Beatles - Análisis de With The Beatles

Beatles - Análisis de With The Beatles

Los Beatles tuvieron cinco años para preparar su primer álbum y cinco meses para el segundo. Luego de años de encontrarse en casa de Paul, con horas de tiempo libre en sus manos, ahora estaban obligados a escribir en sus habitaciones de hotel, en buses y en camarines: en cualquier lugar en donde pudieran tener un momento de paz. Esas presiones puede hacer que algunos compositores se "congelen", pero en cambio resultaron ser un estímulo positivo para John y Paul que, a medida que pasaba el tiempo, desarrollaron la habilidad de componer hits a pedido. John y Paul parecían tener un sentido innato para saber lo que quería escuchar el público. En la creencia de que era importante que cada chica del público sentiese que le estaban cantando personalmente a ella, muchas de sus canciones tenían la palabra "you" en su título, por ejemplo "From me to you", "Thank you, girl" y "I'll get you". Sin embargo, si en los primeros días ellos podían componer para una audiencia que podían ver y para gente que conocían casi por su nombre, todo cambió una vez que alcanzaron el éxito. De pronto, la policía tenía que idear formas ingeniosas de camuflarlos para entrar y salir de los lugares donde tocaban, y se estaban haciendo famosos en países que nunca habían visitado. Sin embargo, en el pico de la beatlemanía, perseguidos por multitudes de fans gritando y dando alaridos, aún se las arreglaban para componer un éxito atrás del otro. "I want to hold your hand", por ejemplo, fue escrito teniendo en mente el mercado estadounidense, y los propulsó al tope de los charts de Billboard, convirtiéndolos en los primeros artistas británicos en realmente conquistar los EE.UU. En verdad, sus constantes viajes internacionales y el mudarse a Londres fue beneficioso para sus composiciones ya que los expuso a una mayor variedad de influencias. A través de su relación con la actriz Jane Asher, Paul se familiarizó con los musicales, el teatro y la música clásica. Mientras tanto, John estaba en su departamento de Kensington escuchando discos importados de artistas negros como los Miracles, las Shirelles y las Marvelettes. With the Beatles, su segundo álbum, fue una grabación más cuidada que la del primero, y sus sesiones se llevaron a cabo dentro de un período de tres meses. Llegó al N° 1 en Gran Bretaña a poco de ser lanzado en noviembre de 1963 y se convirtió en el primer álbum pop en pasar la venta del millón de copias. Una versión de With The Beatles, titulada Meet The Beatles, fue lanzada en los EE.UU. en enero de 1964 y también llegó al N° 1.

The Beatles

It Won't Be Long
With The Beatles fue lanzado en noviembre de 1963 y la beatlemanía arrasaba con Gran Bretaña. La tapa de Robert Freeman con retratos en blanco y negro, en donde cada rostro estaba en sombras, marcó un momento definitorio en la iconografía beatle. Mientras el álbum debut había sido grabado en un día, las sesiones de With The Beatles se extendieron durante tres meses, permitiendo que la "crudeza" de una sesión de música beat diera paso a los comienzos de la música pop más elaborada. "Eso fue cuando descubrimos los dos canales" comentó John. "Cuando lo descubrí, grababa todo en dos canales. Desde ese momento no le dejé grabar nada [a George Martin] en un canal. Cuando él decía 'Por favor, este no más', yo le contestaba 'No'". "It won't be long" era el tema que abría el álbum, escrito por John como un potencial single seguidor de "She Loves You", pero descartado porque, según John, "nunca llegó a serlo". Compuesto como una canción romántica, esta podría ser la historia de la temprana vida de John. Solo y rechazado, se sienta en casa esperando que la chica que lo ha dejado vuelva y lo haga feliz. Como en tantos temas posteriores, contrasta la vida libre que él imagina que los demás llevan con su propia angustia, creyendo que una vez que se haya reunido con su amada todos sus problemas se resolverán. Thelma McGough, que empezó a salir con John un mes antes de que su madre muriera en julio del '58, cree que sus canciones de rechazo no estaban basadas en romances rotos sino en el hecho de que su padre lo había abandonado cuando era chico y luego su madre lo había dejado para que su hermana lo cuidara. "Perdí a mi madre dos veces", solía decir. "Una cuando tenía cinco años, y otra a los 17". "El rechazo y la traición eran su experiencia de vida", dice Thelma. "Cuando lo conocí, la primera conversación como la gente que mantuve con él fue sobre este tema porque mi padre había hecho exactamente lo mismo conmigo y sentíamos que teníamos algo en común. Fue eso lo que ayudó a que nos acercáramos. También, hay que acordarse de que a su madre la atropelló un auto y, aunque él parecía controlar la situación, estaba muy dolido. Los dos nos sentimos muy abandonados. Había una gran diferencia entre John y Paul, aunque ambos perdieron a sus madres de adolescentes. Paul tenía una familia que era como un tejido, con una 'red' de primos y tías. Su padre era absolutamente maravilloso. La vida de John era muy aislada. El vivía con Mimi que lo cuidaba extremadamente bien pero no tenían una relación afectiva estrecha. No había nada tangible".

All I've Got To Do
La mitad de las 14 canciones de "With The Beatles" fueron escritas por John y Paul y la mayoría las compusieron exclusivamente para el álbum. "All I've got to do", sin embargo, la escribió John en 1961. El tema era, según él, un intento de "hacer algo tipo Smokey Robinson de nuevo". En 1980, mientras estaba en el estudio grabando las voces para "Woman", Yoko comentó que John sonaba como un beatle. "En realidad se supone que soy Smokey Robinson en este momento, mi querida", respondió John. "porque los Beatles estábamos siempre suponiendo que éramos Smokey Robinson". William "Smokey" Robinson era, en 1963, el líder de 23 años de los Miracles, una banda de Detroit, y un cantante de voz dulce que también sabía componer, arreglar y producir canciones. Bob Dylan una vez se refirió a él como su poeta vivo favorito. Los Beatles también hicieron un cover de su tema "You've really got a hold on me" (que había sido un hit del Top 10 estadounidense de los Miracles en febrero del 63´) en este mismo disco. "Cuando ellos lo grabaron, fue una de las cosas más halagador que me hayan sucedido jamás", dijo Smokey. "Lo escuchaba una y otra vez, no para criticarlo sino para disfrutarlo".

beatles

All My Loving
El 18 de abril de 1963 la actriz Jane Asher se encontraba entre el público del Royal Albert Hall de Londres para ver a los Beatles y otros números que se presentaban en un show que saldría en la BBC Radio. Aunque sólo tenía 17 años, la actriz era ya muy exitosa y había aparecido en varias obras, películas y programas de televisión, además de ser una invitada regular de Juke Box Jury (Jurado del Juke Box), un programa de la BBC en donde se armaba un jurado de estrellas que juzgaban los temas pop del momento. Al Royal Albert Hall la había enviado la revista de la BBC "Radio Times" como "la adolescente más conocida de Gran Bretaña" para recoger sus impresiones del espectáculo. El artículo diseñado para mostrar el efecto que los Beatles tenían sobre la juventud, fue publicado en mayo de 1963, y al principio aparecía una fotografía de Jane luciendo seria y pensativa, y más adelante otra, contrastando fingiendo un ataque de histeria. Su comentario sobre los Beatles fue "Ahora puedo gritar por éstos". Poco sabía ella que terminaría siendo la novia más famosa de Paul McCartney e inspiraría algunas de sus más celebradas canciones de amor. Ella conoció al grupo luego del show al regresar al Hotel Royal Court en el barrio londinense de Chelsea, y no pasó mucho tiempo hasta que ella y Paul se pusieran a conversar. A poco de esto comenzaron a salir y, antes de fines de 1963, Paul se había mudado a una habitación en la casa de los Asher en Wimpole street. Fue un cambio significativo para Paul porque, dentro del año de haber dejado su casa municipal en Allerton, él estaba viviendo en uno de los barrios más caros del West End londinense con una familia que tenía una cantidad de conexiones sociales de importancia. El padre de Jane era asesor médico y la madre era profesora en la Guildhall School of Music. Tenían un estudio lleno de pinturas y poblado de revistas especializadas, en donde los temas iban de música pop y teatro a nuevos descubrimientos en psicología. Todo ayudó a ampliar los horizontes de Paul, lo cual afectaría positivamente sus composiciones. Paul concibió "All my Loving" como un poema un día mientras se afeitaba. No fue hasta que terminó su día de trabajo que él le puso música a las palabras que tenía en mente. "Fue la primera canción que escribí en la que tuve la letra antes que la música", dijo. Como tantas canciones de los Beatles ahora que estaban casi permanentemente en gira, era sobre estar separados, pero mientras John hubiera estado lleno de dudas, Paul confía en que las cosas van a funcionar.

Don't Bother Me
"Don't bother me" fue la primera canción de George Harrison en ser grabada por los Beatles y de hecho la primera composición lírica que se le ocurrió. La escribió en agosto de 1963 mientras estaba en el Hotel Palace Court de Bournemouth. Los Beatles estaban tocando seis noches en el Gaumont Cinema de esa localidad balnearia, y fue en esa semana que el fotógrafo Robert Freeman realizó la producción de las famosas fotos para la tapa del álbum. "Compuse el tema como ejercicio para ver si podía escribir una canción", dijo George. "Estaba en cama, enfermo. Quizás fue por eso que me salió titularla ‘No me molestes". Bill Harry, fundador del periódico musical de Liverpool "Merseybeat", sugirió que quizás el título tuviera otro origen. Aparentemente Harry solía molestar a George cada vez que lo veía para averiguar si había compuesto algo desde su primera composición instrumental "Cry for a Shadow", que fue incluida en el disco de Tony Sheridan en 1962. "Una noche cuando George estaba por salir, pensó que podía arremeter contra mí y comenzó a escribir un tema al que llamó ‘No me molestes'".

Los Beatles

Little Child
Cuando se le preguntó por "Little Child" en 1980, todo lo que John dijo fue que había sido otro esfuerzo en escribir un tema para otra persona, "probablemente para Ringo". Los Beatles estaban entrando en un período en el cual se les comenzaba a pedir que compusieran temas para otros artistas. En abril de 1963, John se había ido de vacaciones a España con Brian Epstein, quien aprovechó la oportunidad para tratar de persuadirlo de que escribiera material original para los otros artistas que él representaba. Los Beatles cumplieron, componiendo "I'll be on my way" y "Bad to me" para Billy J. Kramer and the Dakotas, "Tip of my Tongue" para Tommy Quickly, "Love of a Loved" para Cilla Black y "Hello Little Girl" para los Fourmost. Paul ha admitido que "los noquearon" en la creencia de que era el trabajo de un equipo compositivo justamente seguir componiendo canciones, reservándose las mejores para ellos y dando las demás a otros.

Hold Me Tight
Una versión de "Hold me tight" había sido grabada para el primer álbum de los Beatles pero no la usaron, y antes de volver a la vieja cinta hicieron un nuevo corte para With The Beatles. Escrita por Paul, que la consideraba una "canción de trabajo", el único comentario de John sobre ella fue "nunca me interesó sea como fuere". Musicalmente estaba influenciada por el trabajo de las Shirelles, el grupo vocal de New Jersey que en 1961 se había convertido en el primer grupo femenino en ser la sensación de los charts norteamericanos. Los Beatles eran grandes y consistentes defensores de las bandas y cantantes femeninas, y citaban a artistas como las Chiffons, Mary Wells, las Ronettes, las Donays y las Crystals como influencia en sus armonías vocales. Aún antes de llegar a Londres, ya incluían canciones de las Shirelles en su show y en su álbum debut también incluyeron dos de ellas: "Baby it's you" y "Boys". Las Shirelles (Shirley Owens, Micki Harris, Doris Coley y Beverly Lee) tuvieron siete hits en el Top 20 de EE.UU. y tres en Gran Bretaña, pero 1963 resultó ser su último año de gloria en los charts. Irónicamente, fueron desplazadas por la llamada "invasión británica" encabezada por los Beatles.

with the beatles

I Wanna Be Your Man
Aunque Ringo no tenía una gran voz para cantar, en cada show cantaba un tema que se adaptara a su limitado registro vocal, y esta tradición se continuaba en los discos. Fue teniendo a Ringo en mente que Paul comenzó a escribir "I wanna be your man", un tema muy básico de cuatro acordes cuya letra no iba mucho más allá de las cinco palabras del título, pero la abandonó luego de tener dificultades en encontrarle la vuelta a la media octava. Poco después, en septiembre de 1963, Paul vio a Andrew Oldham caminando por Jermyn street mientras iba con John en un taxi luego de asistir a un almuerzo en el Variety Club. Le pidió al taxista que se detuviera para recoger a Oldham, así podía hablar con él. Los Beatles habían conocido a Oldham desde su arribo a Londres dado que Brian Epstein lo había contratado como publicista del grupo por un breve período. En abril de 1963, le habían pasado el dato a Oldham de que un grupo, los Rolling Stones, estaban tocando en el Station Hotel en Richmond. Al poco tiempo él se convirtió en su representante. Oldham era un buscavidas que creó la imagen de los Stones de "chicos malos" haciendo que posaran en actitudes poco amigables, dando signos de conducta anti-social y sugiriendo titulares controvertidos a los diarios y revistas. Cinco meses luego de tomar a los Stones, Oldham estaba ansioso de encontrarles buen material para sus singles. Mick Jagger y Keith Richards todavía no componían y su primer simple, que había vendido 100.000 copias, había sido un cover de "Come On", una canción de Chuck Berry. El compartió su preocupación con los dos beatles que habían visto tocar a los Stones dos veces en clubes de Londres, y Paul inmediatamente mencionó el inconcluso "I wanna be your man". El taxi se desvió rápidamente hacia "Studio 51" en Great Newport Street, un club cuyo dueño era el músico de jazz Ken Colyer, donde los Stones estaban ensayando. Fue allí donde la canción se les tocó a los Rolling Stones, y Brian Jones, su entonces líder indiscutible, dijo que le gustaba pero le preocupaba que no pudieran utilizarla porque no estaba terminada y Decca los estaba presionando para que sacaran un simple. John y Paul lo conversaron un momento y entonces John dijo: "Miren, si les gusta la parte principal del tema se lo terminamos ahora mismo". Se fueron a otra habitación y al rato salieron con la canción ya concluida. "I wanna be your man" llegó al N° 12 en Gran Bretaña y ayudó a que los Rolling Stones se convirtieran en un número importante. A la prensa le gustaba mostrar a los Beatles y a los Stones como enemigos acérrimos pero en realidad siempre fueron íntimos amigos, de hecho unos se aparecían en las sesiones de los otros y socializaban en los clubes. John más tarde comentó que, para los Beatles, "I wanna be your man" era una canción "para tirar", y por eso la cedieron antes de grabarla ellos mismos (cosa que hicieron al día siguiente con Ringo como vocalista). "No les íbamos a dar nada genial, ¿no?", dijo John.

Not a Second Time
Paul dijo que la inspiración musical detrás de "Not a second time" fue Smokey Robinson and the Miracles, mientras que los principales honores de componerla se los llevaba John. Fue otro ejemplo de John dejando que sus sentimientos (en este caso, el de ser herido) se mitiguen gracias a su trabajo. Luego de haber sido abandonado y de haber llorado, la respuesta del autor es cerrar sus emociones porque no puede enfrentar la posibilidad de que lo hieran nuevamente. Esta fue una de las primeras canciones de los Beatles en ser objeto de análisis crítico de parte de un diario de prestigio. William Mann, entonces crítico musical de The Times (Londres), comparó parte de ella con la "Canción de la Tierra" de Gustav Mahler. John dijo más adelante que esta crítica fue responsable de "iniciar toda la cosa intelectual alrededor de los Beatles". "El interés armónico es típico de sus canciones rápidas también", escribió Mann, "y uno tiene la impresión de que ellos piensan simultáneamente en la armonía y la melodía de tan firmes que son las séptimas mayores y novenas construidas en sus temas, y los cambios de tono subdominante bemol son tan naturales como la cadencia eólica al final de 'Not a Second Time'..." El comentario de John fue "No tenía idea de qué cuernos se trataba todo eso". Otra vez dijo que pensaba que eso de 'la cadencia eólica" sonaba como el nombre de pájaros exóticos.

5 comentarios - Beatles - Análisis de With The Beatles

@Flagg
Vos no eras el que hacía los analisis de las canciones de Pink Floyd? Digo porque no me acuerdo.



Si sos vos y estás pensando en volver a hacerlas: Por favor no.
@LEMINOX
Si vas a analizar a los Beatles qué queda de los demás?!?

@Locoboy
interesantísimo post, muy bien elaborado y con material de alta calidad
Muchas gracias por compartir, van puntos y espero que tengas los análisis de los otros álbunes

Salu2