El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Grandes impostores y su historia.[Megapost]

Los Mas Grandes Impostores De La Historia.


Grandes impostores y su historia.[Megapost]

1. Víctor lustig.


robo


Estafadores los hay y los habrá, ya se sabe. Desde el humilde timador que quiere venderle un numero de loteria premiado, hasta aquel industrioso que se las ingenia para inventar un nuevo tipo de maquina para hacer dinero (legal,) los vivos siempre intentará vivir del tonto, porque esa es la historia de la humanidad.

Pero estafadores como Victor Lustig, el cual poseia mas de 45 aliases, dominaba cinco idiomas diferentes, fué arrestado mas de cincuenta veces solamente en los Estados Unidos - ya ni contemos en Europa- y se hacía pasar por hombre de la nobleza cuando le era conveniente hacerlo, sería difiicil el siquiera imaginarlo. Y Dios nos libre que decida convertirnos en una de sus victimas, puesto que escapar a la garras de este manipulador genial era casi imposible. Muy pocos lo lograron. Lustig podía, y estafó, a gente mucho mas inteligente que Ud. y yo.

Victor Lustig nació en 1890 en Czechoslovakia. Cuando tenía 19 años, un hombre enojado porque Victor parecia estar cortejando a su novia, le cortó la cara de un navajazo. Esta cicatriz le recorreria la cara desde la base del ojo izquierdo hasta el lóbulo de la oreja.
Desde muy joven, Victor demostró gran talento para el poker, el billar y el bridge. A esto se dedicó un tiempo, timando a sus conocidos de vez en cuando. Pero como jugador, Lustig decidió que para robar dinero, lo mejor era robarle a los que tenian de ello en abundancia y de ese modo decidió hacer su felina presencia frecuente en los cruises que paseaban a los miembros de la Europa bonita por el Atlantico. Fue alli que Victor se inició en la escuela de pillos por uno de sus maestros, Nicky Arntein, otro embaucador internacional y seductor de artistas famosas, el cual lo graduó con excelentes notas y augurios de éxito en su carrera de delincuente.

Pero la primera guerra mundial hizo el que los viajes transatlanticos tuviesen que ser suspendidos, especialmente luego del incidente del Lusitania, barco que fué hundido por torpedos de un submarino alemán. La interrupción de los viajes transatlánticos fue inconveniente para Lustig, el cual ya se habia habituado a separar a los ricos pasajeros del barco de sus dineritos, de modo que decidió ir a probar suerte a los Estados Unidos justo cuando los llamados "años locos" se iniciaban.

Durante los años de la Ley Seca, la venta y el consumo de bebidas alcohólicas estaban prohibidos en los Estados Unidos, y el Mercado de Valores no paraba de crecer. Todo el mundo se estaba enriqueciendo y, ley o no ley, todo el mundo tomaba y se emborrachaba con gran felicidad. Para Mister Lustig, tenía que haber una manera de participar en tanto jolgorio. Con ese proyecto en mente Victor Lustig arriva a Los Estados Unidos Estafa numero uno: La triste historia del "conde"venido a menos.

En 1922 Lustig llegó a Missouri anunciando que tenia interes en comprar una granja que el banco habia reposeido por falta de pago. Nadie quería esta propiedad, y el banco no sabia qué hacer para sacársela de encima. Asi llega el "Conde Victor Lustig" un dia, y relata a los banqueros una triste historia de cómo su familia en Austria habia perdido todas sus posesiones durante la guerra, destruyendo asi su apacible vida de noble sangre azul, y por esa razon se habia visto obligado a emigrar a America con la intencion de comenzar de nuevo.

Y este caballero de noble estirpe y tan linajuda alcurnia había decidido que, para reconstruir su vida nada mejor que ponerse a trabajar en el campo! De alguna manera fantastica, los banqueros se tragaron el cuento...

Asi las cosas, Victor les ofrece acciones Liberty por el valor de $22,000, y los banqueros las aceptan alegremente puesto que la acciones eran legitimas. Luego, Victor les solicitó que le adelantasen $10,000 para poder tener algun capital con el cual comenzar a trabajar la granja. Se estableció el interes de pago (altísimo y que le convería al banco, ya se sabe...) y los banqueros le prestaron ese dinero. Los banqueros estaban tan contentos con la posibilidad de sacarse de encima la granja, que no se dieron cuenta que en la transacción el vivillo les cambió los sobres con los documentos, y de esa manera se llevó las acciones y el efectivo junto con él. Lustig, así, desaparece de la escena temporariamente.


Los banqueros enojadísimos contrataron un detective privado para rastrearlo. Eso no podía quedar así. Pero Lustig, extrañamente, no hizo ningun esfuerzo por escapar. Es mas, el detective lo encontró esperándolo con toda tranquilidad en un hotel de la ciudad de Nueva York.


Sospechoso!

Durante el largo viaje en tren a Missouri con el detective que lo traía agarrado del cuello, Lustig de alguna manera se las ingenio para convencer a sus captores de que si presentaban cargos en su contra, ellos perderian mas que él, puesto que al descubrirse la estafa, muchos inversores comenzarian a desconfiar de la solidez administrativa de la institución en donde habían depositado sus dineros, y simplemente retirarian los fondos apresuradamente, causando pánico, y el banco terminaría por arruinarse. De modo que mejor lo dejaban ir en ese mismo instante, y si no era mucha molestia, seria ideal que lo compensaran con $1,000 a causa de los inconvenientes que el arresto le habia producido en su vida personal. De algun modo increíble, Lustig no solo convence a los banqueros de que lo dejen ir, sino tambien de que lo compensen por haberlos estafado!



Estafa numero dos: rumbo al Canada. Un "heroe" modesto y noble.


Mientras estaba en Montreal el "conde" decide enfocar su atencion en un tal Linus Merton, banquero de Vermont. Por medio de una treta tan gastada como ingeniosa, Lustig se gana la amistad de Mister Merton: Lustig le paga a un carterista para que le robe la billetera al banquero, y a los pocos días se aparece a la puertas de la casa de éste con el contenido intacto de la billetera y con la intencion de devolversela a su dueño. Heroico proceder! Así comienza a ganarse la confianza del senor Merton, el cual se encuentra deleitado de hacer amistad con tan fino personaje.

Luego de un tiempo, el "conde" comparte con el banquero un secreto cuyo valor es inimaginable. Primero, le relata de su apacible vida de noble europeo en Vienna, la guerra, etc. Luego, le confiesa que su primo Emil, (otro "noble..." trabajaba en un lugar en donde se transmitian los nombres de los caballos que ganan en las carreras en otros estados. Esta informacion era valiosísima, puesto que su primo sabia con antelacion cuáles caballos habian ganado y cuáles habian perdido. Sabiendo esto de antemano, no habia manera posible de apostar equivocadamente. Todo era cuestion de apostar unos minutos antes de que la ventanilla cerrara, y por supuesto, por una módica suma, el primo Emil les daría esta informacion a ellos antes de darselas a la ventanilla.
Y asi fue. Merton ganó una serie de apuestas un par de veces, y cuando mas ganaba, mas apostaba. Hasta que un buen dia el "primo" Emil sale con la historia de que iba a renunciar a su trabajo porque él y su mujer tenian que mudarse de inmediato. Apresuradamente, Merton decide apostar en grande antes que otra persona tomase el lugar de Emil, y, por supuesto, pierde la apuesta. Victor Ludig se marcha con $30,000 del banquero, y a Lustig y a su "primo" la atónita victima nunca mas volvió a ver. Estafa numero tres: Se vende torre Eifflel. Como nueva. Un solo dueño.

En mayo de 1925 Lustig viaja a Paris con un secuaz llamado Dapper Dan Collins. Mientras se encontraba leyendo el periodico una apacible tarde, Lustig alcanzó a notar un pequeno reporte en el cual se decia que la torre Eiffel necesitaba reparaciones muy extensas. En efecto, el costo de las reparaciones era tan prohibitivo, que se especulaba que el gobierno ya estaba pensando si no seria mas conveniente el desmantelarla antes que el gastar dinero en repararla. Total, para que servia esa torre, de cualquier manera?

"Idea!"dijo don Victor.

Aqui habia que tomar cartas en este asunto, y Victor Lustig decidio que el era el hombre adecuado para ello. Primero, falsificó papeles que lo identificaban como Director General del Ministere De Postes et Telegraphes del gobierno francés. Despues envio sendas misivas de apariencia oficial a los dueños de industrias metalurgicas mas importantes de Francia citándolos a una conferencia privada en la suite de un hotel distinguido en Paris.
Las misivas estaban compuestas de una manera deliberadamente vagas para picar la curiosidad de las potenciales victimas y solo se mencionaba que el proposito de la reunion era para discutir la probabilidad de un contrato con el gobierno.

Asi llega el dia en que los pomposos industriales, muy intrigados en enterarse respecto del misterioso asunto, se reunen con nuestro pillo de turno. Luego de entretenerlos un poco y hacer un perfil mental de la vulnerabilidad psicológica de cada uno, Ludig les anuncia la verdadera naturaleza de la pequeña conferencia. El gobierno estaba planeando el desmantelar la torre Eiffel y los materiales serian vendidos al mejor postor.
Si, por cuanto la torre, erigida en 1889 nunca habia sido construida con la intencion de ser permanente, el gobierno habia decidido que era necesario sacarla de alli porque solamente estaba ocupando lugar sin comerla ni beberla. Por supuesto, Ludig apuntó que esta decision era muy controversial, puesto que por alguna razon inexplicable, habia todavia muchos ciudadanos franceses que se encontraban encariñados con ella, y si supiesen del plan de desmantelamiento, podrian producirle problemas al gobierno. Era necesario pues, guardar la mas estricta confidencialidad.

Cuatro dias despues, los industriales sometieron su oferta para comprar la torre. Pero a Lustig no le importaba cuál oferta era la mas grande. A él lo que le importaba era cual de los industriales era el mas "estafable." La afortunada victima fue un señor llamado Andre Poisson. Lustig llama a Poisson y le anuncia la feliz noticia: su empresa habia ganado la licitación. Pero habia un pequeno inconveniente, sin embargo. El "conde" le pasa a relatar a Poisson de las enormes privaciones que un servidor del gobierno frances sufre a causa de las limitaciones en su pauperrimo salario, y a pesar del salario bajo, el gobierno frances exige a sus trabajadores el vestirse de manera que refleje mas de lo que son, etc. Poisson se dio cuenta de que Lustig estaba a la busqueda de una coima puesto que de lo contrario la licitacion se le iba a ir de las manos. Inmediatamente busca en su bolsillo y le ofrece un fajo de dinero, el cual Lustig acepta compungidamente.

Y luego le acepta la oferta de la compra de la torre.

Despues de este glorioso hecho, Dapper y Ludig salen corriendo hacia Viena con la recompensa de sus esfuerzos. Alli se la pasan viviendo la vida de mujeres, juergas, y champagne a costillas del dinero de Poisson. Ni siquiera intentan esconderse, pero todos los dias Lustig revisa los periodicos para ver si Poisson ha ido a la policia con el cuento de la estafa. Pero tal como Lustig lo habia calculado, Poisson nunca lo denuncia puesto que estaba demasiado avergonzado de haber caido en una trampa tan burda. Habiendo concluido que el crimen iria impune, Lustig decide ir a Paris de nuevo, cita a cinco industriales diferentes... y vende la torre Eiffel otra vez!!! Pero esta vez la suerte no lo acompañó, puesto que aunque alcanzó a concretar el negocio, su victima fue a la policia y el hecho alcanzo proporciones épicas en la prensa francesa de esos días. Lustig huye a los Estados Unidos.


Estafas número cuatro y cinco: la maquinita de hacer dinero.

Aunque Lustig no es el originador de esta idea, fue uno de los que la perfeccionó. Esta es la llamada" estafa de la caja rumana." Lustig se agencio una caja de apariencia impresionante que poseia una ranura en cada extremo y botones varios y brillantes por sobre su superficie.
En 1926 Lustig se enfoco en un industrialista llamado Herman Loller. Loller habia hecho una fortuna con sus transmisiones para automobiles, pero ultimamente los negocion no andaban bien y estaba buscando una manera de revitalizar su industria nuevamente. Asi fue como Loller inocentemente cae en la trampa que Ludig le prepara.
El "conde" se agencia su amistad contandole de su pasado noble en Bohemia, su apacible vida de caballero de sangre azul, la guerra, su familia, sus posesiones en Europa que ya no poseia, etc. Luego pasa a informarle que él, habiendo pasado por urgencias economicas similares, habia encontrado una manera infalible de ganar dinero sin arriesgar nada. Se trataba de una maquina de duplicar dinero. Perfectamente legal, tambien, y consecuentemente todos los bancos la aceptaban sin problema alguno.
Para demostrarlo Ludig inserto un billete de cien dolares en una de las ranuras, y luego le informo a su victima que para que el nuevo billete se formara, debia esperar seis horas en el cual el billete se impaparia con quimicos especiales que harian la reproduccion posible. Y asi fue que, seis horas despues, los dos retornan a la maquina, Lustig manipula una manija, aprieta varios botones, y..... voila! Por el otro lado de la caja se asoma otro billete de cien dolares, calentito y mas nuevo que el que Ludig habia puesto. Los dos salen corriendo hacia el banco, en el cual el cajero determina que, en efecto, el billete es perfectamente legitimo.
Por supuesto que era real. Si habia sido colocado en la caja por Ludig previamente! Y hasta el numero de serie coincidía puesto que habia sido alterado por el mismo con ese fin.
Loller le paga a Ludig $25,000 puesto que en todo el mundo no habia ninguna maquina como esa. Era unica. En moneda actual eso seria mas o menos $240,000. Despues Ludig se desapareceria de la ciudad con el botín, sabiendo que tenia seis horas de ventaja a su favor. Sin embargo, Ludig tuvo mucho mas tiempo que ese, puesto que cuando Loller no pudo imprimir ningun billete la primera vez que lo intento, supuso que la razon era que lo estaba haciendo mal, de modo que por semanas enteras lo siguio intentando hasta que se dio cuenta de la maquinita rumana no era mas que una estafa.
En Oklahoma Ludig fue arrestado por fraude, aunque este caso no tenia nada que ver con lo de la caja rumana. Mientras estaba preso, se las ingenio para convencer al Sheriff del condado que probara su maquinita mágica. Ludig se la ofrecia por la modica suma de $10,000, y la condición de que lo dejara libre. El sheriff simplemente inventaria una historia y diria que Ludig se habia escapado. Y como el sheriff tambien poseia el cargo de tesorero del condado, recabar $10,000 para pagar la maquina no seria dificil.
Ocho meses despues, el sheriff, habiéndolo rastreado por todo los Estados Unidos, agarra a Lustig en Chicago y le pone el cañón de su revólver en la boca. Lustig, con mucha sangre fria, le explica que la caja funcionaba perfectamente bien, pero que el Sheriff no la habia estado usando apropiadamente. Lustig le devuelve los $10,000 al Sheriff, el cual posteriormente es arrestado por falsificacion de billetes y sentenciado a una prision federal.Todo tiene un fin.

En 1934 el Servicio Secreto de los Estados Unidos creó un escuadrón especializado en capturar a quienquiera que fuese que estuviera inundando al país con billetes falsos.
Las primeras sospechas recayeron en un señor llamado William Watts. Willimas Watts había sido farmacista en sus épocas decentes, pero luego comenzó a falsificar etiquetas de whisky para luego derivar en falsificación de dinero. Pero el gobierno americano, habiendo identificado a Watts como el sospechoso mayor, no tenía ni idea de dónde localizarlo. Sabían, sin embargo, que este caballero poseía un contacto seguro: el "conde" Victor Lustig.
Luego de mucho buscar, Lustig fué arrestado y se confirmó que Watts, en efecto, era responsable por los moldes metálicos para falsificar dinero. A pesar de ello, Lustig negaba que tuviese que ver en el asunto. Sin embargo, Lustig tenía consigo un llave maestra que habría una caja de depósito en Times Square. En esa caja, los agentes encuentran un conjunto de placas y $51,000 en billetes falsos. Con esta evidencia Lustig fué inmediatamente puesto a disposición del juez y alojado en la Federal House od Detention Center en la ciudad de Nueva York.

Casi inmediatamente, el aluvión de billetes falsos que había asolado a la nación previamente, comenzó a atenuarse hasta desaparecer casi por completo. La policía había por fin atrapado al "conde..." Pero ni esto duró mucho: Lustig logró escapar de sus captores antes del dia de su juicio, lo cual es bastante extraordinario ya que el lugar en donde estaba preso era considerado "a prueba de fugas."

Lustig, con calculada frialdad, les demostró cuán equivocados estaban.

Su escape fué bastante ingenioso, como todas las salidas Lustigianas. En su primer día en la prisión, Lustig se dió cuenta que cuando les traían las sábanas a los prisioneros, los guardias simplemente preguntaban cuántas camas estaban ocupadas y en base a eso decidían cuántas sábanas dejar. Pero cuando venían a recoger las sábanas sucias, no se preocupaban por contar cuantas sábanas los prisioneros devolvían! Idea! Unas semanas antes de su escape, Lustig simplemente agregó una cama extra a las ya ocupadas y de este modo acumuló nueve sábanas que bien le servirían para su propósito. Durante la noche, cuando otros prisioneros escuchaban la radio, Lustig arrancaba pedazos de sábanas, y creaba una cuerda rudimentaria.
Como parte de la rutina diaria, los prisioneros eran llevados al techo de la prision a hacer ejercicios durante la tarde. En el día de su fuga, Lustig fingió no sentirse bien y se quedó en la cama. Cuando se encontraba seguro de que nadie lo veía, marchó por el hall hasta el sanitario y con una tenaza que consiguió de algún modo subrepticio, cortó la cortina de acero que impedía el acceso de salida. Luego, procedió a amarrar su liana de sábanas, y se deslizó hacia afuera de la prisión desapareciendo en la ciudad.


Victor Lustig fué recapturado veintisiete días mas tarde en la ciudad de Pittsburgh, Pennsylvania. El 5 de diciembre de 1935 fue enjuiciado por sus crímenes. El testigo principal en el juicio fue el recientemente capturado William Watts, el cual confesó cada detalle de su negocio de falsificación de billetes. Lustig simplemente se confesó culpable y fué sentenciado a veinte años de prisión con cinco más adicionales a causa de su fuga. Victor Lustig cumpliría su sentencia en la afamada prisión de máxima segurida llamada Alcatraz, en la en que iría a conocer a malandras tales como Machine Gun Kelly, y Al Capone, entre otros. Se dice que Lustig produjo una muy pofunda impresión el Al Capone, el cual, curiosamente, también tenía la cara tajeada por un asunto de faldas.

El nueve de marzo de 1947, Victor Ludig, el "conde," contrae neumonía y muere treinta y seis horas mas tarde a los cincuenta y siete años de edad. En su certificado de defunción, en la casilla donde se requiere determinar cuál había sido la profesión del individuo, se lee: "vendedor..."




estafa

2. Frank Abagnale, atrapame si puedes.


falso


Frank William Abagnale, Jr. (nacido el 27 de abril de 1948) fue un falsificador de cheques e impostor durante cinco años en la década de 1960. Actualmente dirige Abagnale and Associates, una compañía financiera de consultas de fraudes. La historia de su vida fue la inspiración para la creación de la pelicula Atrápame si puedes, basada en su biografía escrita llamada con el mismo nombre y dirigida por Steven Spielberg.

En sólo cinco años trabajó con ocho identidades diferentes (aunque utilizó también otros métodos para cobrar cheques), y pasó cheques falsos por un valor total de 4 millones de dólares en 26 países.

Durante su adolescencia en Nueva York, Frank fue un joven muy normal hasta que supo como conseguir dinero fácil; por otro lado Frank Junior deseaba demostrar a su padre cuán lejos podía llegar en la vida.

Cuando su padre le regaló su primer automóvil usado, también lo convenció de que le prestara su tarjeta de crédito para adquirir repuestos. Con ella compró piezas qué vendió más tarde a menor precio al dueño de un taller para tener dinero en efectivo, sin embargo su padre lo descubrió.

Después notó que podía realizar fraudes bancarios de varias formas sin que nadie se percatara. Empezó a falsificar cheques; en un principio abrió varias cuentas de banco a su nombre.

Pero estos no fueron los únicos tipos de actos ilícitos que realizó, pues también adquirió personalidades falsas ejerciendo ilegalmente de médico, copiloto de PANAM, abogado, agente del Servicio Secreto, etc. Durante dos años Abagnale fingió ser un piloto de la agencia aérea Pan Am bajo el nombre de Frank Williams, un empleado de cortesía que necesitaba trasladarse de un país a otro. Lo logró gracias a que había obtenido un uniforme y falsificado la identificación de Pan Am. Poco a poco fue adoptando la personalidad de Frank Corners, un pediatra del hospital de Georgia, para lo que obtuvo identificaciones falsas y durante once meses “ejerció” la medicina hasta que decidió abandonar esta práctica cuando puso en riesgo la vida de un bebé. Apenas a la edad de 19 años fingió ser el abogado Robert Black, egresado de la Universidad de Harvard. Ejerció la abogacía durante varios meses. Durante sus primeros fraudes fue perseguido por el agente del FBI Sean O’Riley, a quien se le escapó en repetidas ocasiones hasta que lo capturó en Francia. Antes de cumplir 20 años Abagnale había cometido fraudes por valor de 2,5 millones de dólares, además de convertirse en el hombre más joven buscado por el FBI.

Reclamado por una docena de paises en los que había cometido delitos, Frank Abagnale Jr. estuvo preso temporalmente en Francia (Perpiñán), en Suecia (Malmö) y luego cinco años en EE.UU en la prisión federal de Petersburg (Virginia) condenado bajo los cargos de adulteración de identidad, fraude, adulteración de documentos, ejercicio ilegal de profesiones, ladrón de bancos, impostor, etc. El gobierno norteamericano le ofreció salir de prisión a cambio de colaborar en la lucha contra el fraude. Ha escrito varios libros y se hizo millonario al instalar una consultora especializada en la detección de fraudes económicos


torre

3. Christopher Rocancourt.


dinero


Hijo de una prostituta y un alcohólico terminó en un orfanatorio a los cinco años. Tras un tiempo en la sombría institución escaparía con rumbo a Paris, allí, comenzaría a personificar ser un miembro
de la familia Rockefeller.

De fiesta en fiesta entre la alta sociedad, consiguiendo gran cantidad de préstamos y favores, lograría falsificar el título de una mansión, que no poseía, y venderla por un millón y medio de dólares.

Pasado el tiempo comenzaría a ser reconocido en Francia, por lo que decide escapar con rumbo a los Estados Unidos. En el nuevo mundo no terminaría su historial delictivo, incluso, y sorprendentemente, se haría más sonante. Falsificando ser una estrella de cine, un boxeador campeón o un exitoso empresario se haría pasar por el hijo de Sofía Loren o el sobrino de Dino de Laurentiis logrando asociarse comercialmente a varias celebridades de Hollywood. Contraería matrimonio con la conejita de Playboy Pía Reyes y conseguiría que Mickey Rourke le preste su casa.

Su ego lo llevaría a escribir un libro sobre sus “hazañas” y esto sería la mecha para que una investigación Federal lo condene alegando estafas superiores a 40 millones de dólares, solo en Estados Unidos.


Grandes impostores y su historia.[Megapost]

4. Ferdinand Demara.


robo


Ferdinand Demara fue el mayor embaucador del siglo XX. Con éxito, se hizo pasar por ingeniero civil, cirujano, alguacil, abogado, monje y científico. Como un camaleón, asumía identidades distintas sin levantar sospechas, hasta que fue descubierto en 1951. La fama adquirida fue la peor condena: tuvo que resignarse a ser él mismo por el resto de su vida
La noche, cernida oscura y tormentosa sobre la costa de Corea, prometía ser inolvidable. A bordo del destructor Cayuga, de la Marina Real canadiense, se sucedía un drama digno de la guerra que envolvía al noreste asiático ese tenso octubre de 1951. Un cirujano, el teniente Joseph Cyr, empleaba todas sus fuerzas en salvar la vida de una docena de soldados surcoreanos heridos; en particular, logró realizar con éxito una difícil operación de pulmón. Quienes estuvieron presentes esa noche agitada en el Cayuga hablaban de un "médico milagroso", ya que sólo podía ser obra de Dios que tantos pacientes se salvaran. La historia se coló en los periódicos, donde capturó la atención de un hombre que descartó de plano la intervención divina. Su nombre era Joseph Cyr y aún se encontraba en Canadá. Tenía que tratarse, sin duda, de un impostor; así que el doctor Cyr hizo la denuncia ante la policía.
El "médico" de marras resultó llamarse en realidad Ferdinand Waldo Demara, robusto hombre de 30 años nativo de Lawrence (Massachusetts, EE UU). Demara había huido cuando niño de su casa y se había refugiado en un monasterio en Rhode Island. La férrea disciplina monástica no calzó al muchacho, quien deambuló de convento en convento sin dar la talla. Luego, a finales de 1941, lleno de fervor patriótico por el ataque a Pearl Harbor, Demara se alistó en la Marina, donde desarrolló el método que habría de servirle en el futuro para asumir distintas personalidades. Escogió el nombre de Robert French, doctor en Psicología, de un catálogo universitario; luego falsificó la documentación necesaria para lucir creíble y finalmente escribió una nota suicida, que dejó junto a su uniforme en un muelle. Ferdinand Demara había muerto para el mundo entero. Al menos, así lo creía él.
¿Qué razón obligó a Demara a convertirse en un camaleón humano? ¿Genialidad, infelicidad o simple aburrimiento? La respuesta permanece en el misterio. En el Gannon College, en Erie (Pennsylvania), el "doctor French" impartió clases de psicología; había leído de la materia en sus viajes, así que sólo se limitaba "a mantenerme un paso delante de la clase. La mejor manera de aprender algo es enseñarlo", le diría luego a la revista Life, que le dedicó su portada luego del incidente a bordo del Cayuga. Demara incluso dictó charlas en la comunidad y escribió un popular panfleto: Cómo criar a su hijo. Eventualmente, el FBI lo detuvo en Olympia (Washington) por el cargo de desertor. Le dictaron una sentencia de seis años, los cuales, debido a su buena conducta en prisión, se redujeron a 18 meses. Durante su estadía en la cárcel militar, Demara editó el periódico de la base y observó el funcionamiento de la prisión. Esta experiencia le sería de mucha utilidad en el futuro.
Al salir libre, Demara se fue a Canadá, donde trabó amistad con el doctor Joseph Cyr, quien le pidió a su nuevo amigo si lo podía ayudar a obtener la licencia para practicar la medicina en Estados Unidos. Demara se valió de los documentos de Cyr para inscribirse con ellos en la oficina de reclutamiento de la Marina canadiense. Era la época de la guerra de Corea, así que el "doctor Cyr" fue asignado al destructor Cayuga. Su primer trabajo fue extraerle una muela al capitán de la nave (lo que realizó sin experiencia odontológica previa); luego operó a varios soldados e incluso le removió una bala localizada cerca del corazón a un herido (leyó acerca de esta clase de intervención en una revista médica). Al descubrirse la farsa, el ejército canadiense dio de baja a Demara y lo expulsó del país.
Pese al escándalo y la notoriedad de su caso, el gran impostor asumió una nueva identidad. Imaginó que correría menos riesgo dentro del sistema penal, así que consiguió trabajo como Ben Jones en el Departamento Correccional de Texas. En la prisión estatal de Huntsville, Demara fue un guardia amable y simpático que organizaba torneos deportivos. Pero al ver que un prisionero leía el artículo de Life con su rostro en la portada, Demara abandonó el trabajo. Poco después fue apresado nuevamente por tratar de cobrar un cheque dirigido a Ben Jones.
Durante los últimos 20 años de su vida, Demara desempeñó distintos oficios, al parecer bajo su propio nombre. Pero la notoriedad hizo mella en su vocación de camaleón. "Fue el hombre más triste e infeliz que he conocido", comentó un amigo suyo a The New York Times cuando Demara murió de un ataque cardíaco en 1982, a la edad de 60 años. Se ignora todavía qué lo condujo por esa vida de impostura. Robert Crichton escribió dos libros sobre este personaje -uno de ellos, El gran impostor, fue llevado al cine en 1961 con Tony Curtis como protagonista- y recogió por escrito la explicación del propio Demara: "La verdad es que siempre me impulsaba la picardía, una pura y exuberante picardía".


estafa

5. David Hampton

falso

Era africo-americano, como no podía entrar a la disco Studio 54, dijo que era el hijo de Sidney Poitier y rápido lo dejaron entrar como una celebridad. Comenzó a usar la identidad de David Poitier para comer grátis en restaurantes, después convencía a mucha gente de dejarlo vivir con ellos en sus casas o prestarle dinero, incluyendo a Melanie Grifith, Gary Sinise y Calvin Klein. Le dijo a algunos que era amigo de sus hijos, a otros que su avión lo había dejado y su equipaje se quedo en el avión o que se lo habían robado.

En 1983 Hampton fue arrestado y convicto por sus fraudes y se le ordenó pagar 4490 dolares a sus víctimas. Su historia inspiro la película"six degrees of separation". Murió de complicaciones por el sida en el 2003
.
torre

6. Milli Vanilli


dinero

Milli Vanilli fue un dúo alemán compuesto por Fabrice "Fab" Morvan (14 de mayo 1966) y Rob Pilatus (8 de junio de 1965 - 2 de abril de 1998) que se formó en Alemania a mediados de los 80. En un principio, ambos integrantes eran bailarines acompañantes de Sabrina Salerno. El productor alemán Frank Farian se fijó en ellos y lanzó su carrera como grupo musical. Entre sus éxitos cabe señalar Girl you know it's true, editada en 1988.

En 1990 se les concedió el Premio Grammy al artista revelación. En un concierto en la ciudad nortemericana de Bristol tuvieron un problema con el playback, la gente comenzó a sospechar. Poco después, en noviembre de ese mismo año el productor e inventor del grupo Frank Farian admitió que en realidad Fab y Rob no eran los que cantaban: la implicación de ambos con su música se limitó a ofrecer su imagen en la cubierta de los discos y en los escenarios. Su música estaba pregrabada en sus vídeos musicales y sus conciertos. Tras haber conquistado a medio mundo con su música, entregaron el Grammy conseguido, lo que provoco que el duo no pudiera seguir con su musica con el mismo nombre, MILLI VANILLI.

En 1991, el mismo productor quiso relanzar a los cantantes que realmente cantaban las canciones del grupo, con el nombre de The Real Milli Vanilli, pero el intento (plasmado en el disco Moment of Truth) cayó en el fracaso. En 1993 la pareja original volvió a probar suerte, esta vez sí interpretando sus canciones, esta vez como Rob & Fab, pero el éxito no les acompañó en esta ocasión. En 1998, Rob Pilatus murió por sobredosis en Fráncfort del Meno.


Grandes impostores y su historia.[Megapost]

7. Cassie Chadwick


robo


Cassie L. Chadwick (10 de octubre, 1857 - 10 de octubre, 1907) es el nombre más famoso de una mujer Canadiense-llevada que defraudó Cleveland, Ohio bancos demandando ser una hija ilegítima de Andrew Carnegie.
Contenido


Vida temprana

Llevado Elizabeth Bigley en 10 de octubre, 1857 en Eastwood, Ontario, Canadá, la conocían para soñar despierto y para decir fibs como niño. En la edad de 22 adentro la arrestaron Woodstock, Ontario para falsificación pero lanzado por razones de locura. En 1882 ella casó a Wallace Springsteen en Cleveland, Ohio; su marido la lanzó hacia fuera once días más adelante cuando él descubrió sobre su pasado.
En 1886 ella hizo a fortuna-caja con el nombre Lydia Scott, pero cambiado eso al más místico Señora Lydia DeVere un año más tarde. En 1889 ella recurrió a la falsificación y fue condenada otra vez a 9 años del ½ en a penitenciaría en Toledo, Ohio; ella paroled cuatro años más tarde y volvió a Cleveland, en donde ella tomó a “señora conocida. Aspiradora " y a abierta burdel en la ciudad cerca del lado del oeste. Era aquí donde ella satisfizo a su marido futuro, el Dr. Leroy Chadwick.
Conocer al ese Dr. Chadwick era un viudo reciente, y el well-off, Cassie jugó a su “señora. Aspiradora " como viuda genteel que funcionó una pensión respetable para las mujeres. Cuando el Dr. Chadwick respondió que el establecimiento era un burdel bien conocido, “señora. Aspiradora " desmayada; una vez que estuvo restablecida, ella demandara que ella nunca funcionaría tal establecimiento y pidió a doctor que la tomara del edificio inmediatamente, a fin de cualquier persona piense que ella era complicit en sus operaciones. En 1897 ella casó a Dr. Chadwick, que no sabía nada sobre su pasado excepto lo que su nueva esposa atractiva le dijo. Es confuso si él sabía que ella había dado a luz a un hijo, la aspiradora de Emil, que fue dejada en el cuidado de una de las mujeres que permanecían detrás en el burdel.


Como Cassie Chadwick


Durante su tiempo como la esposa del Dr. altamente respetado. Chadwick, hábitos del gasto de Cassie excedió los de ella bien-se inclinó a vecinos a lo largo de Cleveland Avenida de Euclid, entonces sabido alrededor del mundo como “fila de los millonarios”. En vez de ser dado la bienvenida en el enclave exclusivo del Rockefellers, del Hannas, del heno y del Mathers, Cassie Chadwick fue pensado en más como mujer curiosa que intentó en inútil comprar los favores de algunas de las familias más ricas de la nación. Cuando le invitaron a los acontecimientos, estaba fuera de obligación al Dr. Chadwick con el cual los residentes del área estaban encariñados.
Cassie Chadwick también enmascaró a su identidad y a su hijo de otras maneras. En el censo de 1900 Estados Unidos (districto 97, Cleveland, condado Ohio de Cuyahoga), ella se identificó como Cassie Chadwick, nacido el 3 de febrero de 1862 en Pennsylvania; su hijo Emil que era la aspiradora ennumerated como Emil Chadwick, nacido el septiembre de 1886 en Canadá (Inglaterra). No obstante ante el tribunal los expedientes, Chadwick se identificaron como sola sin niños cuando estaban cargados con la falsificación y condenados a la prisión en Toledo, Ohio. Después del su Con de Carnegie, identificaron a Emily en la prensa nacional como su hijo, o su hijo del paso.


El Con de Carnegie


Siguiente de su unión al Dr. Leroy Chadwick en 1897, Cassie comenzó su más grande, la mayoría del juego con acertado: el de establecerse como Andrew Carnegie'hija de s. Durante una visita a New York City, ella preguntó uno a conocidos de su marido, a abogado Dillon nombrado, llevarla al hogar de Andrew Carnegie. En realidad, ella acaba de visitar a su ama de casa aparentemente que intentaba comprobar las credenciales. Cuando ella se volvió, ella cayó un papel. Dillon lo tomó para arriba y notada le era a nota promisoria de $2 millones con la firma de Carnegie. Cuando Dillon prometió guardar su secreto, ella “reveló” que ella era Carnegie ilegítimo hija. Dillon arregló a caja de depósito seguro para su documento.
Esta información se escapó a los mercados financieros en Ohio norteño, y bancos comenzó a ofrecer sus servicios. Por los ocho años próximos ella utilizó este fondo falso para obtener los préstamos que sumaron eventual entre $10 y $20 millones. Ella forjó seguridades en el nombre de Carnegie para la prueba adicional. Los banqueros asumieron que Carnegie atestiguaría para cualquier deuda.
En 2 de noviembre, 1904, su esquema se derrumbó cuando Boston banco del H. B. El neutonio llamó su préstamo de $190.800. Cassie no podía pagar, y el banco demandado. Cuando, ella había acumulado las deudas iguales a $5 millones. También fue descubierto que un número seguridades eran siendo sostenido para ella en los varios bancos sin valor. Cuando Carnegie fue pedido más adelante acerca de ella, él negó siempre el conocer de ella. Chadwick huyó a Nueva York, pero pronto fue arrestado en su apartamento en el hotel Breslin y tomado de nuevo a Cleveland. Cuando la arrestaron, ella usaba una correa del dinero que contenía sobre $100.000. Leroy Chadwick y su hija del adulto salió precipitado de Cleveland para un viaje europeo cuando el escándalo se rompió; sin embargo, él archivó para el divorcio antes de irse en el viaje.


El ensayo


Carnegie atendió a su ensayo, deseando ver a la mujer que conned con éxito a banqueros de la nación en la creencia de que ella era su heredero. Otros asistentes incluyeron a miembros de las familias de la fila de los mismos millonarios de quienes ella había intentado tan difícilmente ganar la aceptación. El ensayo era un circo de los medios. En 10 de marzo, 1905 una corte de Cleveland la condenó a 14 años en la prisión y una multa de $70.000 para la conspiración contra el gobierno. (National Bank del ciudadano de Oberlin federal fue cargado y un agente del gobierno de Estados Unidos.) adentro le enviaron así a la penitenciaría del estado Columbus, Ohio en 1 de enero, 1906.
Por una época, la mansión de Chadwick encendido Avenida de Euclid (en la calle del este 82.o) se convirtió una destinación turística; fue rasgado abajo para la construcción del templo de la avenida de Euclid (ahora iglesia de Bautista de la colina de la libertad) en los años 20 tempranos.


Después del Con de Carnegie


Llegando en Columbus, Chadwick traídos con sus troncos de las mercancías para su célula, incluyendo las mantas de la piel animal y las ropas, que el guarda permitió que ella guardara y que usara. Como su salud deteriorada, Cassie comenzó a escribir las instrucciones explícitas para su entierro, yendo en cuanto mandar a su hijo enviar una porción de ella fondos ocultados a Canadá para la compra de una piedra sepulcral para la familia trace. Cassie Chadwick murió en cárcel en su 50.o cumpleaños y fue enterrado en su lugar de nacimiento de Eastwood, Ontario, Canadá.

estafa

8. Mary Baker


falso


Mary Baker Eddy (*Bow, Nuevo Hampshire, 16 de julio de 1821 - †Chesnut Hill, Massachusetts, 3 de diciembre de 1910), escritora y fundadora religiosa, notoria por sus avanzadas ideas sobre la espiritualidad y la salud, y su trabajo como fundadora de una religión de envergadura, la Ciencia Cristiana.

En 1866 afirmó descubrir el mismo principio divino que utilizó Jesucristo y haberse curado a sí misma milagrosamente de daños críticos en la columna vertebral tras sufrir una caída en el hielo el 1 de febrero de ese año en Lynn, Massachusetts. En su obra Retrospección e Introspección, se encuentran "las experiencias que la guiaron, en el año 1866, al descubrimiento del sistema que denominó Ciencia Cristiana".

En 1875 publica la primera edición del libro Ciencia y salud con Clave de las Escrituras, el pilar de la religión que fundó. En él manifiesta que "el Principio divino de la curación se comprueba en la experiencia personal de cualquier investigador sincero de la Verdad" y que tal fue su caso.

En 1879, tras comprobar que en contra de sus expectativas, otras denominaciones cristianas no daban cabida a sus descubrimientos, funda la Iglesia de Cristo, Científico (también conocida como la Iglesia de la Ciencia Cristiana), la cual dirigió, logrando en poco tiempo sesenta mil adeptos, incluida la fundación de una basílica en Boston, cuya advocación se dirigía a Eddy, quien paso a llamarse Mother Mary (Madre Mary). La Iglesia de la Ciencia Cristiana promueve un sistema espiritual donde la enfermedad asociada a la falta de fe y el pecado, por lo cual supuestamente la cura a los males del cuerpo se lograría a través de la fe y la oración. Muchas personas se formaron en esta escuela y predicaban el poseer poderes curativos, simplemente a través del habla. Esta idea alcanzó una gran aceptación, volviendo a la Iglesia de la Ciencia Cristiana una de las intituciones economicamente más prósperas de Estados Unidos en el siglo XIX.

A lo largo de su carrera, Eddy funda numerosas publicaciones, culminando toda esta actividad en la fundación, en 1898 de la Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana, encargada hasta nuestros días de la publicación de sus escritos.

Toda esta actividad con los medios la dispone a fundar en 1908 el periódico The Christian Science Monitor, ganador de siete premios Pulitzer, parcialmente como respuesta al periodismo sensacionalista de su época, que seguía el desarrollo de las actividades de la Sra. Eddy con un exacerbado entusiasmo y variados grados de exactitud.

Eddy propugna la restitución, mediante su iglesia y el sistema de curación por ella descubierto, de un cristianismo más acorde con el primitivo y que restaure su "perdido elemento de curación"


torre

9. Wilhelm Voigt


dinero


Un día como cualquier otro de 1906, un alemán llamado Wilhelm Voigt nacido en Tilsit en 1849, entró en una tienda de rezagos militares y, tras un intenso regateo con el vendedor, logró obtener un uniforme de capitán del ejército prusiano a cambio de una valiosa estampilla (que en realidad no valía nada). En otro negocio conseguiría las botas. Acto seguido, y con porte señorial y caminar altivo, aparece en las barracas de Köpenick y ordena a un sargento y cuatro granaderos que le acompañen. Estos, al ver a tan imponente capitán (que por cierto nunca antes habían visto), no cuestionan ni por un momento la orden y le siguen en su marcha.

Ignorantes del bizarro evento que ocurriría a continuación, los soldados se sorprenderían al comprobar que su viaje tenía como meta las oficinas del gobierno de la ciudad. Una vez allí, el "capitán” les ordena marcialmente que arresten a Rosenkranz, el secretario del gobernador, y a Georg Langerhans, el gobernador mismo, bajo los cargos de corrupción y desfalco del tesoro público. Los hombres, perplejos por semejante orden pero temerosos de tan rígido capitán, procedieron al arresto de los culpables”de tan grave crimen, nientras Voigh tomaba como “evidencia” 4000 marcos y 70 pfennigs. Tras el arresto le ordena a dos de los hombres permanecer realizando guardia en las oficinas, y al sargento y los otros dos granaderos a llevar a los “culpables” a Berlín para interrogación. Luego de dar las ordenes, nuestro “capitán” se dirige hacia la estación de tren y desaparece.

Pasarían meses para ser encarcelado, mientras gozaba de una vida despampanante en los burdeles prusianos. Todo indicaba que recibiría la pena máxima por su crimen, sin embargo su hazaña le ganó la admiración del pueblo que no dejaba de burlarse de las fuerzas del orden a causa de lo sucedido. Semanas antes de su condena los disturbios fueron tales que el mismo Káiser Wilhelm II vetó la condena y le otorgó el perdón. Voigt, ni siquiera tuvo que devolver el dinero y tanta fue la fama del suceso que incluso levantaron un monumento en su honor. Desde entonces, Voigt se convirtió en una atracción de feria que recorrió media Europa y parte de América contando la historia del “capitán de Kopenick”; ganó lo suficiente para retirarse y, además, fue inmortalizado en varias obras literarias.


Grandes impostores y su historia.[Megapost]

10. George Psalmanazar


robo


A comienzos del siglo XVIII un misterioso extranjero cautivó a la alta sociedad londinense con sus fascinantes relatos de sacrificios humanos y canibalismo. Decíase llamar George Psalmanazar, nativo de la lejana isla de Formosa. La historia le reconoce como uno de los más grandes impostores de su época.

Aristócratas, clérigos y científicos competían entre si para llevarse a cenar al extraño joven, simplemente para escuchar sus historias. Formosa era un lugar exótico, y pocos podían ubicarlo en un mapa. Hoy en día lo conocemos como Taiwán, una isla en el mar de China.

Psalmanazar había acudido ante el obispo de Londres con una carta de presentación escrita por el Reverendo William Innes, que estaba destacado en un regimiento militar escocés con sede en Holanda. La carta explicaba la increíble historia de como los Jesuítas habían secuestrado al joven de su isla natal formosiana para llevárselo a Francia. A pesar de las amenazas de tortura, el joven se había resistido valientemente a la conversión al catolicismo y había logrado escapar a Holanda, donde conoció al capellán cuyo celo y dedicación logró convertirlo a la iglesia protestante.

La historia era pura fantasía, inventada por Psalmanazar y elaborada con la ayuda del travieso capellán. Pero el obispo – y cada uno de sus ayudantes – se tragaron cada palabra. Casi de la noche a la mañana, Psalmanazar se hizo una celebridad.

El visitante era indudablemente un hombre de talento. Podía conversar con el obispo en latín, y también hablaba en otros varios idiomas. Como regalo, le entregó al obispo el Catecismo de la Iglesia Anglicana traducido al “formosiano”.

Los patrones de Psalmanazar se morían de curiosidad por escuchar las descripciones sobre costumbres religiosas en Formosa. El imaginativo joven les contó que durante un festival religioso de 9 días de duración, se sacrificaba a 2.000 jóvenes al día sacándoles el corazón y quemándolos en un altar.

Cuando alguien le apuntó que con un ritmo de sacrificios tan alto, la isla de Formosa pronto quedaría despoblada, Psalmanazar explicó que sus compatriotas eran polígamos y que los primogénitos estaban exentos del sacrificio. La esperanza de vida en la isla, afirmó también, era de 120 años. Su propio abuelo había vivido 117 permaneciendo tan vigoroso como un jóven, gracias a la costumbre local de chupar la sangre tibia de una víbora cada mañana.

La audiencia de Psalmanazar suspiraba con deleite cuando les hablaba de las reservas de oro y plata de Formosa. No solo se usaban para decorar los templos sino que sus habitantes empleaban estos metales preciosos para cubrir los tejados y paredes de cada casa… en cada poblado de la isla.

Como el obispo entendió que era importante difundir las noticias sobre esta fascinante nación, él y sus amigos recopilaron una importante suma de dinero para enviar a Psalmanazar durante seis meses a la Universidad de Oxford. Le pidieron que diera charlas a los estudiantes y les enseñara los rudimentos de la lengua Formosiana, con la esperanza de convertirlos en buenos misioneros cristianos y enviarlos a la lejana Formosa.

Además, animaron a Psalmanazar a escribir un libro en el que relatase las costumbres de su exótico país. Publicado en 1704 con el título: “Una descripción histórica y geográfica de Formosa, territorio sujeto al Emperador del Japón“, el libro contenía descripciones maravillosas de los nativos de Formosa, sus vestimentas, su arquitectura y sus ceremonias religiosas. El libro incluía también el alfabeto formosiano, y una traducción del Credo, el Padre Nuestro y los Diez Mandamientos. Casi inmediatamente el libro se convirtió en lo que hoy llamaríamos un best-seller, y fue publicado de nuevo al año siguiente.

Sin embargo, Psalmanazar había cometido el primer error serio en el título del libro. Formosa era una provincia de China, no de Japón. Casi inmediatemente le llegaron las primeras acusaciones de fraude, pero Psalmanazar tenía como costumbre no retractarse nunca de sus afirmaciones.

En una segunda edición del libro, contestó a sus críticos de forma severa acusándolos de mentir. Siempre hubo entre sus oyentes quien dudó de la veracidad de sus historias, pero ahora el escepticismo iba en aumento.

Pronto, todo el mundo llegó a la misma conclusión: Psalmanazar era un fraude, y le desdeñaron y ridiculizaron con saña. Ya no encontró además el apoyo de su cómplice en el engaño, el capellán, al que habían asignado un puesto de importancia en Portugal.

El público al que tanto había deleitado le dio la espalda, y pronto tuvo que ganarse la vida desempeñando trabajos de poca importancia. Tras una seria enfermedad en 1728, se desdijo por completo de su vida pasada y escribió un libro de memorias que aparecería publicado tras su muerte, en el que se decidió a contar la verdad.

Psalmanazar murió el 3 de mayo de 1763. Tenía casi 84 años. Sus memorias se publicaron al año siguiente, pero hasta el día de hoy su verdadero nombre y su lugar de origen real siguen siendo un misterio.


estafa


Bueno gente, esto ha sido todo. Comentar es agradecer las horas que me llevó este post.

Aaa me olvidaba, antes de que te vayas...

falso


Ojo que sino haces lo que dice, la mina esta NO te secuestra e??

3 comentarios - Grandes impostores y su historia.[Megapost]

@Newharold
buen post megustaria conseguir la biografia completa de alguno de ellos.
@BUSCADORNET
Buen post, te voy a dejar punto en donde tengas mas...