30 de Mayo: Día Nacional de la Donación de Órganos

¿Por qué hoy? Desde 1998, el 30 de mayo se celebra el Día Nacional de la Donación de Organos. La fecha es en conmemoración al nacimiento del hijo de la primera mujer trasplantada hepática en Argentina. El hecho simboliza la posibilidad de dar vida tras haber recibido un transplante.
Día Nacional de la Donación de Órganos

La donación de órganos permite no sólo salvar seres humanos o mejorar su calidad de vida, sino también continuar el ciclo vital. Esta fecha ha sido instituida en conmemoración al nacimiento del hijo de la primera mujer trasplantada hepática en un hospital público de Argentina. Para alentar las actitudes solidarias se realizan actividades alusivas en todo el país.

Día Nacional de la Donación de Órganos

Por Decreto 1.079/97 del Poder Ejecutivo Nacional el Día Nacional de la Donación de Órganos se celebra en nuestro país desde 1998. El hecho que se ha tomado para crear el Día Nacional de la Donación de Órganos simboliza la posibilidad de dar vida de una persona que ha recibido un trasplante.

Con el fin de alentar el compromiso social a favor de la donación de órganos, tanto el Incucai como los organismos jurisdiccionales de ablación e implante junto a las pacientes trasplantados y en lista de espera organizan actividades que transmiten este mensaje.

Estadisticas hasta hoy:
* 5363 Pacientes en espera
* 400 Trasplantes 2007
* 163 Donantes reales 2007
* 4.1 Donantes PMH 2007


En Argentina, el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) es el organismo que impulsa, normatiza, coordina y fiscaliza las actividades de donación y trasplante de órganos, tejidos y células en nuestro país. Actúa en las provincias argentinas junto a 24 organismos jurisdiccionales de ablación e implante con el fin de brindar a la población un acceso trasparente y equitativo al trasplante.

El Incucai es una entidad descentralizada que depende de la Secretaría de Políticas, Regulación y Relaciones Sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación. Sus acciones se orientan a dar cumplimiento efectivo a la Ley de Trasplante de Órganos, normativa que establece las líneas de su funcionamiento.

La misión del Incucai es satisfacer la demanda de todos los pacientes que esperan un trasplante, garantizando la igualdad de oportunidades. La visión apunta a construir un sistema inserto en la estructura sanitaria que sea capaz de generar respuestas a las múltiples demandas de trasplantes, sustentado por la confianza y la actitud positiva de la comunidad hacia la donación.

Algo de historia


Los trasplantes se afianzaron hacia fines de la década de los ’70, gracias al descubrimiento de nuevas drogas inmunosupresoras. En este contexto, y con la progresiva demanda de trasplantes, el Estado argentino se vio ante la necesidad de regular la práctica. Por ello, en 1977 dictó la Ley 21.541 que dio nacimiento al Centro Único Coordinador de Ablación e Implante (CUCAI). El CUCAI surgió entonces como el organismo de procuración nacional a cargo de la normatización de la actividad.

En un comienzo se desarrollaron programas de trasplante renal en el área metropolitana de Buenos Aires. A principios de los ’80, con un marco regulatorio y el control de la inmunosupresión, se fueron constituyendo organismos de procuración provinciales en Córdoba, Santa Fe y Mendoza. Luego, se desarrolló el criterio de organización del país en regionales, cada una con una jurisdicción cabecera que centralizaba las acciones locales, modelo que afirmó la tendencia de crecimiento.

En paralelo, los programas de trasplante hepático y cardíaco se sumaron a los equipos de trasplante renal en marcha. En 1980 comenzaron a realizarse trasplantes cardíacos exitosos en forma sistemática. En 1986 se modificó la Ley 21.541, sancionándose la Ley 23.464. Dos años más tarde, se realizó el primer trasplante hepático. Durante esta década, Córdoba fue la provincia que logró el mayor crecimiento, con la obtención de un tercio de los órganos que se trasplantaron en todo el país.

El incremento más importante, y por ende la consolidación de la actividad, se experimentó en la década del ‘90 al promoverse desde el Estado políticas sanitarias que impulsaron nuevas instancias de coordinación. Se crearon organismos jurisdiccionales de procuración en la mayoría de las provincias argentinas, y de esta manera se optimizó la cobertura territorial. En 1990, con la sanción de la Ley 23.885, el CUCAI se convirtió en el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), pasando a ser un organismo descentralizado con autarquía y conservando su dependencia del Ministerio de Salud de la Nación.

A principios de los noventa se destacó el crecimiento de la procuración en la provincia de Buenos Aires, y se puso en funcionamiento oficialmente dentro del sistema público de salud el Centro Único Coordinador de Ablación e Implante de Buenos Aires (CUCAIBA). En ese momento comenzó un crecimiento sostenido aunque diverso en las distintas regiones del país.

Los avances científicos posibilitaron concretar trasplantes pulmonares en Argentina en 1992. Al año siguiente, se aprobó la Ley 24.193 de Trasplante de Órganos, normativa que rige en la actualidad con las modificaciones incorporadas por la Ley 26.066. Más tarde, se iniciaron los trasplantes de páncreas, y luego de intestino. La actividad de ablación e implante experimentó un crecimiento sostenido hasta 1995, año en que se detuvo la curva ascendente en la procuración de órganos.

Para revertir esta tendencia, en 2003 el Incucai lanzó el Programa Federal de Procuración (PDF 230 Kb) de Órganos y Tejidos, con la premisa básica de incrementar la procuración de órganos para implante de modo que éstos superen la incidencia de ingresos de pacientes en lista de espera. En ese año comenzó a funcionar en el ámbito del Incucai, el Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) –creado por la Ley 25.392– para dar respuesta a personas con indicación de trasplante de CPH, conocido popularmente como trasplante de médula ósea, que no contaran con un donante compatible dentro de su grupo familiar.

En 2005, tras un extenso debate parlamentario, se aprobó la Ley 26.066, modificatoria de la 24.193, que incorporó la figura del donante presunto para las donaciones de órganos. La normativa, que establece que toda persona mayor de 18 años es considerada donante con excepción de quienes manifiesten su voluntad con contrario, entró en vigencia en 2006 y permitió que la actividad de procuración continuara en ascenso.

En la actualidad nuestro sistema de salud cuenta con miles de profesionales capacitados y más de 300 centros de trasplante habilitados, coordinados y fiscalizados por el Incucai en todo el país. La conciencia sobre la importancia de la donación ha crecido y hoy más de 1.700.000 personas han manifestado la decisión de donar sus órganos y tejidos y otras 20.000 se han inscripto como donantes de CPH.



Preguntas que nos podemos hacer...


¿Qué es el trasplante de órganos?

Es un tratamiento médico indicado cuando toda otra alternativa para recuperar la salud del paciente se ha agotado, que sólo es posible gracias a la voluntad de las personas que dan su consentimiento para la donación. Se trata del reemplazo de un órgano vital enfermo, sin posibilidad de recuperación, por otro sano. Los órganos que se trasplantan en nuestro país son: riñón, hígado, corazón, pulmón, páncreas e intestino. La donación de órganos es posible sólo en 5 de cada 1000 fallecimientos debido a la complejidad de los requerimientos necesarios para llevarla a cabo; sólo puede concretarse si la muerte sucede en una unidad de terapia intensiva y requiere de inmediato una serie de pasos coordinados en simultáneo.

¿Qué es el trasplante de tejidos?

Es una tratamiento médico que consiste en el reemplazo de un tejido dañado por otro sano. Se trasplantan córneas, piel, huesos y válvulas cardíacas, provenientes de donantes cadavéricos. Gracias a los trasplantes de córneas cada año cientos de personas recuperan la vista. Un trasplante de hueso puede prevenir una amputación en pacientes que padecen cáncer de hueso. Las válvulas permiten tratar enfermedades cardíacas. La piel es empleada en pacientes con severas quemaduras. La mayoría de las personas pueden donar tejidos. A diferencia de los órganos, los tejidos pueden ser donados hasta 6 horas después de ocurrida la parada cardíaca.

¿Qué es el trasplante de médula ósea?

Es un tratamiento médico indicado en personas con enfermedades hematológicas terminales –por ejemplo, ciertos tipos de leucemia– que pueden ser tratadas con un trasplante de Células Progenitoras Hematopoyéticas, conocido popularmente como trasplante de médula ósea. Las células son donadas en vida por un familiar compatible o un donante voluntario. Para efectuarlo, en una primera etapa, al paciente se le destruyen las células enfermas mediante tratamientos que combinan quimioterapia y/o radioterapia. A continuación, se infunden al paciente las células extraídas del donante. Finalmente, éstas reemplazarán a las enfermas y comenzarán a producir células sanguíneas propias en un plazo relativamente corto.

¿Toda persona fallecida puede ser donante de órganos?

La donación depende de las características del fallecimiento. Llegado el momento, los médicos determinan cuales son los órganos y/o tejidos aptos para trasplante. Para poder donar órganos, la persona debe morir en la terapia intensiva de un hospital. Sólo así puede mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento del fallecimiento hasta que se produce la extracción de los órganos. En el caso de las córneas, pueden extraerse en el domicilio donde se produjo el deceso o en la sala velatoria, sólo se requiere comunicarlo de inmediato al Incucai u organismo jurisdiccional correspondiente. Para ello, existe una línea gratuita para llamar desde todo el país, 0800 555 4628.

¿Se pueden donar órganos en vida?

Sólo ante una necesidad extrema, frente a la falta de donantes cadavéricos, se plantea la posibilidad del donante vivo, debiendo existir un vínculo familiar de acuerdo a la legislación vigente. Esta alternativa se refiere únicamente al caso trasplantes renales y hepáticos. El órgano más común que se dona en vida es el riñón, ya que una persona puede desarrollar una vida normal con un solo riñón en funcionamiento. Parte del hígado también puede ser trasplantado. La donación de órganos entre familiares está permitida exclusivamente cuando se estima que no afectará la salud del donante y existan perspectivas de éxito para el receptor.


¿Cómo se distribuyen los órganos donados?

Existe una lista de espera única en todo el país para cada tipo de órgano, controlada y fiscalizada por el Incucai. La asignación de órganos y tejidos se hace exclusivamente en base a criterios médicos objetivos: la urgencia según la gravedad del paciente, la compatibilidad entre donante y receptor, la oportunidad del trasplante, el tiempo en lista de espera y demás criterios médicos aceptados. Este sistema asegura la equidad en la distribución.

Testimonios

Atilio L.

Paciente en lista de espera
Hace 3 años que estoy en lista de espera. Los vivo muy nervioso todo el tiempo porque veo a mis compañeros que se trasplantaron y yo sigo ahí. Pienso: ‘¿Por qué no me toca a mí?’. Es dura la vida de la diálisis, tener que ir a la máquina todos los lunes, miércoles y viernes, 4 horas y media... Vivo con mi señora y tres hijos. Mi hijo más grande se preocupa más, conversa conmigo. Yo creo que el órgano me va a salir en cualquier momento. No pierdo la esperanza. Yo quiero estar en el lugar de un trasplantado.

Franco D.

Trasplantado de médula ósea
Soy el primer trasplantado del Registro Nacional de Donantes de CPH. Me trasplantaron el 8 de mayo de 2004 a raíz de una leucemia mieloide crónica. Esta enfermedad me la detectaron a fines de 2001 y la búsqueda del donante comenzó al poco tiempo ya que mi hermana no era compatible conmigo. Sobre 10 millones de personas inscriptas en el mundo sólo 3 podían ser mis potenciales donantes. Una de ellas era una mujer italiana que finalmente fue la elegida. Es muy importante la creación del Registro en Argentina ya que mucha gente muere esperando un trasplante y las búsquedas suelen demorar largo tiempo. Estando el donante en el país, todo es mucho más rápido.

Día Nacional de la Donación de Órganos

¿Cómo se puede manifestar la voluntad respecto a la donación de órganos?

Para manifestar la voluntad afirmativa o negativa en todo el país, es necesario dejarlo registrado por cualquiera de los siguientes medios:

* Firmar un acta de expresión en el Incucai, en los organismos jurisdiccionales de ablación e implante, o en la sección Documentación de la Policía Federal.
* Asentarlo en el Documento Nacional de Identidad en las oficinas del Registro Civil.

Para expresar oposición, además de estos canales, se brinda la posibilidad de:

* Enviar un telegrama gratuito desde las dependencias del Correo Argentino.

¿Quién puede expresar la voluntad de donar ?

Toda persona mayor de 18 años puede manifestar en forma expresa su voluntad afirmativa o negativa respecto a la donación de sus órganos o tejidos.

Día Nacional de la Donación de Órganos

Que esperamos para ayudar...??? Creo q todos podemos hacelo...

Pd: si tienen mas dudas.. o ver mas esta es la pagina del Incucai http://www.incucai.gov.ar/