Quienes inciten a la anorexia y hagan culto a las mujeres huesudas tendrán su castigo en Francia: la prisión. La Asamblea francesa ha aprobado una proposición de ley que prevé multas de 30.000 euros y penas de hasta dos años de prisión para quienes inciten esta enfermedad.

La proposición asumida por el Legislativo francés pone en el punto de mira a los sitios de Internet que "provocan" que una persona anhele "una delgadez excesiva" y que promueven "restricciones alimentarias prolongadas" e, incluso, técnicas de auto mutilación con el fin de adelgazar.

Penas de hasta 45.000 euros

Pero las sanciones, que pueden subir hasta los 45.000 euros en caso de muerte, serán aplicables también a las revistas, blogs y otros medios de difusión desde los que se promueva la anorexia. La Asamblea francesa ha incorporado algunas enmiendas al texto presentado inicialmente. Entre ellas, una que tipifica el "delito de propaganda y publicidad en favor de medios para alcanzar una delgadez excesiva".
Prisión a quienes inciten a la anorexi

Despertar el compromiso social

La cámara francesa ha aprobado el texto apenas una semana después de que representantes del mundo de la moda, la publicidad y la comunicación y el Ministerio de Sanidad firmaran un código de buena conducta, voluntario, para combatir la anorexia. Una enfermedad que afecta a entre 30.000 y 40.000 personas en Francia.

Ahora, la propuesta tiene que pasar por el Senado antes de que se convierta en ley. Mientras tanto, diferentes responsables del Gobierno francés ya han mostrado su apoyo a la medida. Entre ellos, la ministra francesa de Sanidad, Roselyne Bachelot, que ayer aseguró que la proposición de ley permitirá "abrir un debate público en torno a esta enfermedad y despertar las conciencias". En su intervención, la política francesa arremetió sobremanera contra los medios "pro-ana" (pro anorexia) dirigidos a las jóvenes y que difunden "mensajes de muerte".