La Vida en el Mar

Museo de la Ciencia

La Vida en el Mar

La Vida en el Mar
Es conocida la existencia de una enorme
diversidad y riqueza de fauna en los océanos del mundo. Sin embargo, poco se
sabe acerca de cómo se mantiene este sistema. La mayor parte de los materiales
orgánicos básicos que alimentan y construyen la vida en el mar, son producidos
en las capas superficiales e iluminadas de los océanos (zona fótica). Esto se
debe a que sólo allí los productores primarios son capaces de sintetizar
materiales orgánicos básicos a partir de la luz solar (Fotosíntesis).[/size]

En los ambientes terrestres, los productores primarios están
representados por individuos multicelulares de gran tamaño (las plantas) que
viven largos períodos y que se encuentran fijos al sustrato. Por el contrario,
en los océanos los productores primarios son en su mayoría microscópicos, tienen
un corto período de vida. Estos productores primarios microscópicos son
reconocidos como Fitoplancton (Phyto=Planta; Plankton=sin nado activo). En
el fitoplancton predominan dos grupos: las diatomeas, caracterizadas por estar
encerradas en una especie de cápsula que carece de algún medio visible de
locomoción y los dinoflagelados, reconocidos por la presencia de un flagelo o
cola que les confiere cierta movilidad. Como consecuencia del predominio
microscópico de los productores primarios, los herbívoros marinos también son en
su mayoría animales muy pequeños, donde predominan los copépodos, crustáceos
microscópicos que suman mas de 10.000 especies en los océanos y que junto a los
eufasiaceos y las larvas de otros invertebrados (gusanos, moluscos, crustáceos,
etc.) conforman el Zooplancton. Los integrantes del zooplancton junto a algunos
pequeños peces pastorean sobre el fitoplancton, es decir, se comen el
fitoplancton, transfiriéndose así la energía desde los productores primarios a
los herbívoros.


Museo de la Ciencia
El siguiente nivel de transferencia de energía descansa sobre
los organismos del Necton, que a diferencia del Plancton (Fito y Zooplancton)
son nadadores activos capaces de moverse contra la corriente. Los pequeños
carnívoros del Necton se alimentan de los productores primarios y, a su vez, son
depredados por otros carnívoros de mayor tamaño, iniciando así una cadena donde
la energía se va transfiriendo de las presas a los depredadores, y en cuya cima
se encuentran los grandes depredadores o depredadores tope como los tiburones,
barracudas, peces espada, atunes, focas, delfines, etc.


En la zona afótica (sin luz) de los océanos, que se inicia a
partir de los 200 m de profundidad, no hay posibilidad de fotosíntesis, por lo
cual allí los organismos dependen de otras fuentes de materia orgánica necesaria
para la vida. La primera fuente de esta zona proviene de la «lluvia» de desechos
o restos orgánicos provenientes de organismos que han muerto o han sido
depredados en las capas de aguas más superficiales (flechas de puntos en la
figura). La otra fuente de materia orgánica proviene de algunos organismos que
migran verticalmente entre la zona fótica y la afótica.


En la zona bentónica litoral, que comprende los fondos marinos
poco profundos cercanos a la costa, además del aporte de energía de los
productores primarios representados en el fitoplancton, existen otras fuentes de
materia orgánica de gran valor. El desarrollo de lechos de algas macroscópicas,
hierbas marinas, arrecifes de coral, manglares que crecen pegados a la costa y
el drenaje proveniente de los ríos que desembocan en la costa, son importantes
fuentes de materia orgánica que sustenta a las comunidades de organismos que
habitan en la plataforma continental cercana a la costa.


En la parte profunda de la zona bentónica el aporte de materia
orgánica proviene de la «lluvia» de materia orgánica de las capas superficiales
y de los productos del proceso de quimiosíntesis que realizan algunas bacterias.


Vida en el Mar Especies Marinas Amenazadas


De las 40.169 especies evaluadas actualmente en la Lista Roja
2006 de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), 1.372 especies habitan el
medio marino. De éstas, 16 se han extinguido y 369 están amenazadas (evaluadas
como En Peligro Crítico, En Peligro o Vulnerable


El grupo marino más grande que se ha evaluado en la Lista Roja
es el grupo de peces cartilaginosos (tiburones y rayas). En este año, 202 nuevas
especies de tiburones y rayas se han añadido a la Lista Roja llevando el total
de las especies evaluadas de este grupo a 534. La quinta parte de las especies
de tiburones se encuentran evaluadas como amenazadas de extinción. Este dato
confirma la sospecha de que estas especies, de crecimiento lento, son
excepcionalmente susceptibles a la sobreexplotación y están desapareciendo a una
gran velocidad en todo el planeta.


La Vida en el Mar El Fondo Marino

Si pudiéramos contemplar el fondo marino sin agua, no veríamos
solamente abismos. Más bien podríamos contemplar un imponente paisaje, donde
abunda la diversidad de formas como en tierra, con montañas y valles, altiplanos
y llanuras abisales, extensas cadenas montañosas. Sin embargo, por encima del
mismo hay una media de 3.650 metros de agua y, a partir de una profundidad de
unos 500 metros, reina la más absoluta oscuridad. Además, con una temperatura
relativamente constante de 1 a 3 °C, no es precisamente cálido según criterios
humanos y la presión hidrostática del agua aumenta una atmósfera por cada 10
metros de profundidad. ¡Eso supone 1.100 atmósferas a once kilómetros de
profundidad!

Museo de la Ciencia Nuevas Especies Marinas

El ser humano arranca poco a poco sus secretos al mar: los animales
desconocidos, la distribución de la vida, su diversidad. Inventariar los océanos
es el objetivo del primer Censo de la Vida Marina (CoML), que estará acabado en
2010. Trabajan en la actualidad en el proyecto 1.700 científicos de 73 países. Los resultados del
quehacer ese ejército multinacional de buscadores de vida se han
hecho públicos y presentan al mundo nuevas especies, algunas viven en los
entornos más hostiles.

Vida en el Mar Conchas Marinas

Cuando pasamos unos días junto al mar, es frecuente que aprovechemos ratos de
ocio para pasear por la playa, junto a la orilla, y además de servirnos como
ejercicio fisico y relax mental podemos dedicarnos a observar la naturaleza.
El mar arrastra cada día un gran número de conchas, la mayoría de las veces,
vacías. Algunos ejemplares son y han sido, a través de los siglos, tesoros
codiciados por coleccionistas. Estos son ya tan escasos que difícilmente
podríamos encontrar alguno, sin embargo hay pequeñas joyas de formas y tamaños
que nos harán descubrir la maravillosa diversidad que se oculta en el mar. Desde
unos pequeños tubitos, a las formas más complejas de las ostras o las
pequeñísimas y frágiles "patatas fritas" y "sombreritos chinos".


Ir al enlace de abajo para ver la Multimedia en grande es muy interesante verlo
http://estaticos.elmundo.es/elmundo/2006/graficos/ago/s1/medusas.swf

Gráficos elmundo.es
Fuente:http://www.portalciencia.net/museo/vidamar.html

1 comentario - La Vida en el Mar