Este es un tema que me interesa bastante... los distintos tipos de estilos...

Tribus Urbanas
No hace falta viajar en el tiempo para poder hablar de las diferentes tribus que conforman un sociedad, sólo basta con prestar atención y observar en los bares, en la puerta de los colegios o en las plazas a los distintos grupos de adolescentes.



Los darks, los rollingas, los punks, los hippies modernos y muchas otras tribus juveniles hacen de su apariencia el espejo de sus gustos, ideas y rebeliones.
“En la etapa adolescente, el joven busca independizarse del seno familiar para encontrar afuera a grupos de pares o modelos con los cuales identificarse para compartir espacios propios”, explica la psicóloga Josefina Brescia. En Santiago del Estero, también se hace evidente esta segmentación, aunque en realidad en la provincia sólo se adopten los rasgos externos, aquéllos que se ven en los diferentes medios de comunicación, y no por su verdadero significado social, como ocurre en otros lugares del mundo.



El Skater:
El skateboard, conocido por muchos como la patineta, nació en 1970 en California, como una derivación terrestre de la tabla de surf. Años más tarde, gracias a la televisión, el cine y las revistas especializadas, este deporte se expandió por el mundo entero y junto a él, su estilo “street” (callejero).
A pesar de que en Santiago del Estero éste no es un deporte que identifica a muchos jóvenes, de vez en cuando la retreta de la plaza Libertad u otros lugares imprevistos se convierten en una espectacular pista de obstáculos para estos adolescentes sobre ruedas. Los distinguen:
- Sus zapatillas de cuero con caña alta.
- El pelo corto y peinado con gel hacia arriba.
- Buzos holgados con capuchas y canguro.
- Pantalones anchos, casi se podría decir para que quepan dos personas.
- Remeras grandes que llegan hasta la rodilla.
- Cadenas que cuelgan de sus bolsillos, gorritas con la visera hacia atrás y, por supuesto, la infaltable patineta.

Tribus Urbanas

El Rollinga:

Es el nombre con el que se comenzó a identificar a los fanáticos de los Rollings Stone. Actualmente muchos tienen una mala concepción de los rollingas, ya que suelen estar asociados con la droga o con el consumo desmedido de alcohol, sobre todo a la hora de reunirse en grupos para ir a un recital o simplemente pasar un momento más. Pero, por supuesto, esto no significa que a todos los que se les ocurra cortarse el flequillo, o no preocuparse por lavar sus zapatillas sean fanáticos de los Rollings o de la marihuana, ya que muchos jóvenes eligen esta onda por su comodidad y sencillez a la hora de enfrentar el ropero.
“Es una moda que llegó hace muy poco a Santiago, o por lo menos recién ahora se está adoptando en mayor medida, es la onda desfachatada, desprolija, del dejarse estar”, comentó la diseñadora.
Reglamento rollinga:
- Lo que no puede faltar es el flequillo recto y bien cortito.
- En vez de un buzo o un pulóver, su manera de abrigarse es encimándose remeras y camisetas con mangas de distintos largos que se dejan notar.
- Jeans sueltos y gastados, o jardineros con un tirador desprendido.
- Gorritas con viseras, en todo momento, haya sol o no.
- Mochilas invadidas de pins.
- Zapatillas de lona, cuanto más sucias, mejor. (irresistible tentación para el lavarropa de las mamás que no comprenden la onda)

estilos

El Punk:

El fenómeno conocido como punk surge en Inglaterra a mediados del 70, en un contexto de mucha represión, marginación y desempleo juvenil. Este grupo, que comenzó con la unión de varios adolescentes que compartían las mismas inquietudes, fue adquiriendo popularidad y ganando adeptos en todo el mundo gracias a su valentía, a la hora de expresar su estado de ánimo. La característica fundamental de los punk comenzó a ser su desencanto por las cosas de la vida: la política, la religión, la familia, la educación y miles de otros aspectos cotidianos. Su apariencia se convirtió en una denuncia abierta a la sociedad en general:
- Ropa de jean gastada, que muestra que no les interesa identificarse con las modas pasajeras.
- El cuero y las tachas también entran en la lista de los preferidos.
- En la cabeza, las crestas engominadas y de colores llamativos o el pelo bien corto, en homenaje a las tribus indígenas que fueron sometidas durante años.
- Los pantalones son apretados, algunas veces a rayas, con cadenas colgando; y para las chicas, faldas de cuero rasgadas, estilo: “acabo de ser atacada por un oso voraz”
- Se pintan las uñas de una mano de color blanco y la otra, de negro.
- Botas militares, o en puntas, como una manera de ridiculizar la simbología militar.

urbanas

El Gótico o Dark:

La palabra dark es una palabra anglosajona que significa obscuro. Este movimiento surge en Inglaterra a finales de los setenta y se extiende por todo Europa, y llegó más tarde a América. La cultura dark, también conocida como gótica, es adoptada principalmente por jóvenes de clase media-alta muy conservadores en sus costumbres. En sus fiestas y reuniones siempre predominan la penumbra y la oscuridad, ya que su visión del mundo es deprimente y desilusionada.
En la actualidad, el estilo dark no sigue una línea exacta, sino que en la mayoría de los casos se adapta al género musical que el joven prefiera. Uno de los primeros grupos musicales que actuó como registro de este estilo fue The Cure, a los que más tarde se unieron Bauhaus, The sisters of Mercy y London After Midnight, etc.
La manera de vestir es más libre, aunque sí cumple con un parámetro básico: el negro como color predominante, aunque los más optimistas prefieren combinarlo con el púrpura, el rojo sangre, el blanco y otros colores pasionales.
Algunos góticos se sienten atraídos por las formas de vestir medieval y vampiresca, por lo que incorporan en su guardarropa telas como el terciopelo, la seda o el cuero.
El maquillaje, tanto para los hombres como para las mujeres, es un indicio que indefectiblemente delata a un dark:
- Resaltar la cara y el cuello con polvo blanco para crear una apariencia de palidez.
- Destacar los ojos intensamente con sombras negras o grises oscuras.
- Pintar los labios notoriamente con labial color rojo sangre.
- Añadir a las cejas, nariz, lengua, o cualquier lugar que se quiera uno o varios piercings.

Tribus

El hippie y el hippie chic:


Los hippies fueron la cultura más importantes de la década del sesenta. Esta ideología nació como una crítica y rechazo a la sociedad de consumo, al materialismo, a la violencia, al racismo, y todo lo que fuera en contra de un mundo armonioso y pacífico. Los hippies formaron una especie de contracultura, donde los valores que primaban eran el amor, la libertad de la naturaleza y el espíritu, de ahí la famosa y trillada frase: “Hagamos el amor y no la guerra”. Para ellos, no había mitos ni tabúes, nada estaba prohibido, y fue justamente este exceso de libertad el que dio rienda suelta al consumo de drogas, en cualquier momento y en cualquier lugar.
Su aspecto siempre descuidado, que desde lejos delataba una “enemistad” con el agua y el jabón, manifestaba un desacuerdo con el consumismo desenfrenado, mientras que sus cabellos largos y al viento contradecían la engominada formalidad. Los motivos de sus ropas sueltas y de telas livianas copiaban a la cultura africana, al igual que sus pulseras, aros y collares que siempre colgaban en gran cantidad. Otra de las características de estos liberales era su amor por la naturaleza, de ahí que el símbolo que los identifica sea la flor.
“En realidad el hippie, hippie, desapareció a fines de los sesenta, hoy en cambio se han adoptado algunos de los rasgos más típicos de su vestimenta, pero otras se han modificado: desaparecen los pantalones patas de elefante, las cinturas altas cambian por el tiro bajo, las camisas dejan de ser tan anchas para poder marcar un poco más la figura. El estilo se ha modernizado, se ha hecho más elegante, de ahí el aditivo del “chic”, explicó la diseñadora de modas Bronia Gerez y sintetizó algunas otras características:
- Muchos collares largos, de madera, o de piedras en colores vivos.
- Vuelven los accesorios en nácar, muy usados en esa época.
- Las polleras con muchos vuelos y recortes.
- Las telas: sedas, bambulas, gasas, en colores alegres y estampados.
- Las sandalias con plataforma en yute y los zapatos pintados.
- Las fajas, los cintos, las vinchas y miles de otros accesorios.

Tribus Urbanas






Fuente:

http://www.elliberal.com.ar/secciones.php?nombre=home&file=verarchivosuplemento&id_noticia=051209ZWB&seccion=Va%20x%20Vos