Según algunos científicos informáticos que trabajan juntos con un grupo de geofísicos y astrofísicos, la Tierra y el Sol atravesarán un proceso de inversión del polo magnético en el año 2012. Esto último sucedió hace millones de años cuando desaparecieron los dinosaurios. Una compañía de investigación privada y análisis en Hyderabad (India) predice un trastorno importante en el año 2012.

La inversión del polo magnético es un proceso que ocurre cuando el Polo Norte y el Polo Sur invierten sus posiciones. Cuando sucede esto, en algún momento, el campo magnético de la Tierra alcanza cero Gauss, lo que significa simplemente que la Tierra tiene magnetismo cero en ese momento. Cuando esto coincide con un ciclo de once años de la revocación polar del Sol, surge un problema importante.

En la historia humana moderna, no se han registrado tales sucesos. Solamente los modelos informáticos pueden predecir el resultado. La Nasa ha traído recientemente el miedo público al decir que la inversión polar hará que se debilite y se haga errático el magnetismo de la Tierra pero sin llegar a cero.

Según el modelo informático de Hyderabad, la inversión polar de la Tierra y el Sol pueden causar los siguientes problemas serios aparte del mal funcionamiento electrónico, la pérdida del sentido de la dirección en la migración de los pájaros, etc.:

- Se debilitará substancialmente el sistema inmunitario de todos los animales, incluyendo a los seres humanos.

- La corteza terrestre experimentará un aumento de los volcanes, movimientos tectónicos, terremotos y deslizamientos de tierra.

- Se debilitará la magnetósfera de la Tierra y aumentará muchas veces la radiación cósmica del Sol haciendo inevitables peligros de la radiación como el cáncer y así sucesivamente.

- Grandes asteroides serán atraídos hacia la Tierra.

- El campo gravitatorio de la Tierra experimentará un cambio aunque nadie sabe cómo cambiará.

Si se agregan todos estos posibles panoramas devastadores pueden ver fácilmente que en palabras simples, la superficie de la Tierra puede llegar a ser no adecuada para la civilización humana hacia el 2012 para los que vivan sobre la corteza terrestre o cerca de ella.

Sobrevivirán los organismos que vivan en la profundidad de la Tierra muy por debajo de la corteza terrestre. Sin ninguna intervención en este proceso natural, millones de años más tarde veremos alguna otra forma de vida inteligente o grandes formas de vida que dominen la Tierra sobre su corteza.

Una gran cantidad de avistamientos de ovnis extraterrestres en días recientes, según muchos investigadores de ovnis en el mundo, están conectados para salvar de la extinción a la civilización humana. Es posible en ausencia de nuestro conocimiento que traten de proporcionar una contramedida que pueda salvar a la civilización humana.

Como sucedió durante el momento del maremoto, sería posible que nos quedemos perplejos y atónitos, (sin capacidad de reaccionar) ante un suceso increíble que nos barra a todos.

Si este modelo es verdad, el único modo de que sobrevivamos será llevar a nuestra civilización bien debajo de la corteza terrestre o trasladarnos a otro planeta. Pudo haber sucedido a Marte hace millones de años.

Recientes actividades de ovnis extraterrestres en los últimos cien años señalan que alguien allá fuera sabe que sucederá algo severo. Pueden crear un escenario donde pueden ayudarnos silenciosamente o incluso trasladarnos a un destino desconocido.

Precisiones sobre la inversión de los polos magnéticos terrestres.

La próxima vez que el campo magnético de la Tierra sufra un cambio, la manecilla norte de las brújulas apuntará al Sur en lugar de apuntar al Norte. Los científicos no saben cuándo ocurrirá esto, y se discute sin demasiados datos sólidos sobre ello.

Un nuevo estudio establece cuánto fue el tiempo que llevaron los últimos cuatro cambios. También muestra que, dramáticamente, los giros ocurren primero más cerca del ecuador que en regiones de latitudes más altas cercanas a los polos.

Aquellas personas a las que les toque la próxima transición de polaridad —que varios científicos creen que se encuentra en curso— verán el cambio en las brújulas y deberán acostumbrarse a que éstas se comporten de distintas maneras en distintos sitios, informó Brad Clement, de la Universidad Internacional de la Florida.

Se piensa que el campo magnético de la Tierra se genera muy en el interior del planeta. Existe un núcleo central de hierro sólido que se encuentra rodeado por otro núcleo de hierro fundido. Ambos giran a diferente velocidad y la interacción entre las regiones crea lo que los científicos llaman la "dínamo electromagnética". Es algo así como un motor eléctrico y genera un campo magnético semejante a un imán gigante.

El proceso aún no se comprende del todo. De hecho, un estudio sugiere que el manto del planeta, que rodea al núcleo, también forma parte de este juego.

Como sea que funcione, los científicos consideran que esto ha estado ocurriendo durante por los menos los últimos 3 mil millones de años de la edad total de 4.600 millones de años que tiene la Tierra. Pero el cambio es algo tramposo, pues cambia de manera despareja, volviéndose más fuerte y luego más débil, moviéndose de un lado a otro y aún cambiando totalmente de polaridad.

En los últimos 15 millones de años han existido cuatro cambios cada millón de años, o sea un cambio cada 250.000 años, explicó Clement. El último, sin embargo, fue hace unos 790.000 años. Esto podría sugerirnos que ya deberíamos estar en el proceso de un nuevo cambio. Pero no necesariamente, dice Clement. Los cambios no son periódicos, o sea que no se rigen con un esquema o siquiera a intervalos que se puedan determinar.

Aún así la intensidad del campo magnético ha estado decayendo durante los últimos 2.000 años y "lo ha hecho muy significativamente" durante las dos últimas décadas, dijo Clement. Un estudio reciente muestra que la disminución de su fuerza llega a un 10 por ciento en los últimos 150 años.

Los investigadores tampoco han descubierto cuánto tiempo lleva que se complete la transición del cambio magnético. Los estudios sugieren que se requieren entre 1.000 a 28.000 años para iniciar y completar el cambio. Tendremos que estar pendientes de que una buena mañana no veamos las brújulas indicándonos el polo Norte, sino el Sur.

Fuente : http://www.bolinfodecarlos.com.ar/inversion_polo.htm


La verdad jamás estará en los ignorantes, en los cobardes, en los cómplices, en los serviles y menos aún en los idiotas.