Apocalypse Now: el Umbral de la Locura


A continuacion un analisis integramente personal acerca de la obra maestra de Coppola.

Analisis personal: Apocalypse Now



analisis



Apocalypse Now demostro ser todo un suceso no solo en algo que a consideración seria en este caso tan limitado como la llamada industria del cine. La pelicula rodada en 1979 integramente en las Islas Filipinas fue y con seguridad sigue siendo la mayor critica a la violencia entre los humanos y como la sociedad y su estructura tiende a reconocer esta locura como todo un orgullo, esta violencia se ve representada por el acto de la Guerra y construye dentro de ella las complicadas relaciones entre quienes luchan por sobrevivir al conflicto pero ante todo a ellos mismos, a no ser traicionados por su cordura. Increible banda sonora, arrancando con el tema The End de The Doors y el resto de la musica, que es de ambiente creo que fue producida por un integrante de Greateful Dead, el tema de los creditos originales es increible.
El oficial de Inteligencia, Capitan Willard es encomendado en mision secreta a la busqueda del condecorado y ahora "desquiciado" Coronel Kurtz. Su mision basicamente consiste en seguir el rumbo de un rio que serpentea como un cable hacia los rastros de Kurtz teniendo a disposicion una lancha sin blindaje y una tripulacion de cuatro integrantes despreocupados en un principio, pero los disparos, los cuerpos colgados de los arboles selvaticos y la paranoia de la misma tripulacion dan lugar a un claro anticipo, el de la muerte.
Willard en un principio habia vivido el tormento del conflicto belico, habia vuelto a su hogar pero el desconcierto, el no saber donde estaba y por que las cosas alli eran tan distintas decidio regresar a lo que a el le resultaba mas familiar y que en relativamente poco tiempo lo marco mas que cualquier otro momento o periodo de su vida, decide entonces volver a Vietnam, donde los sentimientos, las emociones y las vivencias se inpregnaban en el espiritu con tanta facilidad. La peor lucha no es la que podemos contemplar en la pelicula, es aquella que encara el protagonista consigo mismo, el de discernir que es lo que realmente esta bien, que es lo que esta mal. La etica, el "terror de la moralidad" como decia Kurtz, esta tradicion con que todos cargamos desde el momento en que existimos se vuelve de pronto tan inutil, tan contradictorio y nos encontramos que en cierto lugar de este mundo encontramos una realidad totalmente distinta, paralela como si de universos se tratara.
Las que en la sociedad solian ser trabas burocraticas, legales auqellas que impartian segun molestos articulos y leyes eternamente numerables "no se debe matar porque.., no se debe robar porque.." ahora se invertian y segun este supuesto codigo de guerra se da lugar a la obediencia, las estrellitas de metal que alivian las penas de algunos pocos, la graduacion... Ahora si podria decirse "robaras, mataras" porque en esto que pareciera ser un universo paralelo, el mundo del reves y por ello es tan dificil de digerir se le permite todo a todos, ya no se piden explicaciones, se ordenan resultados.
Coppola dijo acerca de la pelicula «Esta no es una película sobre la Guerra de Vietnam, esto es Vietnam». Pienso que quiso decir, esto es todas las guerras, todos los conflictos sangrientos y aberrantes que se justifican mediante cuestiones tan desgastadas y utilizadas como excusa como el "honor" o "la patria", sea tambien "el heroismo". Los humanos se masacran y a cambio reciben una pequeña chapa y un monton de malos recuerdos. Esto pareceria injusto para nosotros, quienes no trazamos puertas en las que podemos acceder y de pronto encontrarnos en un lugar donde todo es lo contrario a lo que pensabamos y sentiamos. La guerra resulta adictiva para muchos, para quienes por mas capacitacion que tuvieran para poder cruzar aquella puerta caian en el vacio de no saber realmente si estaban en vida o habian finalmente perecido en aquellos campos. Para los menos, para los soldados leales, que llegaron a la puerta con el preconcepto de luchar por "la patria" solo se les pidio algo, y esto es que cuando cruzaran aquella puerta una vez mas recordaran lo que una vez vivieron, la moralidad y las costumbres, las emociones que la sociedad nos aconseja y si cuyo valor no representamos reprime porque los mas de aquella sociedad no podrian entender otro comportamiento. Como podrian aquellos, los civiles, quienes no prestaron servicio conocer la verdad? La diferencia entre ambos paralelos es que en el "mundo del reves" no hay rodeos, no hay tiempo perdido, hay resultados y hay hechos sin opiniones ni juicios. El "mundo del reves" es verdadero, es honesto, es cruento, horrendo y no lo oculta, sera por esta razon que quienes incursionan en el no pueden sino convertirse en zombis, anhelando alguna vez regresar a aquel universo donde no habian distracciones ni entetenimiento, eran descargas puras de realidad, donde no se mentia, se impartia.
La sociedad de los mas, la que es tradicional, en la que nosotros vivimos y nos desarrollamos, aquella que adoptamos por costumbre y por esto no nos queda mas remedio que sonreirle y vivirla. Esta es la falsa, es la que nos miente en el rostro y no deseamos caer en la realidad de que nos han estafado, de que las sociedades no se han forjado en el amor, en la libertad o en la autonomia. Muchos se daran cuenta de que la farsa es inagotable, inclusive frustrante al punto que para permanecer cuerdos nos tenemos que mentir, seguir mintiendonos par poder continuar. La"libertad" se da para algunos, los menos y nos damos cuenta que los grandes sucesos, los relevantes suceden porque hubo un cambio de planes, porque somos parte de este plan, parte funcional, muñecos de prueba para choques. La "libertad", la de algunos, la de los menos es la que nos convierte a los demas, los mas, en esclavos de sus intereses, de su orden su amor a "la patria" (los billetes), su amor a "la gloria" (los negociados), de su afan por "la igualdad" (intereses politicos). Y sabiendo esto tan solo, caemos en la cuenta y nos convertimos en aquello en lo que estos hombres que cruzaron esa puerta se convirtieron, en "locos". Aquel que cuestiona y pierde sensibilidad y de pronto la vida se le va vuelta, tornando de blanco en negro.
El entrañable Coronel Kilgore, resultaba a los ojos de Willard "un buen oficial", aquel con el que uno podria sentirse seguro. Lo cierto es que Kilgore entendia mejor que nadie de que se trataba la Guerra y por esto podria continuarla, aquel conflicto consigo mismo y poder soportar aquel conflicto de los demas, de los menos. Todo esto podia hacerlo porque entendia que el estaba para asesinar y no para "hacer la patria", lo podia cumplir porque tenia pasiones que seguian indemnes a pesar de aquel ambiente (como el surf), ese ambiente que le era familiar pero no extraño y que podia conjugar con aquel otro paralelo, en el que podria desenvolverse. Para Kilgore las ordenes lo eran todo y regian la realidad, las impartia y las recibia y a el no le importaba. Y es que las ordenes son comunes en ambos "universos" y puede ser el nexo que conectara a Kilgore con su cordura, su integridad (aparente integridad). Aquel era "el buen oficial" en guerra, el que no se cuestionaba la libertad, la gloria, la igualdad sino que entendia que las ordenes eran todo y por ello no se cuestionaba lo establecido.
El Coronel Kurtz fue aquel que decidio no obedecer la normativa, que creo su propio juego dentro de aquel mas imponente, el territorio invadido de Vietnam. Kurtz en Camboya comienza su pequeña guerra, sus propias reglas las cuales no obedecian a ningun paralelo, a ninguna realidad. Este hombre habia sido todo un paradigma en cuanto a la formacion profesional en el Ejercito, comprendia la gloria, la igualdad y la libertad y por esto era eficiente en su rol, por esto Kurtz queria mejorar sus habilidades, ganar chapitas, pero esto solamente para encarar la realidad para la cual no estaba preparado. Kurtz no logro captar el juego que se le impuso, confundio la normativa y por esto decidio alejarse, no demasiado, y crear sus propias normas. El juego de Kurtz era sin embargo el mas honesto, porque era brutal y lo era de forma sadica y sin rodeos. Aquellos cuerpos sangrientos que colgaban de los arboles, aquella suerte de creencia o religion que habia impuesto dentro de sus parametros de dominio, se asemejaba al Viet Cong, a su conflicto de trincheras y tuneles. Pero podia asemejarse al conflicto de EEUU? Ellos luchaban por la igualdad, la libertad... Enviaban a sus soldados a frentes abandonados, sin direccion, simplemente para morir para disparar entre las sombras y posiblemente quitarles la vida a sus compañeros, pero esto nadie lo captaba sino Willard y su tripulacion cada vez mas reducida. Aquel recorrido por el rio serpenteante, cada vez los acercaba a la locura mas extrema y cada vez observaban en sus alrededores que los hechos mas violentos lo confirmaban.
Willard sobre el final y sin saber uno exactamente donde se encontraba relatando aquel episodio unico, es el testimonio de la realidad, aquel que no escuchamos porque es pronunciado por los" locos", "dementes" o "lunaticos" si se quiere.
Kurtz habia iniciado su propia guerra y ese era el peor pecado, por el cambio de normativa, por el cambio de intereses, por el ajuste de los objetivos. El tenia conciencia y mantenia su cordura y por esto espero a Willard y no lo ejecuto, sino que lo acogio, para que cuando este listo el cumpliera con sus normativas, con sus ordenes, esas que alguna vez Kurtz habia impartido y habia obedecido. El Coronel habia terminado por ser una abominacion equivalente a la que no podia comprender y con sus ultimos vestigios de lucidez convence a Willard para que termine con su creacion, su realidad que a fin de cuentas no era distinta a la de EEUU, que no era distinta a la del Viet Cong y que por cierto se asemejaba a la realidad, al paralelo de los mas, de aquellos que no cruzan la puerta y continuan con sus vidas. Kurtz termina siendo el mas honesto, posiblemente no el mas cuerdo pero con sus hechos, sus acciones nos relata su realidad.


Apocalypse Now



apocalipsis now
Coronel Kurtz (Marlon Brando) junto al Capitan Willard (Martin Sheen)


pelicula belica
Coronel Kilgore (Robert Duvall)



FUENTE: Mi aporte