Como suicidarse y no morir en el intento

Como suicidarse y no morir en el intento

¿Qué es el suicidio? ¿no es más que el atajo de la vida por llegar a la muerte? ¿el firme propósito de arruinar un buen fin de semana a tus familiares? (especialmente si es un fin de semana largo) o simplemente facilitar el trabajo a la muerte. Bueno ante todas estas preguntas e ideas confeccioné unos cuantos conceptos de los distintos tipos de suicidios tanto por el acto mismo como por el motivo que los ocas`ona.

Puedo decir que yo, en mi naturaleza, soy un pesimista, aunque la vida ha tratado de convencerme de lo contrario. De eso nace otra de mis cualidades (si es que se le puede llamar así), la porfía, motivo por el cual aún me encuentro entre ustedes.

La terquedad, quizás ésta sea una de las motivaciones más fuertes con las que debe luchar un tipo que por alguna razón ha tomado la decisión de suicidarse, o sea, demostrarle a la vida que está equivocada. Y si eso requiere de una existencia de alrededor de unos 80 años, yo la tomo.

De los muchos motivos que se pueden mencionar sobre la muerte, a través del suicidio, debemos comenzar por los sospechosos de siempre:

Muerte

· Amor
Estarán de acuerdo conmigo, es el que lleva el primer lugar indiscutiblemente, a pesar de su fachada adorable.
Debe existir alguna relación entre el amor y la muerte. Hasta en una ceremonia tan llena de amor como es el matrimonio la frase típica es: “hasta que la muerte los separe”.
Será que existen realmente los “amores que matan”, y si existiese no sería producto de una rara mezcla de masoquismo y sentimentalismo utópico. Tantas veces hemos escuchado sobre las amenazas de suicidio de los(as) amante, cuando su gran amor decide terminar la relación, decididas a morir si termina su idilio u otros(as) se suicidan si lo continúan, como por ejemplo el campesino Fernando que llevaba 40 años casado con Isabel, y repentinamente esta lo deja por el vecino, lo extraño de esto es como nace este amorío si la distancia que existen entre los vecinos en el campo es demasaado como todos pa sabemos, hecho que no deja mucho tiempo para el romance tan continuo como se acostumbra en Santiago, ya que para visitar al amante ella necesitaría de por lo menos 30 min. de caminata hacia allá y otro 30 de regreso, sumado a la duración de la visita entre unos 30 min. si no deciden conversar demasiado o 1 hrs. si poseen algún tema que discutir. Lo que nos llevaría a un total de 1 ½ a 2 horas y la mitad aquel amorío se la llevaba caminando. O por el contrarío si el vecino era el que la visitaba, solamente debía hacerlo en épocas de cosecha, tiempo propicio para no encontrar al marido en casa, y como todos sabemos también, este factor no es muy continuo en el campo. Todo este asunto llevó Isabel a suicidarse, cuando después de haber decidido irse a vivir con su vecino, Jorge comenzó a reconquistarla, y nuevamente comenzarían las largas caminatas que la llevaron a conocer a su vecino.
Finalmente puedo llegar a la conclusión que en mi caso solo existe un único amor que no me permitiría suicidarme por otro amor y este es mi fiel amor propio.

cambio

El trabajo

Citaré una gran frase de uno de los mejores personajes creados por Roberto Goméz Bolaños, Don Ramón, sin desmerecer a Ramón Valdés, que dice así: “Nada cuesta más trabajo, que vivir sin trabajar”. Una absoluta verdad y más aún cuando este trabajo no es remunerado.
Suicidarse por no tener trabajo o por tener uno (para algunos que prefieren su trabajo no remunerado) es una decisión casi incongruente, ya que como sabemos nuestros cesantes tienen la opción de optar al beneficio del “subsidio de cesantía”, que puede ayudarnos, incluyéndome como cesante, a pasar el mes.
Perdón me están entregando un dato. Qué???!!!...Cómo???!!!...estamos en Chile, no era Francia? ...y cuánto es lo que se otorga? ... Oh!
Estimado lector corregiré mis palabras, los cesantes podríamos optar al “suicidio de cesantía”, pero no sucumbamos al escape más rápido a nuestro problemas. Quizás, encontrar trabajo en estos días es más difícil que a una pareja, estable por supuesto, si asociamos las relaciones con el trabajo, algunos consiguen constantemente pitutos.

Entre estos dos grandes motivos por los que se suicidan las personas existe un denominador común que es la depresión, enfermedad mental, que en los años 60 no se encontraba tan de moda como en nuestros días. Según me contaba di abuela materna, en esa época lo más cercano a un depresión general, en cuanto a trabajo, fue la que atacó a los salares del norte, la cual se llamó “La Depresión Salitrera”.
Con respecto al amor en esas épocas me contaba mi abuela que los suicidios eran más comunes después de haberse casado, en vez de separarse, como me mencionaba en esa época se decía que el amor llegaba después, lamentablemente en muchos casos no registrados, nunca llegó.

A continuación mencionaré algunas de las maneras más comunes de cómo se realiza un suicidio y también daré mi visión ellos:


Veneno


escalofrio

Primero debemos aclarar quien escoge este método, en la mayoría de los casos, no sabe demasiado sobre pastillas o elementos químicos, para cometer el suicidio a través de este camino, a no ser que sea un farmacólogo, médico o alguien relacionado con el rubro de la medicina, exceptuando al anestesista, pues él solamente podría obtener unos cuantos días de sueño profundo, sin llegar a la muerte.
Recuerdo un caso en que un tipo tomó unas pastillas sin saber para qué servían. Después de pasar por tres días en el baño, le informaron que lo que había tomado eran laxantes, y a los únicos que colocaba en riesgo vital era a los que entraban al baño para saber cómo se encontraba.
También se debe considerar que al tomar una sobredosis de pastillas se debe tener en cuenta el período en que surtirá efectos, pues quizás les pueda dar tiempo a algunos de nuestros familiares o amigos de llevarnos al hospital más cercano para desintoxicarnos.
Esto tiene gran efecto en mi manera de pensar ya que las pastillas u otra clase de químicos no van como mi estilo de morir, especialmente sabiendo cómo se realizan los lavados de estómago, con lo cual te recomiendo que pienses 2 veces antes de intoxicarte a no ser que, bueno Uds. saben, te guste.

Corte de venas

vida

Qué puedo mencionar sobre este acto, por lo menos a mi cualquier cosa que provoque cortes en mi piel, es rechazado. Recuerdo la vez que preparándome un sándwich me hice un corte en el dedo, estuve media hora chillando como condenado, lo que me lleva a pensar que el dolor debe ser un elemento que se debe obviar en el suicidio, ya se sufrió mucho con el motivo de la decisión suicida para que antes de morir continuemos sufriendo, a no ser, que seas un masoquista.
Para escoger este medio (que para mi es el menos recomendable), se debe tener en cuenta que es un método muy sucio, por lo que debes pensar en la ropa que utilizarás para el momento, ni se te ocurra el blanco, aunque muchos modistos expliquen que esa sea la mejor combinación en cuanto a colores que se puede llevar en primavera. Además debemos escoger la herramienta que se utiliza para realizar los cortes, obviamente descartamos el cuchillo para la margarina, creo que tampoco una simple hoja de afeitar, más por razones de salud, si convives en una habitación compartida, es más que seguro que alguno de tus compañeros, y quizás compañeras también, hayan usado esa hoja de afeitar, y como debemos cuidarnos de la gran plaga de este milenio el virus del VIH, no recomendaría la conocida Gillette.
Finalmente puedo decir que este método no nos asegura una muerte rápida, como muchas relaciones que conozco, por lo cual no la recomendaría, además mucho se sabe que la sangre nos llena de color y vitalidad, por lo que pensemos en nuestros deudos, que les gustaría ver, a un pálido y demacrado amigo, pareja o familiar, en vez de ver a un, vigoroso y lleno de vida, muertito.

Colgarse

Como suicidarse y no morir en el intento

Es una de las formas más antiguas de matarse. El único referente histórico que conozco y que nos demuestra su antigüedad es el clásico suicidio de Judas, aunque hoy en día nadie se suicidaría por traicionar a alguien, si fuese así los árboles estarían llenos de personas (y más bien parecerían pinos de Navidad). Imagínate en otoño, deberíamos sacar a los cuerpos más antiguos, para dar paso a los retoños cuerpos suicidas de la primavera.

Podemos afirmar con seguridad que es una de las maneras más económicas de pasar al otro mundo, sólo se debe contar con una cuerda y un buen árbol o viga que pueda soportar nuestro peso. Esto se encuentra estrechamente relacionado con la cantidad de hamburguesas consumidas en el Vomitón o el Uagg Donald.

La firmeza de nuestro pilar debe pasar por un exhaustivo chequeo, no quisiéramos terminar en medio del piso fracturados y luego en un hospital quejándonos del dolor y la maldita forma de cancelar la asistencia médica; precio que estará sujeto a nuestra afiliación a Fonasa, Isapre o Indigente. Otro elemento importante a considerar es el nudo de la cuerda y en donde estoy seguro que se debe necesitar de una cierta habilidad, en cuanto a mí aún tengo problemas con el de la corbata. Finalmente quisiera concluir con un detalle que escuché alguna vez y que es demasiado importante para no tomarle el peso que se requiere: Por ningún motivo utilizar cuerdas elasticadas. No morirás de forma inmediata, sino que rebotarías por más de un mes, terminarías muy adolorido, es verdad... pero te aseguro que en tu habitación ya no tendrías ningún problema con los mosquitos.

Tirarse de un edificio

Muerte

¿Qué será lo que buscan los suicidas que se lanzan de un edificio? ¿adrenalina? ¿emoción? O simplemente tener una última buena vista del mundo del cual se despiden.

Quizás exista una analogía de este método con el de dispararse y que dice más o menos así: cuando tomas una bala y la analizas detenidamente te convences de que la bala no es la que te mata sino la velocidad. Bueno, el arrojarse al vacío puede tener idéntico análisis, la altura no es la que te mata sino la velocidad con la que caes, pues no es lo mismo que tirarse con paracaídas, hecho que nos demuestra naturalmente que caes a una velocidad que obviamente no te mataría, exceptuando el caso de que saltes de un edificio de dos pisos y no hayas alcanzado a abrirlo.

Tirarse al metro

cambio

La vida puede compararse como la última y única estación antes de llegar a la muerte, quizás ese puede ser el concepto que tienen los suicidas que se lanzan al metro. El tipo de suicidio que puede llamarse sucio, por el resultado que este a nuestro cuerpo, junto con el tirarse de un edificio(mencionado anteriormente), por mi parte no comparto estas maneras de eliminarse. En ocasiones cuando debo juntarme con alguien, y el lugar de encuentro es alguna estación de metro, observo desde la posición que puede tener un suicida, desde la baranda que se encuentra sobre el carril por donde pasan los metros, y me doy cuenta de las muchas cosas que se deben considerar antes de lanzarse. Primero, observar bien que el guardia no este cerca, segundo y lo más importante calcular bien el salto, un error de tiempo y distancia podria provocar que cayesemos sobre el techo del metro, lo único bueno de esa situación es que no pagariamos el pasaje, y en estos días en que el metro en ocasiones es más caro que la locomoción, no dejar de ser un buen ahorro de dinero.

Harakiri

escalofrio

¿Que fue lo que almorzé hoy?. Este método de suicidio, el harakiri (que sigifica en japonés “abrirse el vientre”), podemos definirlo como uno de los más honrosos que se conoce, no por nada proviene del Oriente y en donde fue utilizado para restituir el hornor pérdido, lamentablemente en este país y en estos tiempos los únicos que utilizan este método de autoinjerirse heridas con una simple navaja son los delicuentes (sin conseguir lo que esperamos, en este caso, del harakiri, la muerte), y de esta manera evitar la carcel en forma inmediata, que diantres de honor es el que se restituyen esuos tipos, si a eos pocos meses vuelven a estar en las calles, realizando los mismo actos por los que perdieron el honor. Pocos casos conozco, y que no sean de delicuentes que se autoinfieran esa herida o a sus victimas, en que alguien se haya suicidado con un corte en el estomago, será que no nadie que desea restituir su honor. ¿Que cosas podrían provocarnos perder el honor? Lo que se me ocurre necesita de la compañía de alguna mujer y obligarla a perder el honor conmigo, hecho que no me ha ocurrido, siempre han aceptado, lo que me lleva a recordar inmediatamente cuantas veces he perdido el honor y reflexiono si sería capaz de entregar mi vida por aquellas ocasiones, en algunas si valdría la pena y en otras hubiese realizado el harakiri antes de... Como siempre los orientales nos enseñan lo que es saber comportarse, respondiendo por nuestros actos, son verdaderas lecciones de vida, eso sí obviando algunos animé que nos invaden en estos tiempos.

Bueno Queridos lectores, hasta aquí han llegado mis reflexiones acerca de un tema lúgubre como la muerte y más aún si es llamada por nosotros, y por lo que sé a la muerte le molesta cuando alguien la llama cuando no es el momento, por lo tanto cuando nos acompaña por el camino es comprensible que no nos dirija la palabra durante, quizás hayamos interrumpido algún juego que en ocasiones realiza con sus 3 compañeros del apocalipsis guerra, hambre y contaminación.

vida

6 comentarios - Como suicidarse y no morir en el intento

@davebrubeck
no sera y no sobrevivir en el intento???
@xcelebian
otro GRAN motivo que lleva la suicidio son las deudas
@Sick_bOy_666
te olvidaste del tiro en la cabeza
es la mas eficiente, rapida e indolora forma de matarse