Las bandas de rock que se separaron en la cima del éxito



Bandas de rock que se separaron en la cima del éxito



Existen pocos casos en la historia del rock de bandas que decidieron separarse mientras atravesaban su mejor momento creativo y gozando de un gran éxito en términos de popularidad. Sí bien hubo varios casos de grupos que se disolvieron en pleno auge debido a la trágica pérdida de algún integrante, fueron pocos los que, estando en la cima, simplemente decidieron dejar todo de lado, sin experimentar trayectorias con altibajos o desgastes creativos. He aquí un repaso de las bandas que se retiraron en la cúspide de su carrera, dejando a todo el mundo con ganas de más.

En un recordado capítulo de la temporada final de “Seinfield”, el ladero del protagonista central de la serie, George Costanza, machacaba ante sus amigos sobre los beneficios de retirarse en el momento justo, de mayor éxito, evitando el inicio de la pendiente. El personaje incluso comenzaba a aplicar esa filosofía a su propia vida y llegaba al ridículo de retirarse de una reunión, ante la mirada atónita de sus amigos, luego de haber realizado un comentario gracioso, señalando que ya nada de lo que podría decir en lo que quedaba de la noche iba a superar aquella intervención.

De esa forma Jerry Seinfield le hacía decir al personaje lo que él ya había decidido para su serie: tras siete temporadas, en 1997 la exitosa sitcom que se encontraba en su mejor momento, debía finalizar. Y lo hizo a pesar de los millones de dólares que la cadena NBC le ofreció para continuar al menos una temporada más.
Así como es difícil encontrar otros casos de programas de TV que finalizaron el pleno auge, lo mismo ocurre si se quieren ubicar bandas de rock que decidieron despedirse sin haber dejado para el recuerdo discos mediocres, ni dando muestras de repetición o agotamiento creativo. A continuación repasamos cuatro bandas que pertenecieron a este selecto grupo.


The Beatles



The Beatles: Si una banda se separa tras componer un disco tan notable como “Abbey Road”, evidentemente queda claro que todavía tenía muchísimo para ofrecer. Tras la inigualable seguidilla de “Rubber Soul”, “Revolver”, “Sgt Pepper’s”, “Magical Mistery Tour” y “White Album”, los Fab Four no quedaron demasiado satisfechos con lo grabado para el álbum “Let it Be” y decidieron archivar el material y comenzar de nuevo. En medio de las fuertes tensiones entre los cuatro miembros de la banda, John, Paul, George y Ringo volvieron al estudio de grabación en 1969, conscientes de que probablemente iban a concebir su última obra. Seguramente por eso dejaron de lado por un momento las peleas y se focalizaron en componer unos de sus mejores trabajos. Así lo demostraron con canciones como “Come Together”, “Oh, Darling”, “Beacuse” y las gemas de Harrison “Something” y “Here Comes the Sun”.

Además la colaboración final de Lennon y McCartney para el medley del segundo lado del álbum fue emocionante. “Abbey Road” fue la fabulosa despedida de la banda más grande de todos los tiempos. Si bien cada fan tiene su disco preferido de The Beatles, este álbum se ganó las preferencias de varios de sus admiradores. Tras la publicación de esta placa, los cuatro Beatles dieron rienda suelta a sus carreras solistas, pero había quedado latente la posibilidad de que en algún momento se vuelvan a reunir. Hasta que aquel 8 de diciembre de 1980 un ignoto con el nombre de Mark Chapman mató a Lennon y a la ilusión de millones de fanáticos en todo el mundo.

The Police: Con una discografía de cinco álbumes intachables y una actuación memorable en el Shea Stadium de Nueva York frente a 70 mil personas durante la gira del álbum “Synchronicity”, el grupo había tocado el cielo con las manos. Tras finalizar el tour mundial de presentación de ese exitosísimo disco editado en 1983 que traía el megahit “Every Breath You Take”, la banda liderada por Sting se había consagrado como la más popular del mundo. Sin embargo, la nueva categoría de celebridades que gozaban los miembros de The Police había comenzado a incomodarlos. “Había llegado el momento de derretir la jaula de oro”, relató años después el baterista Stewart Copeland sobre aquel momento.

Las tensiones entre los integrantes del trío hicieron el resto y finalmente la banda se disolvió durante el transcurso de 1984, siendo imposible fijar una fecha exacta ya que nunca se emitió un comunicado para informar la noticia, sino que simplemente Sting inició su carrera solista al año siguiente. En 2007 la banda se reunió para encarar una gira mundial, que quedó registrada en un DVD grabado en el estadio de River Plate.


The Police


The Smiths: Los reyes del rock independiente inglés de los años ochenta compusieron en apenas cinco años (entre 1983 y 1987) cuatro discos y material para dos placas más si se condensaran todos sus singles. La afectada voz de Morrissey y la majestuosa guitarra de Johnny Marr crearon un sonido único para The Smiths que se ganó el aprecio de la crítica y un núcleo duro de fans. Luego, el desgaste en la relación entre Morrissey y Marr comenzó a generar inestabilidad en el seno del grupo. Y todo explotó a comienzos de 1988 cuando un malentendido y un cruce de declaraciones a través de la prensa escrita entre ambos líderes derivaron en la separación. Aún queda el trago amargo de que el cantante y el guitarrista no arreglaran los tantos entre cuatro paredes y evitaran la ruptura a la distancia.

Ese mismo año Morrissey emprendió una carrera solista algo oscilante, pero destacada. Cada tanto surgen nuevos rumores sobre una posible reunión de The Smiths, pero el vocalista se empeñó en rechazar cada una de las millonarias ofertas que le acercaron para subirse aun escenarios con sus ex compañeros y recrear algo de la magia de antaño.

The Jam: Para los británicos, el cantante, guitarrista y compositor Paul Weller es una especie de Dios y sus The Jam, una de las bandas más importantes de la historia del rock. Sin haber logrado alcanzar esos niveles de fanatismo y popularidad fuera de la isla, se consagraron como una de las agrupaciones más sólidas de fines de los setenta y comienzos de los ochenta. A partir de sus aceleradas y melódicas canciones, Weller creó para The Jam una pareja discografía de seis álbumes. Varios de sus singles habían llegado al número uno del ránkig, pero en lo que refiere a discos, recién con el último, “The Gift”, editado en 1982, lograron alcanzar la cima de los charts. En ese momento de fuerte éxito artístico y comercial, Weller sorprendió a sus fans con la decisión de disolver el grupo.

“Hemos realizado todo lo que podemos como grupo. Me refiero a aspectos tanto musicales como comerciales. Quiero que terminemos con dignidad y creo que ahora es el momento. Cuanto más tiempo continúa un grupo, más difícil resulta dejarlo, y por eso muchos grupos siguen hasta que llegan a no tener ningún significado. Nunca quise que The Jam llegase a esa situación”, escribió el líder en el honesto comunicado mediante el cual dio la noticia.



the smiths





Más artículos y noticias de rock en:

http://des-enchufados.blogspot.com/