Como tener un sueño lúcido


La definición más básica de sueño lúcido es ‘la capacidad de ser consciente de que se está soñando, mientras se sueña’. Un sueño lúcido ocurre cuando una persona se encuentra a la mitad de un sueño normal y repentinamente se da cuenta que, él o ella está durmiendo y debe estar soñando. Ahora la persona se encuentra ‘lúcida‘ y puede alcanzar diversos niveles de lucidez.

En el nivel más bajo, el individuo tal vez esté consciente de que está soñando, pero no puede pensar de forma lo suficientemente racional como para darse cuenta que los eventos, personas o acciones que aparecen en el sueño no son reales, o que los peligros no representan una amenaza real.
Por otra parte, en el nivel más alto de lucidez, se encuentra totalmente consciente de que es un sueño, y tiene control total sobre las acciones y eventos del sueño.
Es posible controlar nuestros sueños y alcanzar el máximo estado de lucidez, empleando las técnicas y métodos que mencionaremos a continuación:
Pasos

1.- Mantén un diario de tus sueños. Este es tal vez, el paso más importante que deberemos seguir para establecer las bases que nos llevarán a tener sueños lúcidos. Mantén el diario cerca de tu cama mientras duermes, y escribe en él inmediatamente después de despertar (si es que recuerdas tu sueño). Con esto harás que tu cerebro recuerde con mayor facilidad los sueños que tuviste la noche anterior.

2.- Aprende cual es el mejor momento para tener un sueño lúcido. Al estar conscientes de nuestro horario de sueño, una persona puede adaptar sus patrones de sueño para inducir un sueño lúcido.
o Estudios científicos sugieren que una siesta algunas horas después de despertarse por la mañana, es el momento más común en el que se tiene un sueño lúcido.

o Los sueños lúcidos están íntimamente relacionados con el REM (Rapid eye Movement, movimiento rápido de ojos), lo que significa que ocurren más comúnmente justo antes de despertar. La gente que padece narcolepsia tienen el REM al inicio del sueño, por esa razón, sí tu tienes sueños lúcidos justo después de dormirte, probablemente padezcas esta enfermedad. (En ese caso deberías considerar buscar atención médica especializada).

o Los sueños se desarrollan generalmente en ciclos de 90 minutos, de esta forma, si una persona está tratando de recordar sus propios sueños, sería de mucha ayuda el intentar despertarse a sí mismo durante alguno de estos ciclos. (los sueños que son interrumpidos son usualmente los que recordamos)

3.- Practica la inducción mnemónica para los sueños lúcidos.
o Configura la alarma de tu reloj para que te despierte 4, 5 1/2, o 6 horas después de haberte dormido.

o Cuando te despierte la alarma, trata de recordar lo más que puedas de tu sueño.

o Cuando hayas recordado todo lo que te fue posible, vuelve a dormirte, ahora imaginando que estás en el sueño anterior, y trata de hacer conciencia de que te encuentras soñando. Duérmete pensando: “Estaré consiente de que es un sueño“, o algo similar.

o Si muchos pensamientos vienen a tu mente mientras intentas dormirte, repite y concéntrate en la pregunta. Y no te preocupes si piensas que esto de los sueños lúcidos está tomando demasiado tiempo. Entre más tiempo tome, más te acostumbrarás y tendrás sueños lúcidos más constantemente.

Como tener un sueño lúcido


4.- Establece un hábito de ‘pruebas de realidad’. En un sueño, esta prueba te dirá si estás durmiendo, permitiéndote así obtener la lucidez. Pero para poder alcanzar una prueba de realidad en un sueño, deberemos establecer el hábito de hacer pruebas de realidad en la vida real. Una prueba de realidad incluye buscar ‘señales de un sueño‘, o cosas que no existan en la realidad. Cuando estas acciones se convierten en un hábito, una persona comenzará a hacerlas en sus sueños, y llegará fácilmente a la conclusión de que él o ella se encuentra soñando. Algunas tácticas incluyen:
o Mirar el reloj y ver si se mantiene constante

o Mirar un texto, cambiar de dirección la mirada, volver nuevamente al texto y ver si éste ha cambiado

o Mirarte en un espejo (tu imagen, generalmente aparecerá borrosa en un sueño)

o Apretar tu nariz y tratar de respirar.

o Echar un vistazo a tus manos, y preguntarte a ti mismo “¿estoy soñando?” (en un sueño, es posible que notes extrañas tus manos, ya sea con más dedos, o más grandes de lo normal)

o Saltar en el aire

o Pínchate, o pellízcate a ti mismo, en un sueño, normalmente no sentirás ningún dolor, y tu ‘carne’ será más elástica de lo normal

5.- Prolonga la duración de un sueño lúcido girando tu cuerpo mientras sueñas (se sospecha que esta acción prolonga el REM), y frota tus manos (esto prevendrá la sensación de que te encuentras acostado en la cama).

Tips

* Cuando trates de recordar un sueño justo después de despertar, trata de no moverte. Al activar las neuronas y las partes del cerebro que controlan los músculos, será más difícil recordar el sueño

* Los sueños lúcidos pueden ser de mucha ayuda para las personas que padecen pesadillas, ya que podrán controlar el curso de sus sueños.

* Practicar pruebas de realidad después de despertarte, te ayudará a detectar ‘despertares falsos‘, al estar soñando que despiertas, esto puede hacerte perder lucidez.

* No bebas ningún líquido al menos una hora antes de irte a la cama. Lo último que quieres que te pase, es desperar de un exitoso sueño lúcido, sólo para ir al baño.

* No uses un radio como alarma. Si al despertarte comienzas a escuchar voces o una canción, esto podría distraerte y borrar de tu cabeza el sueño que acabas de tener. Si es necesario que uses un radio como alarma, en cuanto suene no prestes atención a las voces y apágalo rápidamente. Otra cosa que puedes intentar, es, ajustar tu radio a una frecuencia sin señal, esto hará que te despiertes con estática (sonido blanco).

* Si no logras recordar el sueño que tuviste, concéntrate en los sentimientos que experimentaste. El tratar de recordar ‘a la fuerza’ lo que soñaste hará que tu mente se aleje del objetivo, y lo más posible es que tu mente piense en todo menos en el sueño.

* Si tienes sueños recurrentes, entonces, algunos aspectos o sucesos de estos sueños pueden actuar como ‘pruebas de realidad’. Si notas que alguno de estos sucesos está sucediendo, puedes pensar: “esto solo pasa en mis sueños, debo estar soñando“.

* Si te das cuenta de algo que es imposible que pase en la vida real está sucediendo, como el poder respirar bajo el agua, esto puede actuar fácilmente como una prueba de realidad, lo que te indicará rápidamente que estás soñando.

* Cuando te despiertes de forma natural –esto es, sin la necesidad de una alarma– concentra tu mirada en el primer objeto que veas al abrir los ojos. Mira el objeto y concéntrate en él. El hecho de centrar tu concentración es ese objeto hará que los recuerdos del sueño fluyan de manera más sencilla. Una puerta, una bombilla eléctrica, unas llaves son buenos ejemplos, al fijar tu atención en estos objetos, se calmará tu atención de iniciar el nuevo día, haciéndote más fácil la tarea de recordar.

Muchas personas recomiendan ingerir una pequeña dosis de cafeía antes de ir a dormir (té con cafeía, por dar un ejemplo), aseguran que mantiene la mente alerta mientras el cuerpo se dispone a descasar.
Pero para muchas otras personas esto simplemente evita o interrumpe el sueño

* Para terminar con la parálisis del sueño (la cual no es peligrosa) simplemente trata de mover los dedos de tus pies. Cuando estás en un estado de parálisis del sueño, el cerebro está enviando una señal a tu cuerpo de mantenerse inmóvil, esto lo hace para evitar que nos paremos mientras dormimos. Los músculos más grandes generalmente son los que se ven más afectados, por esa razón, el mover los dedos de tus pies, te ayudará a despertar y así terminar una parálisis del sueño.

* “Volar” es una experiencia interesante cuando tenemos un sueño lúcido. Intentar volar hará que disfrutes aún más los sueños lúcidos. Para comenzar a ‘volar’ trata de brincar alto y más alto en cada paso que des mientras sueñas. También puedes intentar caminar sobre techos o paredes, al principio el ‘volar’ puede ser una experiencia un poco intimidante si no estás totalmente convencido de que te encuentras en un sueño.

Advertencias

* El irse a dormir con la idea de tener un sueño lúcido, en el que una persona puede mantener la consciencia antes de irse a dormir y llevar ésta hasta los sueños, puede causar parálisis del sueño o ansiedad, pero ambos casos son raros. Siempre recuerda que, en un sueño lúcido te encuentras consciente y puedes despertarte a ti mismo si te sientes ansioso o angustiado.

fuente : http://www.wikihow.com/Lucid-Dream