En muchas ocasiones, a la hora de pintar, surge el inconveniente de que se necesita emplear un color, pero dicho color no se tiene a. En las próximas líneas se ofrecen una serie sencillos trucos para llevar a cabo mezclas propias y personales, ahorrándose la compra del bote con el tono concreto que se requiere. El fundamento consiste en conocer, de primera mano, las proporciones de pintura adecuadas para lograr la tonalidad que se desea.




Guia Practica Para Crear Mezclas de Colores



Cuando se vaya a realizar la mezcla de color es recomendable atender a las siguientes proporciones, pero de modo orientativo:

- ROSA = Blanco 1 a 3 (partes) + Rojo 1 (parte)

- NARANJA = Rojo 1 + Amarillo 2-3

- AZUL CLARO = Blanco 1 a 2 + Azul 1

- OCRE = Amarillo 4 + Negro 1 + Rojo indicios

- MARFIL = Blanco 3 a 5 + Rojo ¼ + Azul 1/10 + Amarillo 4-6-8

- CARNE = Blanco 20 + Rojo 2 + Amarillo 2 + Azul ½

- GRIS = Blanco 2-3-4 + Negro 1

- TURQUESA = Azul 4 + Amarillo 1 + Blanco 1

- VERDE = Azul 1 + Amarillo 1

- VERDE CLARO = Blanco 2 + Amarillo 3 + Azul 2

- MARRÓN OSCURO = Azul 2 + Amarillo 2 + Rojo 1

- MARRÓN CLARO = Blanco 4 + Rojo 2 + Amarillo 2 + Azul 1

- PÚRPURA, VIOLETA, MORADO = Azul 2 + Rojo 4-3-2 + Blanco 1

Dentro de esta gama de colores expuesta, la cantidad que se requiere de cada color para obtener el tono deseado constituye sólo una norma orientativa. Una norma que varía dependiento en función de los tipos y marcas de pinturas, además de las necesidades concretas para cada color.

Una nota a tener en cuenta reside en el empleo de tintes para dar color a la pintura blanca, que se convierte en una opción muy práctica.