Fernando Pino Solanas La ley de internas abiertas y reforma política es un disparate y es una ley censora y autoritaria que tenía como objetivo aplastar a las fuerzas emergente como Proyecto Sur. La Presidenta vetó dos artículos de la ley de reforma política (107 y 108) con el objetivo de consolidar el modelo bipartidista: los radicales apoyaron y votaron esa ley.