Desde hace algunos meses, el mercado de las pantallas se está viendo invadido por nuevas tecnologías que están reemplazando a las clásicas pantallas de TV que aparecieron allá por 1922.

Todos hemos oído hablar de TFT, LCD, Plasma y OLED, e incluso combinaciones de ellas, como TFT LCD, y muchas mas sin saber en que se diferencian unas de otras. Con esta guía pretendemos explicar las ventajas e inconvenientes de estas tecnologías, así como aclarar conceptos.

TFT: En primer lugar hay que aclarar que TFT no es una tecnología de visualización en sí, sino que simplemente se trata de un tipo especial de transistores con el que se consigue mejorar la calidad de la imagen. Su uso más frecuente es junto con las pantallas LCD, como lo explicaremos a continuación.

LCD y TFT LCD: La tecnología LCD utiliza moléculas de cristal líquido colocadas entre diferentes capas que las polarizan y las rotan según se quiera mostrar un color u otro. Su principal ventaja, además de su reducido tamaño, es el ahorro de energía. Cuando estas pantallas usan transistores TFT entonces estamos hablando de TFT LCDs, los cuales son los modelos más extendidos en la actualidad.

PLASMA: Al contrario que las pantallas LCD, las pantallas de plasma utilizan fósforos excitados con gases nobles para mostrar píxeles y dotarles de color. Aunque se inventó en 1964 se trata de la tecnología mas retrasada, en cuanto a nivel de implantación, de las 3 que hemos mencionado debido a que su precio es mas elevado (aunque cada vez la diferencia es menor) y sin embargo su calidad es mucho mejor. En concreto ofrece mayor ángulo de visión que una pantalla LCD, mejor contraste y más realismo entre los colores mostrados.

OLED: Por ultimo, esta tecnología que también tiene muy pocos años y que poco a poco también iremos viéndola mas constantemente. Se trata de una variante del LED clásico, pero donde la capa de emisión tiene un componente orgánico. Seguramente habrás escuchado que las pantallas OLED tienen la ventaja de no necesitar luz trasera, con lo que ahorran mucha mas energía que cualquier otra alternativa. Además, su costo también es menor. Sin embargo, su tiempo de uso no es tan bueno como el de las anteriores tecnologías que les hemos comentado.

Diferencia entre monitores LCD y LED

Monitor LCD:
- Pantalla de cristal liquido, reemplazo a las pantallas CRT (esas que parecen cajas).
- Incorporan un filtro con la cual ya no te malogran ni cansan la vista a comparación de los CRT.
- También son más delgados por lo tanto consumen menos espacio y son más ligeros.

Monitor LED

- Pantalla LCD pero que en vez de utilizar lámparas fluorescentes utilizan retro iluminación por LED.
- Al no utilizar lámparas fluorescentes eliminaría el uso de Mercurio en los monitores, evitando la contaminación.
- Consume menos energía que un LCD (Apple utiliza estas pantallas en sus MacBook Pro y MacBook Air) (hasta un 40%menos)
- Presenta mejor contraste en las imágenes proyectadas, también controla mejor el brillo de la imagen para evitar la fatiga en la vista.

En resumen, los monitores LED gastan menos energía, ayudan a cuidar el medio ambiente y presentan mejor imagen que un LCD. El detalle viene en el precio.
ej monitor lcd 23pulgadas: 319 dolares
monitor led 23 pulgadas: 599 dolares

Televisores LED, evolución de los LCD clásicos

Una vez que ya tenemos claro que los televisores LED son televisores LCD, pasemos a analizar el por qué de este paso adelante.

Diferencia entre monitores LCD y LED


La ventaja más directa en el uso de luces LEDs para retroiluminar los paneles de televisores LCD es el menor consumo de este tipo de diodos. Son así equipos más eficientes energéticamente y cuya vida útil también es mayor.

Pero en la calidad de imagen también hay diferencias. La que más se aprecia a simple vista es el aumento del contraste dinámico en los televisores LED frente a los LCD clásicos. La representación de color también mejora con la tecnología LED.

libros

El el campo del diseño, que un televisor LCD use tecnología LED lo vamos a notar principalmente en el grosor del mismo, aunque básicamente ocurre en los de tipo Edge-LED. esta tecnología junto con la retroiluminación LED en general fue introducida por Sony a partir de 2004 con su sistema Triluminos, por lo que se trata de una tecnología muy joven.

El último beneficio, aunque no se pueda ver a priori, del uso de diodos LED en vez de fluorescentes a la hora de iluminar el panel de los televisores se llama mercurio, material que ya no se usa en los modelos LED y que supone un alivio para el medioambiente.

Dos tecnologías LED enfrentadas

Aunque los denominamos de igual forma, básicamente dos son las tecnologías de retroiluminación que dominan el mercado.

LED de tipo Edge

En la búsqueda por un sistema de iluminación trasera que permitiera jugar más con el diseño de los televisores y reducir su grosor, surgió la idea de llevar la iluminación LED a los bordes de los equipos. De esta forma el grosor que se consigue es increiblemente reducido.

La luz de los LEDs se distribuye entonces por todo el panel por medio de difusores. El inconveniente de este sistema es que los negros no lo son tanto y que la retroiluminación puede no ser uniforme en todas las zonas.

LED con atenuación local

El otro sistema principal de iluminación de los paneles en los televisores LED es el local dimming o atenuación local. En este caso el sistema puede apagar y encender zonas más concretas, consiguiendo mejores contrastes.

En este caso también hay un inconveniente destacado llamado efecto blooming, con el que es posible ver un halo en los objetos claros en un fondo negro.

Para el año que viene se espera una nueva tecnología LED que aglutine a las dos anteriores, de manera que se puedan conseguir equipos más delgados y a la vez con iluminación más uniforme y mejores negros.

FUENTE