LAS FAMOSAS DEL VERANO

Aguas Vivas, Vivas


"...a Echeverri no le hacían nada..." Esa frase es nuestro karma cada vez que un viento norte amenaza la tranquilidad del chapuzón. Amoníaco, vinagre, xilocaína, hielo, bayaspirina con alcohol, antiestamínicos, el infaltable caladryl, hasta orina y continua la lista de recetas caseras para combatir el ardor de la picadura de nuestras amigas de todos los veranos, si señor, las Aguavivas.

Mito o realidad cuenta la historia retense que, el primer guardavidas, Echeverri, se había inmunizado de tanto hacerse picar. No apropósito, hemos pasado por varias caricias de estas danzantes gillettes y no nos parece ni estar cerca del 1% de estar inmunizados, si fué así, creemos que este procer debe haber sufrido bastante en el proceso inmunizador.
verano



calor

Pero bueno la verdad es que estos tipos de medusas que llegan a la costa bonaernese cada verano, son un dolor de cabeza generalmente los días que el buen norte nos regala un poco de su aliento infernal y la opción más acertada es tirarse de cabeza a la primer ola nomás, cuando al grito de hay, hay, hay!!!! empieza uno por ahí a levantar la pierna no sabiendo si tiene la entrepierna paspada y la sal del agua revive el ardor o algún pescador dejo una línea tirada y se clavo un anzuelo, pero no. Ahí nomás como si se tratara de tiburón blanco, alertados por semejante grito en tres segundos no quedó nadie en el agua, salvo, no se por que razón de la suerte, la señora que estuvo haciendo la plancha toda la mañana y no la picó ni una, la que todos la miran con cierta envidia.

medusas

Porque es así, aparte de la probabilidad según los metros de la zona de baño, el kilometraje por hora del bendito viento norte, la temperatura del agua y otros factores que nos hacen suponer a cálculo rápido que ese día por ejemplo hay dos aguavivas cada diez metros cuadrados, la gente sigue pensando: "¡¡¡ Me picó un aguaviva!!!" y no es así, ¡¡¡uno es el que se la choca!!! Ella andaba nadando felíz por ahí y un atolondrado la atropella sin fijarse si había algún cartel de CEDA EL PASO. Y bueno está la gente, del polo opuesto al de la señora, que es lisa y llanamente la propensa a chocarse cuanta aguaviva se le cruce. Como es el caso de este muchacho que salió gritando levantando la pierna sin saber que le había pasado y afuera descubre que tiene un latigazo comparable a los que recibió Jesús en La Pasión de Cristo, y es donde se produce el simposio de expertos en picaduras y su posible solución.
playa
Como diría Don Luis Landricina en uno de sus cuentos, las proposiciones para resolver el problema del picado son infinitas, si le hacen todo junto seguramente habrá que amputar esa pierna, entonces, el más sensato resuelve a viva voz: "Por que no le preguntás al Bañero?"A todo esto el guardavidas de antemano ya sabía la probabilidad del encuentro entre la medusa y el sujeto, cosa que confirmo al escuchar el alarido y prepara el antídoto secreto, ese que le preguntás: ¿que tiene esa crema? Y el misterio es más grande que la fórmula de la Coca-Cola.

Y la gente piensa "¿porque no avisan que hay?". En España por ejemplo los socorristas colocan banderas blancas con el dibujo de una soberbia medusa y con eso la gente ya se alerta. De todas maneras en nuestro caso de nada sirve, por temporada debe haber unas 130 consultas que empiezan con: "¿hay aguavivas?" y de nada sirve responder: "Si, muchas..." porque cualquiera sea la respuesta así dijeramos: "En este momento está pasando por aca enfrente un cardúmen de tiburones...", el resultado inmediato es una carrera a toda velocidad, y al agua pato. En fin, nos comprometemos ahora a realizar un informe algo más técnico y médico con respecto al tratamiento de las picaduras de aguaviva. Por el momento, si podemos asegurar que los filamentos que nos rozan contienen Ácido Fórmico y lo que nos produce no es ni más ni menos que una quemadura y en primera medida hay tratarla como tal:

aguas vivas

Bajo ningún concepto, así lo indique el tío experimentado, se pase y refriegue arena. Esto no hace más que empeorar e irritar mas la herida.
Trate de lavar la zona con agua dulce y si es posible fresca, esto quitará la sal y aliviará el ardor, y luego trate de quitar los restos defilamentos que hubiesen quedado adheridos a la zona. (Con el reflejo del sol es posible verlos)
Colocar la parte afectada en la sombra.
Puede ponerse hielo o algo frío.
Si la herida es grande y sobre todo en los niños, acuda a la sala de Primeros Auxilios.
Puede colocar Caladryl que se administra en quemaduras.

Eventuales Efectos Secundarios:

Ardor y quemazón.
Afiebramiento de la zona y en algunos casos de todo el cuerpo.
Picazón en todo el cuerpo.
Deseos de orinar.

Cabe recordar que algunos tipos de piel reaccionan más que otras, teniendo en cuenta también factores como la edad, coloración y sobre todo patologías previas, como alergias por ejemplo. Todavía, algunas cuestiones que tienen que ver con ciertas toxinas que también se encuentran en los filamentos, según el tipo de aguaviva, que afectan al sistema nervioso, no nos fueron aclaradas, lo que hace que se genere cierto misterio en la explicación de algunos efectos secundarios.

FUENTE: Texto extraído del blog del Cuerpo de Guardavidas de Balneario Reta.