Dejo en este post una especie de "Manual del detenido" para que sepas qué hacer si te llevan a una comisaría. Porque sabemos muy bien que por ser morocho, tener pelo largo o un corte distinto, ser jóven, permanecer o transitar en lugar público festejando, vestirte con ropa determinada o pertenencer a un barrio humilde, te convertis en "sospechoso" y sos blanco para engrosar las estadísticas policiales, lo que sigue no soluciona el tema de fondo pero pretende ayudar a quien pueda tocarle vivir esta situación o ayudar a algún amigo.

Averiguación de antecedentes (AA)

Respecto a la necesidad de mostrar tu documento, no estás obligado a portarlo, pero tené en cuenta, que si no pueden identificarte inmediatamente, te detiene por averiguación de antecedentes así que si tenés documento no deberían llevarte a la comisaría. Sabemos que en la práctica te detienen igual, pero eso te habilita (si podés demostrar que no era necesario identificarte) a denunciar a los policías por violar la ley:

No estás "detenido" sino "demorado", por lo que no pueden ponerte en un calabozo con personas acusadas de cometer delitos.
Este tipo de detención sólo puede durar 12 horas. En ese tiempo, la policía tiene que pedir los antecedentes (que en realidad es averiguar si la persona tiene capturas o comparendos, o sea si un juez lo está buscando, no importa si tuvo causas y las cerraron o si cumplió una condena), constatar el domicilio, hacerte ver por un médico, y dejarte hacer una llamada telefónica. No te pueden poner en el mismo calabozo que detenidos con causa y tampoco pueden tomarte fotografías
Tenés derecho a llamar de inmediato a tu familia, a tu abogado o a una persona de confianza.

Recomendaciones:

Que alguien llegue enseguida a la comisaría en estos casos es importante, porque las 12 horas se cuentan desde que la policía anota en su libro de detenidos, y a veces lo demoran a propósito. Pero a partir de que alguien pregunta, tienen que “blanquear” la detención.

Que llegue la planilla de antecedentes y venga el médico o lo lleven al hospital es fundamental para acelerar la salida del detenido, y por eso mismo la policía se demora en hacerlo. Lo que hay que hacer es insistir constantemente con que pidan la planilla y que el médico vea al detenido. Cuanto más insistan, cuanta más gente pregunte por el detenido, se acerque a la comisaría o permanezca afuera apoyando a los familiares o amigos del detenido, más posibilidades hay de que salga rápido y de que no le peguen adentro, o que dejen de pegarle si lo estaban haciendo.

Pasadas las 12 horas, la persona está ilegalmente detenida, hayan llegado los antecedentes o no (tienen un sistema de computación que conecta todas sus dependencias que permite saber si hay una captura o comparendo en menos de diez minutos).

Si pasan las 12 horas y la persona no es liberada, cualquiera (mayor o menor, pariente o no, con o sin documento) puede interponer un habeas corpus ante el juzgado de garantías de turno.

Si conocen que una persona fue detenida, pero en la comisaría niegan información o dicen que ellos no lo tienen, se presenta URGENTE un Hábeas Corpus.

El que presenta el recurso no necesita tener documentos, ni ser pariente del detenido. Tampoco hace falta hacerlo por escrito, ni se necesita un abogado. CUALQUIERA, MAYOR O MENOR, PUEDE HACER UN HABEAS CORPUS SI CREE QUE ALGUIEN ESTA ILEGALMENTE DETENIDO. El juez tiene que comunicarse con todas las comisarías (o con la que le diga el denunciante) hasta encontrarlo, saber por qué lo detuvieron, y te tiene que informar. Si la detención es ilegal, tiene que ordenar la libertad.

En todos los casos, si durante la detención o en la comisaría le pegaron al detenido, al salir hay que llevarlo a un hospital y hacerlo revisar bien. La constancia que queda en el libro de guardia sirve para probar la fecha y hora de la revisación y las lesiones que tenía.

Después de ir al hospital, se pueden denunciar las vejaciones, apremios o torturas DIRECTAMENTE A LA JUSTICIA, en la Fiscalía de turno. Se hace en forma oral, y no hace falta ir con abogado.

Violación del Código de Faltas

Si fuiste acusado de violación al Código de Faltas, tené muy presente que sólo interviene la justicia en el caso en que el detenido "conozca su derecho" a apelar ante el juez de faltas, para lo cual tiene un plazo de 48 horas.

1- Si te detienen por una "contravención" o "falta", ojo con lo que firmás: a veces, sin darte cuenta, ponés la firma en una "declaración indagatoria" que ni leiste, en la que reconocés la falta supuestamente cometida (escándalo, desorden, ebriedad, merodeo, etc.). Tenés derecho a llamar un abogado que te asista en la declaración indagatoria. También tenés derecho a negarte a declarar.

2- Cuando te aplican una contravención, interviene el Juez de Faltas, solo si vos apelas. La policía tiene 48 horas para darle intervención, y el juez tiene 4 días para resolver la excarcelación. Durante este tiempo, mientras no se deroguen el código de faltas y este procedimiento arbitrario, no se puede hacer nada para lograr la libertad, salvo presionar al juzgado yendo constantemente a preguntar si ordenó la excarcelación.

3- Es la misma policía que te detiene y que reune las pruebas en contra de la falta que se te imputa, quien a través del Jefe de Policía dicta “la sentencia”, declarándote culpable o inocente de la contravención. Puede aplicar penas de multa o prisión hasta 60 días y se suma que si la contravención imputada fue en ocasión de un espectáculo deportivo, la prohibición de concurrir hasta 10 fechas. A veces te notifican de la sentencia antes de dejarte ir de la comisaría; otras veces te llega una cédula de notificación a tu casa, o te citan para que vayas a la comisaría a notificarte.

4- Desde el momento en que te notificás de la resolución tenés nada más que 2 días corridos para apelarla, si te condenaron. Si te notificás sin apelar, la sentencia "queda firme", es decir, consentida (aceptada) y te queda un antecedente.

5- El plazo para apelar es tan corto que no podés perder el tiempo (se cuentan sábados, domingos y feriados). Basta con poner "APELO" antes de la firma, o mandar un telegrama al salir o -mejor- llevarse personalmente a la Justicia de Faltas. Si al salir de la comisaría no te dieron el número de causa, poné solamente la fecha de la detención y la comisaría:
“Al Juzgado de Faltas: FULANO DE TAL, DNI Nº........., por sí y con domicilio real en ..................., en la causa contravencional nº ............ iniciada el día .......... a las ....hs., ante la Cría. nº ..... de la localidad de .........., vengo por el presente a APELAR la resolución dictada. Proveer Conforme, Será Justicia”.

Hay que escribir APELO a continuación de tu firma cuando te notifican de la falta que cometiste, con eso basta. El tema es que si te "levantan" con los típicos métodos: a los golpes, esposado, como lo más leve que son capaces de tratarte, si en la comisaría apelas te va a ir peor, hay gente que no sobrevivió para contarlo, lamentablemente y me consta que en Córdoba el CAP es tan violenta como "la bonaerense" y "la federal", acá en Buenos Aires.. Así es que si te piden que firmes y te dejan ir, cuando salis está la posibilidad dentro de los dos días corridos, del telegrama o la nota personal a la Justicia de Faltas, como el modelo anterior.

6- Al apelar la sanción impuesta por el Jefe de Policía, pasa todo a la Justicia de Faltas, donde te van a citar en un plazo de 20 días, para declarar y defenderte. Si la policía no puede probar que te detuvo legalmente, se revoca la pena y te declara inocente. La decisión del Juez de Faltas solo puede apelarse (discutirse, oponerse) ante el Tribunal de Casación Contravencional por violación del derecho de defensa en juicio, es decir solo si probas que no te garantizaron la posibilidad de defenderte de la acusación.

7- Es importante apelar las condenas por contravenciones aunque ya estés en libertad. Si quedan firmes se computan en el Registro de Reincidencias y si te vuelven a detener en el lapso de UN AÑO sos "reincidente" y las penas son mayores. A esto sumale que a quienes "se les pintan los dedos" se les disminuye aún más sus posibilidades de ingreso al mercado laboral (ya que las contravenciones aparecen en los certificados de buena conducta que emite la policía).
Si pasan DOS años desde la detención sin que el juzgado de Faltas se ocupe del asunto, la pena prescribe, es decir que queda sin efecto como si te hubieran absuelto.

Menores de 18 años

* Los menores de 18 años pueden ser detenidos si están cometiendo un delito.
Los menores entre 16 y 18 años sólo pueden ser acusados de contravenciones cometidas al manejar vehículos si tienen registro y autorización o por orden judicial, pero no "en averiguación de identidad" o "para identificar"; pero si te ocurre, o si te detienen "por estar en la calle después de las 22:00" o porque sí, recordá que:

1- No te pueden esposar, ni llevar en un auto que no se identifique como policial. Tampoco te pueden encerrar en un calabozo, ni tenerte junto a mayores de edad, ni quitarte los cordones y/o cinturón, ni hacerte "tocar el pianito", ni incomunicarte. Si te detuvieron por estado de ebriedad en lugar público, lo único que les corresponde hacer es llamar a tus padres de inmediato para que vayan a buscarte.

2- Lo primero que tiene que hacer el policía que te detuvo al entrar a la Comisaría es avisar al Juez de Menores de turno. Preguntá qué juez está de turno, y si le dieron intervención, por si te toca un policía con mala memoria.

3- Tenés derecho a llamar de inmediato a tu familia, a tu abogado o a una persona de confianza.

4- Si te quieren hacer firmar cualquier cosa que no sea clara, y no podés negarte o tenés miedo poné antes de la firma APELO, y si no te trataron bien, Pido Médico.

5- El único que puede revisarte es un médico. Aunque tenga guardapolvo, pedile su matrícula (es como un carnet). Nadie más tiene derecho a revisarte o hacerte quitar la ropa.

6- Una persona mayor de edad que sea responsable por vos tiene que ir de inmediato a la comisaría, porque el Juez de Menores sólo ordena la "entrega" del menor a los padres o tutores. Si no hay un mayor responsable puede decidir que estás "en situación de abandono o desamparo" y mandarte a un instituto de menores, donde con seguridad vas a estar abandonado y desamparado.

Dartos personales

Tu fotografía como cualquier información relativa a tu persona es privada y forma parte de tus datos personales.

Para que tomarte una foto no sea ilegal, es necesario que prestes tu consentimiento informado por escrito, esto quiere decir que:

Cuando se recaben datos personales se deberá informar previamente a sus titulares en forma expresa y clara:

a) La finalidad para la que serán tratados y quiénes pueden ser sus destinatarios o clase de destinatarios;

b) La existencia del archivo, registro, banco de datos, electrónico o de cualquier otro tipo, de que se trate y la identidad y domicilio de su responsable;

c) El carácter obligatorio o facultativo de las respuestas al cuestionario que se le proponga, en especial en cuanto a los datos referidos en el artículo siguiente;

d) Las consecuencias de proporcionar los datos, de la negativa a hacerlo o de la inexactitud de los mismos;

e) La posibilidad del interesado de ejercer los derechos de acceso, rectificación y supresión de los datos

Tu consentimiento para que te tomen una fotografía o datos peronales no se necesita UNICAMENTE SI:

a) Se realiza entre dependencias de los órganos del Estado en forma directa, en la medida del cumplimiento de sus respectivas competencias;

b) Se recaban para el ejercicio de funciones propias de los poderes del Estado o en virtud de una obligación legal;

Esto quiere decir que los únicos autorizados a tomarte una foto sin tu aprobación previa son funcionarios del Estado en ejercicio de una función acorde: por ej. un juez que le da la orden por escrito a una institución policial para que a través de un agente comisionado al efecto te tomen la foto. Es decir primero tiene que haber una orden judicial y luego el cumplimiento. Si así fuera tenés derecho a solicitar la identificación del agente que te toma la foto, los datos del juzgado que interviene y el número de expediente o instrucción.

Si nada esto se cumple e igual te toman la foto, tenés derecho a presentar un habeas data, que es un pedido al juez de turno que corresponda a tu domiclio o al del organismo que presuntamente cometió esa ilegalidad para :

a) tomar conocimiento de los datos personales almacenados en archivos, registros o bancos de datos públicos o privados destinados a proporcionar informes, y de la finalidad de aquéllos;

b) en los casos en que se presuma la falsedad, inexactitud, desactualización de la información de que se trata, o el tratamiento de datos cuyo registro se encuentra prohibido, para exigir su rectificación, supresión, confidencialidad o actualización.

Lo podes hacer sin necesidad de abogado, y si sos menor lo pueden hacer tus padres.
Va por escrito detallando lo mejor posible el nombre y domicilio del archivo, registro o banco de datos y, en su caso, el nombre del responsable. Y si se trata de un organismo público tratando de establecer el organismo estatal del cual dependen.

Expresas brevemente las razones por las cuales entiendes que en el archivo, registro o banco de datos individualizado obra información referida a su persona; los motivos por los cuales consideras que la información resulta discriminatoria, falsa o inexacta y justificar que se han cumplido los recaudos que hacen al ejercicio de los derechos.

Espero haya resultado comprensible.

Fuentes Consultadas: Comisión Intersectorial de Observación y Seguimiento de la Situación Carcelaria en Córdoba. Coordinadora contra la represión Policial e Institucional, Buenos Aires.

(Gracias Celesteamor)

¿Que hacer si te detiene la policía?