Las 10 anécdotas históricas más curiosas de 2010

Las 10 anécdotas históricas más curiosas de 2010



¿Conoces la auténtica historia de Newton y la manzana? ¿Sabes cuáles son los crímenes históricos sin resolver más misteriosos? Estas son las 10 anécdotas históricas que más interés han despertado en los lectores de MUY Interesante en 2010.

La auténtica historia de Newton y la manzana


Las 10 anécdotas históricas más curiosas de 2010


El manuscrito que relató originalmente la historia de cómo el científico británico Isaac Newton inspiró sus teorías físicas a partir de la caída de una manzana sale hoy a la luz por primera vez de los archivos de la Royal Society de Londres.

Los detalles del "eureka" de Newton (1643-1727) cuando dio con la clave para formular su famosa ley de la gravedad forman parte de una biografía del científico, escrita por William Stukeley en 1752. Hasta ahora había permanecido oculta en los fondos de la Royal Society, que en 2010 celebra su 350 aniversario y ha querido hacer coincidir la efeméride con la publicación del manuscrito a través de la página web www.royalsociety.org/turning-the-pages

Martin Rees, presidente de esta organización científica -que en su día también presidió Newton-, explicó que "la biografía de Stukeley es un instrumento precioso para los historiadores de ciencia" y aseguró que acceder por internet al documento "permite a cualquier persona verlo como si lo tuviera en sus manos".

Según explico Rees, el biógrafo Stukeley era amigo de Newton y fue testigo de sus reflexiones en torno a la teoría de la gravedad cuando ambos estaban sentados bajo la sombra de los manzanos que el científico tenía en el jardín de su casa.

En un extracto de su libro La vida de sir Isaac Newton, Stukeley escribió: "Me dijo que había estado en esta misma situación cuando la noción de la gravedad le asaltó la mente. Fue algo ocasionado por la caída de una manzana mientras estaba sentado en actitud contemplativa. ¿Por qué esa manzana siempre desciende perpendicularmente hasta el suelo?, se pregunto a sí mismo".

Diez curiosidades históricas del papel higiénico


2010


1. Antes de la invención del papel higiénico se utilizaban materiales diversos: lechuga, trapos, pieles, césped, hojas de coco o de maíz. Los antiguos griegos se aseaban con trozos de arcilla y piedras, mientras que los romanos se servían de esponjas amarradas a un palo y empapadas en agua salada. Por su parte, los inuit optaban por musgo en verano y por nieve en invierno, y para la gente de zonas costeras la solución procedía de las conchas marinas y las algas.

2. Los primeros en crear y usar papel higiénico fueron los chinos, quienes en el siglo II A.d.C. ya diseñaron un papel cuyo uso principal era el aseo íntimo. Varios siglos más tarde (allá por el siglo XVI), las hojas chinas de papel destacaban por su gran tamaño (medio metro de ancho por 90 centímetros de alto). Sin duda, estas hojas estaban en consonancia con la posición jerárquica de sus usuarios: los propios emperadores y sus cortesanos.

3. En higiene personal las clases sociales estaban bien delimitadas. Los antiguos romanos de las clases pudientes utilizaban lana bien empapada en agua de rosas, mientras que la realeza francesa utilizaba nada menos que encaje y sedas. La hoja de cáñamo era el más internacional de los materiales utilizados por los ricos y poderosos.

4. Joseph C. Gayetty fue el primero en comercializar el papel higiénico allá por 1857. El producto primigenio consistía en láminas de papel humedecido con aloe, denominado “papel medicinal de Gayetty”, un auténtico lujo para los más hedonistas. El nuevo producto, de precio prohibitivo, se comercializaba bajo un visionario eslogan: “la mayor necesidad de nuestra era, el papel medicinal de Gayetty para el baño”.

5. En 1880 los hermanos Edward y Clarence Scott comienzan a comercializar el papel enrollado que hoy conocemos. Una presentación en sociedad llena de obstáculos dados los muchos tabúes que rodeaban al nuevo producto. Por la época se consideraba inmoral y pernicioso que el papel estuviera expuesto en las tiendas a la vista del público en general.

6. Pero el papel de los orígenes no era el producto suave y absorbente de nuestros días. En 1935 se lanza un papel higiénico mejorado bajo el reclamo de “papel libre de astillas”. Esto nos hace deducir que lo habitual de la época era que el papel higiénico contara con alguna que otra impureza.

7. La importancia del papel higiénico en nuestros días es incuestionable, testigo de ello es el reconocimiento recibido por Kimberly-Clark en 1944 a cargo del Gobierno de los Estados Unidos. El motivo de dicho reconocimiento fue (citamos palabras textuales) “su heroico esfuerzo en el suministro a los soldados durante la II Guerra Mundial”.

8. Dicha importancia llegó a ser estratégica en la Operación Tormenta del Desierto de la Guerra del Golfo. El verde de los tanques estadounidenses contrastaba demasiado con las blancas arenas del desierto y no se contaba con el tiempo necesario para pintar los vehículos. Se optó por envolver los tanques en papel higiénico como técnica de camuflaje de última hora.

9. De ser un producto denostado y vendido discretamente en la trastienda, el papel higiénico se ha convertido en el protagonista de pasarelas de moda, obras de arte y delicados trabajos de papiroflexia. Artistas plásticos de renombre como Christo, Anastassia Elias o Yuken Teruya han utilizado papel higiénico como material para sus trabajos. En el terreno de la moda, es célebre el certamen Cheap Chic Weddings Toilet Paper Wedding Dress Contest, que cada año reúne en Estados Unidos a las más originales propuestas de vestidos nupciales confeccionados con papel higiénico.

10. El papel higiénico tal cual lo conocemos hoy en día ha experimentado un gran desarrollo a lo largo de los cerca de 140 años que han transcurrido desde su invención. A la doble capa del papel (incorporada en 1942) se suman tecnologías punteras que aportan mayor suavidad y absorción (como la UCTAD, desarrollada y patentada por Kimberly-Clark). La última innovación del producto supone incorporar loción de karité, un fruto natural con reconocidas propiedades cosméticas.

Tres crímenes históricos sin resolver


geografia


A lo largo de la historia de España han quedado algunos crímenes pendientes de resolver. Repasamos tres de lo más intrigantes.

La muerte de Francisco Pizarro:

Siempre se ha sabido que Francisco Pizarro murió igual que vivió, espada en mano. Analfabeto y porquero en la juventud, su fuerte tesón le permitió conquistar uno de los mayores imperios que el mundo haya conocido: el Inca. Sin embargo, la codicia le enzarzó en luchas internas con algunos de sus antiguos compañeros de armas. Fueron los mismos que, según las crónicas, le emboscaron en su residencia peruana, asesinándolo en la noche del 26 de junio de 1541 “de una estocada en el cuello”.

Y esa fue la versión oficial hasta 1984, año en el que un equipo de antropólogos forenses examinó sus restos, demostrando que Pizarro no había muerto de una única estocada, sino de hasta cuatro mortales de necesidad que llegaron a seccionarle varias vértebras y a partirle por la mitad la médula espinal. También el abdomen y algunas costillas mostraban signos de heridas de espada, así como las manos y los brazos del esqueleto.

Quedaba patente que Pizarro tuvo una muerte terrible y muy dolorosa, que pidió clemencia en algún momento de la lucha y que, por supuesto, no le abatió un único atacante. Es más, el análisis demostró que los asesinos mojaron sus espadas en la sangre de Pizarro, como muchos siglos atrás hicieran sus ejecutores con el cadáver de Julio César. Con aquel examen se esclarecieron muchos interrogantes, pero surgieron nuevas preguntas. Porque si las crónicas indican que los asaltantes fueron siete y que varios de ellos murieron en la refriega con los partidarios de Pizarro, antes de que éste diese la cara, entonces, ¿de dónde proceden las numerosas heridas visibles en su esqueleto? ¿No serían seguramente bastantes más que siete? Y en ese supuesto, ¿cuáles eran sus nombres?

El misterio Galíndez:

El 12 de marzo de 1956 tenía lugar una de las desapariciones más misteriosas de la historia contemporánea de nuestro país. Ese día, el español Jesús de Galíndez –profesor de la Universidad de Columbia y delegado del PNV en el Gobierno Vasco del exilio– desapareció de su residencia en Nueva York (EE UU) sin dejar rastro.

El hecho quizá no hubiera tenido mayor trascendencia de no ser porque Galíndez trabajaba para la Federación de Sociedades y había ayudado con anterioridad a la CIA y al FBI en su lucha contra los nazis, primero, y contra el franquismo, después. De la investigación se encargó el FBI, que sin embargo jamás logró dar con el paradero de Galíndez, declarándole legalmente fallecido el 30 de agosto de 1963. Sin embargo, los investigadores dieron con una buena pista que les llevó hasta el entonces dictador de la República Dominicana, Rafael Leónidas Trujillo. Sabido era que Galíndez había residido durante unos años en ese país, donde ejerció como profesor de Derecho y como destacado activista contra la dictadura. De hecho, estaba a punto de publicar una tesis doctoral titulada La era de Trujillo: un estudio casuístico de dictadura hispanoamericana. En sus 700 páginas se denunciaba el régimen del dictador dominicano y, lo más desestabilizador, se ponía de manifiesto que su hijo Ramfis no era biológico.

Según el FBI, Trujillo ordenó su secuestro y posterior asesinato para que esta investigación no saliera a la luz. Sin embargo, los cientos de interrogatorios efectuados nunca pudieron demostrar con datos la participación directa del dictador.

Intrigas en el Palacio de Felipe II:


Muy interesante


Está claro que, como el de Pizarro, algunos episodios de nuestra historia deben ser revisados. Es el caso de la muerte de Juan de Escobedo, cuyo asesinato en la noche del 31 de marzo de 1578 comprometió al propio monarca Felipe II, envolviéndole en una maraña de intrigas palaciegas y secretos de alcoba.

Juan de Escobedo, secretario personal del entonces gobernador de los Países Bajos y hermanastro del rey, don Juan de Austria, fue asaltado hacia las 21.00 horas del mencionado día en la madrileña calle Mayor por seis individuos que le dieron muerte a cuchilladas. Pero, ¿por qué? Demostrado queda que Escobedo había sido nombrado secretario personal de don Juan de Austria, con la secreta misión de espiar sus movimientos. Sin embargo, lejos de seguir las indicaciones, Escobedo se convirtió en su principal defensor y, a partir de aquí, los historiadores ya no se ponen de acuerdo.

Para algunos, la muerte fue ordenada por el secretario personal del rey, Antonio Pérez, al descubrir Escobedo que éste se enriquecía robando a las arcas públicas. Para otros, lo que realmente averiguó es que Pérez era amante de Ana Mendoza y de la Cerda, la controvertida princesa de Éboli, a su vez también supuesta amante de Felipe II. Tanto en uno como en otro caso, lo descubierto comprometía seriamente el futuro político de Pérez. Y aún queda otra posibilidad: que la orden de ejecutarlo partiera del propio Felipe II. De hecho, en la época se habló de la existencia de varias cartas que reflejaban los planes de Escobedo y don Juan para invadir Inglaterra a espaldas del rey, con el deseo de formar un Estado propio.

Sea como fuere, tras su muerte nadie hizo nada por esclarecer el crimen. Fue Antonio Pérez quien cargó con todas las sospechas, teniendo que exiliarse a Francia para eludir una posible pena capital. Y ni siquiera así Felipe II se atrevió a denunciarle en público, ya que el antiguo secretario estaba en posesión de documentos comprometedores para la Corona española... y quizá de algún que otro secreto aún más oscuro.

El encuentro "retocado" de Hitler y Franco


El 23 de octubre de 1940, la agencia española EFE distribuía un reportaje fotográfico de un interesante momento de la posguerra española: la reunión en Hendaya del dictador español Francisco Franco con el canciller alemán Adolf Hitler. El encuentro fue tenso, pero el Gobierno español quería transmitir una imagen de normalidad, así que se realizaron algunos retoques.

En la siguiente instantánea (arriba la original, abajo retocada) se cambió el rostro de Franco para evitar los ojos cerrados. En otra imagen de la misma fecha se pegó –literalmente– a la pareja de dirigentes sobre el fondo del tren. Claro que, de paso, se hicieron un par más de arreglitos: se alzó la altura del Caudillo y se cambió la Cruz del Águila que llevaba Franco por la Medalla Militar española.

Y es que desde su nacimiento, hace casi dos siglos, la fotografía perdió la inocencia y quedó sometida a la manipulación. Muchos rostros fueron borrados con afán político, pero la coquetería también ha jugado un papel en la adulteración histórica.

historia


¿A qué debe su mala fama el martes y trece?


curiosidades


El trece es un número al que se le otorga mala suerte desde la antigüedad. Trece eran los comensales en la Última Cena de Jesucristo, en la Cábala judía se enumeran 13 espíritus malignos, en el Apocalipsis el anticristo llega en el capítulo 13, y en el Tarot este número hace referencia a la muerte. Pero ¿por qué martes? Porque es el día de la semana dedicado a Marte, el dios romano de la guerra, la sangre y la violencia, que también dio nombre a nuestro vecino planeta rojo.

Así, desde tiempos medievales, en España y Grecia, y también en Latinoamérica, se considera que la coincidencia del día del dios de la guerra y la muerte con el número de la muerte traen "mala suerte". Una superstición popular que también recoge el refranero español: "En trece y martes, ni te cases ni te embarques".

La historia del tío Sam, el carnicero


anécdotas


¿De dónde viene este símbolo nacional de Estados Unidos? Un anciano vestido con los colores estadounidenses señala desde el cartel. Muchos piensan que es un presidente, como Abraham Lincoln o una versión barbuda de George Washington, pero la realidad es que se trata de un carnicero. El origen de esta imagen es uncle Samuel Wilson, un comerciante de carnes que suministraba al Ejercito de EEUU durante la guerra de 1812. Hoy 15 de septiembre el tío Sam cumple 49 años como símbolo oficial de los EEUU.

Cuando el gobernador de Nueva York, Daniel D. Tompkins, visitaba la planta de Wilson, observó que los barriles de carne que esperaban ser despachados llevaban impresas las marcas “EA-US” en grandes letras. El gobernador preguntó: "¿Qué representan las iniciales?". Uno de los mozos respondió que estos barriles iban dirigidos a un contratista llamado Elbert Anderson, y en tono de broma añadió que US significaba uncle Sam (tío Sam) Wilson. Los hambrientos soldados acogieron esta familiar forma de referirse a las siglas que marcaban esos barriles tan esperados y al responsable de que les llegasen. Samuel Wilson sería desde entonces su tío Sam.

Tanto fue el éxito de este alias, que medio siglo después, este carnicero fue reconocido oficialmente por el gobierno de EEUU como el prototipo del Tío Sam. Tuvo que esperar hasta 1961 para convertirse en emblema oficial de su país cuando el Congreso estadounidense aprobó una resolución que lo declaró "representante del símbolo nacional de Estados Unidos". El famoso cartel con el hombre de labios apretados y mirada inquisidora no llegó hasta mucho después, y fue utilizado con mucho éxito para reclutar soldados para varias guerras. Bajo el anciano “carnicero” se incluyó en letras grandes: I want you for the US Army (Te quiero para el ejército de los EEUU).

Más crímenes históricos sin resolver


Las 10 anécdotas históricas más curiosas de 2010


¿Quién disparó a Durruti?:

El 20 de noviembre de 1936 fallecía en el Hotel Ritz de Madrid, reconvertido en hospital militar, el líder de los anarquistas españoles Buenaventura Durruti. Nacido en 1896, Durruti se había caracterizado por una lucha sin cuartel contra los patronos y los políticos, a los que acusaba de la malísima situación en la que vivían los obreros españoles. Y en esa lucha todo le sirvió, incluido el asesinato y el robo a sucursales bancarias, actitudes honrosas y lícitas, según él, para lograr la sociedad libertaria que tanto anhelaba. Pero una bala disparada el día 18 de noviembre truncó ese sueño, sin que aún se sepa quién fue el responsable de aquel tiro. Durruti cayó herido cerca del Hospital Clínico de Madrid, en pleno frente, mientras ordenaba a un grupo de desertores regresar al campo de batalla. Para algunos, la orden de asesinarle llegó desde los comunistas, enemigos acérrimos del anarquismo propugnado por Durruti. Y para los comunistas, sus asesinos fueron los propios anarquistas, por miedo a que su líder se pasase al bolchevismo.

La bala extraída de su cuerpo demostró que pertenecía a un arma corta, por lo que no pudo proceder del frente, bastante alejado de aquella posición, a no ser que un soldado enemigo se hubiera acercado temerariamente. Incluso se sospecha que fuese el mismo Durruti el responsable de aquella bala, al disparársele accidentalmente el trabuco naranjero que siempre llevaba colgando del hombro, bajo su chaqueta de cuero. En realidad, son demasiadas hipótesis para un episodio que casi nadie se atreve a estudiar en profundidad.

La muerte de Prim:

2010


Lo que más asombra de este episodio fue que el propio general conocía que algo se tramaba contra su persona. Así se lo habían comunicado su hombre de confianza, Ricardo Muñiz, y el diputado republicano Morayta, y ambos le aconsejaron que variara su itinerario habitual la misma tarde del atentado. Sin embargo, el general Prim murió acribillado el 30 de diciembre de 1870. El propio periodista José Paúl y Angulo lo presagió –o incentivó, según cómo se mire– en un artículo donde se leía que a Prim había que matarle “en la calle como a un perro”. Y se cumplió. Famoso en toda Europa, Juan Prim –que en aquel 1870 era presidente del Consejo de Ministros y ministro de la Guerra– se dirigía a las siete y media de la tarde en su berlina verde tirada por dos caballos a una cena en su honor, en Madrid. Por la calle, cubierta de nieve, se topó con varios hombres semiocultos haciéndose señas entre sí con fósforos al paso del carruaje. Y al llegar a la calle del Turco, hoy calle de Prim, tres individuos abrieron fuego contra el general, provocándole una agonía de la que fallecería tres días después. Hubo inmensas muestras de duelo, pero ningún detenido, pese a que el sumario duró ocho años, con la intervención de tres jueces y más de 18.000 folios redactados.

¿Quién mató al general Prim? Algunos apuntan al propio Paúl y Angulo, cuya voz aseguró haber reconocido la víctima antes de fallecer; otros piensan que quien organizó toda la trama fue José María Pastro, jefe de la escolta del entonces general Serrano –sucesor de Prim en el Consejo de Ministros–, y hay quien acusa a un tal duque de Montpensier. Todos ellos eran contrarios a la llegada del nuevo rey Amadeo I de Saboya, la apuesta personal de Prim para ocupar el puesto de la destronada Isabel II. Finalmente, el caso se sobreseyó al casarse Alfonso XII con la hija de Montpensier. Y así hasta hoy, cuando la solución quizá se encuentre en las palabras del historiador José Antonio Vaca de Osma, que aseguró que “Prim estorbaba a todos. Y entre todos le mataron”.

El sospechoso accidente de Mola:


¿Qué hubiera sucedido en España de haber sido el Jefe de Estado Emilio Mola, en lugar de Francisco Franco? Ésta es la pregunta que se hacen aquellos que no ven tan claro que su muerte se debiera a un simple accidente de aviación. Según narra la versión oficial, aquel 3 de junio de 1937 el general Mola se dirigía desde Vitoria a Valladolid en un bimotor Air-Speed Envoy, tripulado por el capitán Ángel Chamorro García, cuando al sobrevolar el puerto de la Brújula una espesa niebla les hizo chocar contra el cerro Alcocero. El cadáver de Mola, decapitado, fue reconocido por la cámara fotográfica que portaba habitualmente en su cuello. Como en esos años, esta versión no se contradice hoy abiertamente, pero solapadamente se vierten datos incongruentes. Por ejemplo, se habló de una espesa niebla, pero los partes meteorológicos sólo reflejaban cielo despejado. Y así con otros datos esgrimidos. Una de las personas que cuestionan la versión oficial es el historiador Paul Preston, para quien Mola fue derribado por un caza nacional al confundir el aparato con un avión republicano. Incluso otros estudiosos como Fermín Goñi, autor del libro El hombre de la Laica, consideran el accidente como “inexplicable” y apuntan a Franco como posible instigador de su muerte. De haberse tratado de un sabotaje, claro está. De hecho, se sabe que ambos generales no se tenían ningún aprecio y que el día antes del accidente mantuvieron una fuerte disputa telefónica, en la que Mola dijo textualmente: “¡Por ahí no paso!”.

¿A qué se refería? Quizá a su deseo abierto de recortar los poderes que Franco se estaba arrogando para sí o quizá se defendía de las acusaciones de incompetencia que nuevamente Franco le enviaba por no haber evitado el avance de los republicanos en Madrid. Sea como fuere, Franco confiscó todos los papeles que Mola guardaba en su despacho, forzando las cerraduras. Y es que, como el propio embajador alemán en España, Von Faupel, anotó en su diario, “el Generalísimo, sin duda, se siente aliviado por la muerte de Mola”.

Curiosidades sobre Elvis Presley



geografia


¿Sabes que Elvis utilizaba tres tipos de gomina diferente para peinarse el tupé? Todos los que conocieron a Elvis en los inicios de su carrera coinciden en que era un chico sencillo y modesto, pero absolutamente preocupado por su aspecto. Su tupé, perfectamente esculpido, fue sin duda una de sus principales señas de identidad. Hoy se cumplen 33 años de su muerte.

Todos los que conocieron a Elvis Presley en los inicios de su carrera coinciden en que era un chico sencillo y modesto, pero absolutamente preocupado por su aspecto. Con sus primeros dólares se compraba trajes en Lansky’s, una pequeña tienda de Memphis donde el dueño le traía modelos en tonos rosas y blancos sólo para él. Con el paso de los años, su gusto se fue haciendo cada vez más barroco: le apasionaban las joyas, los trajes de cuero ajustados, grandes cinturones… Y, cuando ya estaba en el estrellato contrató al sastre de Frank Sinatra, que fue el artífice de sus trajes con capas, que imitaban al Capitán Trueno. Su tupé, perfectamente esculpido, fue sin duda una de sus principales señas de identidad. “Me fascinaba mirar cómo se peinaba por la mañana”, recordaría su amigo, el músico Jimmie Rodgers Snow. “Usaba tres aceites diferentes para el pelo. En la parte delantera, una cera muy fuerte para el tupé, un tipo de aceite para la parte de arriba y vaselina atrás. Decía que era la única forma de que el pelo cayera perfecto mientras actuaba”.

En casa como en ningún sitio

Cuando comenzó a ganar dinero, su única pretensión era comprar una casa para sus padres. Y eso es lo que hizo en 1957, cuando adquirió la casa más famosa del mundo: Graceland. Con 18 habitaciones y un espectacular jardín, el cantante buscaba sobre todo que su madre se sintiera cómoda y feliz, por lo que mandó construir un gallinero donde Gladys daba de comer a sus animales. La mansión, decorada por George Golden, es un batiburrillo de estilos recargados, que van desde la psicodelia de la “habitación de la televisión” al aspecto selvático de la “estancia salvaje”.

La casa siempre ha producido una atracción irrefrenable sobre sus fans, y cuando todavía Elvis vivía en ella ya peregrinaban hasta sus puertas. Es el caso de Bruce Springsteen que trató de saltar la valla de la mansión en 1976 –aunque fue detenido– o Jerry Lee Lewis, que pistola en mano, se plantó en la puerta de Graceland en noviembre de 1976, afirmando que quería matar al Rey. Aunque era su hogar principal, Elvis tenía otras casas, como la de Bel Air, donde sus invitados más celebres fueron los Beatles, que acudieron a la casa en 1965. Cuando los de Liverpool entraron en ella, se encontraron con Elvis tirado en un sofá, tocando el bajo y contemplando la televisión sin sonido. “Sé que Paul, Ringo y George estaban tan nerviosos como yo”, recordaría después John Lennon. “Éste era el chico al que habíamos mitificado durante años. (…) Sin embargo, Elvis hizo lo posible para que nos sintiéramos como en casa”. Todos se relajaron con una sesión conjunta entre los Fab four y el de Tupelo.

Las aficiones de Elvis

Además de su pasión por las armas, el cantante desarrolló un sorprendente afán por las placas de policía auténticas; de hecho, esta afición le llevó hasta la propia Casa Blanca. El 21 de diciembre de 1970 se producía en el Despacho Oval una reunión buñueliana. Richard Nixon decidió recibir a Elvis, después de que éste se plantara en las puertas de la Casa Blanca con una carta en la que le pedía al Presidente una entrevista y le enviaba como regalo una Colt 45 con siete balas de plata. Preocupado por la decadencia de una juventud enganchada a las drogas, el cantante solicitó al Presidente una placa de agente federal de lucha antidroga. Nixon, herido de muerte por la desastrosa guerra de Vietnam, pensó que una foto con Elvis podía otorgarle publicidad entre los jóvenes. Así, el cantante logró su placa oficial y Nixon la instantánea deseada.

Cleopatra usaba maquillaje antibacterias


Muy interesante


El maquillaje de ojos usado por Cleopatra y otros antiguos egipcios tenía un doble propósito estético y de protección de los ojos contra ciertas enfermedades, según una investigación de científicos franceses del Museo del Louvre y el CNRS.

De acuerdo con los especialistas, hace 4.000 años los antiguos egipcios usaban maquillaje hecho de plomo y sales del mismo elemento químico para oscurecer los ojos, que además tenían propiedades medicinales que estimulaban el sistema inmunológico. ''Dosis muy bajas de plomo no matan a las células, en su lugar se produce una molécula de óxido nítrico que activa el sistema inmunológico que repele bacterias en caso de infección en los ojos'', explican los investigadores, que sostienen que en el Antiguo Egipto ya conocían la química de estos compuestos.

Además, los científicos sugieren que la galena, forma mineral natural del sulfito de plomo empleada en el maquillaje, funcionaba como antiséptico y protegía los ojos de los rayos solares. Los detalles se publican en el último número la revista Analytical Chemistry.

Fuente: http://www.muyinteresante.es/las-10-anecdotas-historicas-mas-curiosas-de-2010

4 comentarios - Las 10 anécdotas históricas más curiosas de 2010

@LionelArt
Muy buen post para empezar el año... Saludos.. A favs y Recomendado.
@vidalshot
132 visitas y 0 comentarios (ojaa no pongas eso que caes mal) buen post ojala mañana puntos
@DanielHF
Copadísimo!!!!!!!! Te dejaría +20 si pudiera!!!