Hongos alucinógenos

Hongos poseen características muy particulares que los hacen diferentes de las plantas, ya que no elaboran su propio alimento mediante la fotosíntesis como ellas sino que viven a expensas de otros organismos, vivos o muertos. También se diferencian de los animales porque no poseen la capacidad de desplazarse o moverse sobre el medio o superficie en que crecen. Constituyen un grupo de seres vivos que pueden estar formados por una sola célula (unicelulares) o por muchas (pluricelulares).
Los hongos se originan a partir de esporas, que son células especializadas que tienen la misma función que las semillas en las plantas. Cuando las esporas encuentran las condiciones adecuadas de humedad, temperatura, luz y nutrientes, entre otras, germinan y producen hifas, que son unas estructuras filamentosas que constituyen la unidad estructural fundamental de la mayoría de los hongos.
Las hifas se ramifican y forman una masa algodonosa llamada micelio, que se extiende sobre el medio o superficie (como tierra o madera, entre otros) y produce los cuerpos fructíferos. En realidad, el hongo lo constituye el micelio, y los cuerpos fructíferos son el equivalente de los frutos en un árbol. Los cuerpos fructíferos son las estructuras que se ven a simple vista sobre un sustrato, medio o superficie y su función es producir esporas (que serán dispersadas por el agua, el viento, insectos u otros elementos), después de lo cual mueren. Los cuerpos fructíferos son estacionales y aparecen sólo en ciertas épocas del año, pero el micelio permanece sobre el sustrato, incluso durante cientos de años.
Los hongos juegan un papel muy importante dentro de sus habitas naturales, ya que al ser organismos descomponedores y reciclar gran cantidad de desechos orgánicos pueden transformar la materia muerta, devolviendo al medio ambiente elementos y sustancias asimilables por otros seres vivos como plantas y animales, lo cual permite el flujo de energía y nutrientes a través de los ecosistemas naturales.
También forman asociaciones de beneficio mutuo (simbiosis) con las raíces de algunas plantas; a esta asociación se le llama micorriza. Como resultado, el hongo absorbe carbohidratos de las raíces, que a su vez obtienen del hongo elementos químicos como nitrógeno y fósforo, necesarios para su crecimiento. Entre las algas y algunas especies de hongos se da otro tipo de asociación simbiótica, ya que mediante ésta se crean los líquenes, que son organismos totalmente diferentes a las plantas y a los mismos hongos.
Debido a que poseen una capacidad extraordinaria de adaptarse y desarrollarse sobre cualquier medio o superficie, tanto terrestre como acuática, no sólo en bosques sino en ciudades y otros ambientes humanos, los hongos se pueden encontrar por todo el mundo y en todos los medios. Poseen la capacidad de crecer tanto en ambientes naturales, como en tela, cuero, plástico, hule, metales, vidrio, papel, carbón, alimentos o cualquier otra sustancia o residuo. Por ello, en algunos casos pueden resultar muy destructivos, como por ejemplo cuando atacan alimentos almacenados o cultivos de valor económico o causan enfermedades en plantas o animales, incluyendo humanos.
Sin embargo los hongos tienen gran importancia para la medicina, la alimentación y la industria.
Algunos hongos tienen cuerpos fructíferos visibles a los ojos humanos, son los llamados macro hongos, también conocidos como setas o champiñones. Otros, llamados micro hongos, sólo se pueden ver con lentes de aumento.


Ciclo de vida

Existe gran diferencia entre los ciclos de vida según los diferentes grupos de hongos. Los hay desde algunos sumamente complicados por la necesidad de varios hospederos como es el caso de los hongos parásitos tipo royas y carbones, hasta los más sencillos como es el caso del ciclo de vida de algunos macro hongos conocidos también como setas o champiñones.
A continuación una ilustración sobre el ciclo de vida de un macro hongo tipo “sombrilla” del género Amanita.
En general, cuando las condiciones ambientales son las adecuadas, las esporas germinan y producen células alargadas llamadas hifas , las cuales se ramifican produciendo una masa algodonosa llamada micelio, que corresponde a la fase vegetativa. El micelio es una masa filamentosa que generalmente no se observa a simple vista, la cual dependiendo de la especie puede desarrollarse sobre diferentes hábitats: terrestre, lignícola (sobre madera), coprófilo (sobre boñiga), fungícola (sobre otros hongos), como parásito o asociado con raíces de ciertos tipos de árboles formando una micorriza.
Los factores climáticos más importantes para que las esporas germinen y formen cuerpos fructíferos son la humedad y la temperatura. La mayoría de los macrohongos, por ejemplo, necesitan una humedad relativa de aproximadamente 70% y un intervalo de temperatura que va de 10 a 25 grados centígrados. Cabe aclarar que existen también muchas especies que son capaces de desarrollarse en condiciones extremas tanto de humedad como de temperatura.
Cuando las condiciones son las adecuadas, el micelio forma los primordios que son etapas tempranas de desarrollo de los cuerpos fructíferos , los cuales están envueltos por una membrana o velo universal que cubre totalmente el cuerpo fructífero, protegiéndolo. Cuando éste crece, la membrana se rompe y forma las escamas y la volva. El himenóforo o parte fértil también se encuentra cubierto por una membrana, llamada velo parcial, que se rompe y da origen al anillo.
Cuando el cuerpo fructífero madura, dispersa las esporas y muere.


Taxonomía

La taxonomía en hongos mantiene categorías, niveles o jerarquías, las cuales agrupan a los especimenes desde grupos que comparten características desde muy generales a nivel de Reino, hasta aquellos que comparten características muy específicas, las cuales suben hasta el nivel de género, especie, variedad, etc.
El nombre científico está formado por un binomio (Sistema binomial de Linneo), o sea por dos nombres:
El género y la especie, los cuales están siempre en latín se escriben con letra cursiva o negrita o con ambos, para diferenciarlo como tal, por ejemplo:


Marasmius cladophyllus
El género se escribe siempre con la primera letra en mayúscula y la especie con minúscula.
Cuando la muestra está identificada solo a nivel de género y no se conoce la especie, generalmente se usa:


Marasmius sp.
De acuerdo a la clasificación utilizada en el Diccionario de Hongos (Hawksworth et al, 1995), algunos de los niveles que más se utilizan son:

REINO: FUNGI
GRUPO ó PHYLA:

(Terminación “mycota”) BASIDIOMYCOTA
ASCOMYCOTA
CLASE:
(Terminación “ETES”) BASIDIOMYCETES
SUBCLASE:
(Terminación “CETYDAE” ) PHRAGMOBASIDIOMYCETIDAE
HOLOBASIDIOMYCETIDAE
ORDENES:
(Terminación “LES” ) Agaricostilbales
Atractiellales
Auriculariales
Heterogastridiales
Tremellales
SUBCLASE: HOLOBASIDIOMYCETIDAE
ORDENES: Agaricales
Boletales
Bondarzewiales
Cantharellales
Cortinariales
Dacrymycetales
Fistulinales
Ganodermatales
Gomphales
Hericiales
Hymenochaetales
Hymenogastrales
Lycoperdales
Melanogastrales
Nidulariales
Phallales
Poriales
Russulales
Schizophyllales
Sclerodermatales
Stereales
Thelephorales
Tulanellales
Tulostamatales
Cada ORDEN está formado por una cantidad de FAMILIAS, por ejemplo:
ORDEN: AGARICALES
FAMILIA:
(Terminación “ACEAE”) Agaricaceae
Amanitaceae
Bolbitiaceae
Coprinaceae
Entolomataceae
Hydnangiaceae
Hygrophoraceae
Pluteaceae
Podaxaceae
Secotiaceae
Strophariaceae
Tricholomataceae
Los géneros, las especies y las variedades y otros niveles intermedios entre estos, no guardan ninguna terminación en común como en los niveles o categorías descritos anteriormente.




Hongos alucinogenos 2
Este es un grupo destacado de hongos que han sido estudiados sobre todo en México, ya que juegan un papel muy importante en la religión y la medicina de sus culturas autóctonas. Se cree que en Costa Rica la mayoría de comunidades indígenas los consumían en sus rituales, sin embargo ésto no está confirmado.
Estos hongos pueden provocar alucinaciones visuales, auditivas, olfativas, de sabor, etc., debido a las sustancias activas que contienen, como la psilocibina y la psilocina, principalmente, aunque también existen otras, como baeocistina y norbaeocistina.
En Costa Rica podemos encontrar las siguientes especies:
Los hongos alucinógenos, son iconos de una subcultura o contra cultura, que con el movimiento hipiteca en México tuvo su mayor esplendor. Leyendas urbanas de rockeros y viajeros espirituales, dicen que Jim Morrison vino a México a buscar a don Juan Matus y a Castaneda, personajes conocidos por los miembros de esta subcultura. También se cuenta que John Lennon fue a comer hongos a Oaxaca. O María Sabina, la santa de los hongos sagrados, que ha inspirado no sólo a los buscadores de percepciones lúdicas con motivaciones hedonistas. Sino también a investigadores como George Wasson, quien realizó estudios de los más completos acerca del tema, y que al igual que cualquier hipie, no quiso perderse la oportunidad de experimentar al hongo y sus efectos.
Pero antes que los turistas, antes que los hipitecas o los investigadores extranjeros, el hongo ya tenía una larga historia, una relación antiquísima con la humanidad prehispánica. Usados desde tiempos inmemorables, los historiadores de la Nueva España nombraban a teonanacalt (carne de los dioses en nahúalt), prohibiéndolo y satanizándolo. Los historiadores como fray Bernardino de Sahagún, ya hacían referencias al uso mágico y ritual de estos hongos.
Sahagún, Francisco Hernández, y Jacinto de la Serna hicieron constar el efecto narcótico y embriagador que producía la ingestión del teonanacatl, y las extrañas alucinaciones, los sueños multicolores, acompañados a veces de “visiones demoníacas”, de accesos de hilaridad, de excitación erótica, o por el contrario, las fases de sopor, incluso de bienestar que producía la ingestión de estos agáricos.
En fin, el partido que sacaban de dicho estado, durante los ágapes celebrados en la vida comunitaria, los sanadores o curanderos, preparados entonces para revelar el porvenir a los comensales y a las víctimas que acudían para consultarle el lugar donde se encontraban escondidos objetos desaparecidos o las esposas robadas.
También se conoce por los relatos de Diego Durán, que incluso en las ceremonias de consagración de los reyes aztecas, como Moctezuma II, fueron usados. Los usaban mientras bailaban hasta el amanecer, como un vínculo con los dioses y su búsqueda. A diferencia de nuestro actual contexto, se sabe que la ingestión de los alucinógenos era un acto público ritual, y no un acto simplemente lúdico, considerado incluso como delictivo.
Hasta la fecha se han descubierto más de 200 figuras con forma de hongo en Mesoamérica. La más vieja data del primer milenio A.C. Algunas fuentes antiguas sugieren que la lengua maya usaba nombres de hongos para el inframundo. La prohibición cristiana del teonanacatl inició en 1656. Y desde entonces, la subcultura, no sólo de ingestión, sino de adoración apareció en nuestro mundo como tal.Lo más cercano a aquellos rituales prehispánicos lo tenemos en nuestra referencia más próxima: María Sabina. Posiblemente la más conocida de las chamanas, efectuaba rituales donde se usaban los hongos sagrados, principalmente el “derrumbe”, “San Isidro” y “pajaritos”, los más representativos, aunque se conocen en México, más de quince especies con efectos psicoactivos.
Durante las “veladas”, como le llaman los mazatecos a las ceremonias de hongos, se rezan plegarias, acompañadas de percusiones y la quema de copal. Además, la persona que va a efectuar “el viaje”, tiene que tener cuatro días de ayuno, o “dieta” antes y después de la ingestión del hongo sagrado, dos antes y dos después: sin alcohol y sin haber tenido relaciones sexuales, o sin haber comido cosas muy grasosas, frijoles negros o carnes rojas; según los mazatecos de la región, quién rompa esas reglas, será severamente castigado por el hongo. Los mazatecos de Oaxaca les llaman “nti-si-tho”; el prefijo nti, es un diminutivo de respeto y cariño, si-tho, significa "el que brota".
Pero para ellos, el uso no es un simple viaje, sino un acto ritual mediante el que se pretende curar al enfermo. Incluso cuando el movimiento hipiteca llegó al extremo, María Sabina, no podía explicar el verdadero afán práctico del ritual de los hongos a los forasteros. Pues son para curar, no para divertirse.Durante tal movimiento, el ejercito mexicano expulsó a los hipies del pueblo de Huahutla de Jiménez, pues lo llegaron a considerar como un centro de drogadicción. Y para 1971, la prohibición legal en México se hizo realidad, bajo el mandato de Gustavo Díaz



MARCO CONCEPTUAL.
• EL HONGO ALUCINÓGENO.
Los hongos alucinógenos se denominan en náhuatl Teonanacatl, que quiere decir hongo divino(hongos alucinantes de cualquier variedad botánica, en especial las especies psilocybe mexicana. De la especie psilocybe mexicana se obtienen dos alcaloides que son los principios activos que producen los estados alucinatorios: psilocina (4-hidroxi-dimetil-exeptimina) y psilocybina (eter fosforico de la psilocyna. 4-foforilfendemetiltriptamina). Este ultimo alcaloide se presenta en la planta en mayores cantidades.
La región que dio fama mundial que dio a los hongos alucinógenos, se localiza en la sierra mazateca, en las inmediaciones de Huatla de Jiménez (tierra de Maria de Sabina). Los hongos alucinógenos se siguen utilizando en la región de Oaxaca en la Miseria, la Chinantla, y la Alta Mixteca. Otra de las regiones que han conservado las practicas medicinales con hongos alucinógenos, se localizan en el Estado de México: San Pedro Nexapa, ubicados en las faldas del Popocatepetl; Tenango del Valle y San Pedro Tlaxico.
De acuerdo con las investigaciones de los Etnobotanicos, Schultes y Reko descubriereon en la decada de los setentas que los matlatzincas de San Francisco Oxtotilpan un “pequeño pueblo ubicado al sureste de Toluca consumian los hongos sagrados” se han obtenido datos importantes quie hacen pensar que tambien los consumian la cultura maya: los Choles y Los lacandones.


1.1.1 LOS EFECTOS ALUCINÓGENOS DE LOS HONGOS.
Los efectos alucinógenos de los hongos son de orden cromático, presentan una orientación en relación al tiempo y el espacio; producen una sensación de extrapolación personal. Se experimenta estados eufóricos que muchos autores han relacionado con la embriaguez.
Algunas investigaciones señalan que pueden llegar a producir dependencia psíquica y también tolerancia.
La fase de embriaguez se acompaña de alucinaciones coloreadas y sensaciones placenteras. Alucinaciones auditivas con perdida temporal del juicio y raciocinio. Distimas eufóricas y ansiosas.
La aparición de imágenes maravillosas se sucede arbitrariamente y se puede alternar con imágenes aterradoras. Cuando han pasado los efectos alucinógenos, se presenta una sensación de ansiedad. Es importante señalar que la duración del estado alucinatorio, esta determinado por la dosis administrada las características fisiológicas y la disposición psicológica del usuario.
Algunos autores como José Luis Marti Tusquest, menciona en que empiezan a representarse los efectos 20 minutos después de haberlos ingerido y sus efectos pueden durar hasta 5 horas. Se presenta un cuadro somático caracterizado por: nauseas, vómitos, alteración en la visión, falta de coordinación psicomotora, alteraciones de la tensión arterial (hipotensión), hiporreflexias tendinosas, agestión facial.
Como resultado de las investigaciones de G. Wasson y el micólogo Roger Him, se encontró en tierra mazateca un número importante de hongos de la familia strophriaceae, en su mayoría del género psilocybe, así como del género conocybe y del stropharia. Posteriormente, los trabajos de Schultes y Albert Hofmann determinaron que las especies de hongos encontradas en la sierra eran de las más importantes en su género.
La psilocybe y la stropharia son las más importantes, siendo aparentemente las más significativas psilocybe mexicana, p. Caerulescens var. Mazatecorum, caerulescens var. Nigripes, yungenis, mixaeensis, hoogshagenii, aztecorum, muliercula, y stropharia cubensis.
Los investigadores han señalado que los chamanes mazatecos utilizan varias especies de hongos de acuerdo a la complejidad de la enfermedad. De lo que se desprende un profundo conocimiento sobre los poderes alucinógenos de cada una de la especies.
El hongo de la familia stropharia cubensis también se conoce como el hondo de los sentimientos o derrumbes. Su acción es similar al del especie psilocybe mexicana, pero su efecto es mas potente. Otra especie importante es la psilocybe zapatecorum. Se le conoce como hongo santo o corona de cristo.
En 1957 Albert Hofmann pudo aislar los principios activos de los hongos alucinógenos y determino que el principal elemento que producía los efectos alucinógenos era la psilocybina. La reproducción sintética de la psilocybina y la psilocyna le hicieron pensar en la posibilidad de establecer un uso racional y mas barato que la obtención directa de los hongos. Atendiendo a criterios prácticos resultaba cierto.
Pero la experiencia LSD, había demostrado amargamente que la circulación de drogas con efectos no estudiados en su totalidad. Posteriormente se pudo comprobar que no todas las sustancias psicoactivas se comportaban químicamente igual.



1.1.2 EFECTOS SOMÁTICOS
Los efectos psicoactivos de las sustancias alucinógenas actuan en la mente y el espíritu, permiten expandir o ampliar el contenido psíquico del individuo, razon que explica los matices subjetivos vivenciados; y provocan una percepción subjetiva de la realidad, recreación de un mundo inexistente, que irremediablemente permanece atada a su pasado y presente, a su cultura. Por lo tanto, los efectos psicoactivos son conocimiento y exploración psicológica y espiritual revestidos de un complejo cultural.
Las drogas alucinógenas actúan sobre el sistema nervioso central. El cuerpo deja de pertenecerse para sufrir una extrapolación de su personalidad. Todos los sentidos (auditivos, olfativos, gustativos y visuales) sufren alteraciones de percepción que provocan experiencias extraordinarias.
Se presentan la falta de concentración en momentos específicos del “viaje” y es difícil que el pensamiento logre fijar su atención en un tema en particular (efecto psicosomático que no se presenta en sustancias como los psicoanalepticos y psicolépticos).
No todas las drogas alucinógenas provocan los mismos efectos psicoactivos, cada uno potencializa diferentes niveles en la mente y el espíritu (psicominéticos, psicotónicos, psocolíticos, delirógenos, onirigenícos).
Los efectos psicosomáticos alteran el funcionamiento del organismo durante y después del efecto de la droga pueden proporcionar un amplio espectro de experiencias: desde aquellas que son confortables y maravillosas hasta vivencias aterradoras.
La manifestación espiritual sin lugar a dudas es otro valor que se resalta. Esto se constata con el movimiento hippie y se vuelve a confirmar con los sectores de jóvenes de la clase media de la década de los 60 y 70's. Cabría preguntarse que tan cierto o falso resulta la inducción de experiencias espirituales por drogas alucinógenas. Tradicionalmente el consumo experimental de drogas alucinógenas se ha estereotipado “como droga de la espiritualidad”



1.1.3 NIVELES DE LA EXPERIENCIA ALUCINÓGENA.
Las drogas alucinógenas son sustancias liberadoras de la mente y del espíritu. Más que ninguna droga, a logrado llevar al individuo a puntos limites de su conciencia y sensibilidad. Sus efectos psicoactivos son difíciles de manejar así como ubicarlos en el lugar exacto. Se dice mucho de ellas, pero poco se hace por estudiarlas. Generalmente se habla de la experiencias alucinógenas como si se tratase de una sola. Nada mas alejado de la realidad. Existen diversos niveles de la experiencia alucinogena.
Casi nada se ha investigado en México sobre el tema, las restricciones legales impuestas después del Convenio sobre Sicotropicos, de 1971, cancelaron cualquier posibilidad para la investigación. Todo ello en detrimento del pleno desarrollo de la investigación Psicoterapeutica y experimental.
Muchos autores no asientan ninguna diferenciación, entre los diversos niveles de la experiencia alucinógena. En este trabajo se reconoce que la experiencia alucinógena es aquella que el individuo vive n varios niveles o tapas de percepción sensorial, cognitiva y psicológica, entre las que destaca la experiencia mística.
Walter N. Phanke, clasifica la experiencia alucinógena, en cinco niveles o etapas: Psicotica, Psicodinamica, Cognitiva, Estética, Climax psicodélico o místico. Para él la sustancias alucinógenas solo son desencadenantes, catalizadores, o agentes facilitadores de cinco clases de experiencias pesicodelicas o alucinógenas. Pueden presentarse de manera gradual o no y pueden experimentarse cada una de ellas en diferentes intensidades o vivir las cinco en una sola sesión.
También señala que los efectos alucinógenos siempre están condicionados en primera instancia por la dosis en segundo termino por la disposición y el ambiente del usuario. No todos los individuos responden de igual manera a una misma cantidad de droga. Cada individuo tiene un a disposición fisiológica particular (peso y tolerancia a cualquier sustancia extraña al organismo) y sobre todo una disposición psicológica concreta (personalidad, biografía, expectación, preparación, estado de animo).
Parece contradictorio señalar esto ultimo, ya que se espera que un sujeto, que ha ingerido cualquier droga, desee experimentar los mismo efectos. Pero lo cierto es que no resulta así. El temor, la inseguridad, un ambiente no propicio pueden ser elementos determinantes para disminuir o bloquear la experiencia alucinógena.
Los cinco niveles en la experiencia alucinógena, de acuerdo a Walter N. Pahnke, son los siguientes:

PSICÓTICA: Es muy intensa, negativa, disfoníca e infernal se incluye miedo hasta el grado del pánico, lo desconfianza paranoide, los delirios de sospecha o de grandeza la confusión toxica, el bloqueo del razonamiento, la depresión, el aislamiento y /o la molestia somática, todos los cuales pueden adquirir proporciones desorbitadas.

PSICODINAMICA: El material que previamente había sido inconsciente o preconsciente, se hace vividamente consciente ( se presentan aberraciones) y catarsis en la resurrección de incidentes traumáticos del pasado o en la experiencia de material simbólico.

COGNITIVA: Presencia de pensamientos sorprendentemente lucido. La mente parece capaz de visualizar subjetivamente las cosas desde una nueva perspectiva y de ver las interrelaciones a muchos niveles o dimensiones simultáneamente..

ESTÉTICA: aumento de las modalidades sensoriales... ocurren cambios fascinantes en las sensaciones y en la percepción: sinestesia, en la que los sonidos pueden ser “vistos”; objetos, como flores o piedras, que parecen pulsar o cobrar “vida”, objetos ordinarios que aparecen impregnados de gran belleza; música que adquiere un increíble poder emocional . visión de hermosos colores, composiciones , geometrías intrincadas, formas arquitectónicas, paisajes o casi cualquier cosa que puede imaginarse.

CLÍMAX PSICODÉLICO, O MÍSTICA: Es la experiencia mas difícil de experimentar. Walter N. Pahnke la definió bajo nueve características que se presentan en este nivel alucinógeno: unidad, trascendencia de tiempo y espacio, estado de animo positivo, sentido de santidad, una cualidad noética, paradogicalidad, inefabilidad pretendida, transitoriedad, persistentes cambios positivos en actitudes y en conducta.

1..1.4 PSICOSÍNTESIS
La Psicosíntesis es una de las disciplinas inscriptas en el movimiento Transpersonal. Fue creada por el psiquiatra italiano Roberto Assagioli (1888-1974) con la intención de integrar las cosmovisiones de oriente y occidente, la espiritualidad y la ciencia, respondiendo a las necesidades de realización y trascendencia del ser humano.
Los principios y métodos de la Psicosíntesis son utilizados mundialmente por psicoterapeutas, educadores, líderes de grupo, asesores de empresas y guías espirituales. Se basan en la concepción de un Yo Superior o Sí Mismo en el centro de cada ser -individual y universal a la vez- que puede dirigir el desarrollo armonioso de todos los aspectos de la personalidad. Más allá de esta armonía personal, sus prácticas facilitan el acceso a las dimensiones transpersonales y el cultivo de las cualidades superiores de creatividad, amor altruista, sabiduría y paz.
El desarrollo de la Psicosíntesis Personal, Transpersonal e Interpersonal facilita la exploración de quienes somos y quienes podemos llegar a ser con una mirada comprensiva acerca de la intención del alma y las necesidades de la personalidad. Con una sólida base teórica propone un entrenamiento de pasaje de la polaridad a la unidad y la encarnación de esas energías unitivas en la vida cotidiana.
En la Psicosíntesis se tiene en cuenta el carácter de las imágenes como símbolos de contenidos de psiquismo."La tecnica de la fantasía guiada es capaz de revelar material inconsciente del mismo modo que lo hacen los sueños, mientras ofrece la ventaja de permitir que la conciencia y la voluntad de la persona interactué con ese material. Por ello crea un puente entre los niveles consciente e inconsciente de la mente"

Psicosíntesis Horizontal: es la multiplicidad de identidades y las etapas hacia una armoniosa síntesis interior. El dinamismo de la personalidad: los “yo es” o “subpersonalidades”, sus características, origen y formación, su ciclo evolutivo, las interrelaciones. El descubrimiento de un Centro Unificador. La síntesis de los opuestos.

Psicosíntesis Vertical : el potencial de amor, sabiduría y creatividad que subyace a la depresión, la envidia, la ira, la avidez, etc. Elevación de los contenidos psíquicos: ascenso de la función de cada “yo” hacia formas de funcionamiento evolutivamente superiores y de las cualidades distorsionadas hacia su naturaleza arquetípica original (de la crítica a la sabia discriminación, del sarcasmo al humor revitalizante, de la lástima a sí mismo a la compasión hacia los demás, de la seducción egoísta al amor incondicional, de la astucia especulativa a la inteligencia, etc.).
Desarrollo de las facultades psíquicas: de la percepción, de la observación, de la concentración, del pensamiento y el raciocinio, de la capacidad de identificación con los demás y comprensión psicológica.

Psicosintesis interpersonal: es la de Terapeuta-paciente, hombre-mujer, pareja, familia, grupo, comunidad, nivel planetario. Promoción de la buena voluntad y las correctas relaciones humanas.
La metodología de la Psicosíntesis en la psicoterapia, en la educación, y como guía para el autoconocimiento y el crecimiento espiritual.
La formación personal de los profesionales y vocaciones asistenciales. Rol de la persona que asiste (educador, guía, profesional de la ayuda); actitud de aprendizaje y servicio. Responsabilidad personal y comunitaria.
Los valores humanos como guía y contexto: la ética del corazón. La intención y la intencionalidad

Psicosintesis transpersonal El despertar del alma. Exploración del Supraconsciente y contacto con el Yo Superior. El cultivo de la sacralidad y el aprendizaje de la espiritualidad. Integración de las energías espirituales en la vida cotidiana. Simultaneidad de lo relativo y lo absoluto, coexistencia del cambio y lo permanente. Fases y crisis del desarrollo, la patología de lo sublime y las sombras de lo sagrado, peligros que pueden presentarse en el camino evolutivo. Obstáculos para el crecimiento espiritual: miedo, apego, culpa, ilusión de poder, inercia, agresividad.
.

Psicosíntesis Horizontal: el trabajo de autoconocimiento. Dinámica “Inter.-yoes”: ignorancia mutua, antagonismos, choques. Toma de conciencia de cada “yo” por medio de la desidentificación y la autoobservación. Contacto, interrelación y conocimiento mutuo tendiente al descubrimiento de la función de cada “yo” en el organismo total. Pasos hacia una integración comprensiva.

Psicosíntesis Vertical: el acercamiento a los planos centrales superiores a través de la meditación (reflexiva, receptiva y creativa), la visualización dirigida, la utilización de símbolos, la técnica de los modelos ideales, la evocación y cultivo de sentimientos superiores, la creación artística, la escritura y el dibujo libres, ejercicios de diálogos interiores y dramatización.


Hongos mas conocidos
Panaeolina foenisecii
Descripción: Píleo de 1.0 a 3.0 cm de diámetro, de cónico a campánula do, pardo rojizo cuando húmedo, pardo claro cuando se seca, con pequeñas bandas oscuras al margen del píleo, superficie de lisa a finalmente fibrilosa. Himenóforo formado por lamelas, grisáceas a pardo grisáceas, con el margen blancuzco. Estípite delgado, de 3.5 a 8.0 cm de largo, de 0.2 a 0.3 cm de ancho, superficie fibrilosa, gris parduzco.
Hábitat: Crece sobre suelo en pastizales, solitario o gregario.
Distribución: En Costa Rica es común en cualquier pastizal o zonas verdes de Alajuela, Cartago, Heredia, Puntarenas y San José.
Propiedades: Se reporta con propiedades alucinógenas, pero a la vez puede resultar tóxico.


Psilocybe cubensis
Descripción: Píleo de 2,5-5,5 cm de diámetro, convexo, a veces plano-depreso; superficie lisa a fibrilosa o finamente escamosa, las fibrillas y escamas de color amarillo opaco en el disco y blanco amarillento hacia el margen. Himenóforo formado por lamelas pardo-grisáceo a negruzcas, próximas, con el margen blancuzco. Estípite de 3,5-6,5 cm de longitud y 0,2-0,5 cm de ancho, uniforme, a veces subbulboso, posición central; superficie fibrilosa amarillenta. Anillo apical, fijo, membranoso, amarillo claro. Con cambio de color en el píleo, el contexto, la superficie del estípite y el anillo cuando es manipulado, ya que se torna azul-verdoso.
Hábitat: Sobre estiércol o suelo en potreros.
Distribución: Muy común sobre estiércol en pastizales o potreros en todo el país.
Propiedades: Tiene componentes que producen alucinaciones. Se ha utilizado en rituales indígenas en México y América Central y se le conoce como el "Hongo mágico".


Panaeolus semiovatus
Descripción: Píleo de 1,5-4,0 cm de diámetro; superficie lisa, de color beige-amarillento a beige-parduzco, brillante. Himenóforo formado por lamelas gris-parduzco, próximas, con el margen grisáceo. Estípite de 7,5-12,0 cm de longitud, 0,3-0,8 cm de ancho, uniforme a clavado, posición central; superficie fibrilosa, de color beige-amarillento. Anillo en la parte superior del estípite, membranoso, adherido, de color blanco-grisáceo.
Hábitat: Sobre estiércol, principalmente de caballo, en pastizales.
Distribución: Sobre estiércol de caballo en zonas que incluyen desde la Isla del Coco hasta partes relativamente altas en Alajuela, Cartago, Heredia, Puntarenas y San José.
Propiedades: Se le atribuyen efectos alucinógenos y se consumía mucho en décadas pasadas, pero no existe un fuerte respaldo científico sobre la cantidad de sustancias químicas presentes responsables de causar efectos psicotrópicos.



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=uFYjGWLp1Ik

Psilocybe caerulescens
Descripción: Píleo de 2-13 cm de diámetro; convexo a campanulado; superficie lisa, de color pardo oscuro cuando está húmeda y se torna pardo amarillento cuando pierde humedad. Himenóforo formado por lamelas, pardo amarillento oscuro a pardo púrpura, algunas veces con el margen más claro. Estípite de 4-12 cm de longitud, 0,5-2 cm de ancho, uniforme, algunos un tanto abultados en la base, posición central; superficie del mismo color que la superficie del píleo, pero con la base cubierta con fibrillas escamosas de color blanco. Las superficie del píleo y del estípite se tornan de color azul al manipularse.
Habitat: Crece sobre suelo, especialmente en áreas alteradas pero con materia orgánica disponible.
Distribución: Se ha recolectado en la provincia de Heredia.
Propiedades: Se le atribuyen efectos alucinógenos muy fuertes debido a la presencia de psilocibina y la psilocina, sustancias encargadas de producir alucinaciones principalmente de tipo visual, olfativo y auditivo.



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=Lt6N3qtWnQo
El peyote y los hongos alucinógenos
Hay casi treinta especies de hongos alucinógenos a los que diversas etnias mexicanas llaman peyote. Pero el primigenio parece ser un pequeño cactus sin espinas que apenas sobresale del suelo desértico en varias partes de México, sobre todo en el norte y el occidente, el Lophophora williamsii.
La milenaria función sacramental del peyotl, sus propiedades psicoactivas y sus efectos en la percepción humana han alentado encendidos testimonios y debates.
Su historia es fascinante y antigua: «Aquellos que lo comen o beben ven visiones espantosas o risibles», escribió el misionero Sahagún hacia 1560, cuando su uso ritual ya tenía unos dos mil años. «Los que lo comen adivinan y predican lo que gustan», anotó el médico personal de Felipe II al describirlo. Su presencia en la geografía intelectual moderna de Occidente ha sido constante: la mescalina, su principio activo, ha sido la piedra angular de penetrantes expresiones artísticas y discusiones filosóficas, sobre todo en la segunda mitad del siglo XX.
Planta oráculo, raíz renovadora, corazón sagrado, pan ancestral, manifestación absoluta del profundo animismo que palpita en el territorio sagrado de los huicholes y los tarahumaras de México, duerme en el desierto, entre las montañas. De otras montañas, como desde «los tiempos de las primeras gentes», vendrán los peregrinos huicholes a buscarlo, a él, al «Luminoso», al «Divino», en larga caminata de regreso a Wirikuta, región cósmica donde harán renacer al mundo por el fuego, el tabaco y el canto.




link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=K_JYyawneW0


Espero sea de su agrado.
Más información en:

http://www.malditoscyborgs.org/dam/spanish/articles/drugs/mushrooms/mushrooms.html
http://www.inbio.ac.cr/EN/papers/hongos/alucinogenos.htm
http://www.cucba.udg.mx/es/paginter/hongos/HONGOS%20ALUCINOGENOS.html
http://html.rincondelvago.com/hongos-alucinogenos.html