Deforestacion en Argentina

Las estadísticas oficiales ubican a nuestra provincia como la provincia con mayor deforestación de los montes nativos en el país. Habrían desaparecido medio millón de hectáreas en cuatro años, según estadísticas oficiales del gobierno nacional.

La provincia de Santiago del Estero aparece al tope de la lista de la deforestación en Argentina, con 515.228 hectáreas menos en cuatro años, que representan veinticinco veces el tamaño de la ciudad de Buenos Aires, con un incremento de la tasa de desmonte del 50% respecto del relevamiento anterior. La información surge de estadísticas oficial del gobierno nacional, según publicó el diario Norte de Chaco.

"Estamos alarmados porque la deforestación en el Norte es muy intensa, y desde que se llevan estadísticas confiables el problema sólo se ha agravado", opinó el ingeniero forestal y responsable del programa de bosques de Vida Silvestre, Pablo Yapura.

En la Argentina desaparecieron en los últimos cuatro años 1.108.669 hectáreas de bosques nativos, para destinar a la agricultura, sobre todo al cultivo de soja y, en menor medida, a la ganadería.

La última vez que se había efectuado un relevamiento oficial (1998-2002), éste arrojó el dato de que en el país se perdían 250.000 hectáreas de bosques por año, pero ahora el informe actualizado indica que son unas 280.000 anuales sólo en las provincias del Chaco, Córdoba, Formosa, Salta, Santa Fe y Santiago del Estero.

La grave situación movilizó a los diputados locales, meses atrás, para aprobar la ley de recursos naturales, que prevé controles sobre los desmontes, sobre todo por la fiebre desatada por los buenos precios de la soja.

Años atrás, el ex juez de Crimen de Cuarta Nominación, Oscar Juárez, llegó a emitir una medida cautelar prohibiendo totalmente la deforestación por varios meses, para frenar el avance indiscriminado sobre vastas zonas boscosas.

http://www.diariopanorama.com/diario/noticias/2007/06/17/a-5909.html

En el Chaco se perdió casi el 85% del bosque de quebracho

Es por la deforestación indiscriminada; se necesitan medidas urgentes



Sinónimo de fortaleza y vigor, el quebracho ya no puede luchar solo ante el avance de la deforestación que busca terrenos libres para los cultivos en la región chaqueña. La distribución de este árbol coincide con los mejores suelos agrícolas de la zona comprendida por el centro de la provincia del Chaco, el este de Santiago del Estero y el noroeste de Santa Fe. Allí, esta superposición ha diezmado el número de ejemplares.

"Un 85% de la superficie original de un bosque único, el «quebrachal de tres quebrachos», se ha perdido", señala el ingeniero agrónomo Jorge Adámoli, director del Laboratorio de Ecología Regional de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires.

"Se deben adoptar medidas urgentes, porque en pocos años más es posible que no queden masas disponibles en cantidad o tamaño para asegurar la protección", advierte.

El paisaje ya no es lo que era, según el estudio realizado por este especialista, que comparó fotos aéreas de los terrenos en cuestión de 1957 e imágenes satelitales de 2002. En ese período observó cambios significativos para las 73.317 hectáreas analizadas.

"En los alrededores de las localidades de Las Breñas, Charata y Pinedo, en el sudoeste de la provincia del Chaco, la agricultura, que en 1957 ocupaba el 63% del área, se extendió hasta el 79% en 2002. En las áreas de ocupación agrícola más antiguas, como el departamento de Comandante Fernández (Sáenz Peña), las imágenes satelitales de 2002 muestran que la agricultura ocupa el 85% de la superficie estudiada", precisa.

¿Cuál es el límite indispensable por debajo del cual seguir deforestando implica la desaparición de especies? "De acuerdo con diversos especialistas, el mínimo por conservar debería estar entre 15 y 25 por ciento", indica.

Preservar lo que aún queda de este bosque de los tres quebrachos (conformado por colorado santiagueño, colorado chaqueño y blanco) es, a su criterio, "un gran desafío que debe asumirse en la región chaqueña".



Arboles y algo más

No sólo se pierden árboles cuando se desmonta un bosque, sino que también se tala todo el hábitat que da cabida a diversas plantas y animales.

Según cálculos realizados por expertos en biología de la conservación, la tasa de extinción que genera la deforestación varía de un modo muy marcado en bosques tropicales: "Para una pérdida del 11% de superficie se prevé una pérdida del 2% de especies, mientras que con 44,8% de pérdida de superficie las pérdidas de especies llegarían al 35 por ciento", precisa.

Más allá de las cifras porcentuales, el tiempo será determinante. Algunas de las especies desaparecerán en forma inmediata y otras seguirán existiendo, pero en poblaciones tan reducidas que peligra su viabilidad futura.

Pero aún hay algunas medidas posibles de hacer para salvar a estos bosques. "Como virtualmente no existen terrenos fiscales en esa zona, la única posibilidad real de conservación consistiría en integrar una red de áreas protegidas en propiedades privadas para poder conservar muestras representativas de la diversidad ecológica de este tipo de bosques", indica.

Se trataría de asegurar fragmentos -actualmente en pie- dispersos en distintos campos, porque "si se asegura que sigan existiendo áreas relativamente grandes de hábitat naturales o seminaturales, la pérdida de especies podrá reducirse sensiblemente. Este es un gran desafío que si se lograra alcanzar podría convertir a la región chaqueña en un modelo por imitar", concluye.

Por Cecilia Draghi
Para LA NACION

La autora pertenece al Centro de Divulgación Científica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA



Quema de madera

No solamente el desmonte indiscriminado genera inconvenientes por la pérdida de especies naturales y de los servicios ambientales, sino que además tras el desmonte se quema la madera y hay una fuerte liberación de todo tipo de gases a la atmósfera debido a la combustión. Un ejemplo de esto es indicado por el investigador Jorge Adámoli: "Según datos del Inventario de Gases de Efecto Invernadero de la Argentina de 1997, las emisiones del dióxido de carbono (CO2) resultantes de la deforestación y consiguiente quema de bosques en la región chaqueña superan el consumo de combustibles de todos los medios de transporte del país".


http://www.conicet.gov.ar/diarios/2005/septiembre/033.php

Preocupa los niveles de deforestación del Chaco y Santiago del Estero

Las estadísticas oficiales ratifican que el Chaco es una de las provincias con mayor deforestación de los montes nativos en el país. Mientras tanto, las tapodoras no paran.

16.06.2007 | Inf. general

El Chaco es una de las provincias donde mayor cantidad de hectáreas desaparecieron en los últimos años a causa de la deforestación, según estadísticas oficiales del gobierno nacional. En la Argentina desaparecieron en los últimos cuatro años 1.108.669 hectáreas de bosques nativos, para destinar a la agricultura, sobre todo al cultivo de soja y, en menor medida, a la ganadería.

Según publica el diario Norte, la última vez que se había efectuado un relevamiento oficial (1998-2002), éste arrojó el dato de que en el país se perdían 250.000 hectáreas de bosques por año, pero ahora el informe actualizado indica que son unas 280.000 anuales sólo en las provincias del Chaco, Córdoba, Formosa, Salta, Santa Fe y Santiago del Estero.

En el Chaco, de acuerdo a estadísticas de la organización ambientalista Greenpeace, entre 2002 y 2004 se deforestaron un total de 71.446 hectáreas, la mayor parte en los departamentos Almirante Brown, que se extiende por parte de la zona de El Impenetrable, y 12 de Octubre, con cabecera en General Pinedo.

En el departamento Brown, en total, se deforestaron 25.753 hectáreas, mientras que en el 12 de Octubre se deforestaron 12.224 hectáreas. Según Greenpeace, les siguen los departamentos Güemes (7002 hectáreas), 9 de Julio (6.671), Independencia (4.326), Chacabuco (4.085), Maipú (3.583), O?Higgins (3.425), General Belgrano (2.699), Libertador General San Martín (1.204), Quitilipi (300) y San Lorenzo (174).

Al tope de la lista de la deforestación aparece Santiago del Estero, con 515.228 hectáreas menos en cuatro años, que representan veinticinco veces el tamaño de la ciudad de Buenos Aires, con un incremento de la tasa de desmonte del 50% respecto del relevamiento anterior.

"Estamos alarmados porque la deforestación en el Norte es muy intensa, y desde que se llevan estadísticas confiables el problema sólo se ha agravado", opinó el ingeniero forestal y responsable del programa de bosques de Vida Silvestre, Pablo Yapura.

Por su parte, el director de política de Greenpeace, Juan Pablo Villalonga, en una visita reciente al Chaco, destacó la decisión del gobernador Roy Nikisch de suspender ?en 2006- el otorgamiento de permisos de desmonte hasta que finalice el ordenamiento territorial. El decreto provincial aclara que solo permanecerán vigentes los permisos de aprovechamiento forestal, silvopastoril y deslinde predial.

http://www.elprimero.com.ar/?noticia=7160

Argentina: deforestación y plantaciones en dos provincias

Coincidiendo con la conquista del vasto territorio argentino por parte del gobierno centralista de Buenos Aires, iniciada en la segunda mitad del siglo XIX en nombre de la modernización, los bosques de las distintas regiones del país entraron en una etapa de decadencia que ha continuado hasta el presente. Los dos casos mencionados a continuación constituyen sólo dos ejemplos de un proceso que está afectando a todo el país.

En la Provincia de Santa Fé la cobertura boscosa disminuyó en unos 4,6 millones de hectáreas durante los últimos 80 años. Según un informe publicado recientemente por la Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable, la superficie total de bosques en la provincia es hoy en día de tan sólo 1.300.000 hectáreas. En 1915 el Censo Forestal de Santa Fé revelaba la existencia de 5,9 millones de hectáreas de bosques. Entre 1915 y 1970 la tasa de deforestación era de 52.700 hectáreas al año, pero en el período 1970-1984 saltó a 121.500 hectáreas anuales. Directamente responsables del actual estado de cosas son dos empresas forestales. Una de ellas es la británica "La Forestal", que comenzó a operar en la región en 1880 explotando los montes de quebracho (Schinopsis balansae) y siendo dueña de la tercera parte del territorio de la provincia. Para ello empleaba a la población local, que se vio forzada a trabajar en condiciones de semi-esclavitud. En la década de 1960, cuando la explotación de quebracho ya estaba declinando, la empresa cerró sus puertas y dejó tras de sí un desierto, tanto del punto de vista ambiental como social. En la década de 1930 llegó a la región "Celulosa Argentina". Para alimentar sus plantas de celulosa y papel la compañía también explotó los bosques nativos y, además, estableció plantaciones de eucalipto.

La Provincia de Misiones también está sufriendo un severo proceso de pérdida de sus bosques y sustitución de los mismos por plantaciones. A principios de siglo el 90% de su superficie estaba cubierta de selva subtropical. Hoy en día quedan en pie solamente 1.500.000 hectáreas, de las cuales sólo la tercera parte están incluídas en áreas protegidas. La deforestación sigue sin disminuir. Sólo tomando el caso de una empresa extranjera de pulpa y papel, se espera que la misma ha de deforestar 7.000 hectáreas al año, a la vez que no hay ninguna medida programada para frenar este proceso de deterioro. Al mismo tiempo Misiones está siendo cubierta por extensas plantaciones de pinos de rápido crecimiento y los pinos ya están invadiendo las pocas áreas boscosas protegidas que quedan en la provincia.

Como siempre, la pérdida de bosques en ambas provincias se ha dado en forma paralela al incremento del área de plantaciones. Sin embargo, muchos forestales --apoyados en la definición de "bosque" que hace la FAO-- dirán que en Santa Fé y Misiones la "cobertura boscosa" ha aumentado, por el sólo hecho de haberse agregado la superficie ocupada por plantaciones como parte de esa "cobertura boscosa". Afortunadamente la opinión pública se está dando cuenta de que los monocultivos de eucalipto y pino no son "bosques" y de que, en realidad, las plantaciones constituyen una causa fundamental de deforestación.
http://www.wrm.org.uy/boletin/38/Argentina.html

Sombras Abatidas

Ésta, nuestra querida provincia de Santiago del Estero, consumió o administró mal casi once millones de hectáreas de bosques de los cuales según expertos hoy sólo quedan 442.000 ha de monte productivo y 6.500.000 de monte degradado en distintos estados de recuperación.
Decidí fotografiar este tema porque considero que vale la pena hacer un registro del mismo.
El libro “El bosque sin leyenda” de Orestes Di Lullo que leí en 1998 despertó mi interés y me dispuse a estudiarlo.
En mayo de 2000 tomé la primera fotografía de este trabajo que culminé en mayo de 2004. Las fotografías fueron realizadas en los departamentos Figueroa, Alberdi, Moreno y Copo en la provincia de Santiago del Estero.
Mientras lo realizaba me asombraba constantemente el parecido de las situaciones relatadas en el libro de Di Lullo de 1937. Casi todo estaba igual, con el agravante del paso de los años. Sólo adaptaciones como las que los vales son reemplazados por cheques a noventa días, las hachas por motosierras, los trenes por camiones. Es como si no hubiese pasado el tiempo, salvo por los diámetros menores y la penosa disminución de la fauna.
La misma rutina, la misma historia, las mismas penas.
Una de mis ideas era documentar el bosque desde un punto de vista social. La relación estrecha entre el bosque, el hombre y el hachero. Luego, esto se amplió y aunque no está representado en las copias que conforman esta muestra, la colección de imágenes que se generó, incluye la explotación de la madera para carbón, los aserraderos, el ferrocarril y las viejas extractoras de tanino. También grabé en cintas de audio algunos testimonios y tomé constantemente notas de lo visto y hablado con los personajes implicados.
Uno de los motivos por lo que hice tal documentación, es que la historia pueda contar con registros suficientes como para poder juzgar a los responsables de esta masacre, si esto algún día sucede.
El desmonte de enormes superficies destinadas a la agricultura, miles de hectáreas arrasadas con topadoras, deja a mi documento como un cuento de hadas y, como decía Di Lullo, estas explotaciones sólo nos dejan “un impuesto mal cobrado y peor invertido”.
Hoy grandes explotaciones agrícolas son manejadas por una cantidad de empleados que podemos contar con los dedos de la mano, y ganancias que en la gran mayoría de los casos no quedan en la provincia.
En pocos años estas superficies serán desiertos debido a su mal uso. Llegamos al punto histórico en que se ha consumido el bosque, y hoy la tierra, y así lentamente nos encaminamos a la inviabilidad económica como provincia. Más aún si tenemos en cuenta que la educación no fue nunca nuestro fuerte.
Trabajemos desde las aulas con los más chicos y en todos lados, para que no sea nuestra última solución el exportar gente, que es lo que tristemente caracteriza a esta provincia desde hace años.
No es mi intención aquí encontrar la solución. Yo vi un problema y lo presento en la forma que puedo hacerlo, fotografiándolo.
No estoy capacitado para dar soluciones. Si sirve este trabajo para despertar inquietudes y debates, cuenten con él y conmigo.
En este camino encontré muchos sabios. Sabios de cuarto y quinto grado, edad donde los lápices les fueron cambiados por hachas y si este destino no sucede antes es porque el peso del hacha impide que los chicos puedan manejarla.
Los hacheros que conocí tienen una gran claridad de la situación, son conscientes, en un ciento por ciento, de cómo son las cosas, de su explotación y del comportamiento de nuestros dirigentes.
Un señor de más de 60 años, que trabajaba de hachero desde adolescente, me dijo que a él no le importaba el resultado de las elecciones, que sabía de antemano que nada cambiaría en su vida como consecuencia de los resultados.
Quiero agradecer a todos los hacheros la predisposición y colaboración puestas para que yo pudiera hacer mi trabajo. A ellos, víctimas de este sistema que los excluye prácticamente desde el momento de nacer en una zona rural donde la educación es todavía una materia pendiente.
Espero que la muestra les despierte el interés en el tema, tanto como a mí al tomar estas fotografías.


Gustavo Luis Tarchini
Mayo de 2004

Fotos de Gustavo Tarchini
Deforestacion en Argentina

15 comentarios - Deforestacion en Argentina

@Ataud
Udyat muy buen post, te dejo uno para que elabores de la manera esa que tenes vos tan prolija \"Las Yungas\", si es que te da la gana claro, en todos lados la deforestacion (el hombre) esta haciendo desastre. +5
@Ataud
juasssssssssssssssssssss sorry Iory no se pq mierda estaba pensando en el MOdddddddddddddddddd perdon, perdon, perdon
@Ataud
que palabra más rara perdón, no?
@chelo7777 -1
Voy a leer el articulo despues de escribir y de dedicarle unas puteadas al pinguino.....al de batman 2 por no matar al batman 2 e impedir que se haga la bati aputosada 3..y al pinguino nuestro que es muy demagogo y muy menem...si bien hace demasiado tiempo que empezo la depredacion de la Argentina...comenzo con la entrega de tierras a axplotar..y digo entrega con moñito y tarjetita de felicitaciones por parte del cornudo riojano...y despues de no se cuantos pseudos presidentes en 18 años ...montes...minas...rios y mares...todo se regala o se compra barato en la Argentina..sobre todo en la mesopotamia...donde los montes Misioneros..soy testigo..son talados asquerosamente y \"reforestados\" con argullo y alegria con pino...y no con la misma especie de madera talada..esto es muy importante pero no voy a ponerme a explicar...las minas y las aguas son tema aparte...distinta mierda..pero el mismo olor...era Menem (tocando huevos izquierdo) y era kk ... tele 29\" en 234 cuotas ...y a comerse los mocos...y todooooosss feliiiceesss ¡¡¡....voy a guardar esto para no tener que pensar de vuelta en otro foro.
@lavandina -1
che iory no es bueno para la lectura centrar todo cuando hay tanto texto, tiene una legibilidad mas armionosa con marginacion a la izquierda.

seguro que queres compartir toda esa info, por eso hago esta critica constructiva, que espero que la tomes bien.



te dejo +3 globos



@godwarr
gracias k-po es para un trabajo de geografia
@Ivaan_95
gracias, una re infoo
@Ernext
buenisimo, pero en la facu me piden mas actualizado, onda 2011.... no sabes donde puedo conseguir? graciasssss