LA VARA DE ESCULAPIO
“Símbolo de la medicina y del médico”

Sólo existen pocos símbolos tan antigüos y conocidos, aunque también sometidos a tan diversas transformaciones e interpretaciones, como el símbolo de la Medicina y del médico: la vara de Esculapio. Esta vara del dios griego de la medicina, que ostenta una culebra enroscada en ella, constituye un ejemplo de cómo en la historia de la humanidad un símbolo puede perdurar a lo largo de milenios, ser transformado y renovado y seguir siendo utilizado en el mundo entero. El símbolo del caduceo, con unos 2.500 años de antigüedad, ha tenido diversas fuentes de inspiración. Nuestro objetivo es descubrirlas así como estudiar de cerca y reproducir sus rasgos más importantes.

Significado del símbolo de la serpiente

La serpiente tiene en casi todas las culturas un significado simbólico. Encarna lo malo y lo funesto, aunque también la paz, la fertilidad y la inteligencia. En ella se combinan el miedo y la admiración, el diablo y la diosa. Difícilmente ha existido otro animal capaz de hacer volar la fantasía humana y de acrecentar la superstición de una forma tan reiterada. El origen del símbolo de la serpiente se remonta alrededor del año 3.000 antes de J.C. En aquel entonces nació en Mesopotamia la “Epopeya de Gilgamés”.

El culto religioso a la serpiente lo encontramos en muchos pueblos civilizados de la antigüedad y todavía en algunos pueblos primitivos actuales. La serpiente simboliza el rejuvenecimiento y la inmortalidad y es asimismo la compañera de distintas dividades.

Significado de la vara

La vara, que en el símbolo de la medicina ostenta la serpiente sagrada enroscada en ella, admite asimismo varias interpretaciones: puede representar el bastón que Asclepios utilizó durante su peregrinaje por la tierra antes de instalarse en el Olimpo como dios de la Medicina. Las numerosas representaciones tanto griegas como romanas conservadas hasta hoy nos lo presentan apoyado en una vara, símbolo pues de la constante disposición del médico a prestar socorro a un enfermo, aunque el camino para llegar a él sea largo y penoso. También es posible que esta vara representara originalmente una rama del árbol de la vida o incluso el propio árbol. Así por ejemplo, en monedas romanas del emperador Lucius Aelius (161-192 después de J.C.) en Kyzikos, ciudad de la antigüa Grecia en el mar de Mármara, encontramos grabada una serpiente enroscada en un árbol, mientras Minerva o Palas Atenea le ofrece alimento. En otras representaciones de Esculapio la vara se asemeja a una rama curvada y algo nudosa, símbolo quizás los sagrados cipreses, en los que se adoraba a Asclepios o a su padre, Apolo. Las fiestas de las asclepias, llamadas también “la elevación de la vara”, favorecen esta hipótesis. En los primeros siglos de la era cristiana, estas fiestas se celebran anualmente en la isla de Cos. La costumbre ritual exigía una peregrinación al sagrado bosque de cipreses de Apolo, situado cerca de la ciudad de Cos.

También se pueden establecer relaciones respecto a la varilla mágica o bien caduceo de Hermes (en griego Kerykenion, en latín Caduceos), cuyo roce invitaba a los hombres a dormir y a soñar. En los santuarios donde se rendía culto a Esculapio, el dormir y el soñar eran importantes métodos de tratamiento de la medicina practicada en aquella época en los templos.

La serpiente y la vara, los dos atributos del dios Asclepios o Esculapio, simbolizan la constante renovación de la vida terrena, un rejuvenecimiento y renacimiento así como la continuidad de la vida, el crecimiento y la fertilidad. La serpiente y el árbol (la vara) juegan un papel importante en los mitos de muchos pueblos que narran la formación y la evolución del mundo. Son alegorías del carácter imperecedero de todas las manifestaciones vitales, pero alegorías también del carácter efímero de la vida humana. Las raíces de la formación y del significado de este símbolo se pierden en la oscuridad de las representaciones místicas. Van ligadas al concepto de que el hombre viene de una era dorada, de un paraíso en el que no existe ni la enfermedad ni la muerte, en el que rige una perfección como puede proporcionarla una jerarquía divina. Aunque actualmente haya desaparecido la fuerza mágica y evocadora emanada en otros tiempos por este símbolo, no se ha extinguido sin embargo el significado del mismo: la representación de una profesión cuya misión es curar a los enfermos y que actualmente constituye el logotipo de la mayoria de los colegios profesionales de medicos y de instituciones relacionada con la salud a nivel mundial.

La Vara de Esculapio - Simbolo de la Medicina[/URL][/img]