Historias envolviendo grabación de CDs y DVDs no paran de surgir. Siempre aparece un primo de un vecino de tu tía que le subió la sangre a la cabeza a la hora de quemar un disco. Y es exactamente por esto que los mitos que envuelven este asunto son muchos.

Con una buena conversación entre varios componentes de redacción de Bajakí, Bajakí juegos y Moderación, fuimos en búsqueda de la respuesta de más de un mito o verdad que asola a todas las personas que graban multimedia en casa. Para empezar, son válidos varios argumentos en relación al asunto, y grabar es, en velocidad máxima o no. Lo primero que se puede decir al respecto, es sobre la capacidad de la multimedia.

¿La “X” es la respuesta?

Si te has dado cuenta, prácticamente todas las multimedias vienen de fábrica con un número impreso. Este número varía de 1x hasta aproximadamente 52x, informa la velocidad máxima de grabación que aquel disco puede soportar. De esta manera, hay quien diga que: “Si la multimedia soporta esta velocidad, ciertamente no sufrirá daños si se graba a la máxima velocidad”.

Mito o Verdad ¿Grabar CDs en máxima velocidad los daña?


Esto hace sentido, y esto es una gran verdad, de esta forma, si tu multimedia soporta 12x, por ejemplo, y la grabación es hasta este valor –teóricamente- no ocurrirá nada. Lo que puede suceder con el recorrer del tiempo es un desgaste mayor de las piezas mecánicas del grabador, ya que se le ha exigido que la multimedia gire con más velocidad.


Grabación de datos

El proceso de grabación de un disco no es muy difícil de entender; funciona como un dictado de palabras, así es, ¿recuerdas cuando tu maestra dictaba las tareas para la casa? ¿Qué era lo que hacías? Memorizabas por algunos instantes lo que ella decía e inmediatamente ibas y lo escribías.

Esto también sucede en la grabación, ya que el software almacena por algunos segundos las informaciones del disco duro o la multimedia para reproducirla en otra. Este proceso de almacenamiento temporario es llamado de buffer. Ahora, imagina a tu profesora dictado las palabras muy rápido, ciertamente no conseguirías escribir todas y además cometerías errores.

CD

Lo mismo pasa en el proceso de grabación, si es grabado en la máxima velocidad el buffer tendrá poco tiempo para almacenar y enviar los archivos temporarios, y es probable que ocurran errores y pérdida de datos en la misma proporción. Por supuesto que no realizar tareas pesadas mientras se graba un disco es muy importante, por ejemplo, usar Photoshop o un programa similar aumenta aun más el margen de error en la grabación.

Velocidad y compatibilidad

Un hecho interesante sobre este tema es la compatibilidad de lectura de los datos grabado. Que podría suceder si una multimedia fuese quemada a una velocidad de 52x, por ejemplo, y que los datos no sean leídos en lector con capacidad máxima de 32x. La probabilidad de que haya errores de lectura

es muy grande o mejor dicho, es casi que seguro.

¿Cómo se puede damnificar la multimedia?

Hay situaciones en que se puede facilitar problemas con la multimedia a la hora de grabar. Una de ella ya fue mencionada – problemas con el buffer que no consigue almacenar los datos. Otra en que la multimedia puede damnificase es el caso de que no se respete su velocidad máxima, es decir, que soporte 4x y que sea grabada en una velocidad de 8x por ejemplo.

Nero


¿Cuándo se puede grabar en máxima velocidad?

Es un hecho que si la grabación en máxima velocidad dañara el disco o el grabador, esta opción ni figuraría entre las alternativas de grabación, ya que podría realizarse sin problemas cuando la multimedia grabada soporta grandes velocidades, el disco será leído en el grabador en que fue quemado o en reproductores con velocidad compatible, por ejemplo.

¿Que sería lo ideal?

Después de ver estos argumentos, puedes estarte preguntando: “¿cómo debo hacer para evitar problemas con mis multimedias? La primera recomendación es compra discos de buena calidad y tener un hardware de grabación de buena calidad razonablemente.

alcohol


En segundo lugar, lo ideal es grabar los discos con la menor velocidad posible o en velocidad media, ni muy lento, no muy rápido -, ya que la probabilidad de que se corrompan los datos, a la hora de la grabación se minimiza considerablemente.

Además, forzar las partes mecánicas en todas las grabaciones no es muy bueno, por más que el quemado sea más rápido, es importante saber que la parte mecánica sufre más desgastes. Esto sucede porque la rotación del disco es mucho mayor y de esta forma la depreciación de las piezas se da con más rapidez.

Conclusión

Al evaluar los argumentos, llegamos a una conclusión: si la única alternativa es grabar en máxima velocidad, y no tienes otra alternativa, hazlo. Sin embargo, siempre que te sea posible quemar tus discos en velocidad media o más baja, tendrás la oportunidad de que los problemas sean bien menores. Obviamente, nada garantiza que grabaciones en bajas velocidades se realicen perfectamente y ni lo contrario. Pero, cuando se habla en la probabilidad de errores, la grabación en alta velocidad le lleva la delantera.

velocidad


mas




COMENTAR ES AGRADECER


Cuando no se tienen puntos, siempre se piensa en ellos. Cuando puntos se tienen, sólo se piensa en ellos.

si los puntos fueran dinero la frase seria asi