Saludos a todos los Taringueros; este es mi primer post y quise compartirles un fenómeno que es parte del Folklore de mi país, Honduras. Nunca cae mal un poco de cultura general.

YORO: Lluvia de peces

En el centro de Honduras se encuentra el departamento de Yoro, donde el tiempo camina tan despacio y la realidad se funde con la fantasía, a tal grado que cada año ahí se vive una supuesta lluvia de peces, suceso que se ha intentado explicar hasta con una leyenda.

El fenómeno que sucede en Yoro es un evento que la ciencia lo ha documentado también en otras partes del mundo. Hay dos hipótesis, pero la mayoría de los investigadores se inclinan sólo por una. (Ver ilustración más abajo)

Envuelta en un manto mágico en el que la realidad se mezcla con el mito, para algunos yoreños los peces caen del cielo. A pesar de que la mayoría asegura que es un evento verídico, nadie los ha visto caer. La tormenta que se genera es fuerte y eléctrica, todos los pueblerinos prefieren refugiarse que observarlo bajo la lluvia. Los que han tenido la osadía de ir a presenciar el fenómeno han fallecido a causa de un rayo, atestiguan muchos residentes del lugar.

En todo caso, la lluvia dura hasta 45 minutos dejando unos peces de hasta una cuarta de tamaño. Los animales acuáticos apenas sobreviven un par de horas, nadie ha podido mantenerlos vivos en una pecera. Otra particularidad es que este suceso se da en los lugares despoblados. Antes sólo sucedía en la llanura El Pantano, ubicado a un kilómetro y medio al suroeste del pueblo, ahora cae en otros sitios inhabitados pero circundantes al municipio.

Lluvia de Peces


Suceso anual

Todos los años, al comienzo de la estación lluviosa, los habitantes de Yoro, en Honduras, preparan cubetas, barriles, palanganas y redes para recoger los peces que van a caer del cielo. Y todos los años, hasta donde llega la memoria, han caído sardinas por barriles. El "aguacero de pescado", como la llama la gente del lugar, suele comenzar de cuatro a cinco de la tarde y va seguida de tormentas eléctricas y fuertes vientos. Los peces son depositados vivos sobre una pradera que hay al sudoeste del pueblo.

En 1962, el servicio Meteorológico Nacional de Honduras con el auxilio de climatólogos estadounidenses, se dieron la tarea de esclarecer este fenómeno. Estos son sus observaciones:

La altura con respecto al mar y las montañas que circundan el valle de Yoro impiden que se formen trombas marinas. Si fuese así, el evento yoreño también estaría acompañada por temperaturas altas.

Los peces caidos son de la misma especie y casi del mismo tamaño. Esto deduce que no están conectados a trombas marinas, si así fuese, los peces serian de diferente tipos y tamaños.

No hay pistas que muestren el paso de tornados anteriores. Tampoco existe documentación alguna sobre la trayectoria de nubes de tormentas pasadas. La fuerza del viento no alcanza velocidades mayores de 40 nudos.

Las nubes que causan este fenómeno se les conoce como cumuloninbus mammatus, su inestabilidad atmosférica le da esa apariencia de mamas con un color violeta oscuro acompañado de intenso ruido provocado por los vientos. Este tipo de nube se ha presentado en otros lugares del mundo, pero se repite con mayor frecuencia en el poblado de Yoro.

Los peces caídos existen en los diferentes ríos de la región. Los yoreños los conocen como pez lancha y su tamaño no excede 11 centímetros. Al caer, los peces aprovechan el agua de la lluvia para movilizarse hasta los riachuelos Machigua y Jalegua, tributarios del río Aguán.

Ningún vecino del lugar ha visto caer un pez del cielo. Tampoco caen sobre tejado de las casas de Yoro, todo ocurre a kilómetro y medio de esta cabecera departamental.

Fuente:
http://www.honduras.com/catracho-forum/db2/yoro-lluvia-de-peces-4540.htm
http://www.geocities.com/saptegus/YOROpeces.html