INTRODUCCIÓN

El siguiente post es para la gente que quiera saber algo sobre el descenso de San Lorenzo de Almagro en el año 1982, ya que no existe mucha información al respecto y muchas personas desconocen qué fue lo que ocurrió.

EL DESCENSO

Todo empezó un 15 de agosto de 1981 (en realidad comenzó mucho antes con los problemas económicos y el remate del estadio ubicado en Avenida La Plata, conocido como “el Viejo Gasómetro”), cuando el Ciclón enfrentaba a Argentinos Juniors en cancha de Ferro Carril Oeste. Esa tarde, San Lorenzo con sólo un punto lograba la permanencia. Todos los hinchas del Ciclón que colmaron el estadio fueron convencidos de que un equipo de los denominados “grandes” no podía jugar en la segunda categoría del fútbol argentino. Pero se equivocaron cuando Mario Gualberto Alles, arquero de Argentinos Juniors, le atajaba un penal a Eduardo Emilio Delgado y más tarde, Carlos Horacio Salinas le daba la victoria al Bicho y lo salvaba del descenso. El partido terminaría 2-1 a favor del conjunto de La Paternal. Esta derrota dejaba a San Lorenzo anteúltimo en la tabla de posiciones del Metropolitano 81 y marcaba el peor momento en la historia del club, que descendía por primera vez en sus 74 años de existencia. Alles declararía mas tarde: “Fue una sensación rara, nos habíamos ido a la B y la hinchada seguía gritando. Hasta nos ovacionaron cuando dejamos la cancha”. Sin poder utilizar su estadio y con 71 juicios en contra, el Ciclón de Boedo pasaba a jugar a la Primera B.

En esta página de Boca encontré la tabla de posiciones de ése campeonato: http://www.informexeneize.com.ar/metropolitano_1981_fixture.htm

LA PRIMERA “B”

Pero como no podía ser de otra manera, respondió como un VERDADERO GRANDE. Batió records de público, no sólo para la divisional sino también para el fútbol argentino (nunca antes un equipo había llevado tantos espectadores a lo largo de un torneo y esto todavía no ha podido ser superado en la actualidad), ya sea jugando de local en Vélez como en River. Ese año, San Lorenzo jugando en la B llevó más público que el campeón de la A, Estudiantes de La Plata. En cuanto a lo estrictamente futbolístico, el equipo que comenzó siendo dirigido por el Toto Lorenzo, y que dio la vuelta de la mano del gran “Piojo” Yudica, se llevó el torneo con 8 puntos de ventaja sobre el segundo (en épocas de 2 puntos por partido ganado).

Un 7 de febrero de 1982, luego de una caravana desde Boedo hasta Caballito, el Ciclón hacía su debut, también en la cancha del ferrocarril. Más de veinte mil hinchas azulgranas estallaron cuando Oscar Ricardo Ros asomó la cabeza por el túnel encabezando la fila india que iba hacia el círculo central. El público hacía sentir a su equipo de Primera División. Y esto era sólo el comienzo.

Ese día los Gauchos de Boedo derrotaron a Gimnasia y Esgrima de La Plata por 2-1 con goles de Hugo Paulino Sánchez y el paraguayo Eugenio Félix Morel, padre del actual defensor de Boca Juniors y campeón con San Lorenzo en el 2001, Claudio Morel Rodríguez. De allí en más el equipo del recordado “Toto” Juan Carlos Lorenzo no dejó la punta ganando los primeros cinco encuentros.

Llegada la sexta fecha ocurrió un hecho histórico. San Lorenzo visitaba a Tigre que hacía de local en cancha de River Plate, por la fecha 6 del torneo. Ese día, se vendieron un total de 70.948 localidades (esa fue la cantidad de gente que pagó entrada) y esa convocatoria se registra como la tercer mayor a lo largo de la historia del Estadio Monumental luego de la final del mundo de 1978 entre Argentina y Holanda y la final de la Copa Libertadores de América de 1996 entre River Plate y América de Cali. A la semana siguiente de ése partido, se enfrentarían River y Boca (obviamente por el torneo de Primera División) también en el Estadio Monumental, pero con menos cantidad de espectadores.

Ficha del Partido:

Tigre 1 – San Lorenzo 1

TIGRE: Sergio Rubén García; Abelardo Cheves, Ricardo Fertolani, Dardo Norberto Urchevick y Aníbal Daniel Bustos; Héctor Arregui, Rubén Giachello y Antonio Labonia; Pablo Sierra, Walter Fiori y Hugo Alberto Ruiz. DT: Pedro Enrique Mansilla

SAN LORENZO: Oscar Quiroga; Pablo Comelles, Hugo Verdecchia, Hugo A. Moreno y Héctor Osvaldo López; Alberto Quinteros, Oscar Ros y Jorge Rinaldi; Héctor Raúl López, Hugo Paulino Sánchez y Eugenio Morel Bogado. DT: Juan Carlos Lorenzo
Goles: PT: 9m. Comelles (SL)
ST: 6m. Sierra (T)

Incidencias: Verdecchia (SL) desvió un penal.-
Cancha: River Plate (Local Tigre)
Juez: Coradina
Recaudación: $ 1.834.570.000
Publico: 74000 personas.

En junio, Lorenzo acepta una propuesta de Vélez Sarfield y deja el club. Su lugar lo ocupó el “Piojo” José Yudica. A pesar del cambio, el conjunto no mermó en su funcionamiento.

EL SANTO ASCENSO

Finalmente, luego de un trámite que duró 6 meses, el 6 de noviembre de 1982 el equipo saldó su deuda con la hinchada. En la cuadragésima fecha, dos antes del final, San Lorenzo derrotó a El Porvenir 1-0 con gol del jugador emblema del equipo, Rubén Darío Insúa. Las 57.000 almas presentes en el José Amalfitani y todo el pueblo azulgrana gritaron aliviados ¡Otra vez a jugar en Primera División!.

LA PASIÓN CONTINÚA


Al otro año el Ciclón estuvo a punto de batir un récord al ser, ya con el Bambino Veira como DT, subcampeón del Metro´83, detrás del Independiente del Pato Pastoriza. A pesar de haber quedado relegado al segundo puesto, la gente volvió a batir récord de entradas, quedando primera en la tabla de venta de localidades.

Ése equipo del 82 ya había hecho historia y quedó como un símbolo, y cuando se habla de campaña arrolladora de un equipo en el ascenso (por ejemplo el Estudiantes 94/95), surge inevitable la comparación con ese plantel azulgrana.

ESTADÍSTICAS

El máximo goleador de ese título fue Jorge Rinaldi, con 16 anotaciones, seguido por Héctor Raúl López con 12, y el propio Insúa con 11.

Algunas de las figuras del plantel, aparte de los nombrados, eran Osvaldo Biaín, Ruben Cousillas, Armando Quinteros, Pablo Comelles, Leonardo Madelón y Hugo Paulino Sánchez.

Cabe aclarar que Racing Club no pudo igualar la cantidad de hinchas que llevó San Lorenzo en su paso por la B. (La diferencia es que La Academia estuvo dos temporadas jugando en la Segunda División) Tampoco pudo sacar a la mayoría de los rivales de sus estadios, de manera que visitó gran cantidad de canchas del ascenso, a diferencia del Ciclón.

Fuente: Internet