando de manera frívola, sin seriedad ni constancia.

Soñar con perros flacos, raquíticos y de aspecto desagradable, podría aludir a problemas en los engocios o en la familia, o incluso a enfermedades, generalmente en los niños.

Soñar con el ladrido de los perros puede querer decir que pronto nos encontraremos con algunos problemas, incluso pérdidas. Por supuesto con este sueño en concreto habría que andar con ojo, porque bien podría ser algún perro vecion ladrando y cuyo ladrido acabara introdujendose en nuestro sueño.

Soñar que nos va a morder o que nos muerde un perro puede significar que podría truncarse algún asunto que tengamos entre manos, problemas con los amigos o familiares, y todo provocado por nosotros mismos, por nuestra actitudo egoísta, por lo que deberíamos revisar nuestra conducta. Si soñamos que un perro intenta atacarnos y no lo consigue se refiere a una posible frustración debida a que sentimos que los esfuerzos que empleamos en alguan empresa no están viendose compensados o no nos da la sensación de rendimiento. También puede augurar alguna enfermedad delicada.
Soñar que nos muerde un perro furioso podría significar problemas en el trabajo, malas relaciones o desventajas en los negocios.

Soñar con perros cazando o persiguiendo a algún tipo de presa, anuncia buena suerte y felicidad en un futuro inmediato.

Cuando es una mujer la que sueña que es dueña de un perro bonito, puede querer decir que es egoísta y posesiva. Si ésta tiene un amante o algún pretendiente, puede querer decir que se trata de un mentiroso o de alguien vano, hipócrita… Si sueña con un perro de caza, significa que va a enamorarse o está ya enamorada de alguien en un aposición social inferior a ella. Si es perseguida por perros de caza, sugiere que la rondan varios admiradores… aunque no todos con buenas intenciones.

Soñar que tenemos miedo frente a un perro grande o de aspecto fiero puede aludir a dudas internas referentes a negocios por recibir ofertas muy superiores a las esperadas.

Soñar que algún perro gruñe de forma amenazadora, puede referirse a que otras personas hablan de nosotros a nuestras espaldas, bien criticando o bien con malas intenciones. Soñar con el gruñido de varios perros feroces o que pelean puede advertirnos de posibles ataques hacia nosotros por parte de enemigos que pretenden humillarnos.

El aullido de un perro podría ser presagio de alguna defunción o de la desaparición de alguna persona querida, familiares o amigos.

Soñar con paz entre perros y gatos que, repentinamente, empiezan a pelear, podría significar que estamos próximos a alguna ruptura sentimental causada por malos entendidos.

Un perro con varias cabezas alude a una insuficiente concentración y a un esfuerzo inútil de pretender manejar diversos asuntos o negocios a la vez, con un exceso de energías que podría implicar alguna enfermedad.

Soñar que un perro nos sigue a todas partes puede querer decir que tenemos la protección de fuerzas superiores, que contamos con buenas amistades y que tendremos éxito en nuestros asuntos. Si el perro que nos sigue está nadando en el agua significa próximos éxitos, fortuna y felicidad.

Soñar con un perro dormido sugiere paz interna y conciencia tranquila.
Soñar que un perro furioso mata a un gato anuncia agradables sorpresas.
Soñar que perro mata a una serpiente anuncia buena suerte en su futuro.
Soñar con un perro furioso anuncia actividad de enemigos que tratan de perjudicar al soñante, pero si en el sueño dominamos al perro, o incluso mejor, si lo matamos, puede querer decir que el resolvemos nuestros problemas venciendo a enemigos y competidores.