¿La cerveza ayuda contra las enfermedades cardiacas y el chocolate retrasa el cáncer? A pesar de ser a menudo etiquetados con una advertencia, los estudios nos dicen que comer, inhalar y en general hacer uso de “cosas malas” es música para nuestros oídos. Así que adelante y disfruta estos remedios “malos para tí” (todo con medida, dicen) hasta que los estudios comprueben lo contrario.

Top 10 de las cosas  malas que son buenas para tí


10. Cerveza:
El más reciente chico malo de la cuadra, la cerveza mucho tiempo ha pasado a la sombra de otros más saludables alcoholes. Aunque nadie sugiere que cambies ese vaso de Pinot Noir rico en antioxidantes por una cerveza, pues aún hay ciertas cosas de la cerveza por las que preocuparse, nuevas investigaciones han demostrado que el consumo moderado de cerveza realmente puede mejorar las funciones cardiovasculares. Si algún científico pudiera encontrar los beneficios en salud de las salchichas o las alas de pollo… El cielo…

9. Ira: Si eres de esas personas que guardan todo, sólamente para explotar… No lo sostengas demasiado. Los estudios muestran que los arranques de ira ocasionales son buenos para la salud e incluso mejores mecanismos de adaptación que el miedo, la irritación o el disgusto. La ira, como los productos consumibles en esta lista, es mejor en moderación. Si te mantienes molesto por largos periodos de tiempo puede acarrear toda clase de problemas de salud, como presión arterial, desórdenes de sueño y daños pulmonares.

8. Café Java es una de las sustancias más debatidas. ¿Es bueno para tí? ¿Es malo? ¿Ambas? El consenso, al menos en estos días, favorece a aquellos que disfrutan de su chispazo en la mañana, y otros estudios sin relación alguna indican que el café es una gran fuente de antioxidantes en nuestra dieta y puede reducir el riesgo de diabetes. Hay algo en los granos que también puede ayudar a aliviar los males de cirrosis y pancreatitis, buenas noticias para aquellos que gustan de parrandear toda la noche antes de su dosis matutina de cafeína.

7. LSD No estamos a favor de promover el uso de las drogas, pero chéquense esto. En bebedores “pesados”, pequeñas dosis de LSD aparentemente ayuda a sobrellevar las etapas más duras del alcoholismo y evitar recaídas. Estos estudios (con algunas décadas de antigüedad) se hicieron con un monitoreo minucioso y ajustes clínicos; varios pacientes no han tomado un trago en años. Es un hallazgo interesante que necesita mucha más investigación, y no es un remedio que deba ser intentado en casa. Mientras tanto, y no puede caer de sorpresa, un estudio más reciente sobre 36 voluntarios que tomaron un tratamiento de una droga similar al LSD con ajustes de laboratorio, reporta que tuvieron experiencias místicas y cambios de comportamiento que duraron semanas.

6. Luz del sol La exposición a los rayos solares es necesaria para la supervivencia, pero también puede matarte en grandes y cancerígenas cantidades. Los asmáticos, al menos, pueden beneficiarse de dosis medidas de rayos ultravioleta, de acuerdo con los científicos. La luz solar reprime las reacciones inmunológicas que causan el asma en algunos estudios de laboratorio hechos con ratones, y podrían ser usados para tratar a personas con esta enfermedad en el futuro. Y la luz solar, incluso de manera indirecta, debajo de una sombra, frecuentemente mejora el humor. La luz solar extra puede ayudar a los oficinistas a evitar la somnolencia vespertina, de acuerdo con estudios recientes. Sin embargo, aún no hay excusa para salir y asarse.

5. Gusanos Son feos, pegajosos y desagradables en conjunto, pero los gusanos podrían salvar tu vida. Estas resbalosas larvas son la más reciente cura milagrosa de la ciencia y son el único remedio vivo aprobado por la Food & Drug Administration en 2003. Colocados sobre heridas graves, los gusanos “imitan” su entorno salvaje y se comen las bacterias y el tejido muerto, estimulando la curación y evitando infecciones.

4. Marihuana ¡Es medicinal, lo juramos! La marihuana, a menudo relacionada con la pérdida de memoria, irónicamente, ahora es anunciada como la forma de prevenir la máxima forma de pérdida de memoria, el Alzheimer. Recientes estudios en ratones sugieren que los antiinflamatorios hallados en la droga previenen el desuso de las proteinas cerebrales, una causa importante de la enfermedad. ¿Cuándo deberías comenzar el tratamiento? Esperemos a que los estudios humanos nos lo digan.

3. Vino Tinto: Un ingrediente crucial de la dieta de las poblaciones más saludables del corazón (como los franceses, ávidos bebedores del espumoso Bordeaux), el vino tinto tiene potentes beneficios contra el cáncer y protección arterial. La clave, indican algunos expertos, es un antioxidante encontrado especialmente en la piel de las uvas rojas, llamado resveratol. Los más recientes estudios incluso relacionan al resveratol con una mayor resistencia, una reducción en enfermedades de las encías y Alzheimer. El vino blanco, que se fermenta después de retirar la piel de las uvas, es menos benéfico.

2. Chocolate: Amantes del chocolate, regocíjense. Varios estudios han tratado los beneficios de este delicioso manjar, que se encuentra bien cargado del antioxidante flavanols que previene ciertos tipos de cáncer y evita que se tapen tus arterias. ¿Las más recientes noticias? Estos poderosos químicos incluso podrían aumentar el torrente sanguíneo hacia el cerebro, previniendo la locura. Solamente hay que procurar que las barras tengan lo máximo posible de cocoa, pues las cargadas de azucar no ayudan en lo más mínimo a tu salud.

1. Sexo: Los científicos han demostrado que los beneficios del sexo van más allá de la inmediata… gratificación y satisfacción de la meta de procrear. Además de los obvios propósitos evolutivos, todos podemos sentirnos complacidos con la noticia de que el sexo es una forma fácil de reducir el stress, reducir el colesterol y mejorar la circulación en todo el cuerpo. Como si necesitaras otra excusa.


FUENTE: traducido y adaptado de http://www.livescience.com/health/top_10_badthings_good.html