Megapost de personajes de las Guerras Napoleonicas (Parte1)

Gran Bretaña



Arthur Wellesley
, I duque de Wellington, I marqués de Douro, I príncipe de Waterloo, I duque de Ciudad Rodrigo, Grande de España, Caballero de la Jarretera, Caballero de San Patricio, Gran Cruz de la Orden del Baño, Gran Cruz de la Orden Güelfa, Consejero Privado, Caballero de la Real Sociedad Británica (Dublín, Irlanda, 1 de mayo de 1769 — 14 de septiembre de 1852), fue un militar irlandés, político y hombre de estado.

Megapost de personajes de las Guerras Napoleonicas (Parte1)info


Su juventud


Arturo Wesley (apellido posteriormente cambiado a Wellesley) nació en «Mornington House», la residencia de verano de su familia en Dublín o bien en el castillo de Dangan, cerca de Trim en el Condado de Meath, que era la residencia habitual de la familia. Fue el tercer hijo de Garret Wesley, primer Conde de Mornington. También la fecha exacta de su nacimiento es motivo de controversia. Todo lo que existe es el registro de dicho evento en el archivo de una iglesia. La fecha más aceptada es el 1 de mayo, pero habría posibilidades de que fuera algunos días antes o después. Fue bautizado como Arthur Wesley, nombre legalmente cambiado a Arthur Wellesley en marzo de 1798.

Wellesley fue educado en Eton entre 1781 y 1785, trasladándose posteriormente a Bruselas (Bélgica) para continuar su formación. En 1787, su padre compró a Wellesley un mando como alférez en el 73.º Regimiento de Infantería. Asistió a la academia militar de Angers, en Francia, tras haber recibido un primer entrenamiento en Inglaterra. Su primer destino fue como ayuda de campo de dos Lores Tenientes de Irlanda sucesivamente, entre 1787 y 1793. Fue ascendido a Teniente en 1788, y dos años después fue elegido miembro independiente del Parlamento con funciones de enlace con la Cámara Irlandesa de los Comunes, posición que ocupó hasta 1797. Subió rápidamente en el escalafón militar (en muchas ocasiones por el procedimiento de comprar el ascenso, práctica permitida en aquellos tiempos y, ciertamente, necesaria para obtener ciertos cargos), convirtiéndose en Teniente Coronel en el 33.º Regimiento de Infantería en 1793. Entonces luchó en los Países Bajos entre 1794 y 1795 y estuvo presente en la batalla de Boxtel. Su regimiento formaba la reserva de las fuerzas del Duque de York, quien intentó en vano un contraataque contra las fuerzas francesas. Cubriendo la retirada del ejército para evitar que éste fuera acosado por la caballería francesa, obtuvo su bautismo de fuego.

En 1796, tras ser ascendido a Coronel, acompañó a su División a la India. El siguiente año, su hermano mayor, Richard Wellesley, segundo conde de Mornington, fue nombrado Gobernador General de la India, y cuando estalló la guerra en 1799 contra el Sultán de Mysore, Tipu Sultan, Arthur Wellesley comandó su propia división. Durante el desempeño de estas responsabilidades, fue nombrado Gobernador de Seringapatam y Mysore, cargos que ocupó hasta 1805. Luchó en Assaye, Argaum y atacó la fortaleza de Gawilghur. Tras el éxito final de la campaña, fue nombrado comandante supremo tanto militar como político en el Deccan, cargo en el que derrotó al jefe de bandidos Dhundia Wagh (quien irónicamente había escapado de prisión en Seringapatam durante la última batalla de la guerra de Mysore). También venció a los Marathas en 1803. En 1804 se le hizo caballero de la Orden del Baño (Knight of the Bath), lo cual sería la primera distinción de las muchas que obtuvo durante su vida. Al terminar el mandato de su hermano como Gobernador de la India en 1805, ambos hermanos volvieron juntos a Inglaterra, donde se vieron forzados a defender la costosa política imperialista de las fuerzas británicas en la India.

Wellesley fue elegido representante por Rye en la Cámara de los Comunes, ocupando el cargo durante seis meses en 1806. Un año más tarde fue elegido por Newport, en la Isla de Wight, cargo que ocuparía durante dos años. En este tiempo se definió políticamente como Tory, y en abril de 1807 (mientras era representante por San Michael), fue investido consejero de la corona. Además, sirvió como Secretario Jefe para Irlanda durante algún tiempo. Sin embargo, su vida política terminaría pronto de forma abrupta y debería navegar hacia Europa para participar en las Guerras Napoleónicas.

Las Guerras Napoleónicas



Fue entre 1808 y 1815 cuando Wellesley llevó a cabo las hazañas que le otorgaron un lugar en la historia. Desde 1789, Francia se había visto envuelta en la Revolución, y tras llegar al gobierno en 1799, Napoleón se había hecho de facto con el poder en Europa. El gobierno británico buscaba opciones para terminar con la amenaza de Napoleón, y Wellesley ayudó a obtenerlas.

En primer lugar, llegó como comandante en la expedición a Dinamarca en 1807, lo que pronto le promocionó a Teniente-General, siendo transferido a la guerra en la Península Ibérica, donde combatió junto con William Carr Beresford. Aunque esta guerra no iba demasiado bien, era el único lugar donde las fuerzas inglesas (y portuguesas) habían conseguido un frente en el territorio continental contra Francia y sus aliados (la desastrosa Expedición Walcheren fue una de las expediciones fallidas típicas de la época). Wellesley había enviado un memorándum a Lord Castlereagh sobre la defensa de Portugal, y Castlereagh le nombró jefe de la fuerza expedicionaria. Wellesley derrotó a los franceses en la batalla de Roliça y en la batalla de Vimeiro, en 1808. La resultante Convención de Cintra, que estipulaba que el ejército británico transportaría al francés fuera de Lisboa con todo su equipamiento, fue muy controvertida, y Wellesley fue brevemente reclamado a Inglaterra. Mientras tanto, el mismo Napoleón había llegado a España con sus tropas de veteranos, y cuando el Comandante en Jefe, Sir John Moore, murió durante la batalla de La Coruña, Wellesley fue nombrado nuevo Comandante en Jefe de todas las fuerzas británicas en Portugal, volviendo a la Península en abril de 1809,

El 27 de julio de 1809 derrotó a uno de los ejércitos del rey José Bonaparte (el hermano mayor de Napoleón) en la batalla de Talavera. Por este éxito fue ascendido al status nobiliario con el título de Vizconde de Wellington, de Talavera y de Wellington en el Condado de Somerset. Cuando los franceses invadieron de nuevo Portugal en 1810, les detuvo en Buçaco, bloqueándoles posteriormente e impidiéndoles tomar la península de Lisboa gracias a sus magníficamente construidas líneas terrestres de defensa en Torres Vedras, junto con la protección marítima de la Armada Real Inglesa (la incruenta batalla de Lisboa). Las apabulladas y hambrientas fuerzas francesas de invasión se retiraron tras seis meses, tras lo cual Wellesley expulsó definitivamente a Francia de Portugal en 1811, luchando en las batallas de Fuentes de Oñoro y La Albuera. En mayo de 1811 fue ascendido a General por sus servicios en Portugal.

Ya dentro de España, volvió a derrotar a los franceses en la batalla de los Arapiles, llegando a Madrid en 1812. Sobre esta época se le hizo conde de Wellington. El contraataque francés colocó a las fuerzas inglesas en una situación precaria, pero Lord Wellington tomó el mando de todas las fuerzas aliadas en España , al tiempo que era nombrado marqués de Wellington el 3 de octubre. Sacando ventaja de la retirada de gran parte del ejército francés para participar en la desastrosa campaña rusa de Napoleón, Wellington tomó la ofensiva en 1813, culminando ésta en la batalla de Vitoria, que expulsó al enemigo de vuelta a Francia, acción por la que fue ascendido a Mariscal de Campo. En Vitoria se aprehendieron importantes cuadros que José Bonaparte quería sacar del país; Wellington se los quedaría con la aprobación del nuevo rey Fernando VII y actualmente se conservan en su mansión de Londres, Apsley House.

Después, Wellington invadió Francia, aunque fue derrotado por las fuerzas francesas en Tolosa. Poco después de esta batalla, Napoleón fue exiliado a Elba en 1814.

Aclamado como héroe y conquistador, Wellesley fue hecho Duque de Wellington, título que aún ostentan sus descendientes. Fue nombrado embajador en la Francia de Luís XVIII y tomó el puesto de Lord Castlereagh como Primer Plenipotenciario en el Congreso de Viena, donde abogó con fuerza para permitir a Francia mantener su puesto en la balanza de poderes en Europa. El 2 de enero de 1815, su título de Caballero del Baño se convirtió en el de Caballero de la Gran Cruz debido a la expansión de dicha orden.

El 26 de febrero de 1815, Napoleón abandonó su exilio en Elba para regresar a Francia, retomando el control del país en mayo. Wellington encabezó entonces la reforma de la alianza contra él. Dejó Viena para comandar las fuerzas aliadas en la campaña de Waterloo, situándose en Bélgica junto con las tropas prusianas de Gebhard Leberecht von Blücher y luchando primero en la batalla de Quatre Bras, para volver cuatro días más tarde a enfrentarse a Napoleón en la batalla de Waterloo, donde éste fue definitivamente derrotado, abdicando de nuevo el 22 de junio y siendo deportado posteriormente a la lejana isla de Santa Helena.

Horatio Nelson


cultura


Horatio Nelson, primer Vizconde Nelson, primer Duque de Bronté, KB (Burnham Thorpe, Inglaterra; 29 de septiembre de 1758 – Cabo de Trafalgar, España; 21 de octubre de 1805), conocido también como almirante Nelson, uno de los marinos más célebres de la historia, se destacó durante las Guerras Napoleónicas y obtuvo su mayor victoria en la célebre batalla de Trafalgar, en la que perdió la vida.

Poseía los títulos de duque de Bronte en el Reino de Nápoles (1799); vizconde Nelson y barón del Nilo y de Burnham Thorpe (1798), y barón del Nilo y de Hilborough (1801) en Inglaterra; caballero de la Orden del Baño (1797) y vicealmirante de la Marina Real Británica (1801).

Su juventud


Horatio Nelson nació en Burnham Thorpe, Inglaterra. Hijo del reverendo Edmund Nelson y Catherine Suckling Nelson. Perdió a su madre a los nueve años. Aprendió a navegar en los estuarios de Norfolk e ingresó en la Marina Británica a los doce años. Su carrera naval comenzó el 1 de enero de 1771, en el buque de guerra Raissonable, bajo el mando de su tío materno. En 1777 pasó a ser teniente de navío, destinado en las Indias Occidentales. Durante este período luchó en el ejército británico en la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos. A los 20 años, en junio de 1779, ascendió al cargo de capitán, al mando de su primera fragata, Hitchenbroke que participó en la desastrosa expedición a San Juan contra las posesiones españolas en Centroamérica.
La leyenda del gran marino

En 1781 tomó parte en una batalla contra la fortaleza española del Castillo de la Inmaculada Concepción, a orillas del río San Juan en Nicaragua. Ganó la batalla, pero su debilitada salud por el cólera hizo que tuviera que regresar a Jamaica casi sin vida y después a Inglaterra por más de un año. Finalmente volvió al servicio naval y se le asignó la Albemarle, en la que continuó luchando contra los rebeldes americanos hasta el fin oficial de la guerra en 1783.

En 1784, Nelson tomó el cargo de la nave Boreas, de 28 cañones. Durante el desenlace de la guerra de independencia estadounidense, no se permitía a las naves de ese país (consideradas ahora extranjeras) comerciar con las colonias británicas en el Mar Caribe. Esta regla no agradó ni a las colonias ni a los estadounidenses, y Nelson fue asignado cerca de Antigua para asegurar el bloqueo de las naves. Tras el arresto de cuatro naves norteamericanas cerca de Nevis, Nelson fue demandado por sus capitanes por arresto ilegal. Éstos tenían el favor de los comerciantes de Nevis, por lo que Nelson podía ser llevado a prisión y tuvo que ser aislado en Boreas por ocho meses. Tras este tiempo, durante el que Nelson había conocido a Fanny Nesbit, una viuda natural de Nevis, que sería su esposa más tarde, la justicia se pronunció a su favor.

Contrajo matrimonio el 11 de marzo de 1787, al final de su destino en el Caribe. A partir de 1789 vivió a medio sueldo durante años, hasta que la Revolución Francesa comenzó a desbordar los límites de Francia y volvió a ser llamado a su destino. Con el Agamemnon, de 64 cañones, comenzó en 1793 una serie de batallas y combates que le asegurarían un lugar en la historia.

Fue destinado primeramente en el Mediterráneo, en una base cerca del reino de Nápoles. En 1794 recibió un disparo en la cara durante una operación conjunta en Calvi, Córcega, lo que le costó la visión del ojo derecho. El izquierdo sufrió del peso adicional y Nelson fue perdiendo lentamente la vista hasta su muerte. En ocasiones utilizaría un parche en el ojo izquierdo para protegerlo. En 1796, el mando de la flota del Mediterráneo pasó a manos de Sir John Jervis, y Nelson fue su comodoro.
Horatio Nelson cae herido durante el ataque a Santa Cruz de Tenerife.

El 14 de febrero de 1797, Nelson fue responsable en gran medida de la victoria en la batalla del Cabo de San Vicente, en el extremo sudoccidental de la Península Ibérica. Entre los días 3 y 7 de julio, Nelson participó en el ataque contra Cádiz estando al mando de las tropas que debían desembarcar en la Caletea para apresar la misma escuadra contra la que se había batido en San Vicente. En esta ocasión, Nelson fue finalmente derrotado por las fuerzas españolas.

El 25 de julio del mismo año, durante una expedición infructuosa a Santa Cruz de Tenerife, recibió un disparo de cañón, concretamente de un arma conocida popularmente como «El tigre» que hoy se conserva como pieza de museo, en el codo derecho y perdió la mitad inferior del brazo. Este fallido intento de ocupación de la más grande de las Islas Canarias fue su única derrota. El general Gutiérrez (Aranda de Duero 1729 - Santa Cruz de Tenerife 1799) estaba encargado de defender esta isla.

Al año siguiente, Nelson fue de nuevo responsable de la victoria sobre los franceses en la batalla del Nilo, el 1 de agosto de 1798. Como resultado, terminó la ambición de Napoleón de llevar la guerra a la India, entonces parte del Imperio Británico. Las fuerzas napoleónicas en Egipto se quedaron sin apoyo y el mismo Napoleón tuvo que regresar oculto a Francia. Nelson recibió el título de Barón Nelson del Nilo (lo que no le pareció suficiente, ya que sir John Jervis había recibido el título de conde de San Vicente por su participación en dicha batalla, pero el gobierno británico insistió en que un oficial, no comandante en jefe, no podía recibir un título nobiliario superior al de barón).

Más tarde rescató a la familia real napolitana de una invasión francesa en diciembre. Por entonces se enamoró de Emma Hamilton, la joven esposa de un embajador británico en Nápoles. Se convirtió en su amante y volvió a Inglaterra, donde vivió con ella abiertamente. Finalmente tuvieron una hija, Horatia.

En julio de 1799 ayudó en la reconquista de Nápoles y recibió el título de duque de Bronte por el rey napolitano. Fue llamado de vuelta a Inglaterra por sus problemas personales y la decepción que causó su conducta profesional, pero el conocimiento público de sus relaciones con Lady Hamilton acabó haciendo que el Almirantazgo lo devolviese al mar para que se mantuviera alejado de ella.

El 2 de abril de 1801 participó en la Primera Batalla de Copenhague, que acabó anulando a la flota danesa, para romper la neutralidad que Dinamarca, Suecia y Rusia tenían en las Guerras Napoleónicas, aunque el acto no fue bien aceptado por algunos. De hecho, Nelson recibió la orden de detener la batalla por su comandante sir Hyde Parker. En un famoso incidente, sin embargo, aseguró que no pudo ver las banderas que comunicaban la orden, llevando intencionadamente el telescopio a su ojo ciego. En mayo se convirtió en comandante en jefe en el mar Báltico y recibió el título de vizconde Nelson del Nilo por la corona británica.

Mientras tanto, Napoleón reunía fuerzas para invadir Inglaterra y Nelson fue colocado al mando de la defensa del Canal de la Mancha para prevenir la invasión de las tropas francesas. En agosto de 1801, por órdenes del almirantazgo, fuerzas de Nelson atacaron el puerto francés de Boulogne para destruir una gran agrupación de pequeñas embarcaciones que supuestamente se estarían reuniendo para una invasión, sin embargo, el ataque fue repelido, sufriendo Nelson considerables pérdidas.

El 22 de octubre, se firmó un armisticio entre británicos y franceses (Tratado de Amiens), y Nelson, con una salud precaria, se retiró a Inglaterra, donde se alojó con sir William y lady Hamilton.

La batalla de Trafalgar



La «paz de Amiens» no duró mucho y Nelson fue nombrado comandante en jefe del Mediterráneo. Le fue asignado el buque HMS Victory y se unió al bloqueo de Tolón, Francia, tras lo que no volvió a poner pie en tierra firme por más de dos años, hasta que su salud le forzó retirarse a Merton, Inglaterra.

Tras sólo dos meses, el 13 de septiembre de 1805, fue llamado a luchar contra las flotas francesa y española, que se habían aliado y tomado refugio en el puerto de Cádiz. El 21 de octubre de 1805, Nelson luchó en la que sería su última batalla, la batalla de Trafalgar. Napoleón Bonaparte había reunido fuerzas una vez más para invadir las Islas Británicas. El día 19 de octubre, las flotas francesa y española dejaron Cádiz, y Nelson, con 27 naves se enfrentó a las 33 naves aliadas.

Poco antes de comenzar la batalla, Nelson envió uno de sus últimos mensajes codificados a la flota. Concretamente, el penúltimo mensaje enviado antes de entablar combate fue el de England expects that every man will do his duty (Inglaterra espera que todo hombre cumplirá con su deber). Dada la trascendencia de la batalla, y el hecho de la muerte de Nelson, la frase quedó inmortalizada dentro del acervo popular británico, habiendo sido citada, parafraseada y referenciada en numerosas ocasiones hasta el día de hoy.

Nelson colocó sus barcos en varias líneas, para que a cada lado de un buque francés pasaran dos ingleses. Esa fue una de las causas de la victoria inglesa.

Tras inutilizar al buque francés Bucentaure, el Victory se enfrentó al Redoutable. El Redoutable atacó al Victory y Nelson resultó mortalmente herido. Una bala de mosquete, disparada por un tirador desde las cofas del Redoutable, alcanzó al Almirante, ingresando por su brazo izquierdo, atravesando un pulmón y alojándose finalmente en una vértebra. Nelson cayó en la cubierta sobre la que previamente se había esparcido arena para que estuviera menos resbaladiza. «Por fin han acabado conmigo», dijo el almirante al capitán del Victory, Hardy, cuando lo llevaron a la cabina. «Me han atravesado la columna vertebral.»

Para evitar que la tripulación se desmoralizara, se cubrió con un pañuelo la cara de Nelson cuando fue llevado bajo cubierta. Una vez allí, se le acostó y el cirujano rápidamente dictaminó que el almirante tenía razón y que no se podía hacer nada por su vida.

La batalla continuó durante tres horas más. El moribundo Nelson fue informado de que 14 barcos enemigos habían arriado bandera y a cambio no se había perdido un solo navío británico. Murió sabiendo que había logrado su mayor victoria. Sus últimas palabras fueron: "Gracias a Dios, he cumplido con mi deber." El Victory fue entonces remolcado a Gibraltar, con el cuerpo de Nelson a bordo, conservado en un barril de coñac. Su cuerpo fue enviado a Londres y enterrado en la catedral de San Pablo.

Pocos días después de la batalla de Trafalgar, Napoleón Bonaparte, quien no sabía nada del resultado final de dicha batalla, llegó a la costa francesa sobre el Canal de la Mancha acompañado de unos allegados más cercanos y mirando hacia el norte, entusiasmado dijo: "Seguro que ya hemos ganado, entonces cuándo nos vamos a tomar Inglaterra?". Uno de los oficiales, le respondió en tono preocupado: "Me temo decir que no es posible, mi General". Napoleón, más desconcertado ante la negativa, volvió a preguntar: "¿Cómo qué no es posible, si tenemos mejor Armada que ellos?". El oficial le explicó así escuetamente: "Es que nosotros tenemos a Dios y ellos (ingleses) tienen a Nelson". Así Napoleón Bonaparte supo la derrota oficial de su Armada y tuvo que cambiar de planes.
Muerte de Nelson en Trafalgar.

Tras su muerte, Nelson alcanzó una celebridad que sólo el duque de Marlborough y el duque de Wellington han logrado tener en la historia británica. La monumental columna de Nelson y la plaza de Trafalgar, donde está situada, son lugares destacados en Londres hasta el día de hoy. Sin embargo, el monumento a Nelson en Dublín, Irlanda, fue destruido por una bomba que hizo explosión a las 2:00 de la mañana del 8 de Marzo de 1966, por un grupo de hombres pertenecientes al I.R.A., episodio en el cual no salió herida persona alguna, dado que la idea era precisamente acabar con la estatua.

Rusia



Alejandro I de rusia


guerraspersonajes


Alejandro I de Rusia (en ruso Александр I Павлович). Nacido en San Petersburgo el 23 de diciembre de 1777 y fallecido en Taganrog el 1 de diciembre de 1825. Fue Zar de Rusia desde el 23 de marzo de 1801, Rey de Polonia desde 1815 y el primer Gran Duque de Finlandia.
Contenido


Alejandro era hijo del Gran Duque Pablo Petróvich, después Zar Pablo I, y de su esposa la princesa alemana María Fiódorovna, hija del Duque de Wurtemberg, además de nieto de Catalina la Grande. Crecido en la atmósfera de libre pensamiento de la corte de Catalina la Grande, fue instruido en los principios de Rousseau por su tutor suizo, Frederic Caesar de Laharpe. De su gobernador militar, Nikolái Saltykov, aprendió las tradiciones de la autocracia rusa, mientras su padre le inspiraba su propia pasión por los desfiles militares y le enseñaba a combinar un teórico amor por la Humanidad con un desprecio práctico por el hombre. Estas tendencias contradictorias permanecieron en su carácter a lo largo de su vida, revelándose en las fluctuaciones de su política e influyendo a través suyo el destino del mundo.

Estableció amistad con Napoleón por un período muy breve, pero por presión de los nobles y de los familiares la alianza se rompió y Alejandro se convirtió nuevamente en enemigo de Francia.

Murió en 1825 debido al tifus.


Mijaíl Kutúzov



napoleonTotal War


Príncipe (Knyaz) Mijaíl Ilariónovich Goleníshchev-Kutúzov (en ruso: князь Михаи́л Илларио́нович Голени́щев-Куту́зов) (16 de septiembre de 1745 - †28 de abril de 1813), militar ruso conocido por sus enfrentamientos en batalla con Napoleón.
Contenido

Carrera


Goleníshchev-Kutúzov (normalmente abreviado como Kutúzov) nació en San Petersburgo, y entró en el ejército ruso en 1759 ó 1760. Estuvo al servicio de Polonia entre 1764 y 1769, y contra el Imperio otomano entre 1770 y 1774. Perdió un ojo en acción en este último año, y tras esto viajó durante algunos años por Europa central y occidental.

En 1784 fue nombrado mayor-general y en 1787 gobernador general de Crimea. Discípulo de Aleksandr Suvórov, alcanzó una considerable reputación durante la guerra ruso-turca de 1787 a 1792, participando en la toma de Ochakiv, Odesa, Benda e Ismaíl y en las batallas de Rýmnik y Mashin. En 1791 era ya teniente general y ocupó sucesivamente los cargos de embajador en Constantinopla, gobernador general de Finlandia, comandante de los cuerpos de cadetes de San Petersburgo, embajador en Berlín y gobernador general de San Petersburgo.

Las Guerras Napoleónicas en Europa



En 1805 comandó los ejércitos rusos contra el avance de Napoleón en Viena, y venció en la dura batalla de Dürrenstein el 11 de noviembre de 1805.

En la víspera de la batalla de Austerlitz, Kutúzov intentó prevenir a los generales aliados para que no presentaran batalla, siendo menospreciado por los austriacos. Aparentemente poco interesado en el evento, llegó a dormirse durante la lectura de las órdenes. Sin embargo, estuvo presente en la batalla, el 2 de diciembre de 1805, resultando herido. De 1806 a 1811, Kutúzov sirvió como gobernador general de Lituania y Kiev. Fue entonces puesto al mando de los ejércitos rusos que operaban contra los turcos. Comprendiendo que sus ejércitos serían por desgracia necesarios en la inminente guerra con Francia, concluyó precipitadamente la guerra ruso-turca con el Tratado de Bucarest, el cual estipulaba la incorporación de Besarabia al Imperio ruso. Por este éxito fue nombrado knyaz (príncipe).

La Guerra Patriótica (1812)



Cuando Napoleón invadió Rusia en 1812, Mijaíl Barclay de Tolly, entonces ministro de la guerra, eligió seguir el principio estratégico de la tierra quemada, y los ejércitos rusos se retiraron en lugar de arriesgarse en combate. Su estrategia le granjeó las envidias de muchos de los generales y soldados, especialmente el príncipe Petr Bagration. De este modo, cuando Kutúzov fue designado comandante en jefe y llegó al ejército el 17 de agosto, fue recibido con gran placer.

En sólo dos semanas, Kutúzov decidió presentar batalla en las afueras de Moscú. Dos grandes ejércitos chocaron cerca de Borodinó el 26 de agosto de 1812. El resultado de la batalla no fue decisivo, y tras la famosa Conferencia de Fili, volvió a la estrategia de su predecesor: retirarse para salvar al ejército tanto como fuera posible.

Esto tuvo como precio la pérdida de Moscú, cuya población fue evacuada. Habiéndose retirado a la carretera de Kaluga y repuestas sus municiones, forzó a Napoleón a retirarse en la batalla de Maloyaroslávets. La cautelosa persecución del viejo general provocó muchas críticas, pero permitió que únicamente una parte remanente de la Grande Armée de Napoleón regresara a suelo prusiano.

Kutúzov alcanzó el rango de Mariscal de Campo y fue condecorado con el título de Su Serena Alteza Kniaz Smolenski (Светлейший князь Смоленский), habiendo conseguido este título por la victoria de Smolensk de noviembre de 1812 sobre parte de los ejércitos franceses.
Prusia


Gebhard Leberecht von Blücher


historiaMegapost de personajes de las Guerras Napoleonicas (Parte1)


Gebhard Leberecht von Blücher (16 de diciembre de 1742-12 de septiembre de 1819), Príncipe de Wahlstatt. Militar prusiano. Teniente General en 1806 y Mariscal de Campo en 1813. Comandó ejércitos en las batallas de Leipzig y Lützen en 1813. Fue derrotado en la batalla de Ligny en 1815. Participó en la batalla de Waterloo (1815) como comandante en jefe del ejército prusiano, y fue uno de los dos únicos portadores de la Estrella de la Gran Cruz de la Cruz de Hierro. El otro portador fue Paul von Hindenburg.
Contenido


Primeros años


Blücher había nacido en Rostock (Mecklemburgo) y era hijo de un oficial retirado de caballería. Ingresó en el ejército prusiano en 1760 después de haber servido en el ejército sueco en contra de su propio país en tres campañas sucesivas, durante la Guerra de los Siete Años. En aquellos tiempos no era extraño que un militar pase a veces en un bando y otras en el contrario. Este era el caso de Gebhard Blücher.

Carácter


El general más viejo de los que participaron en las Guerras Napoleónicas, Blücher era un hombre belicoso, sumamente inteligente y afecto a la acción directa. Jefe de las fuerzas de húsares durante décadas, había desarrollado el gusto propio de los comandantes de élite por batirse en primera línea, lo que le ganó el disgusto de sus colegas y superiores al estimar que un estratega de sus quilates arriesgaba demasiado en cada enfrentamiento. Si bien esto era bueno para la moral de las tropas, se le acusaba de perder de vista las condiciones generales de las batallas y de concentrarse sólo en su sector del frente. Su especialidad era la caballería.

Antecedentes


Impulsivo y sanguíneo, sus frecuentes problemas con el vino, las apuestas y los asuntos de mujeres le valieron la enemistad de Federico el Grande y el aprecio de sus hombres. Perdió ascensos y oportunidades por esta causa hasta que, tras una disputa con el rey, fue "retirado" en Silesia, alejamiento que duró dieciséis años. Durante ese tiempo vivió como un rico hacendado.

Al llegar al poder Federico Guillermo III, la sanción de Blücher fue levantada y se reintegró al servicio activo. En 1793 combatió contra las tropas de la Revolución francesa, y al año siguiente fue ascendido a general de división como reconocimiento a su victoria en Landau. Ascendido a teniente general, fue hecho prisionero tras las batallas de Jena y Auerstaedt.

El maltrato que recibió durante su cautiverio no hizo más que abonar su odio contra los franceses en general y contra los oficiales de Napoleón en particular, ya que las humillaciones recibidas no eran coherentes con su estirpe y su alcurnia. Blücher juró vengarse, y comenzó a hacerlo mediante sus numerosos éxitos en la campaña de Silesia (1813).

Sumando esto al gran afecto que sentía por sus tropas, al hecho de que se consideraba uno de ellos y a su intenso sentido del patriotismo, Blücher se autoimpuso la "tarea sagrada" de capturar vivo y hacer ahorcar a Napoleón, objetivo que guiaría toda su actuación durante la campaña de 1815. Durante esta etapa trabó amistad con el general August Neidhardt von Gneisenau, decisión que contribuyó enormemente a su carrera. Gneisenau era reflexivo donde Blücher era exaltado, cerebral donde Blücher determinado y frío donde Blücher emotivo y colérico. Ambos se complementaban perfectamente.

Sin embargo, los historiadores modernos opinan que Wellington no hubiese obtenido el apoyo de los prusianos de no ser por el francófobo Blücher, ya que Gneisenau odiaba a los ingleses tanto como a Napoleón y no hubiese colaborado con ellos de estar solo.



Modelo organizativo



Prusia guardaba las formas del modelo militar francés que había adoptado en 1806. Ante la falta de elementos humanos, Blücher había instituido un sistema de reservas en vez del reclutamiento o la leva forzosa usuales, ya que el veterano de una guerra anterior era más rápido de preparar, estaba bien entrenado y disciplinado y no tenía los miedos que caracterizan a las tropas bisoñas.

No obstante, la gran batalla que se avecinaba había obligado a conseguir tropas nuevas. Blücher tenía asimismo muchísimos hombres que componían el tipo de fuerza denominado Landwehr (infantería), pero pobremente vestidos y mal equipados. Sus cuerpos de ejército eran grandes y poderosos, pero lentos, torpes y muy difíciles de dirigir.

Uno de los problemas más graves era la falta de caballos, llegando al punto de que muchos regimientos tenían más jinetes que cabalgaduras. La artillería era poderosa y letal, y había duplicado la cantidad de piezas desde abril de 1815.

Orden de batalla en Waterloo

Cada Cuerpo de Ejército constaba de 4 regimientos de infantería, 1 cuerpo de caballería y 1 cuerpo de artillería.

* Comandante en Jefe del Ejército: Gebhard Leberecht von Blücher, Príncipe de Wahlstatt
o Primer Cuerpo. Comandante: von Zieten
o Segundo Cuerpo. Comandante: Pirch
o Tercer Cuerpo. Comandante: Thielemann
o Cuarto Cuerpo. Comandante: Bülow

Fuerzas de Blücher

* Hombres: 128.000
* Piezas de artillería: 312


Desempeño



A pesar de que ciertos errores administrativos del Cuartel General de Blücher habían generado extravíos y confusión en la larga marcha hasta Waterloo, el cuerpo de Bülow llegó al campo de batalla hacia las 4 de la tarde, siendo atacado de inmediato por los franceses.

Bülow debió retroceder hacia el bosque denominado Bois de Paris, pero una hora más tarde, con la llegada del cuerpo de Pirch, la situación cambió en favor de Blücher. Oleada tras oleada atacaron los prusianos en furiosas melées y combates cuerpo a cuerpo, diezmando a la Joven Guardia (tropa élite de Napoleón) y destrozando al cuerpo de ejército del general francés Lobau.

Más tarde, dos batallones franceses rechazaron un terrible ataque de catorce batallones de Blücher, consiguiendo sostener las líneas. Sin embargo, algunos errores del francés Ney y la mayor motivación de las tropas aliadas permitieron que Blücher arrasara a través del pueblo de Placenoit y se reuniera con Wellington en La Belle Alliance a las 10 de la noche, poniendo en fuga a los franceses y venciendo en una batalla que de otro modo podía haber derivado en un empate técnico.

Errores de Blücher


Sus principales errores fueron concentrar el ataque de su vanguardia en Ligny, en lugar de atacar al grueso del ejército francés; no haber considerado que el lodo y la lluvia lo harían llegar tarde; y disponer movimientos de tropas por caminos que estaban obstruidos y trabados por los servicios sanitarios que transportaban heridos.

Últimos años


Blücher en París "tocando el tambor de la victoria" sobre la anatomía de Napoleón (caricatura de George Cruikshank, 1814).

Blücher decidió, tras Waterloo, entrar victorioso en París, ciudad que recorrió al galope en un frenesí de alegría por haber derrotado al aborrecido enemigo. Había conseguido vengar las ofensas inferidas durante su antiguo cautiverio de los franceses.

Hecho esto, cumplió otro juramento que había hecho: dinamitar el monumento francés a la victoria de Jena (Puente de Jena) y, satisfechas sus cuentas pendientes, regresó a su país para dedicarse a interminables frenesíes de mujeres, bebida y juegos de naipes. Murió cuatro años después.

Blücher fue uno de los dos únicos portadores de la Estrella de la Gran Cruz de la Cruz de Hierro (la estrella que él recibió es conocida como "Blücherstern" ).

Austria


Francisco I de Austria


infocultura


Francisco I de Austria (Francisco José Carlos de Habsburgo-Lorena) (en alemán: Franz Joseph Karl von Habsburg-Lothringen) fue emperador de Austria (1804–1835), rey de Hungría (1792–1835), rey de Bohemia (1792–1835), rey de Lombardía (1815–1835) y último monarca elegido del Sacro Imperio Romano Germánico (1792–1806) bajo el nombre de Francisco II.


Primeros años de vida


Nacido el 12 de febrero de 1768 en Florencia, era hijo de Leopoldo II y la infanta María Luisa de España. Fue el último emperador del Sacro Imperio con el nombre de Francisco II y el primero de Austria, de 1804 a 1835.

A su muerte, el 2 de marzo de 1835 a 1860 en Viena, le sucedió su hijo Fernando I.

Reinado


Durante su mandato, su mano derecha fue Metternich, conductor del Congreso de Viena, cuya relevante gestión devolvió a la corona austríaca los territorios suyos que habían sido ocupados. Francisco, que era un convencido reaccionario, asentó su poder sobre medidas de represión policíaca y censura, para conjurar la amenaza del liberalismo. En esa tarea contó con la ayuda inestimable de Metternich, con quien llegó a identificarse plenamente en los años finales del reinado.

Enfrentamientos con Francia


Tras la caída del rey Luis XVI de Francia, el Imperio participó de forma destacada en las sucesivas coaliciones contra la Francia revolucionaria, saldadas con pérdidas territoriales para el emperador. Posteriormente se vio inmerso con el resto del continente en el conflicto contra Napoleón Bonaparte. Participó en el Congreso de Viena y se asoció con la Santa Alianza. En 1804 Francisco I había tomado el título de Emperador de Austria, y el 6 de agosto de 1806 había decretado la desaparición del Sacro Imperio Romano Germánico, que había regido desde 962, con la clara intención de impedir que Napoleón Bonaparte se apropiara del título y la legitimidad histórica que éste conllevaba.

El Imperio austríaco era el resultado de la acumulación de una serie de posesiones territoriales entre las que, aparte de los propios territorios austríacos, había que añadir los reinos de Hungría, Bohemia y Dalmacia, las provincias italianas de Lombardía y Venecia, la zona de Galitzia y Cracovia, y los ducados de Salzburgo y Bucovina. Tras la celebración del matrimonio entre su hija María Luisa de Habsburgo-Lorena con Napoleón en 1810, el Imperio austríaco se mantuvo al lado de Francia durante un período, pero finalmente, en 1813 Francisco I tuvo que aliarse con Prusia y Rusia para hacer frente a la pretendida hegemonía de Napoleón sobre Europa, alianza que se mantuvo hasta la derrota definitiva del emperador francés en la batalla de Waterloo en junio de 1815.

Carlos Felipe de Schwarzenberg


guerraspersonajes


Príncipe Carlos Felipe de Schwarzenberg (Karl Philipp Fürst zu Schwarzenberg en alemán) (18 de abril de 1771, Viena - 15 de octubre de 1820, Leipzig). Diplomático y militar austriaco, ocupó el cargo de embajador en París de 1810 a 1813. En 1812 se le puso al frente de las fuerzas austriacas durante la campaña de Rusia. Enfrentados nuevamente el emperador Francisco y Napoleón, dirigió al ejército austriaco en al batalla de Leipzig (1813) y un año más tarde se le puso al frente del ejército de la coalición antinapoleónica.
Contenido



Vida


Carlos Felipe era hijo de Johann Nepomuk Anton Schwarzenberg y María Leonor, condesa de Öttingen-Wallerstein. En 1788 entró en la caballería imperial, donde combatió un año después contra los turcos bajo las órdenes de Franz Moritz von Lacy y Ernst Gideon Freiherr von Laudon. Pronto se distinguió por su valor en el combate y el 1792 fue ascendido a mayor. Durante la campaña contra Francia llevada a cabo por la Primera Coalición en 1793, sirvió bajo las órdenes del príncipe Josias de Coburg, tomando las ciudades de Valenciennes, Oisy y Estreux-lès-Landrecies y derrotando al ejército francés en la batalla celebrada en Cateau-Cambrésis (Francia) en 1794. En aquella batalla ejecutó una impetuosa carga de caballería a la cabeza de su regimiento, apoyado por doce escuadrones británicos, rompiendo las líneas enemigas y matando e hiriendo unos 3.000 soldados franceses, además de capturar 32 cañones enemigos. Esta acción le valió la Cruz de la Orden de María Teresa.

En 1796 fue elevado al rango de mayor-general tras haber participado en las batallas de Amberg y Würzburg. En 1799 fue nuevamente ascendido a mariscal de campo. En 1800 logró salvar el flanco derecho del ejército austriaco en la derrota sufrida en la batalla de Hohenlinden y posteriormente recibió el encargo por parte del archiduque Carlos de Austria-Teschen de comandar la retaguardia del ejército. En la campaña de 1805 llevada a cabo contra Napoleón por la Tercera Coalición, mandó una división del ejército de Karl Mack von Lieberich. En la toma de Ulm por las tropas napoleónicas en octubre de 1805, bajo las órdenes del Archiduque Fernando de Austria-Este, cortó las líneas enemigas. Ese mismo año fue hecho Comandante de la Orden de María Teresa y en 1809 recibió la Orden del Toisón de Oro.

En 1808, Austria decidió enviar ayuda a Rusia para luchar contra Francia. Scwarzenberg, persona grata en la corte de San Petersburgo fue enviado al frente. Sin embargo durante la guerra de la Quinta Coalición volvió a Austria para combatir en la batalla de Wagram, para ser ascendido más tarde a general de caballería. Tras el Tratado de Schönbrunn fue enviado a París, donde fue embajador de Austria entre 1810 y 1813, para negociar el matrimonio entre Napoleón y la archiduquesa María Luisa de Austria. El príncipe organizó un baile en honor de la novia el 1 de julio de 1810, en el que debido a un incendio murieron trágicamente muchos de los asistentes, incluida su cuñada.

Napoleón tenía en alta estima al príncipe Carlos Felipe, hasta el punto de pedirle que dirigiera las tropas auxiliares austriacas durante la Invasión napoleónica de Rusia en 1812. Schwarzenberg tuvo éxito en varias acciones menores gracias a maniobras habilidosas y sin necesidad de librar grandes combates. Tras estas acciones se mantuvo inactivo durante varios meses en Pultusk por orden de Napoleón. Cuando en 1813 Austria abandonó el bando francés y tomó partido por los aliados formando la Sexta Coalición, Schwarzenberg, que había sido ascendido a mariscal de campo hacía poco, fue nombrado comandante en jefe de las tropas aliadas del Gran Ejército de Bohemia. Comandó las tropas aliadas en la batalla de Dresde, en la que las tropas de la coalición fueron derrotadas por las francesas, y más tarde en la batalla de Leipzig, también conocida como Batalla de las Naciones, o Völkerschlacht bei Leipzig en alemán. Fue el general de mayor edad de los que llevaron a los aliados a la victoria contra Napoleón tras la campaña de 1813-1814, tras la que Napoleón fue desterrado a la Isla de Elba.

Schwarzenberg ha sido generalmente acusado de haber sido un general demasiado precavido y conservador, sobre todo comparándolo con alguno de sus subordinados como Gebhard Leberecht von Blücher. Sin embargo logró la victoria final de Austria y sus aliados y recibió honores como la ya citadas Cruz de la Orden de María Teresa y el Toisón de Oro, además de muchas otras condecoraciones. Fue nombrado presidente del Hofkriegsrath y recibió el honor de añadir a sus armas las de Austria.

Poco después, su hermana Carolina murió, tras lo que quedó muy afectado y enfermó gravemente. Un ataque de apoplejía lo dejó invalido en 1817. En 1820, durante una visita a Leipzig para rememorar la batalla ganada siete años antes, sufrió un segundo ataque, tras el que murió en 15 de octubre.

Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Guerras_Napole%C3%B3nicas

17 comentarios - Megapost de personajes de las Guerras Napoleonicas (Parte1)

@thieve
Te voy a dejar 10 pero por favor, trata de un poco mas de redacción propia! (o mínimo sacarle los ).
@thieve
No te pido que te hagas una enciclopedia, ojo! Hacelo lo mas resumido posible si podé... Contá lo mínimo indispensable de cada uno y tenes terrible post .
@thieve
No, pero si te voy a dejar puntos , cuando se recarguen. O vos podes acabar 2 veces en 5 minutos?
@carlossolis_27
muy bueno tu post, me re sirvio, Soy novato, no puedo dejarte puntos pero te re felicito
@six_cam
napoleon

gracias por participar
@juanvicioso
Total War
bienvenido a los amigos de jhonny
@thieve
Faltan 10...